Conecta con nosotros

Arte y ciencia

Entrevista con el escritor chileno Alejandro Zambra

Ricardo Pat

Publicado

en

El poeta y narrador chileno Alejandro Zambra cuya vida ha estado llena de letras, nos comparte lo que fue vivir parte de la etapa de transición en Chile tras el golpe de estado que puso en el poder a Augusto Pinochet, lo que sin duda tuvo mella en lo que fueron los esfuerzos de él y sus colegas de generación.

Por cortesía de nuestros amigos de Editorial Planeta concertamos una cita con este multipremiado escritor para platicar acerca de dos interesantes obras: “No Leer” y “Tema Libre”. Una cita importante a la que acudimos con mucho gusto, ya que estamos hablando de un autor cuya obra ha sido traducida a veinte lenguas y relatos suyos han aparecido en revistas como The New Yorker, The Paris Review, Granta, Tin House, Harper’s y McSweeney’s.

En “No Leer” y “Tema Libre” compartes anécdotas que describen todo lo que implicó para ti dedicarte a las letras

Claro, de algún modo hay un deseo de explicar los inicios justo porque son más colectivos de lo que parecen, yo me siento parte de un grupo grande que se ha mantenido en contacto a lo largo del tiempo y nunca he sentido que escribir sea algo tan individual aunque es algo muy individual en algún punto y leer también, pero siempre me ha gustado esa lo sumamente privado y lo social, como los textos se van poniendo en circulación como si hablar del yo siempre hay un nosotros construyéndose y al revés, como cualquier cosa que suene colectiva también tiene un lado individual.

¿Sientes que de alguna forma la etapa de transición que vivió tu país de alguna forma tuvo mella en lo que fueron los esfuerzos de ustedes?

Sí creo que fue muy, por una parte al comienzo costaba formular una historia, un relato porque creo que muchos teníamos la sensación de que la historia era algo que le había sucedido a nuestros padres, que ellos había sido los protagonistas y nosotros los personajes secundarios que estaba en un rincón haciendo dibujos. “Luego cachamos que no, que éramos los protagonistas y que había cierta comodidad en no querer serlo, o sea como que había cierta distancia que nosotros  mismos habíamos construido, entonces eso era una transición, que se expresaba en muchos niveles, lo digo para contextualizar, o sea porque cuando en teoría volvió la democracia a Chile era un momento muy complejo y muy frágil, Pinochet seguía en el poder, estaba al mando de las fuerzas armadas, luego fue senador vitalicio, era un país que en teoría había recuperado la democracia, pero ni siquiera nosotros sabíamos muy bien lo que era la democracia, lo confundíamos incluso con la adolescencia, porque en la adolescencia tenías permiso para llegar más tarde a la casa entonces bueno, eso era algo así como libertad y a veces confundías eso con lo que estaba pasando en el país, pero era un momento muy cargado, muy complejo, muy melancólico, oficialmente se decía que no, que se había acabado la dictadura y al otro día estaba todo bien, pero no…

Quizá por un anhelo de ya dejar atrás el pasado…

Claro y el pacto era ese, el pacto era no escarbar en los asesinatos, no escarbar en la tortura, todo eso finalmente sí se hizo, pero tomó mucho tiempo, era una democracia muy falsa, muy rara la de los años noventa.

Me imaginó que todo eso los golpeó y de alguna forma definió muchas cosas

Claro y a la vez como tú dices una transición  yo lo relaciono con la adolescencia porque la adolescencia también es una transición…

Claro

Y también en otros aspectos,  por ejemplo la relación el papel, con la materialidad de los libros, era un momento en que todavía se escribía trabajos a máquina, y aparecían los computadores mucho antes de internet, difundir lo que hacíamos alcanzó a ser todavía algo artesanal, con muy poquitas editoriales en general los primeros libros que sacábamos todos eran…

Mimeografiados o fotocopiados

Claro y juntando plata con un amigo, que sé yo, entonces no había muchas  formas de difundir lo que hacíamos.

Me gustaría retroceder un poco en el tiempo para saber…

Retroceder aún más…

Aún más, porque en uno de los libros narras cuando tomaste la decisión de estudiar o tener algo que ver con lo que implicaba el escribir, el leer y demás, pero  tu desde niño ¿Eras un lector voraz o de niño tenías otros sueños, otras ideas?

Otros sueños sí, exacto…

¿Cuándo decidiste que escribir era lo tuyo?

No sé en  qué momento lo decidí pero sí quería hacer otras cosas, y sobre todo relacionadas con la música, la música era mi pasión cuando muy niño, me interesaba, aprendí a tocar la guitarra…

¿Qué escuchabas?

No pues escuchaba de todo, pero sobre todo estaba ligado a la creación, me interesaba, desde muy chico aprendí a tocar guitarra, a los siete años, y bueno, la broma que hago es que a los siete años tocaba la guitarra como nadie y que ahora toco la guitarra como niño de siete años (RISAS), porque en algún momento me estanqué, no seguí y mi primera sensaciones literarias también tiene que ver con la música, no necesariamente con la música que me gustaba sino también con esa música como entre oídas así en la radio, las letras, de eso hay también un ensayo al final en “Tema Libre”, como esas imágenes que de pronto aparecían en una canción que no te gustaba pero que te comunicaban algo, por ahí, mi aproximación a la literatura en realidad no estaba al comienzo muy ligada a los libros, para mí fue algo una elección totalmente mía, por supuesto que había estímulo, mi abuela materna por ejemplo era muy buena relatora de historia y siempre nos apoyaba y nos incentivaba a escribir, desde muy chico sí escribía, eso sí lo recuerdo con precisión y luego tenía un prejuicio positivo digamos hacía los libros, sí me volví un lector voraz pero no desde un comienzo, y luego creo que lo que pasó es que fracasé en otras cosas y la escritura siempre estuvo ahí y de pronto se transformó en un oficio, porque también había ya, hacía mucho rato se había instalado como un hábito, como que me gustaba escribir, no necesariamente quería ser escritor digamos, creo que también hubo momentos como de mucha fragilidad en que la escritura siempre estuvo ahí y siempre fue una compañía y de pronto como que me aferré a eso.

Me parece que eres una persona que todo lo cotidiano lo conviertes en escritura, a mí parece muy rico, sobre todo en estos dos libros donde compartes muchas cosas vivenciales pero de una forma que nos metes dentro de la historia, como si estuviéramos sentados escuchando tu conferencia.

Ah que bueno, que bueno que ese sea el efecto, creo que este libro “Tema Libre” reúne textos que son muy distintos entre sí, justo por eso, porque la primera parte son puras conferencias y que yo escribí pensando en ese auditorio, pensando en no aburrir, por una parte, por la otra no aburrirme y tratar de decir algo mínimamente significativo en relación a los temas que son medio difusos, pero es un libro sobre todo en esa primera parte, a propósito de la lectura y la escritura y luego hay unos cuentos entremedio que no estaban en ningún  otro libro y que había escrito yo antes y con los cuales tenía una relación compleja, como si no sabía si me gustaban o no, en una de las conferencias hablo mal de esos cuentos y digo que son malos y que nos los voy a publicar nunca y en la segunda los publico. (RISAS). Me gusta ese roce también, esa contradicción y el final que es la parte mexicana del libro, la tercera parte es muy reciente y disfruté mucho de escribir esos textos porque los necesitaba porque creo que no son de mí, sino de lo que he vivido pero justo porque creo que hay temas en los que todos hemos pensado, por ejemplo los terremotos.

¿De qué formas nos invitarías a disfrutar de la lectura de “No Leer” y “Tema Libre”?

Yo disfruto de la existencia de estos libros, pero hay otros mejores (RISAS). Lo que yo trato cuando escribo es descubrir coas, al momentos de escribirlas uno va cambiando de plan porque no lo sabes todo antes de escribir, y aspiro y espero que ese diálogo, que en el fondo fue un diálogo mío monológico se comparta porque finalmente creo que hablo de cosas sobre las que todos tenemos una intuición o alguna opinión, entonces lo que yo creo que se puede esperar es un libro que se puede responder, me parece que todos los libros requieren alguna clase de respuesta, este libro sí hace unas proposiciones que uno podría aceptar o rechazar, pero aceptarla o rechazarla siempre pasa por una toma de posición personal.

OTRAS OBRAS DE ALEJANDRO ZAMBRA:

Poesía Bahía Inútil (1998)

Mudanza (2003)

El inclasificable volumen Facsímil (2015)

Bonsái (2006)

La vida privada de los árboles (2007)

Formas de volver a casa (2011)

Mis documentos (2014)

Continuar Leyendo
Clic para comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Arte y ciencia

Taller de reciclaje de plásticos

Avatar

Publicado

en

Con el objetivo de promover la cultura del reciclaje, el Grupo de Reciclado de la Unidad de Materiales del Centro de Investigación Científica de Yucatán (CICY) invita al I Taller de Detección de Oportunidades de Reciclaje de Plásticos.

El taller se realizará en el marco del Día Internacional del Reciclaje y la celebración del 40 aniversario del CICY,  el 17 de mayo de 9:30 a 13:00 horas en el Centro de Innovación Tecnológica CICY, ubicado en el Parque Científico Tecnológico de Yucatán (Sierra Papacal, Mérida).

Será impartido por especialistas que generan conocimiento científico sobre cómo reciclar y aprovechar al máximo los plásticos desechados, e innovar para la obtención de materiales alternativos para que los plásticos no se visualicen como basura inservible.

Está dirigido a personas interesadas en reciclaje, principalmente emprendedores y empresarios, así como a estudiantes de ingenierías o áreas afines que cursen los últimos semestres de su licenciatura, o estén por finalizar su maestría, y tengan un promedio mínimo de 85 (o equivalente).

Esta actividad es gratuita, pero tiene un cupo de 40 personas, por lo que es indispensable que los interesados envíen cuanto antes su solicitud al correo: reciclado.materiales@cicy.mx Los que cursen el taller serán acreedores a una constancia con valor curricular.

Continuar Leyendo

Arte y ciencia

Parque Científico invita al Intercambio de Libros y Plantas

Avatar

Publicado

en

En el marco del Día de la Tierra y la celebración del Día Internacional del Libro y de Derechos de Autor, la Biblioteca Central del Parque Científico Tecnológico de Yucatán (PCTY) invita al Intercambio de Libros y Plantas para el próximo 23 de abril. El evento se llevará a cabo en el Lobby de la Biblioteca Central de 10:00 de la mañana hasta las 12:00 de la tarde y es abierto al público.

Las personas que deseen participar pueden llevar libros, revistas, cómics, etc., que se encuentren en buen estado, es decir, no deshojados, rotos ni enmohecidos, y podrán intercambiarlos con cualquier libro de su interés que esté disponible en la biblioteca; en dado caso que no se lleve algún libro para intercambiar, se podrá tomar un libro sin necesidad de realizar el intercambio.

Igualmente con las plantas, las personas podrán llevarlas en macetas o recipientes e intercambiarlas, y también tendrán la oportunidad de adquirir semillas endémicas sin ningún costo.

Este será el segundo intercambio que se realiza con el objetivo de fomentar la lectura, compartir experiencias de los lectores e impulsar la adopción de plantas. Es un evento gratuito en el que podrán participar todos los que lo deseen.

Continuar Leyendo

Arte y ciencia

Tendencias en la gestión de la calidad

Marissa Acosta Soto

Publicado

en

La calidad se encuentra estrechamente relacionada con el éxito de cualquier organización, ya que el cliente busca sobre todo la satisfacción de sus necesidades y el cumplimiento de sus requisitos. Es por esto que, para lograr el éxito sostenido, es importante conocer y saber cómo aplicar las nuevas tendencias relacionadas con la gestión de la calidad, las que sin duda están en constante evolución día a día.

Un tema de gran importancia y cada vez más utilizado es el de la Gestión de los Riesgos, que debe ser la base de los sistemas organizacionales como una herramienta esencial para identificar, estimar, evaluar y controlar todos los riesgos a los que se exponen las entidades en el cumplimiento de sus objetivos. Incluso la norma ISO 9001:2015 incorporó este requisito como consecuencia de la necesidad de reforzar un enfoque preventivo en la gestión de la calidad. Este concepto existía de manera implícita en ediciones anteriores, y en la versión actual se encuentra de forma explícita.

El Enfoque a Procesos es otro de los conceptos que hay que resaltar, incorporando el ciclo planear, hacer, verificar, actuar para una mejor planificación de los procesos y sus interacciones, asegurándose de que cuenten con los recursos necesarios y se gestionen de forma adecuada y a la vez, determinar las oportunidades de mejora y actuar en consecuencia.

La importancia de contar con un enfoque basado en procesos radica en unificar enfoques y cruzar barreras entre las partes que integran el sistema, incluyendo jerarquías de manera trasversal, para que toda acción vaya encaminada hacia el logro de los objetivos organizacionales, no solamente los estratégicos, sino también que estén alineados con los objetivos del Sistema de Gestión de la Calidad.

Otra tendencia de actualidad es la Gestión del Conocimiento, la cual parte de reconocer que la mejora del desempeño tiene gran importancia en las organizaciones para satisfacer las necesidades de todas las partes interesadas, y la forma de lograr esta mejora es a través de una eficaz gestión de la información y del conocimiento, involucrando el aprendizaje organizacional, la retroalimentación y la innovación en todos los niveles de la organización.

El aprendizaje es fundamental por ser el proceso mediante el cual las organizaciones transforman información en conocimiento, lo difunden y explotan con el fin de incrementar su capacidad innovadora y competitiva. Incrementando el capital intelectual se aumentan las capacidades resolutorias para enfrentar las contingencias y problemas cada vez más complejos que presenta el entorno.

Las organizaciones deben perseguir objetivos y metas que les permitan alinearse a las tendencias en la Gestión de la Calidad, donde en cada edición de las normas se evidencia que los conceptos relacionados con la Gestión de los riesgos, el Enfoque de Procesos y la Gestión de la Información y el Conocimiento se abordan con mayor amplitud para mejorar el desempeño de la organización y asegurar el éxito sostenido.

Continuar Leyendo

BOLETÍN FRACTO

RECOMENDAMOS