Conecta con nosotros

Estilo de vida

Uber Eats se solidariza con pymes, ante afectaciones por COVID-19

Avatar

Publicado

en

Las pequeñas y medianas empresas del país son otros de los sectores afectados por la implementación de medidas sanitarias para evitar contagios de COVID-19 (coronavirus).

Consciente de esta situación, la plataforma de comida Uber Eats decidió solidarizarse e idear una iniciativa que beneficiará a más de 30 mil restaurantes.

Uber Eats brindará apoyo para que los usuarios de la aplicación tengan una alternativa para ordenar comida con costo de envío gratis para un grupo de establecimientos, incentivando así a los usuarios a pedir comida en pequeños y medianos negocios.

Aunado a ello, a través de la aplicación de Uber Eats y de marketing por correo electrónico, se impulsará incrementar la visibilidad de estos locales. Esta medida beneficiará a más de 30,000 restaurantes”, señaló la compañía en un comunicado de prensa.

Además a partir del 23 de marzo, restaurantes pequeños y medianos en mercados seleccionados podrán elegir la opción de recibir pagos diarios, en vez de semanales.

Sabemos que en circunstancias económicas retadoras, mantener el flujo de efectivo, pagar al personal y a los proveedores es prioridad para las pequeñas y medianas empresas, lo que puede ser aún más importante ya que la entrega se convierte en una mayor parte de sus ventas durante estos momentos”, señaló Eduardo Donnelly, Director General de Uber Eats en América Latina.

Entre otros beneficios, pondrá en marcha un proceso simplificado para que restaurantes con estándares buenos de calidad puedan darse de alta en la plataforma, sin la necesidad de una tableta.

Por último, trabajará en una estrecha colaboración con los gobiernos de las ciudades donde opera para respetar cualquier cierre obligatorio o restricción aplicable durante este tiempo.

Durante estos días, Informe Fracto ha compartido diversas estrategias que esperan minimizar los efectos económicos y sociales que hasta el momento ha dejado el Covid-19, siendo necesario destacar la cooperación y labor de varias organizaciones, comunidades y ciudadanos del país y el extranjero.

Estilo de vida

LA LATINA QUE REVOLUCIONÓ LA HIGIENE PERSONAL

Lupita Sol

Publicado

en

Guadalupe Hernández, estudiante de enfermera de origen latino, inventó el gel antibacterial.

El gel antibacterial es una de las primeras imágenes que llega a nuestra mente al rememorar la epidemia de la influenza H1N1 del 2009. Con la pandemia del COVID-19 (coronavirus), ese producto se ha vuelto un insumo básico en hogares y empresas debido a las medidas de higiene personal sugeridas por las autoridades sanitarias en el mundo.

Y es que se trata de un producto accesible, que cubre las necesidades de higiene de manera eficaz y rápida: cabe en cualquier mochila o bolso, por lo tanto es fácil de transportar y de usar. Pero no siempre ha sido así: fue Guadalupe Hernández, enfermera de origen latino, quien revolucionó el rubro de la salubridad al inventar el antibacterial en gel en 1966.

En aquella época, la entonces estudiante de enfermería, nacida en Bakersfield, California, Estados Unidos, observó que el alcohol en gel podría mejorar las prácticas de higiene de las personas que no tenían acceso al agua y al jabón.

Entonces creó una solución con alcohol de entre el 60 y 65%, capaz de matar el 99.9% de las bacterias de las manos. Al inicio el producto era utilizado únicamente en hospitales locales, pero al ver la popularidad del mismo, Hernández optó por patentar su invento. En 1988 se comenzó a vender gracias a empresas como Purell y Gojo.

Sin embargo, el verdadero “boom” del gel fue en el 2009, precisamente con la epidemia de influenza H1N1, cuando las ventas tanto de ese artículo como de toallitas antibacteriales, se disparó un 70%. A partir de esa época, múltiples empresas comenzaron a ofrecer ese producto en distintos tamaños, colores e incluso con aromas.

Continuar Leyendo

Estilo de vida

A todos nos está sucediendo algo

Reyna Gómora

Publicado

en

No estás solo, no estás sola

Los eventos fortuitos, necesariamente implican un cambio en la vida, en nuestras vidas. La pandemia nos ha retraído, forzadamente nos llevó al centro de nosotros mismos, a ese lugar inexplorado para muchos, invisible para otros e inadmisible para quien tiene temor de sentir su propia fragilidad.

A todos nos coloca en una posición vulnerable observar ese lugar que no deseamos tocar, que por lo común evitamos y al que socialmente no se le da acceso porque se ha convertido en “debilidad”. Y en este mundo moderno, lo débil no es bienvenido, demanda “fuerza”, “poco acceso a lo emocional”, y una constante dosis de “alegría” o “regocijo”.

Ninguna emoción es permanente, ni la alegría que se quiere forzar a pesar de los pesares, ni el miedo que ahora nos trastoca en lo más profundo de nuestro ser, y que no sólo significa el miedo al cambio, a lo que se mueve a una velocidad desconocida, sino un miedo a morir, un miedo a la muerte creado socialmente. Muerte que puede ser vista como amiga de la vida, como su gemela complementaria, la que nos muestra una de las pocas visitas que es segura, y que no podremos evitarla. Quizá esa misma idea es la certeza que hoy asusta más.

Las medidas sanitarias nos invitan a resguardarnos en ese lugar que es o debería de ser el lugar más seguro: nuestro hogar. Y otro aún más importante: nuestro interior, nosotros mismos. Y sin embargo, para algunos, su casa es un infierno y para otros, su cabeza, su cuerpo, su sentir resulta insoportable.

Pero debe tenerse claro que los seres humanos hemos desarrollado diferentes estrategias para evitar contactar con las emociones que no son placenteras: el miedo, el enojo, la tristeza, y no así para dar la bienvenida a las que nos generar bienestar, como la alegría y el afecto.

El coronavirus coloca frente a nosotros el apremio de sentir eso que hemos evitado. Las medidas sanitarias actuales nos colocan en una posición nueva, nos toca conocernos. Ante el miedo hay dos reacciones biológicas, sanas: huir o atacar.  El presente, no nos permite huir, ¿a dónde? estamos en cuarentena.  Atacar ¿a quién? no hay nada ni nadie a quien responsabilizar de esto. Sin embargo surgen ataques a quien sea posible: a los cercanos, a las autoridades, a los enfermos, al cuerpo médico, etc.  Muchas de esas conductas tienen como base el miedo, miedo que  para algunos es imposible sentir, para otros es inaplicable expresar, y para otros es sencillamente inverosímil  reconocer.

No es sencillo vivir el momento actual que nos coloca en una posición en la que reconocer que somos relacionales y necesitamos del otro, de los otros, es vital.  Eso no nos hace dependientes, nos hace humanos. Resulta difícil reconocer y aceptar que el otro o la otra nos necesita para no morir. Así que hoy, la invitación es a ser capaces de identificar y saber preguntarnos esto: ¿Qué estoy sintiendo? Y ¿Qué necesito? ¿Ayuda profesional? Hay muchos colegas apoyando gratuitamente. Hay varias opciones de tutoriales y clases gratuitas de diferentes disciplinas obsequiando conocimientos. ¿Necesitas estar contigo, conocerte?  Adelante, haz de tu hogar tu refugio, es momento de adecuarlo a tu gusto. ¿Ayuda por violencia?  No lo dudes, acércate a las instituciones y organizaciones civiles que están apoyando los crecientes casos de violencia hacia las mujeres y niños principalmente. ¿Introspección?  Maravilloso, el arte es un gran aliado, la música,  la escritura, el dibujo, el cine, el teatro, estar contigo en silencio.

Sólo tú tienes la respuesta, escúchate, es un buen momento para detenerte, para bajar el ritmo y para encontrarte contigo. Si no te es posible hacerlo a solas, acércate a los especialistas y serás bienvenida o bienvenido. Hoy está creciendo en muchos aspectos nuestra humanidad y nuestra solidaridad. La vida nos da la oportunidad de crecer, tú decides si quieres tomarla.

Continuar Leyendo

Estilo de vida

Aumento en el consumo de calorías podría atenuar los trastornos menstruales en mujeres deportistas

Avatar

Publicado

en

El aumento en el consumo de calorías podría neutralizar los trastornos menstruales que padecen las mujeres que realizan mucho ejercicio, según un estudio publicado en el Journal of the Endocrine Society.

Para el estudio, investigadores de la Universidad Estatal de Pensilvania analizaron a 62 mujeres jóvenes deportistas con períodos menstruales poco frecuentes, de las cuales, 32 aumentaron su consumo de calorías de 300 a 4000, y 30 mantuvieron su alimentación normal.

Los resultados arrojaron que las mujeres que aumentaron su consumo de calorías diarias tenían el doble de posibilidades de tener su periodo menstrual de forma normal nuevamente.

Esta es una buena noticia para las mujeres deportistas que sufren trastornos menstruales, ya que podrían mejorar esta condición aumentando su ingesta de calorías y recuperar así su ciclo menstrual.

“Estos hallazgos pueden afectar a todas las mujeres que hacen ejercicio, porque muchas mujeres se esfuerzan por hacer ejercicio por razones competitivas y relacionadas con la salud, pero pueden no estar obteniendo suficientes calorías para apoyar su ejercicio”, explica la investigadora principal del estudio Mary Jane De Souza. 

Agregó que al consumir suficientes calorías, el ejercicio de las mujeres con trastornos menstruales puede evitar complicaciones asociadas con una afección conocida como Tríada de la Atleta Femenina; una condición médica que se produce por una ingesta inadecuada de alimentos que no satisface las necesidades del cuerpo. Además de trastornos menstruales, esta condición lleva a una mala salud ósea y se asocia también con una alta incidencia de fracturas por estrés.

Por último, De Souza destacó que además de ser fácil de implementar con ayuda de un nutricionista, esta estrategia podría ayudar a las mujeres deportistas a ser atletas más saludables y evitarles complicaciones óseas.     

Continuar Leyendo

RECOMENDAMOS