Conecta con nosotros

Salud y deporte

Función de las endorfinas en el cuerpo

Kennya Pacheco Marrufo

Publicado

en

Fisiológicamente múltiples conductas o situaciones hacen que nuestro cuerpo incrementa la producción y liberación de sustancias llamadas endorfinas. Existen estudios  que demuestran que reírse, conseguir algo deseado, mantener relaciones sexuales, dormir o realizar algún tipo de actividad, como la práctica de deportes, gimnasio, alguna clase de ejercicios aeróbicos y cardiovasculares que producen un nivel de esfuerzo físico,  provocan el incremente y liberación de endorfinas. Éstas son un tipo de neuroléptico endógeno, que son cadenas de proteínas elaboradas por nuestro propio organismo, las cuales están encargadas de estimular las áreas cerebrales que producen placer al organismo. Las endorfinas son conocidas también como opiáceos endógenos, y se les llama de esa manera debido a que su composición química y su manera de trabajar es muy similar a la de los productos derivados del opio, como la morfina y la heroína. En general no producen una señal nerviosa por sí mismas, pero ayudan a otras sustancias a producirla. 

Las endorfinas son sustancias realmente importantes en nuestra vida, participando en muchos procesos. Algunas de sus funciones básicas que quiero recalcar son las siguientes:

Algunos artículos las mencionan como hormonas de la felicidad, ya que su función más conocida está relacionada con la sensación de placer. Crean una sensación de bienestar y tranquilidad tanto a nivel físico como mental, que induce la sensación de felicidad. De hecho, esto hace que su liberación sea percibida por el cuero como una recompensa, lo cual nos hace repetir la conducta que provoca ese mecanismo de liberación hormonal.

Otra de las principales y también más conocidas funciones de las endorfinas se basa en la inhibición del dolor. Cuando nos damos un golpe o hacemos un esfuerzo extremo los tejidos del organismo emiten señales a los nociceptores o receptores del dolor que poseen. Y al llegar al cerebro estas señales, la hipófisis responde liberando de manera casi inmediata endorfinas. 

Esta liberación inhibe o disminuye temporalmente la sensación de dolor, permitiendo que el organismo sea capaz de realizar una respuesta adaptativa que pueda salvar su vida. Para poderlo entender mejor, un ejemplo sería, cuando nos rompemos un hueso el dolor inicial no es tan intenso gracias a la liberación de estas sustancias como el que se sentirá posteriormente, una vez que haya pasado el mayor estrés. Las endorfinas también juegan un papel importante en la inhibición del dolor psicoemocional, actúan del mismo modo ante el sufrimiento psicológico, producido por procesos dolorosos, traumas, estrés o ansiedad. Para explicarme mejor, cuando nos dan una mala noticia, la primera respuesta pareciera no tener un efecto inmediato, reaccionando como si nada estuviera pasando, y eso es por la disminución del estrés por las endorfinas.

Otra de sus acciones, es tener influencia en el sistema inmune, ya que en estados depresivos y en estrés crónicos provoca que nuestro sistema inmune sea incompetente para protegernos de microorganismos malos. Por eso cuando estamos ante demasiado estrés resulta más fácil enfermarnos. La liberación de endorfinas, sin embargo, produce un fortalecimiento de este sistema al mejorar la situación emocional.

Estas sustancias participan también en la memoria y la atención, facilitándola, de manera que el bienestar aumenta su capacidad.

Diversas investigaciones describen que la liberación de endorfinas tiene un papel muy importante en la sexualidad, favoreciendo el deseo. De igual manera facilitan la vinculación romántica, al provocar sensaciones de felicidad y bienestar.

Podría decirse, a manera de conclusión, que la actuación de las endorfinas nos ayuda a sentir felicidad y a disminuir las sensaciones dolorosas tanto a nivel físico como emocional. Creo que es algo de lo que no nos damos cuenta, pero nuestro cuerpo humano es muy complejo e inteligente.

Continuar Leyendo
Clic para comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

BOLETÍN FRACTO

RECOMENDAMOS