Conecta con nosotros

Arte y ciencia

Héctor M. Aguilar disertará sobre temas cinematográficos

Avatar

Publicado

en

Héctor M. Aguilar impartirá el módulo De la idea a la distribución, interesante unidad temática que forma parte del taller de producción cinematográfica, del 20 al 24 de mayo, entre siete y nueve de la noche, en la Casa de la Cultura de Cancún. ¿Por qué nunca los grandes estrenos llegan primero a Netflix o a YouTube? ¿Por qué las películas más esperadas llegan primero al cine? ¿Por qué tardan tanto en publicarse en DVD o Bluray? El asunto corresponde probablemente a los sistemas de ventanas y distribución.

Sobre estos temas discutirá Héctor Aguilar y reflexionará sobre el modelo tradicional de ventanas de distribución que sigue vigente desde los años ochenta. De este modo, según Disney, el 95 por ciento de las entradas para ver películas en el cine se venden durante las seis primeras semanas desde el estreno. Las salas de cine tienen menos tiempo exclusivo para comercializar las películas y temen que su negocio se resienta. Y si la venta física de DVD’s cayó en alto grado, mientras que el consumo en plataformas de como Netflix o HBO aumentó notablemente, ¿qué pasaría si se le quita al DVD el privilegio de ser el segundo en el proceso de distribución?

Netflix y HBO acostumbran a los espectadores a ver contenidos cómo y cuándo ellos lo deseen, algo que colisiona con el modelo tradicional de estreno en cines, y el consumidor de filmes se acostumbra cada vez más a ver series enteras gracias a Netflix. El maestro Aguilar también sugerirá a aquéllos que ya han producido películas y documentales, de alto nivel estético y bajo costo, maneras para distribuir y difundir su producto, aunque no estén respaldados por los grandes monopolios del cine.

Continuar Leyendo
Clic para comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Arte y ciencia

Sala Cultural Pedro Cardeña

Cristian E. Cardeña Benítez

Publicado

en

La Sala Cultural Pedro Cardeña, fundada en abril del 2017, ubicada en la calle 36 con 65-A N° 515, en pleno centro histórico, muy cercana a la iglesia de Lourdes, y a 50 metros del antiguo sacbé Ho’ (Mérida) – Izamal, es el resultado de muchos años de trabajo y de visualización de un simple proyecto y una simple idea, cultivada por más de diez años hasta poder ser llevada a cabo finalmente.

La idea de la creación de una Sala Cultural ha estado vigente desde inicios de siglo, con la fundación de la asociación civil Círculo de Estudios Humanísticos de Yucatán en 2001. Una agrupación dedicada a la cultura, la cual ha estado activa desde entonces. Fue fundada con tres miembros, el escritor Roldán Peniche Barrera; el antropólogo Indalecio Cardeña Vázquez y la maestra Elvia del Pilar Benítez Guerrero. Fue desde entonces que se tuvo la idea de tener una sede de la asociación, la cual no se había tenido hasta ahora, puesto que la Sala Cultural funge como sede del Círculo de Estudios Humanísticos de Yucatán.

No es sorpresa que haya habido varios intentos de crear un espacio cultural propio y que hasta hace poco tiempo se haya conseguido, con la apertura de la Sala Cultural Pedro Cardeña. Hoy en día es en esta misma sala donde la asociación sigue creciendo y donde se “cocinan” nuevas ideas siempre relacionadas con la cultura.

La Sala Cultural fue nombrada así por Indalecio Cardeña Vázquez en honor a su padre, quien fue un pintor y restaurador en la Mérida de mediados del siglo XX, autor, entre otras obras, de un desaparecido mural en el exterior del ya también inexistente edificio conocido como La Pepita, en el mercado. “La casa de tía Fina” es como se le llamaba familiarmente al sitio donde ahora está la Sala Cultural, pues fue ahí donde vivió Delfina Cardeña a quien le decían tía Fina, hermana del padre de Indalecio. Estuvo deshabitada muchos años después de la muerte de la tía Fina, acumulando polvo y quedando en el olvido, pero no sería así por siempre y fue hasta hace dos años que comenzó a ser acondicionada, que se regresó a los orígenes y se recuperaron las raíces, pues esta casa es parte de la historia familiar, la cultura familiar, y no podría ser más apropiado haberla convertido en una Sala Cultural.

Dos años han pasado desde su fundación y en ella se ha impartido gran número de cursos que han abarcado la historia, los orígenes y la cultura de nuestro estado, porque al igual que se recobró la historia familiar al acondicionar esta antigua casa, deben rescatarse los orígenes de nuestro estado, nuestra historia, pues es ella la que nos ayuda a formarnos como seres humanos, somos creaciones del pasado.

Así que, si algo se puede aprender desde la fundación de la asociación civil Círculo de Estudios Humanísticos de Yucatán hasta que finalmente se logra la apertura de la Sala Cultural Pedro Cardeña, es que para llevar a cabo con éxito un proyecto lo que importa es la perseverancia, porque la apertura de esta Sala Cultural, no fue un solo intento, fue necesario sortear incontables obstáculos: económicos, personales, interpersonales, de toda clase, pero ninguno capaz de desmantelar la sólida idea de una Sala Cultural, pues cuando una idea es lo suficientemente fuerte y se mantiene en pie, con la perseverancia necesaria, no importan los contratiempos que vengan.

A dos años de haber saltado tantos obstáculos, la Sala Cultural Pedro Cardeña continúa sorteando barreras, pero seguirá creciendo y se mantiene viva, contando con nuevos proyectos y manteniéndose firme ante todos los infortunios que la vida conlleva. Por esa razón, sigue creciendo siempre con una visión de poder difundir el conocimiento, nuestra historia y nuestra cultura, al fin y al cabo, eso es lo que representa, un punto de reunión para cualquier persona sedienta de conocimiento y con un espíritu preocupado por sus raíces.   

Continuar Leyendo

Arte y ciencia

Cortometrajes del Festival Internacional de Morelia en Mérida

Avatar

Publicado

en

Con el objetivo de dar a conocer los proyectos artísticos de cine a nivel  nacional, el pasado viernes 17 de mayo se llevó a cabo la Segunda Muestra de Cortos del Festival Internacional de Morelia ‎ en el Centro cultural Luna Café.

Esta muestra reunió 10 cortometrajes de animación que a través de sus historias transmitieron mensajes para reflexionar sobre el  medio ambiente, el cuidado animal,  la educación, el respeto a los niños, y a las relaciones personales.

Mario Arnal, organizador de la  muestra de cine de Morelia en Luna Café comentó a Informe Fracto que uno de los principales propósitos de traer este tipo de eventos a Mérida es conectar al talento local y nacional para tejer redes en el arte, además de poder mostrarle a la gente que existe mucho contenido cinematográfico de calidad en México.

El entrevistado comentó que próximamente, se estarán produciendo una serie de cortometrajes  con la temática de “un día sin agua” que contará la historia de las ciudades cero, lugares que se quedaran sin agua en los próximos 30 años. Estos cortos serán realizados por talento local yucateco y serán promovidos por redes sociales para concientizar a las personas sobre lo que nos pudiera suceder si no se realizan cambios  a favor del cuidado del agua.

Esta exhibición en coordinación con Mid Guia, Cine con y Cereal break, contó con la asistencia de varios jóvenes que se mostraron interesados y satisfechos con la exhibición. Como subrayamos siempre: Informe Fracto apoya la escena de artistas locales, y está dispuesto a promover eventos que muestren las diferentes disciplinas de ésta.

Continuar Leyendo

Arte y ciencia

Una charla con el escritor Antonio Malpica

Ricardo Pat

Publicado

en

Siempre es un gusto platicar con Antonio Malpica, un personaje sumamente interesante que cursó Ingeniería de Computación en la UNAM, pero que también es un destacado músico y ejecutante del piano, además de amante del teatro, escribiendo muy efectivos guiones y dirigiendo varias obras. Pero ha sido su carrera literaria la que lo ha convertido en una figura muy reconocida ya que cuenta en su historial con diversas novelas que abarcan el género policíaco, la ciencia ficción, así como libros de literatura infantil y juvenil, por lo que poder platicar con él era una oportunidad que no podíamos dejar pasar.

Gracias a la gentileza de Editorial Océano pudimos entablar una charla telefónica con Antonio quien siempre nos deleita con su manera sencilla de sintetizar cada tópico.

En los tiempos recientes te has dedicado a escribir literatura juvenil del género fantástico con gran éxito, pero muchos que admiramos tu trabajo anhelamos tu retorno al género de novela policiaca.

Gracias, fíjate que es un género que me encanta, pero justo como tú dices lo he tenido abandonado los últimos años por estar trabajando en la realización de la saga del lado oscuro.

¿Cómo surgió la idea para esa saga tan exitosa?

Fue en el año 2007 a partir de una invitación del entonces editor de la colección Travesía de Océano quien me pidió una novela que terminó siendo “Siete esqueletos decapitados”, del cual me di cuenta que ese universo que estaba creando daba para más, fue un libro que prendió una llama sorpresiva por ser un  libro de terror al tener una respuesta increíble, así que terminé dedicado a ello durante diez años.

¿Qué fue lo más difícil para ti tras terminar la saga?

No puedes evitar la nostalgia, es que llegas a convivir tanto con tus personajes que los amas de verdad. Es una rayita antes de la locura ¿no? Yo no sé si existe otro escritor demente que haya hecho algo similar como dedicarles el libro a los protagonistas de la saga. Son este tipo de licencias literarias un guiño sobre todo a los lectores. Dense cuenta que para un escritor es así de importante lo que creas, aunque digo, todavía no estoy para que me metan al manicomio.

¿Tienes contemplado escribir más novelas del género policíaco?

La verdad es ganas no faltan, a mí me gusta mucho el género, sobre todo como lector, pero cuando ya cuando te animas también a abordarlo desde la pluma pues quedas muy contento, y vas identificándote con esta forma de relatar que es muy desparpajada, pues la verdad es que sí lo extraño, y no lo he hecho últimamente porque tengo bastante demanda por el lado de la literatura infantil y juvenil, sí pienso volver, tal vez ahorita sería muy pronto para decir para cuando pero no lo descarto.

¿Cuál es tu metodología de trabajo al escribir?

Yo casi siempre cuando creo, cuando me siento a inventar historias, lo hago sin nada pre establecido, es muy raro que yo me siente con una idea que quiera explotar como si regaras una semillita, más bien me siento y empiezo a talachearle, entonces voy esculpiendo los personajes uno a uno y por supuesto en el caso de esta novela me di vuelo, entre más estrambóticos y más extravagantes

Mejor.

¿Has pensado en la posibilidad que alguna de tus obras llegará a la TV o al cine?

Pues a lo mejor en su momento, casi toda mi producción aunque de pronto parece muy visual, desde que la estás leyendo sientes un ligero jalón hacía lo cinematográfico, la verdad es que todos son libros pensados en principio para quedarse en eso, para ser novelas. Si algún productor llegará para pedirme adaptar cualquiera de mis libros, no me opondría, pero habría que platicarlo bien y dejar un guión bien pulidito.

La reedición de “La Lágrima del Buda” nos permitió disfrutar de una novela muy divertida comprendida dentro del género negro.

Es un libro divertido, es un libro pensado principalmente para entretener más que para reflexionar, o para sumarse a la condición humana, es un libro que yo pensé como una buena película vertiginosa, sí palomera de pronto, pero que te permitiera salirte un ratito de la rutina y sobre todo de la nota roja más escandalosa de los diarios y ver que de pronto el crimen también te puede sacar una sonrisa, pues básicamente es lo que creo que el lector podría encontrar al interior de este libro, salpicado por supuesto con ciertas referencias que son un saborcito extra que les pueda llamar la atención, como el velado homenaje a Borges, o las canciones de Queen o las referencias a Star Wars, o la narrativa entrecruzada que fue un detallito que se me ocurrió y que han celebrado algunos lectores.

¿A qué edad se dio tu conexión con los libros?

Como a los doce años, no porque en mi casa hubiera muchos libros, sino porque un día descubrí los de pirata y supe que sí puede leer, sentir bonito y no morirte de la aburrición y no mucho tiempo después ya estaba leyendo cualquier cosa.

¿Cuál es tu fuente de inspiración para tus obras?

La verdad es que yo no creo en la inspiración. Si creyera estaría un poco más supeditado a ella, y como no es así puedo sentarme a trabajar sin importarme si lo que escribo es grandioso. Lo que hago es sentarme con una idea que me atrape, que puede ser la chispa que pueda incendiar un bosque. Digamos que no le tengo miedo a esas horas encerrado a lo mejor sin escribir pero si levantando un proyecto y estoy encima hasta que ya tengo los planos de lo que quiero construir.

Continuar Leyendo

RECOMENDAMOS