Conecta con nosotros

Estilo de vida

La seguridad en el ‘Running’: ¿Te puedes infartar por salir a correr un rato?

Jonathan Esteve-Lanao

Publicado

en

En un artículo previo reflexionábamos sobre el ‘boom’ de salir a correr. Aparentemente, y al margen de terminar “bañados” en sudor, casi todo son beneficios. Liberamos estrés, nos sentimos con energía, encaramos el día de otro modo…

Ahora bien, ¿podría esto ser una práctica de riesgo? A lo largo de algunos artículos queremos reflexionar sobre los aspectos básicos de seguridad. En esta primera entrega, revisaremos si existe riesgo de accidente cardiovascular cuando, por ejemplo, salimos a correr a la calle.

La actividad física regular y el ejercicio físico sistemático son factores que propician una mejor salud cardiovascular, que se traduce en menor riesgo de muerte, mayor capacidad para desarrollar tareas cotidianas, y una mayor esperanza de vida.

Desde un punto de vista estadístico, las muertes durante la práctica deportiva son realmente muy pocas. Sin embargo, son muy llamativas, especialmente mediáticas, y nos hacen reflexionar profundamente sobre los aspectos de seguridad en la práctica y en las instalaciones donde se producen.

La principal causa de muerte en los países desarrollados son las enfermedades cardiovasculares. Y se ha demostrado en numerosos estudios científicos que el ejercicio de larga duración y baja o moderada intensidad reduce los niveles de riesgo ante algún tipo de afección cardiovascular. Incluso ejercitarse por períodos cortos de tiempo, por ejemplo 15 minutos cada día, a intensidades bajas o moderadas, reduce el riesgo. Y caminar o trotar un total de 150 a 200 minutos a la semana elevarían mucho nuestra salud cardiovascular.

Es muy importante saber que  “sentirse bien” al hacer ejercicio o tener un estado físico excelente no evita al 100% que exista un grado de riesgo. Porque también es cierto que durante un esfuerzo, se multiplican las posibilidades de generar un evento no deseado para la salud.

En climas como el yucateco, con la elevada tasa de deshidratación que se produce en un esfuerzo prolongado, se multiplican aún más. Ya ni hablar de algunos “cierres” que observamos en carreras o entrenamientos, a veces la improvisación en los programas de entrenamiento, y su combinación con el uso de sustancias que puedan afectar al sistema cardiovascular.

Existen anormalidades que son indetectables sin una evaluación a fondo, y la mayoría de muertes en ejercicio ocurren porque no se había detectado algo, o bien, pese a estudios iniciales, permanecía indetectable hasta que se hace la autopsia. Pero existen deportistas con antecedentes familiares o con síntomas que, de tomarse en cuenta a tiempo y realizarse las pruebas específicas, pueden evitar este tipo de episodios fatales.

Por lo tanto, un primer elemento de prevención lo debe poner el propio deportista. Todo deportista que plantee seguir un programa de ejercicio orientado a participar en competencias debería realizarse, de entrada, una evaluación cardiológica.

Se subraya la importancia de este tipo de reconocimientos en personas con antecedentes familiares o factores de riesgo adquiridos, muy especialmente en hombres de más de 40 años o mujeres de más de 50.

Por otra parte, los profesionales que ofrecen servicios de ejercicio físico deben ser muy conscientes de lo que tienen en sus manos. Y todo programa de ejercicio debe partir de una entrevista inicial a partir de la cual canalizar a cualquier persona que se detecte con antecedentes o factores de riesgo, antes de su admisión, hacia los especialistas pertinentes.

Lo mínimo es realizar una entrevista específica sobre los factores de riesgo de una persona, desde antecedentes familiares, a metabólicos y de estilo de vida. Estos antecedentes incluyen desde el conocimiento de tener alguna enfermedad cardiovascular, metabólica o pulmonar, a los episodios que hayan podido sufrir los padres y los familiares de primer grado. También es preciso conocer sus niveles de presión arterial, glucosa y colesterol, si toma alguna medicación para presión arterial, y aspectos del estilo de vida, como el hábito de fumar.

Lo siguiente sería realizar un electrocardiograma en reposo, y preferiblemente de esfuerzo, hasta determinadas intensidades que los cardiólogos y médicos del deporte definen según el caso y objetivos de la persona. En este tipo de pruebas observamos el comportamiento eléctrico del corazón a través de 12 “ventanas” de observación del mismo.

Un tercer elemento clave es el entorno donde se realiza el ejercicio. Hay personas que no deben realizar ejercicio de manera autónoma o en entornos sin atención médica disponible. Y hay instalaciones o competencias deportivas donde no existe un plan de atención rápida. Esto incrementa las posibilidades de salvar a una persona con un episodio grave. El Colegio Americano de Medicina del Deporte clasifica y regula tanto el tipo de participante como el tipo de instalación deportiva al que deben acudir según sus factores de riesgo o antecedentes de enfermedad cardiovascular. En las competencias deportivas, es también un signo de responsabilidad de los organizadores no solo dotar de los medios oportunos de atención médica, o esgrimir responsabilidades, sino de filtrar y orientar a personas con riesgo adecuadamente.

Por último, la rápida asistencia es clave. Las competencias y las instalaciones deportivas deben tener un plan de emergencia y un personal capacitado al respecto, con procedimientos claros, revisados regularmente, y realizar simulacros de actuación periódicamente. En realidad, hablamos de correr porque es lo más popular, pero afecta a quienes se echan su “cascarita” de futbol, su rodada en bici, o su nadada en alberca o en mar. De hecho, algunos de esos entornos son aún más delicados para la atención médica rápida.

En resumen, salir a hacer ejercicio es algo que aporta muchos más beneficios que riesgos. Pero es recomendable minimizarlos, sobretodo a nivel cardiovascular, en personas con determinados antecedentes. ¡Salud y kilómetros!

Continuar Leyendo
Clic para comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Estilo de vida

Maratón de La Marina: en el límite de la resistencia humana

Jonathan Esteve-Lanao

Publicado

en

Este domingo se disputa el Maratón de la Marina, con el clásico recorrido de Mérida a Progreso. Si ya de por sí un maratón es una prueba de resistencia física enorme, el hecho de realizarla en las condiciones de calor, humedad y radiación en las que se desarrolla esta carrera, la convierten en una prueba verdaderamente extrema.

Algunos sufren por novatos, y otros pecan de expertos cuando hacemos ejercicio en estas condiciones. Hace pocas semanas, en una carrera de 10 kilómetros, se registraron hasta cinco casos de lo que podemos considerar como golpe de calor. Este trastorno tiene que ver con la deshidratación extrema, y puede terminar en un evento fatal. Además, a veces no sabemos qué hacer, o incluso no advertimos el riesgo que se presenta. Veamos pues en qué consiste y qué deberíamos tener en cuenta.

El cuerpo humano funciona bien en un rango de temperaturas, y ante una elevación de la misma, pone en marcha los mecanismos de evacuación del calor. El principal de ellos es sudar. El bombeo y circulación de la sangre contribuyen a refrigerar el sistema. Sin embargo, al sudar perdemos parte del “agua” de esta sangre (el plasma), y conviene recordar que la sangre, además, está siendo solicitada por los músculos que realizan el ejercicio físico.

Ante esta demanda competitiva crítica, el cuerpo es sabio y procurará preservar al organismo ante situaciones extremas, en particular los órganos del corazón y el cerebro. Nos lanzará diferentes avisos (sed, agitación respiratoria y cardiaca, dolor muscular, sensación de hastío, reducción de la potencia con la que activamos los músculos, calambres). Sin embargo, si insistimos, podemos llevarlo a un punto crítico. De hecho, en aras de mantener el bombeo de sangre, el corazón puede empezar a “desconfigurarse” en su ritmo y producirse taquicardias, la actividad mental podría verse afectada por la confusión o la pérdida parcial o total de consciencia. Y, curiosamente, todo eso puede ocurrir aún y manteniendo una actividad locomotora automática, como es correr o caminar, lo que se conoce vulgarmente con la expresión de “correr como un pollo sin cabeza”.

Esto es muy diferente al placer de la abstracción que se puede generar por conectarse con lo gratificante de una actividad automática. Aquí estamos hablando de una situación crítica inminente, es evidente que hay un riesgo manifiesto, y se pone en juego la vida.

Si observamos a alguien del que sospechemos que está entrando a un estado de este tipo, en primer lugar hay que agarrarlo y hacer que cese su actividad. Comprobar su estado de consciencia haciéndole varias preguntas elementales, observar si son respuesta coherentes, y llevarlo a un espacio lo más fresco posible y a resguardo del sol. Hay que refrigerar el organismo, y no necesariamente ofreciendo bebida. Si la persona tuviera cierta pérdida de conciencia, de hecho podría ahogarse por el líquido que le estamos forzando a que ingiera, o con su propio vómito si le acostamos bocarriba y nos descuidamos. Pero es preferible acostarlo boca arriba, observarlo y colocar las piernas en alto, para favorecer el retorno venoso y así que la circulación mantenga su inercia y no se produzca una bajada de la tensión arterial brusca. Hacer lo contrario (por ejemplo dejar que se pongan en posición de gateo o que se acuesten bocabajo), puede llevar a un episodio fatal de parada cardiaca.

A menudo estas situaciones, cuando fueron severas, se prolongan durante un espacio largo de tiempo, y por tanto no se puede dejar ir a las personas por su cuenta o en seguida, aunque lo manifiesten o tengan prisa… salvo que nos aseguremos de que realmente se han recuperado, y de preferencia no se vayan manejando y solos.

Ser conscientes de estos riesgos, y por ello prevenirse, es lo más importante. Hidratarse mucho, con líquidos variados (no solo agua simple), que estén relativamente fríos, que tengan un sabor que nos guste, que no contengan mucha (o ninguna) cafeína, vestirse con ropa que transpire y de colores de preferencia claros, refrigerar o tapar la cabeza con una gorra, utilizar tenis que transpiren… son algunos de los consejos generales.

Piensen que no sólo el calor nos afecta. La humedad, al tapar los poros, limita la posibilidad de disipar el calor y evaporar el sudor. La radiación solar ayuda a deshidratarnos. La radiación indirecta (la que rebota contra el suelo), es mayor en asfalto que en ninguna otra superficie (como el concreto o el pasto). La monotonía del recorrido, incluyendo la falta de público o acompañantes, favorece que en condiciones extremas podamos entrar en esa especie de “piloto automático” de cuando no vamos bien…

Por todo ello, y en particular ante esta fiesta del deporte yucateco y las fechas que nos vienen para hacer ejercicio al aire libre, aconsejamos que sean prudentes y se anticipen programando bien la logística para limitar los riesgos.

Correr, rodar, nadar, son ejercicios fantásticos y que se pueden hacer todo el año, pero es cierto que hay momentos del día o del año donde hay un riesgo mayor.

El domingo se viene una fiesta más del deporte yucateco y de la Marina. Y van 33 ediciones ya. Hagamos para que todos lo puedan celebrar.

Continuar Leyendo

Estilo de vida

Yoga para perros, los animales también pueden

Avatar

Publicado

en

Es bien sabido que cualquier persona puede practicar yoga, ya que esta técnica puede adaptarse a todas las edades y diversas condiciones. Pero ahora, una nueva tendencia denominada Doga, propone que también vaya dirigida al mundo canino, a fin de que nuestras mascotas puedan disfrutar los beneficios de esta disciplina física y mental.

El Doga consiste en una rutina de ejercicios que tú puedes practicar con tu mascota mientras disfrutas de un momento de meditación. Estos ejercicios, que ayudan a mejorar la flexibilidad en sus articulaciones, contemplan poses para todos los tamaños de perros.

A continuación, te compartimos algunos ejercicios del Doga:

1. Chaturanga: Tu perro tiene que estar sobre su estómago, mientras le acaricias la espalda.

2. Silla: En esta pose tu perro tiene que sentarse sobre sus patas traseras y levantar las patas delanteras al aire.

3. Savasana: Debe yacer sobre su espalda, mientras acaricias su vientre expuesto.

4. Corazón: Perro Mudra: En esta posición debes poner una mano en tu corazón y una mano en el corazón de tu perro, cerrar los ojos y respirar profundamente.

5. Conexión y apoyo: Tu perro tiene que estar recostado en su estómago con las patas delanteras extendidas. Tú debes arrodillarte detrás de él y colocar tu cabeza en su espalda, mientras estiras tus brazos junto con sus patas hacia delante.

A nivel mundial, el yoga para perros se ha vuelto toda una disciplina. A propósito, en el marco del Día Internacional del Yoga celebrado en la India, la policía fronteriza de este país y las fuerzas de seguridad fronteriza en Jammu, publicaron imágenes de las sesiones de yoga con caninos. Incluso algunos de los ejercicios han tenido que adaptarse para ser dirigidos a otros tipos de animales, como caballos, gatos y cabras, algo inimaginable, pero real.

Continuar Leyendo

Estilo de vida

Uju’um Festival Artístico-Ecológico

Avatar

Publicado

en

Fuente: http://tusboletos.mx/evento/Ujuum-Festival-Artstico-Ecolgico-en-Progreso

Para seguir generando conciencia sobre el cuidado del planeta, la playa de Progreso se convertirá en la sede del Uju’um Festival, un evento que enaltece la cultura a través de las artes.

La palabra uju’um significa “planeta” o “nuestro hogar”, en lengua maya. Al festival se le otorga este nombre con el fin de resaltar la cultura de nuestro estado y el cuidado que debemos prodigarle, recordando que sólo tenemos un planeta donde vivir y por ello hay que preservarlo.

Asimismo, el evento invita a los asistentes a apreciar la cultura artística que estará representada por la actuación de diferentes artistas internacionales, nacionales y locales, en diversas manifestaciones como danza aérea, malabaristas, zanqueros, efectos visuales y video mapping. Además habrá una zona de alimentos y bebidas que contará únicamente con elementos biodegradables, todo siempre enfocado en el tema de la ecología.

El Uju’um Festival tendrá lugar el día 20 de julio a las 17:00 horas en el playón de Progreso. Es sólo para mayores de edad, y tiene un costo de entrada para los hombres de $680 y para las mujeres de $480. Para adquirir los boletos puedes ingresar al siguiente link http://bit.ly/2IMJqAb o comunicarte al teléfono 999 555 2551.

Es satisfactorio observar que en Yucatán los ciudadanos manifiestan un interés cada vez mayor por el cuidado y la conservación del medio ambiente, al igual que cada día son más las empresas, instituciones y gobiernos que emprenden acciones para crear espacios libres de contaminación que ofrecen una mejor calidad de vida y respeto a los ecosistemas.

Continuar Leyendo

BOLETÍN FRACTO

RECOMENDAMOS