Conecta con nosotros

Voz de la Península

Niños yucatecos deficientes en lectura, comprensión y procesos matemáticos

Amelia Navarrete

Publicado

en

Después de informar sobre los resultados de la evaluación Mia, (Medición Independiente de Aprendizaje) realizado en 16 localidades de 8 municipios de Yucatán, 3 de ellos urbanos, Anabel Velázquez Durán, señaló que el problema de lectura y comprensión y realización de procesos matemáticos en Yucatán es muy grave y deficiente. Velázquez Durán, Doctorada en Sistemas y Ambientes Educativos, por la Universidad Veracruzana y directora del Proyecto (MIA), ofreció una conferencia para dar a conocer los resultados de la evaluación realizada desde 2018 en materia de lectura, comprensión y desarrollo de procesos matemáticos en niños de entre 7 y 17 años de edad en nuestro estado.

Explicó que, este sistema de evaluación se estableció por primera ocasión en México en 2014, formalmente en el estado de Veracruz, como una propuesta de diagnóstico sobre los alcances en el desarrollo educativo de estudiantes de los niveles primaria, secundaria y bachillerato en seis estados de la zona sur-península de Yucatán del país. Docente en la Facultad de Pedagogía de la Universidad Veracruzana, la especialista, con el apoyo del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana del Estado de Yucatán, concretó un levantamiento en mil 81 hogares, donde evaluó a mil 455 niños para conocer los alcances de este estudio.

En los resultados, se realizaron pruebas directas a niños y a sus padres o tutores. con reactivos específicos para medir específicamente su capacidad de lectura y comprensión y sus capacidades para procesos matemáticos, en suma, división y problemas simples.

Velázquez Durán detalló que los resultados de estas pruebas establecen que, incluso en nivel bachillerato hay jóvenes que no pueden leer y comprender una lectura simple, (segundo año de primaria), sus niveles de comprensión son deficientes. En el caso de su condición en procesos matemáticos, reportaron problemas en restas y un alto porcentaje no logra resolver operaciones establecidas para cuarto año de primaria.

En cifras concretas, según reporta esta evaluación, un 70.7 por ciento de los niños de tercero de primaria no logran leer una historia sencilla (de segundo grado); un 27 por ciento de estudiantes de sexto, un 8.2 por ciento de niños de tercero de secundaria y un 3.2 de jóvenes de bachillerato no lograron esta prueba y tampoco leer esta historia en voz alta.

En el renglón de comprensión, un 83.8 por ciento de niños de tercer año de primaria, no lograron responder preguntas de comprensión a un texto de segundo año; un 35.8 por ciento de estudiantes de 6 de primaria, 19.6 por ciento de niños de tercer año de secundaria y un 6.5 por ciento de adolescentes de bachillerato, tampoco pudo cumplir con esta encomienda.

En la evaluación del proceso matemático, los resultados también reportan insuficiencia en la capacidad de los estudiantes en sus capacidades para realizar operaciones, en este caso, se realizó un reactivo para realizar restas, con un nivel de niveles de segundo año de primaria con los siguientes resultados: un 64.9 por ciento de niños de tercer año, 38.7 por ciento de estudiantes de 6 grado, 30.9 por ciento de niños de tercer año de secundaria y un 13 por ciento de jóvenes de nivel bachillerato salieron negativos, sin poder cumplir con esta prueba.

En su caso, una prueba de matemáticas para niños de cuarto año de primaria obtuvo como resultado que: un 86.1 por ciento de niños de quinto año; un 80.3 por ciento de estudiantes de sexto grado; el 68 por ciento con nivel de tercero de secundaria y un 45.5 por ciento de adolescentes de bachillerato no aprobaron este reactivo.

Velázquez Durán expuso, que en la pasada prueba realizada en Yucatán se incluyó por primera ocasión una prueba de acercamiento con el tema de ciudadanía, evaluando aspectos sociodemográficos, culturales y sociales.

Los resultados que se expresan en este reactivo establecen: altos índices de violencia doméstica, aspectos de índole psiquiátrico, como falta de atención; además de inseguridad, violencia y acoso escolar, que permiten establecer una notable muestra en la reducción de su calidad de vida y gusto por la escuela, factores que establecen como condicionante en su bajo rendimiento educativo y disposición al aprendizaje.

En esta evaluación, la investigadora establece también una serie de recomendaciones dirigidas a las autoridades en busca de mejorar tareas sustantivas en los procesos de atención de los docentes y los aspectos representativos en la atención de los estudiantes, así como acciones y estrategias de las autoridades para poner atención a estas problemáticas.

Voz de la Península

Oralidad y escuelas del pueblo maya

Natalio Pat Balam

Publicado

en

La oralidad en las comunidades mayas continúa vigente no sólo por su práctica habitual sino por los profundos significados que representa en el diario acontecer. Los conocimientos que encierran sus metáforas, sus consejas y sus ejemplos de vida, son en la actualidad el germen que le da continuidad histórica y presencia a la cultura de este pueblo.

La axiología que las comunidades oralizan y practican representa para el siglo XXI la vigencia de los valores de las culturas latinoamericanas, por ello, se considera de interés educativo mantener y conservar aquellos saberes y creencias que los padres y abuelos practican en el seno de sus hogares. Y es que en el ámbito de la educación se considera que los valores son una de las características principales para el desarrollo humano,  dado que están dispuestos para ser aprendidos, no sólo como un sistema de normas establecido, sino desde un punto de vista crítico.

Bajo esta óptica, programamos la salida un día antes, el amanecer campesino llegó acompañado de una llovizna, y con una libreta en mano,  la cámara, el lápiz y la pasión por describir fragmentos de vida actual de los pueblos, iniciamos el recorrido con la intención de llegar hasta la ranchería donde habita uno de los estudiantes. En el trayecto saludamos y cruzamos palabras con paisanos que trabajan por ese rumbo, algunos leñan, otros tumban el monte para hacer su milpa, abren caminos o verifican mojoneras. Se alistan para la próxima temporada de siembra de temporal. Son ellos, los dueños del monte, los que saben, los que hacen la vida con el maíz, los que auguran tiempos por venir.

El propósito del recorrido fue conocer el modo de vida de mi amigo José Luis y su familia, un niño con 7 años de edad, mayahablante y milpero desde temprana edad, quien diariamente recorre una distancia aproximada de 3 kilómetros para poder cursar educación primaria en la escuela donde tengo la dicha de ser docente. La mayoría de las veces lo acompaña su mamá. Su kajtaj o ranchería es una antigua hacienda conocida como Ts’oyola’, que en el siglo XIX producía abundante maíz y ganado vacuno,  bajo el régimen de servidumbre casi esclavista que echo por la borda la Revolución mexicana.

Por el tiempo de conocerlo, puedo decir que José Luis es un niño con amplios conocimientos del monte y de los animales que lo habitan, dice que su padre lo enseña a conocer la selva, ya que desde siempre acostumbra ir a la milpa para que ayudar a su padre a desmontar y sembrar. El semblante de José Luis luce siempre reservado, serio y a la vez nos muestra la armonía de vida que lleva con la naturaleza.

Al llegar a su vivienda conversamos con sus padres y el abuelo en lengua maya, quien nos narró la historia del lugar.  Acordamos apoyar con mayor decisión el esfuerzo de José Luis, pero al regreso al pueblo, nuevamente nos sorprendió la llovizna, haciendo que nos resguardáramos bajo los frondosos árboles que caracterizan este histórico camino, útil para transitar con sigilo durante la mal llamada Guerra de Castas. Cruces de madera y de piedra labrada resguardan a todo caminante que atraviesa por aquel sendero, donde fui fijando mis huellas sobre el camino encharcado, regresaron a mi memoria los días, semanas y meses que la comunidad empeló para rehabilitar ese camino olvidado por TODOS los gobiernos. 

El ejemplo y esfuerzo de la niñez maya para asistir a la educación oficial es una muestra de decencia y orgullo cultural de cientos de niños mayas que desean compartir sus conocimientos, así como saber y conocer otras maneras de vida y modos de comprender el mundo. Muchas escuelas y algunos docentes tienen dificultades para comprender la cosmovisión, los valores y educación que traen los niños al llegar al colegio.

Lo anterior da pie a cuestionar, a poner en la tela de juicio -una vez más, y disculpen que insista en este tema en mis colaboraciones para Informe Fracto– el modelo educativo mexicano implementado en los últimos años. El enfoque por competencias que se expresa en los programas curriculares de educación básica, no ha conseguido brindar métodos, ni recursos, y mucho menos los medios, para establecer una pedagogía intercultural  a la que aspiran las escuelas comunitarias, de manera particular en la esfera de educación indígena.

La educación que se brinda en las comunidades debiera ser, y lo expreso desde la fondo de un poblado mayahablante, un sólido recurso para resistir los embates de la globalización del conocimiento hegemónico.  José Luis está resistiendo y empujando hacia adelante, pero la escuela y sus maestros debemos acompañar este empeño. Caso contrario, la tarea educativa queda a medias.

Continuar Leyendo

Voz de la Península

LXXI Feria Municipal Del Libro

Avatar

Publicado

en

Continuar Leyendo

Voz de la Península

Se inaugura Sala de Lectura en el Gran Museo del Mundo Maya

Avatar

Publicado

en

El Gran Museo del Mundo Maya de la ciudad de Mérida, ahora cuenta con una Sala de Lectura para niñas y niños, con la que se busca fomentar la lectura infantil y ofrecer a los pequeños lectores los múltiples beneficios que proporciona esta práctica.

La inauguración de este espacio se llevó a cabo este jueves 18 de julio, en presencia de la titular de la Secretaría de la Cultura y las Artes, Erica Millet Corona; la directora general de Museos y Patrimonios, Ana Méndez Petterson; y la Directora de Desarrollo Artístico y Gestión Cultural, Ana Ceballos Novelo; entre otros. Con la apertura de esta Sala, ya suman 9 en toda la entidad los catalogados como centros de suma importancia para el cumplimiento de estos objetivos.

Vale la pena resaltar que el funcionamiento de todos los centros está en manos de voluntarios que se preocupan por fomentar esta actividad en diversos círculos sociales, por lo que su trabajo es altamente valorado si se toma en cuenta el bajo nivel de lectura que se registra en el país.

Esta es una forma de brindar herramientas necesarias para aprender cosas nuevas, obtener conocimientos y disfrutar la lectura de una gran variedad de obras en forma gratuita. Un privilegio que debe aprovecharse.

Continuar Leyendo

BOLETÍN FRACTO

RECOMENDAMOS