Conecta con nosotros

Editorial

Sargazo: Una lección y una oportunidad

Publicado

en

Desde el fin de la primera semana de agosto las playas turísticas de Quintana Roo dejaron de recibir masivamente el sargazo, las condiciones de las corrientes del fondo marino cambiaron de dirección. Pero el sargazo nos da una lección muy importante que no debemos olvidar.

Y es que realmente el “dolor de cabeza” para los hoteleros y autoridades de Quintana Roo por la llegada masiva de la macroalga, su olor penetrante y la molestia en la piel de los turistas cuando el sargassum natans se pega en el cuerpo, es una experiencia que nos debe recordar que no estamos preparados para su arribo a las costas, pero es un hecho que volverá.

Las corrientes marinas son cambiantes, es una realidad el calentamiento global –aunque no lo quieran aceptar algunos magnates conservadores- y la enorme contaminación en los mares influye en la proliferación de las especies que llegaron masivamente a Quintana Roo, sargassum natans y fluitans.

Así que debemos estar preparados para su nuevo arribo y su posible explotación.

Ya en diversos medios de comunicación especialistas aseguran que el sargazo es de interés para algunas empresas porque puede ser una fuente calorífica para generación de energía.

También, que puede pasar por un proceso de lavado, triturado, secado y empaquetado para servir de fertilizante, generando nutrientes para otros vegetales.

Que puede servir de alimento para camarones e inclusive ya es utilizado en la industria cosmética.

Si aprendimos la lección, el protocolo de limpieza de las playas y aprovechamiento del sargazo ya debería estarse cocinado hoy en la Secretaría de Medio Ambiente de Quintana Roo, para que la próxima ocasión que arribe, no sea el sorpresivo “dolor de cabeza” del sector turístico.

Continuar Leyendo
Clic para comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Editorial

‘Políticamente expuesto’: El buró de los políticos

Publicado

en

Todos en México, al menos eso quiero pensar, estamos de acuerdo en que la corrupción y la impunidad son dos lastres para el desarrollo del país, que básicamente han sido la marca de la clase política mexicana durante muchos años. Si hay pruebas, ¡que vayan a la cárcel!…

Pero existe un buró financiero, con lista negra incluida, que fue creado por una empresa privada, con información privilegiada, incluso espiando las redes sociales de políticos y empresarios, que no es precisamente el fiel de la balanza de la honestidad financiera en este país, y sin embargo, es considerado por la Banca Privada y otras instancias de capital lo suficientemente oficial y válido, como para tomar decisiones sobre quién es sujeto, o no, de servicios financieros.

Y no puede ser el fiel de la balanza, porque me consta que en su lista negra, bajo su sello acusador, denominado “Políticamente Expuesto”, colocó al menos a un ex servidor público que no tenía, ni tiene, ningún cargo por corrupción o por lavado de dinero. Tampoco tiene sentencia alguna en contra, ni purga alguna sanción penal, civil ni mercantil. Sin embargo, todas sus cuentas bancarias fueron canceladas porque esta empresa privada lo calificó en su base de datos como “Políticamente Expuesto”. En pocas palabras, la base de datos de esta empresa no está fundamentada en hechos, sino en interpretaciones que ¿quién sabe de quién dependen?

Simplemente hago una pregunta al aire: ¿O qué en su base de datos ya colocó en la lista negra al todavía Presidente de México, Enrique Peña Nieto, por su tráfico de influencias en el asunto de la Casa Blanca?… Por supuesto que Peña no está clasificado como “Políticamente Expuesto”. Es decir: ¿Entonces unos sí y otro no?

La empresa se llama Quién es Quién S.A de C.V., está ubicada en Bosques de las Lomas en la Ciudad de México, y ostenta en su página 25 años dedicada a la investigación, recopilación y desarrollo de bases de datos, servicios de información y de contacto con los sectores más importantes del país: Gobierno y Financiero de México. Y vende abiertamente una base de datos –impresa o digital- donde dice que proporciona: “…Nombre, Puesto, Dirección, Teléfonos, Emails, Redes Sociales, etc…” de servidores y ex servidores públicos, así como de algunos “influyentes” empresarios y profesionistas particulares.

Según su argumento, objetivo o misión, Quién es Quién S.A. de C.V. busca identificar a cualquier cliente potencial de una empresa, para coadyuvar a evitar operaciones de alto riesgo y que con ello, las compañías financieras cumplan con la Ley Anti-Lavado de Dinero publicada en 2013. Muy bien, pero ¿y el Buró de Crédito? ¿Está la base de datos de esta empresa por encima del Buró de Crédito? ¿Cómo es que el catálogo de personajes “Políticamente Expuestos” llegan a merecer ese sello con interpretaciones subjetivas y no con hechos? ¿Por qué unos sí, y otros no están ahí?… Esta empresa, de la cual la única persona visible es alguien que dice ser coordinadora de la compañía y se llama Dafne Martínez Salazar, podría incurrir en la violación a la Ley de Datos Personales con su base de datos. Y como su catálogo negro de “Políticamente Expuestos” no está acorde con los hechos, sino con interpretaciones, podría incluso afectar a mucha gente inocente e incluso difamarla. Seguiremos investigando al respecto. ¿Quién será Quién?…

Sobre el autor: Hugo Gutiérrez es periodista de investigación con más de 30 años de experiencia en temas de seguridad y política. Es director del medio digital Enfoco.mx

Continuar Leyendo

Editorial

Libertad de prensa: Vivó y Aristegui

Publicado

en

La libertad de prensa es un derecho para la vida política y social de los países, al verse ésta comprometida, podría generar inestabilidad y desconfianza dentro de una sociedad por no conocer la verdad de lo que sucede.

La función tan importante de la prensa se está viendo obstaculizada y atacada en el país, el cual en teoría, es el “paraíso” de las libertades de sus ciudadanos.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, etiquetó de manera irreverente e irresponsable a la prensa de su país como “enemigos del pueblo americano”, desatando una ola de editoriales a cargo de aproximadamente 350 medios de comunicación locales y nacionales.

En México, han transcurrido casi 6 años, en los que ser periodista se convirtió en una de las profesiones más peligrosas, aunque también fueron años de manipulación y silencios a base de fajos de billetes.

Periodistas reconocidos a nivel nacional por ser atrevidos y entregados a su profesión, buscando siempre sacar a la luz las verdades de un México cubierto de mentiras y noticias falsas, fueron sistemáticamente expulsados del aire.

El caso más antiguo es el de José Gutiérrez Vivó y el más sonado el de Carmen Aristegui, ambos retumbaron enérgicamente contra la libertad de expresión en nuestro país. Pero los tiempos cambian y el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, acaba de declarar públicamente que habrá total libertad de prensa y de disentir. También dijo que procurará el regreso a la radio de ambos comunicadores.

En Yucatán, la profesión periodística se estancó, o simple y sencillamente se vendió al mejor postor, se convirtió en una mala costumbre, en la cual se estira la mano y si no reciben retribución alguna, sacan la pluma para disparar.

El crecimiento e innovación de las plataformas digitales y las redes sociales han democratizado y acelerado el viaje de la información, lo cual provoca que sea cada vez más difícil callar el eco de la verdad, por más oscura y oculta que se encuentre.

El mundo está cambiando día a día y es por eso que los que nos dedicamos al periodismo deberíamos unirnos, alzar la voz y no dejar que los gobernantes nos callen. Debemos reflexionar profundamente sobre la razón de ser de nuestra profesión y dejar de denigrarla, debemos honrarla, buscando siempre la verdad para que la sociedad sea libre, porque sin verdad no puede haber libertad.

Continuar Leyendo

Editorial

Ichkabal: Falta un verdadero negociador

Publicado

en

Si se habla de una potencial inversión, un disparador de unos 2 mil 600 millones de pesos, además de la detonación del aprovechamiento del Aeropuerto de Chetumal y la mejoría en la calidad de vida del sur de Quintana Roo, es difícil pensar que no haya ni el capital, ni el negociador en el gobierno de ese estado, para destrabar el problema de la tenencia de la tierra que tiene cerrado este monumental sitio arqueológico.

Desde hace un año el gobierno de Quintana Roo busca abrir al público la ciudad Maya Ichkabal, una de las más grandes e importantes del periodo preclásico, con estructuras piramidales más amplias y altas que incluso las de Chichén Itzá. Pero simplemente no hay acuerdos entre ejidatarios y autoridades de Turismo de esta entidad.

La zona fue descubierta hace aproximadamente 17 años y es un detonante que podría ayudar a balancear el turismo entre el norte y el sur de ese estado, debido a la enorme diferencia de industria turística entre ambos polos, pero la tenencia de la tierra sigue deteniendo el avance.

Sabemos que los ejidatarios han llegado a exigir 2.5 millones de pesos por hectárea para destrabar el problema de la propiedad de la tierra, pero el gobierno quintanarroense solamente expresa que no tiene esa oferta económica.

Sin embargo, con tanta inversión que podría generar Ichkabal y con un aval como el del gobierno de Quintana Roo, es difícil pensar que no haya entidades financieras dispuestas a entrar al juego de la industria turística, porque esa inversión inicial seguramente tendrá un retorno.

También es difícil pensar que no haya fórmulas de inversión que convenzan a los ejidatarios de ir recibiendo paulatinamente capital por esa tierra.

Entonces, realmente lo que falta para abrir Ichkabal, es un buen negociador que conozca de ingeniería financiera para terminar de detonar la millonaria inversión. Esperaremos a ver hasta cuándo aparece alguien con ese talento.

Continuar Leyendo

TE RECOMENDAMOS