Conecta con nosotros

Voz de la Península

El corazón del Obispo

Indalecio Cardeña Vázquez

Publicado

en

Uno de los Obispos de Yucatán que más se recuerda por su actividad pastoral, y sus amplias visitas ministeriales, es Luis de Piña y Mazo, originario de Palencia, España, nacido en esa ciudad en 1723, en una familia noble.

El Obispo Crescencio Carrillo y Ancona, apunta que este prelado fue laborioso y enérgico, muy joven profesó como monje benedictino, y a los 24 años, en 1747, ya se desempeñaba como Abad del Monasterio de San Pedro de Cardeña, cuando fue promovido a la diócesis de Yucatán.

Su estancia en la península fue de quince años, y dejó una señal en la historia yucateca. Murió en Mérida el 22 de noviembre de 1795, a los setenta  y dos años de edad.

Entre sus logros como purpurado de Yucatán, está el haber obtenido una Real Cédula para la restauración o creación de una Universidad, luego que los jesuitas fueron expulsados de todos los dominios españoles, perdiéndose así en Yucatán esa institución de enseñanza superior.

Asimismo, como parte de sus preocupaciones por la educación, destaca la remodelación del antiguo colegio jesuita para convertirlo en Colegio de Indios. Igualmente decidió vender estancias de Cofradías que eran mal administradas para invertir el dinero en la educación de jóvenes y la construcción de iglesias.

En 1781, el prelado denunció las contrataciones forzosas que se hacía de los mayas por parte de los españoles, como “la más dura e inhumana esclavitud que impedía a los indios contar con el tiempo suficiente para sus cultivos, la atención de sus casas y cumplir con los preceptos de la Iglesia.

Situaciones como ésta le ocasionaron al purpurado conflictos y contratiempos en su ministerio por parte de los afectados, sin embargo, siempre salió avante de tales situaciones.

En 1792, el Obispo ordenó realizar visitas pastorales a la región del Petén, en el actual país de Guatemala, que en ese entonces estaba bajo la jurisdicción religiosa de Yucatán. En las visitas se aplicaban cuestionarios rigurosos, con veinticinco preguntas, sobre la conducta del cura del pueblo, se contaba con tres testigos de confianza que eran interrogados secretamente bajo protesta de decir verdad.

El Obispo Piña sostuvo un conflicto con el rector del Seminario, cuando éste, el Pbro. José Nicolás de Lara, intentó reformar el plan de estudios de aquella institución educativa religiosa y con un afán modernizador pretendió introducir el método experimental de la ciencia, originándose un contratiempo que concluyó con la destitución del rector Nicolás de Lara el 9 de agosto de 1785. El Pbro. Nicolás de Lara se trasladó luego a la ciudad de México, entró a un convento agustino donde se ordenó fraile, y falleció en esa ciudad el 6 de enero de 1808.

Un sobrino del Obispo Piña, Toribio del Mazo, fue acusado injustamente con otras personas de haber participado en el asesinato del gobernador Lucas de Gálvez, y estuvo preso durante 8 años en San Juan de Ulúa. El asesino, posteriormente se entregó a las autoridades confesando su crimen y de este modo el sobrino del Obispo y los demás presuntos asesinos fueron exonerados, luego de obtener su libertad se trasladó a la ciudad de México, donde vivió hasta su fallecimiento años después, sin que retornase a Yucatán.

El Obispo Piña siempre deseó volver a España, según él mismo expresara en algunas cartas, e incluso habría comenzado algún trámite para ello, pero falleció en esta ciudad, según decíamos líneas arriba, en el año de 1795.

El Pbro. Manuel Ceballos García, en su libro “La Parroquia de Santiago”, señala que: “En un muro del presbiterio (del templo de Santiago, en esta ciudad de Mérida, Yucatán) yace enterrado el corazón del Obispo Fray Luis de Piña y Mazo, que en señal de gratitud colocó allí su amigo y cura de la parroquia Dr. José de Zavalegui, el año de 1801, según dice una lápida. El texto es el siguiente: Aquí yace el corazón del Ilustrísimo y Reverendísimo Señor D. F. Luis de Piña y Mazo dignísimo Obispo que fue de esta diócesis y que falleció el año de 1795. Colocado por la gratitud del cura de esta parroquia don José de Zavalegui. Año de 1801.”

Continuar Leyendo
Clic para comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Voz de la Península

VAMOS A CONVERSAR CON CANCÚN

Jorge González Durán

Publicado

en

Tenemos que conversar con Cancún. Tenemos que conversar con la ciudad. Tenemos que saber sus sentimientos, sus querencias y sus sueños.

Cancún, como todas las ciudades, tiene su propio lenguaje para comunicarse. Por eso no sólo hay que prestar oídos a lo que piensa y siente sino dialogar con ella. Cancún necesita conversar con sus hijos.

Conversar es el supremo arte de la comunicación humana.

Cancún ha estado en silencio durante muchos años. Nosotros hemos hablado mucho y ella nos ha escuchado paciente. Ahora necesitamos escuchar su voz. Poner el oído en sus muros, no sólo ver sino escuchar el mensaje de sus calles, de sus piedras, de sus árboles.

Tiene muchos secretos que contarnos. No sólo somos sus habitantes, necesitamos ser más que eso. Necesitamos ser sus confidentes. Y no debemos traicionar su confianza.

Tenemos que confiarle también nuestros sentimientos reprimidos por años; decirle en voz baja nuestros pesares; y sobre todo decirle que no la hemos dejado de querer así hayan pasado los años. Juntos, ella y nosotros, resistimos y sobrevivimos a los huracanes, y juntos, ella y nosotros, vamos a vencer a los desalmados que la ofenden y día a día y que nos acechan embozados a la vuelta de la esquina.

Ya va a cumplir 50 años y todavía luce esbelta, galana y señorial. Nuestro amor la podría sanar de sus quebrantos y quizá aliviar del desasosiego de los días turbios.

No la dejemos sola. Vamos a conversar con ella. Vamos a decirle que nos sentimos orgullosos de su historia y de las voces que la cuentan. Pero necesitamos saber su versión de los hechos. Que nos diga si somos lo que esperaba. Que nos reclame si es necesario.

Vamos a conversar con ella en cualquier sitio, a cualquier hora. Vamos a presentársela a nuestros hijos y nietos, que no la conocieron de niña mimada, la niña de nuestros ojos.

No la dejemos sola. Vamos a darle un momento o varios momentos de nuestro tiempo. Escuchemos su palabra radiante.

Nuestro amor deberá decantarse en la añoranza del fuego de los primeros tiempos y en la emoción de los años por venir.

Quisiera decirle que los que se fueron antes de tiempo, nunca es tiempo para irse, aquí siguen.

También te puede interesar: México cambió con Cancún

Continuar Leyendo

Voz de la Península

CODHEY abre queja por el ataque con gas. Autoridades culpan a fuereños

Lilia Balam

Publicado

en

El Secretario Ejecutivo de la CODHEY, Gustavo Arjona Canto insistió en que nada justificaba el uso de gas lacrimógeno contra los manifestantes.

La Comisión de los Derechos Humanos del Estado de Yucatán (CODHEY), abrió una queja de oficio para investigar los hechos violentos ocurridos el día de ayer durante una protesta contra el reemplacamiento, en la cual un elemento de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), lanzó una granada de gas lacrimógeno contra los manifestantes,  informó el Secretario Ejecutivo de ese organismo, Gustavo Arjona Canto.

El funcionario calificó como lamentable el episodio de violencia registrado minutos antes de que el gobernador Mauricio Vila Dosal emitiera su primer informe como titular de la administración estatal. Recalcó que nada justifica el uso de gas lacrimógeno contra ciudadanos que ejercen su derecho a manifestarse.

“La libertad de expresión es un derecho fundamental, inalienable y constituye una lucha que en México ha costado sangre y lágrimas. Se han dado luchas en México para que se garanticen los derechos. No justificamos la implementación de gas lacrimógeno para esta protesta”, señaló.

Agregó que en cuanto supieron del altercado, fueron enviados visitadores de la CODHEY al lugar de los hechos. Sin embargo cuando llegaron el conflicto había concluido. Eso sí, se abrió una queja de oficio para investigar lo ocurrido, pues el organismo no requiere que una persona denuncie para iniciar las pesquisas.

Posteriormente cinco personas acudieron a la Comisión para ratificar la queja u ofrecer testimonios de lo acontecido, pues se sintieron agraviados por el suceso. Arjona Canto detalló que se están recabando vídeos, fotos y demás material para acreditar las violaciones a los derechos humanos, además que se solicitará un informe de los hechos a la SSP. Invitó a quienes fueron afectados o presenciaron el altercado a acercarse a la CODHEY para ratificar la queja o complementar la investigación.

AUTORIDADES CULPAN A FUEREÑOS

Esta mañana durante un acto protocolario, el gobernador Mauricio Vila Dosal expresó que los hechos se debieron a las provocaciones de “agitadores profesionales” oriundos de otras entidades del país, quienes -según explicó-, agredieron a los policías y los despojaron de su equipo de seguridad durante  la manifestación.

“Un grupo de manifestantes, alrededor de 50, no todos, gente que  muy poco tenían que ver con estas causas, agitadores profesionales, algunos aquí de Yucatán, otros que vinieron de otros estados de la República, empezaron a empujar a los policías. Después que  no surtió efecto la provocación, quitaron las vallas de seguridad y jalaron a elementos, los despojaron de sus escudos y equipos de protección, y jalaron a otro que fue golpeado por esos agitadores”, dijo.

Reiteró que al ver que agredían a sus compañeros y sin autorización de sus superiores, un policía estatal lanzó la granada de gas lacrimógeno, con lo que “la gente se dispersó y se acabó el conflicto”. Eso sí, mencionó que el elemento fue suspendido en tanto se investiga lo ocurrido.

Vila Dosal insistió en que los yucatecos no son violentos “y no pueden empezar hoy, agitados por la gente que viene de otros lugares de la República, a tener ese tipo de comportamientos”  e hizo un llamado a quienes tienen alguna inconformidad para dialogar con las autoridades estatales.

El mismo mensaje fue enviado horas más tarde por la Secretaria General de Gobierno, María Fritz Sierra. “En Yucatán el derecho de todas las personas a manifestarse será respetado. Los apoyamos y exhortamos a que lo sigan haciendo. Lo que no podemos permitir es que comience a pasar lo que sucede en otros estados, donde la gente cree que por su derecho a manifestarse puede cometer actos de violencia y agresiones hacia los cuerpos de seguridad”, externó.

También te puede interesar: Tres quejas contra la SSP por detenciones arbitrarias en la marcha feminista

Continuar Leyendo

Voz de la Península

Marcha contra de los impuestos y del reemplacamiento

Avatar

Publicado

en

El domingo 19 de enero, en punto de las 9 de la mañana en el remate del Paseo de Montejo se dieron cita cientos de ciudadanos para protestar contra la imposición de nuevos impuestos y el reemplacamiento vehicular que se propone cobrar el gobierno de Yucatán este 2020.

Acompañados de carteles y pancartas con consignas en contra del gobernador Mauricio Vila Dosal, pasadas las 9 de la mañana dio inicio la llamada Mega Marcha en Contra de los Impuestos Abusivos y del Reemplacamiento, que logró congregar a varios cientos de personas. La primera parada de los manifestantes fue en las oficinas del Partido Acción Nacional, situada en la calle 58 entre 51 y 53, donde los participantes señalaron el incumplimiento de las promesas de campaña del gobernador por lo que hubo voces que exigieron su renuncia.

Posteriormente, los manifestantes se dirigieron al Centro Internacional de Congresos, para mostrar su inconformidad ante el primer informe de gobierno del señor Vila. Al llegar a la calle 60 con 37, unas cuadras antes del recinto donde tuvo lugar la comparecencia del gobernador, la Policía Estatal recibió a los manifestantes con una valla y decenas de granaderos en formación. Los participantes en la marcha intentaron dialogar con los agentes de la policía, pero no tuvieron respuesta alguna y se detuvo la caminata durante varios minutos, de modo que pasadas las 10:40, los uniformados detonaron una bomba de gas lacrimógeno que impacto entre los inconformes, la cual causó estragos en la seguridad y salud de varias personas, donde se encontraban mujeres, adultos mayores y niños.

La marcha concluyó con una respuesta negativa por parte de las autoridades y con incluso tres civiles detenidos, por lo que muchos de los presentes pusieron en duda la posibilidad de que siga existiendo libertad de expresión y libre manifestación en el estado de Yucatán.

También te puede interesar: Protestas, machismo y represión en Yucatán

Continuar Leyendo

RECOMENDAMOS