Conecta con nosotros

Arte y ciencia

El distemper o “moquillo” canino, enfermedad mortal que puede prevenirse

Carlos Vivas

Publicado

en

El distemper canino, también llamado coloquialmente “moquillo”, es una enfermedad grave entre los perros causada por un virus y su peligrosidad es tal que alcanza el 50 por ciento de muertes en animales afectados Debido a que se nombra “moquillo”, gran parte de la población cree que solo aparece durante temporada invernal cuando la realidad es otra, su aparición puede darse en cualquier época del año.

Un problema del distemper es que sus síntomas pueden confundirse con otras enfermedades como la erlichia, ya que un can infectado puede presentar problemas respiratorios, problemas de piel, ligera inapetencia, vómitos y diarrea, anemia e incluso movimientos involuntarios (llamados comúnmente tics),


El distemper canino o “moquillo” es una enfermedad grave de trasmisión entre canes que tiene una amplia tasa de mortandad.

El MVZ Noé Hernández Cruz, director general del Hospital Veterinario “El Arca de Noé”, refiere que “es muy difícil por los mismos síntomas del distemper que hasta un profesional determine que el paciente lo padece, siempre se recomienda un interrogatorio de inicio para saber si ha tenido vacunas, donde vive, etc. y eso puede dar un diagnóstico referencial, más las pruebas de laboratorio. Una prueba específica o “kit” para distemper es la manera más confiable de aproximarse a un diagnóstico. Si el resultado es positivo eso asegura que el perro está enfermo; si el resultado  fuera negativo pero se presentan síntomas, lo recomendable es iniciar el tratamiento”.

Otro factor de peligrosidad es la falta de síntomas durante cierto tiempo. El período de incubación del “moquillo” puede ser de 50 o hasta 60 días o sea el animal puede estar enfermo y no presentar síntomas evidentes”. Además, “el distemper puede tener fases que desaparecen, por ejemplo, tener diarrea o vómitos y quitarse, luego tos y quitarse hasta llegar síntomas neurológicos. Un paciente de distemper tiene tres escenarios: sobrevive sin secuelas, muere o vive con una discapacidad”, subrayó el MVZ Noé.


El diagnóstico del distmper se dificulta porque su síntomas son similares a los de otras enfermedades.

La prevención como mejor arma

Un tratamiento para distemper puede representar varios miles de pesos en costo, por lo que la recomendación es la medicina preventiva o sea la vacunación en tiempo de los animales de compañía.

En ese sentido el MVZ Noé agrega: “Todas las vacunas combaten el parvovirus, el “moquillo” y otras enfermedades. El esquema de vacunación puede variar dependiendo de la edad que tenga el animal cuando se adquiera o adopte. Un cachorro empezaría al mes y medio aproximadamente con la llamada “puppy” para luego recibir refuerzos cada dos o tres semanas hasta llegar a los cuatro meses. Si el cachorro tiene alrededor de seis meses se puede aplicar una múltiple y un refuerzo a los seis meses. En caso de perros adultos sería una vacuna polivalente y un refuerzo semestral o anual”.


El desenlace puede ser fatal, en cuyo caso se recomienda extremar precauciones que van desde la incineración de objetos y cadáver, hasta la abstención de mascotas por un tiempo.

La importancia de la prevención radica en que el virus del distemper se contagia a través de las secreciones como lágrimas, moco, etc. que se esparcen como aerosol a través de gotas diminutas, por lo que un perro de la calle pudría infectar a uno doméstico si éste no cuenta con las vacunas necesarias.

Ante la aparición de alguno de esos síntomas se debe acudir a un profesional para la valoración, nadie va a poder determinar a distancia por redes sociales la gravedad del paciente. “El diagnóstico para distemper o “moquillo” se da por criterio médico después del interrogatorio y las pruebas. El tratamiento es a base de retrovirales para ayudar al mismo organismo a combatir la enfermedad, o sea, no es un medicamento; será por la respuesta del mismo organismo que el paciente pueda o no recuperarse. Actualmente hay algunos sueros experimentales sin embargo no son garantía y solo se elaboran en la Ciudad de México”, mencionó Hernández Cruz.


Aunque el distemper es una enfermedad propia de cachorros, actualmente se ha presentado en adultos jóvenes e incluso en pacientes gerontes.

Si el desenlace fuera fatal, la recomendación es la eliminación por incineración de todos los objetos con los que el can tuviera contacto, tales como platos, ropa, colchas, etc. De la misma manera lo que se sugiere hacer con el cuerpo es incinerarlo, para evitar la propagación de la enfermedad. De igual manera es muy recomendable no tener otro animal en un período de unos seis meses.

En caso que el paciente sobreviva, se debe llevar un monitoreo “hay que hacer análisis, reforzar su sistema inmunológico, cambio de alimentación y después de un tiempo vacunar, sin embargo se han dado caso de recaídas” acotó el MVZ Hernández Cruz.

Ecuador

El día en la que el poeta perdió la compostura

Germán Rodas Chaves

Publicado

en

Se trataba de la última sesión. Corría el 23 de mayo de 1926 –hace exactamente 94 años- y se le había encargado al poeta la responsabilidad de conducir la Asamblea. Aquel domingo los debates prosiguieron con la misma intensidad que en los días anteriores.

En efecto, los discursos, las propuestas, la contraposición de ideas llenos de pasión y entusiasmo que fueron evidenciadas desde las primeras jornadas de esta Asamblea, iniciada el domingo 16 de mayo con horarios intensos de trabajo, no habían desaparecido.

Los 59 delegados de todo el país llegados en medio de múltiples sacrificios, se habían congregado en aquella semana de mayo en el salón principal del municipio quiteño a fin de fundar un nuevo partido político que respondiera a los intereses de los más amplios sectores del Ecuador.

La inacabada revolución liberal-radical y alfarista, la influencia de la revolución mexicana y los acaecimientos de 1917 en la URSS que impactaron al mundo, así como el martirologio de los trabajadores y del pueblo acaecido el 15 de noviembre de 1922 en Guayaquil, se constituyeron en los antecedentes más próximos para que se reuniera el Congreso, al que me refiero en líneas precedentes.

Otra causa próxima a la realidad descrita, fue el fraude electoral de 1924 que había propiciado el entonces Presidente José Luís Tamayo–vinculado al liberalismo plutocrático-a favor de su coideario Gonzalo Córdova, lo cual, a contrapelo, significó la derrota electoral del Coronel Juan Manuel Lasso–el mismo que tuvo importante apoyo de sectores populares-y a quien el poeta de esta narración apoyó entusiastamente desde la dirección del diario “Humanidad”.

Todos estos factores históricos enumerados, entonces, fueron constituyéndose en los prolegómenos para que se reuniera en Quito aquella Asamblea de 1926.

La sesión vespertina del 23 de mayo de 1926 tenía por objeto aprobar los documentos fundamentales del naciente partido político y de nombrar a sus dirigentes. No obstante, a esas mismas horas, grupos de liberales y conservadores habían concurrido al municipio de la ciudad para insultar y provocar a los delegados a la Asamblea constitutiva del socialismo ecuatoriano.

El poeta, frente a tal circunstancia, suspendió la sesión y, como el mismo lo refirió, “invitó a los concurrentes” a desalojar a las barras contrarias a la Asamblea. Ese día el poeta Jorge Carrera Andrade perdió la compostura.

Carrera Andrade fue designado por la Asamblea como el primer secretario general de los socialistas. Sus renglones cortos no dejarían de ser producidos a causa de esta nueva responsabilidad que abrió una página de ilusiones y esperanzas entre los ecuatorianos. 

Aquel 23 de mayo el poeta se abrevó en su pueblo para mirar al cielo. Diría entonces: “toque final de la hora de la espada/ primer minuto de la nueva hora. / Cien mil puños construyen con la azada/ la montaña de trigo de la aurora”.

También te puede interesar: Pinceladas de una mujer ilustrada

Continuar Leyendo

Arte y ciencia

Guepardo del Sahara es visto por primera vez en 10 años

Avatar

Publicado

en

La última vez en la que se había podido avistar a un guepardo del Sahara fue en las montañas Hoggar en 2008.

En Argelia, justamente cuando el mundo sigue en encierro por la pandemia, un grupo de naturalistas avistó nuevamente después de 10 años a un guepardo del Sahara viviendo en libertad; una subespecie de guepardo catalogada en crítico peligro de extinción en la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Según la autoridad de Parques Nacionales de Argelia, el ejemplar fue grabado en las montañas de Hoggar, una amplia zona de desierto que se extiende en la provincia de Tamamrraset, situada a 1,500 kilómetros al sur de la capital, fronteriza con Níger y Mali.

El anuncio coincidió con el lanzamiento de un documental sobre el trabajo de los científicos del parque, que incluye imágenes del guepardo tomadas en el campo volcánico de Atakor, cuyos picos alcanzan una altura de 3,000 metros.

El guepardo del Sahara está presente únicamente en cuatro países del noroeste africano, con una población de 250 individuos en la naturaleza. ​ De acuerdo con la UICN, en Argelia sólo quedan 37 ejemplares.

Aun cuando forma parte de la familia de los guepardos africanos, el cheetah del Sahara es bastante diferente en apariencia, ya que su pelaje es más corto y de color más pálido.

La última vez en la que se había podido avistar a un guepardo del Sahara fue en las montañas Hoggar en 2008, cuando una familia de cuatro miembros fue grabada por una cámara trampa.

También te puede interesar: Reportan casi 50 mil avistamientos de flora y fauna en México

Continuar Leyendo

Arte y ciencia

Abejas azules que se creían extintas reaparecen en Estados Unidos

Avatar

Publicado

en

Una especie de abeja azul metálico que se creía extinta desde hace 4 años reapareció en Estados Unidos, hecho que ha sorprendido a la comunidad científica de ese país.

Se trata de la especie Osmia calamintha, la cual solo se había visto en cuatro áreas del estado tras su descubrimiento en 2011.

El investigador Chase Kimmel del Museo de Historia Natural de Florida, especializado en la conservación y restauración de especies polinizadoras en su hábitat, hizo el hallazgo en el lago Wales Ridge mientras instalaba panales cerca de la calaminta ashei: una especie de flor de la que las abejas azules dependen para alimentarse.

“Observamos una pequeña y brillante abeja azul tomando la flor y frotando su cabeza en la parte alta de la flor, dos o tres veces, antes de moverse a otra flor”, dijo Kimmel a CNN.


“Estaba abierto a la posibilidad de que no volviésemos a encontrar a la abeja, así que el primer momento en que la vimos en el campo fue realmente emocionante”, señaló el investigador.

El redescubrimiento abre la posibilidad de que los científicos puedan conocer más sobre esta abeja, que actualmente se encuentran en el Plan de Acción de Vida Silvestre del Estado de Florida como una especie de mayor necesidad de conservación.

También te puede interesar: “¿Qué les pasó a las abejas?” un documental sobre la supervivencia de los polinizadores

Continuar Leyendo

RECOMENDAMOS