Conecta con nosotros

Honor a quien honor merece

La Unidad de Vida Silvestre

César Benítez

Publicado

en

La Unidad de Vida Silvestre es un departamento constituido por un grupo de jóvenes emprendedores que siempre destacaron por su iniciativa, dedicación y empeño por conseguir las cosas. Estaba constituido principalmente por cuatro personas: la ingeniera Jana Almeida, los biólogos Leonardo Brito y Oscar López y la maestra en ciencias Naty Celaya. Junto con ellos, todo un grupo de personas que, a través del tiempo que estuvieron en el Parque Científico Tecnológico de Yucatán, colaboraron activamente en los diversos programas y actividades.

Dentro de las instalaciones del Parque Científico, la UVS tuvo la oportunidad de trabajar y colaborar en múltiples proyectos como los Programas de Educación Ambiental en coordinación con la Secretaría de Educación del Gobierno del Estado (SEGEY). Colaboraron en diversos proyectos con el doctor Sigfredo Escalante, investigador del Centro de Investigación Científica de Yucatán (CICY), impartieron diversos talleres en los “Cursos de Verano” organizado entre el PCTY y la Secretaría de Investigación (SIIES). Además tuvieron participaciones constantes en los múltiples eventos y ferias ambientales llevadas a cabo por las organizaciones y asociaciones de la sociedad civil, así como por el Ayuntamiento de Mérida. También eran bien recibidas las “pajaredas” o recorridos para observar las aves que habitaban los alrededores del Parque y en las cuales participaron varios grupos importantes a nivel estatal o regional, de observadores y conservadores de aves. En recientes fechas comenzaron a participar en evento de la Secretaría de Desarrollo Sustentable (SDS).

Sin embargo, todo lo anterior resulta modesto en comparación con lo que este equipo de jóvenes académicos consiguió al llevar a cabo su evento insignia: “La Feria de la Vida Silvestre”, actividad celebrada al menos en dos ocasiones, y en la cual se dieron cita los representantes de grupos, asociaciones, organizaciones, instituciones, investigadores y todo aquel interesado en abordar desde múltiples ángulos el fenómeno de la vida silvestre del estado de Yucatán.

Para acercarnos un poco al alcance y magnitud de este evento entendemos que en él se reunían especialistas en aves, peces, mamíferos, marsupiales, reptiles, anfibios, plantas, cactus y suculentas, hongos, abejas, mariposas y sólo por citar algunos de los más conocidos dentro del gran cumulo de posibilidades temáticas que se podían encontrar en dicha feria.

La UVS tuvo un papel sumamente importante en la constitución de un perfil más enfocado en las relaciones ambientales de todo el personal del Parque, ya que dentro de sus tareas se encontraba impartir cursos a todos los que laboramos en ese recinto, tocando temas de diversidad del conocimiento, cuidado y atenciones que debíamos tener con toda la flora y sobre todo con la fauna comprendida en los terrenos integrados al PCTY. Fuimos afortunados como  pocos, de contar con un departamento que de manera personal, atendía dudas, inquietudes y solicitudes ya no sólo del personal del Parque, sino incluso de las otras instituciones que trabajan diariamente en el polígono del PCTY.

En la actualidad, por diversas causas, la UVS se separa del Parque Científico principalmente por  la justa necesidad de crecer, de ir más allá, de ser dinámica y no estática, siendo con esto fieles a sus principios como profesionales de la vida silvestre y el medio ambiente: evolucionar, adaptare y seguir adelante.

De manera personal, y como miembro activo del Parque Científico Tecnológico de Yucatán, me llena de orgullo haber podido ser partícipe en varias ocasiones de las actividades, talleres y eventos que organizaron. Muchas gracias y buena fortuna a este brillante equipo de trabajo.

Continuar Leyendo

RECOMENDAMOS