Conecta con nosotros

Arte y ciencia

Los poderosos se retiran y Cuba vuelve a dar el ejemplo

Raciel Guanche Ledesma

Publicado

en

El año 2020 llegó como una tromba que nos alertaba sobre la situación con un nuevo virus mortal que hacía estragos en la lejana China, a unos miles de kilómetros de nuestro continente. Hoy ese país dejó de ser el epicentrocentro de atención y lo que parecía muy distante e imposible que cruzara fronteras, se expandió, cual potente arma destructiva, por toda Europa y América en pocos días.

Y es que el nuevo coronavirus es ya una triste realidad a la que el mundo le hace frente en estos tiempos. Sobrepasando los dos millones de contagios y los más de cien mil fallecidos, un escenario sin precedentes en la era moderna de la erupción tecnológica, la Covid-19 nos va dejado un claro mensaje: los grandes problemas de la humanidad no son solucionados por los que más tienen, sino por los que más sienten.

Podrá sonar altisonante, pero es que el actual modelo neoliberal impuesto desde los tiempos de Guerra Fría, se embauca en esa penosa teoría de crecer a toda costa sin importar el contexto ni lo que sufra la humanidad. Así lo hace hoy, por ejemplo, Estados Unidos, la superpotencia y centro de contagio por la Covid-19.       

Los políticos mezquinos de ese país norteño acaban de anunciar, hace apenas unos días y en plena lucha global contra la pandemia, la cancelación de su aporte monetario a la Organización Mundial de la Salud (OMS), un dinero que va destinado a salvar vidas en el planeta. Como siempre Estados Unidos piensa como lo que es, una nación de élites donde los países que le circundan no son más que su patio trasero.

Ignoran un valor esencial de la vida, el de ayudar a los demás sin objeción ni falsas intenciones. Todo indica que la solidaridad sincera y esperanzadora no está dentro de los planes de un gobierno moralmente debilitado, como tampoco en el de sus partidarios en Suramérica.

Sin embargo, y para suerte de todos, muchos otros países sí se han unido en este combate, olvidando divergencias políticas o de cualquier otra índole. Y es que precisamente son momentos en que las naciones deben trabajar cohesionadas en el camino de salvar vidas y para darle un punto final a esta lamentable historia.   

Un ejemplo claro es el de Cuba. La heroica Isla del Caribe, bloqueada desde hace 60 años por los propios Estados Unidos, vuelve a ser protagonista de epopeyas solidarias en estos días de pandemia. Este país muestra nuevamente su compromiso desinteresado con la salud en el mundo, como mismo lo hizo en Haití después del terremoto de 2010 o como hace seis años en la lucha contra el ébola en África. 

El pasado mes de marzo esa pequeña nación realizó una arriesgada operación marítima tras permitir el atraco en sus costas del crucero británico Ms. Breamar. La embarcación contaba con cinco pasajeros positivos al Covid-19 y se encontraba a unos pocos kilómetros de la Florida, pero ningún país del Caribe, excepto Cuba, dio respuesta al llamado de recibir y devolver a sus países a los pasajeros del crucero.          

Es así como piensa un país con valores humanistas y solidarios. Cuba no posee grandes recursos económicos, ni minerales, pero comparte como un sentir martiano y fidelista, lo poco que tiene. Hoy su medicina es reconocida en el planeta por el alto nivel de sus profesionales, que son quizás, la expresión máxima de ayuda desinteresada en el mundo.    

Ya son cerca de una veintena de brigadas médicas de la Isla las que brindan su aporte contra el nuevo coronavirus en varios continentes. Desde Lombardía en Italia hasta los parajes más insospechados de África o América Latina llega el personal de salud cubano para salvar las vidas de miles de infectados con la Covid-19.

El mundo y los países capitalistas que piensan egocéntricamente, deben valorar actitudes como las de Cuba, que apoya y coopera en los tiempos más duros. Cuando todos entiendan que el problema no es de tener recursos ni poder económico, sino de compartir lo que tenemos, entonces y sólo para ese momento, estaremos salvando definitivamente de pandemias y males a la humanidad.

Título: Los poderosos se retiran y Cuba vuelve a dar el ejemplo

Por: Raciel Guanche Ledesma, estudiante cubano de periodismo

El año 2020 llegó como una tromba que nos alertaba sobre la situación con un nuevo virus mortal que hacía estragos en la lejana China, a unos miles de kilómetros de nuestro continente. Hoy ese país dejó de ser el epicentrocentro de atención y lo que parecía muy distante e imposible que cruzara fronteras, se expandió, cual potente arma destructiva, por toda Europa y América en pocos días.

Y es que el nuevo coronavirus es ya una triste realidad a la que el mundo le hace frente en estos tiempos. Sobrepasando los dos millones de contagios y los más de cien mil fallecidos, un escenario sin precedentes en la era moderna de la erupción tecnológica, la Covid-19 nos va dejado un claro mensaje: los grandes problemas de la humanidad no son solucionados por los que más tienen, sino por los que más sienten.

Podrá sonar altisonante, pero es que el actual modelo neoliberal impuesto desde los tiempos de Guerra Fría, se embauca en esa penosa teoría de crecer a toda costa sin importar el contexto ni lo que sufra la humanidad. Así lo hace hoy, por ejemplo, la superpotencia y centro de contagio por la Covid-19, Estados Unidos.       

Los políticos mezquinos de ese país norteño acaban de anunciar, hace apenas unos días y en plena lucha global contra la pandemia, la cancelación de su aporte monetario a la Organización Mundial de la Salud (OMS), un dinero que va destinado a salvar vidas en el planeta. Como siempre Estados Unidos piensa como lo que es, una nación de élites donde los países que le circundan no son más que su patio trasero.

Ignoran un valor esencial de la vida, el de ayudar a los demás sin objeción ni falsas intenciones. Todo indica que la solidaridad sincera y esperanzadora no está dentro de los planes de un gobierno moralmente debilitado, como tampoco en el de sus secuaces en Suramérica.

Sin embargo y para suerte de todos, muchos otros países sí se han unido en este combate, olvidando divergencias políticas o de cualquier otra índole. Y es que precisamente son momentos en que las naciones deben trabajar cohesionadas en el camino de salvar vidas y para darle un punto final a esta lamentable historia.   

Un ejemplo claro es el de Cuba. La heroica Isla del Caribe, bloqueada desde hace 60 años por los propios Estados Unidos, vuelve a ser protagonista de epopeyas solidarias en estos días de pandemia. Este país muestra nuevamente su compromiso desinteresado con la salud en el mundo, como mismo lo hizo en Haití tras el terremoto de 2010 o como hace seis años en la lucha contra el ébola en África. 

El pasado mes de marzo esa pequeña nación realizó una arriesgada operación marítima tras permitir el atraco en sus costas del crucero británico Ms. Breamar. La embarcación contaba con cinco pasajeros positivos al Covid-19 y se encontraba a unos pocos kilómetros de la Florida, pero ningún país del Caribe, excepto Cuba, dio respuesta al llamado de recibir y devolver a sus países a los pasajeros del crucero.          

Es así como piensa un país con valores humanistas y solidarios. Cuba no posee grandes recursos económicos, ni minerales, pero comparte como un sentir martiano y fidelista, lo poco que tiene. Hoy su medicina es reconocida en el planeta por el alto nivel de sus profesionales, que son quizás, la expresión máxima de ayuda desinteresada en el mundo.    

Ya son cerca de una veintena de brigadas médicas de la Isla las que brindan su aporte contra el nuevo coronavirus en varios continentes. Desde Lombardía en Italia hasta los parajes más insospechados de África o América Latina llega el personal de salud cubano para salvar las vidas de miles de infectados con la Covid-19.

El mundo y los países capitalistas que piensan egocéntricamente, deben valorar actitudes como las de Cuba, que apoya y coopera en los tiempos más duros. Cuando todos entiendan que el problema no es de tener recursos ni poder económico, sino de compartir lo que tenemos, entonces y solo para ese momento, estaremos salvando definitivamente de pandemias y males a la humanidad.

Pasión por el lenguaje

¡Cuidado con la concordancia!

Idalia Cabrera

Publicado

en

No tener en cuenta la concordancia obligada entre sujeto y verbo (en cuanto a número y persona) puede dar lugar a malentendidos. Una amiga me comentó lo siguiente: “Fuimos al cine con mi novio”. Llena de curiosidad le pregunté:

¿Ustedes dos y quien más?

Nadie, solo él y yo.

Pero ocurre que la forma verbal “fuimos” está conjugada en primera persona del plural. En tal caso el sujeto está omitido, y es “nosotros”, de ahí la pregunta de quién, además de ella, fue al cine.

Para una formulación correcta de la frase, si el hablante persiste en omitir el sujeto, podría resultar así: (Yo) Fui al cine con mi novio. (Primera persona del singular, y el verbo en singular).

Otra variante sería un sujeto compuesto: Mi novio y yo fuimos al cine. (Sujeto compuesto de tercera persona del singular –él, mi novio– y primera persona del singular –yo- y el verbo en plural).

Cuidado, amiga que has cometido un error sintáctico que debes resolver; si me dices “Vamos con ni novio a comer”, me voy a dar por invitada.

También te puede interesar: Pasión por el lenguaje

Continuar Leyendo

Arte y ciencia

Genera gran preocupación la misteriosa muerte de cientos de elefantes en Botsuana

Avatar

Publicado

en

Un informe habla de 356 muertes de elefantes, aunque por ahora no se han confirmado todas.

La misteriosa muerte de al menos 275 elefantes en el delta del Okavango, en el norte de Botsuana, mantiene intrigados a conservacionistas y científicos, informaron las autoridades. Los decesos, que en contraste los conservacionistas cifran en más de 300, han ocurrido sin violencia y sin que se hayan podido atribuir a ningún veneno conocido o enfermedad.

“Hemos recibido un informe sobre la muerte de 356 elefantes, y hasta ahora hemos confirmado la muerte de 275 paquidermos”, señaló el director de Parques Nacionales y Vida Silvestre de Botsuana, Cyril Taolo. “La causa de su muerte está siendo determinada. El ántrax [o enfermedad del carbón] está excluido. Tampoco se sospecha de los cazadores furtivos, ya que los animales fueron encontrados con sus colmillos” agregó.

El gobierno de Botsuana informó en un comunicado emitido este jueves que las investigaciones respecto a la muerte sin explicación de los elefantes aún están en proceso. Por su parte, el Ministerio de Medio Ambiente puntualizó que muestras de los restos de los animales se estaban analizando en tres laboratorios de Zimbabue, Sudáfrica y Canadá.

Elefante débiles, letárgicos y desorientados

La ONG conservacionista Elefantes Sin Fronteras (EWB, por sus siglas en inglés) afirmó que en sus sobrevuelos han encontrado que elefantes de todas las edades están muriendo. Al 25 de mayo habían contabilizado 169 paquidermos muertos, y al 14 de junio otros 187.

La organización estima que la muerte de alrededor del 70 por ciento de ellos se remonta “a aproximadamente un mes, mientras que la muerte del 30 por ciento restante parece más reciente, entre un día y dos semanas”.

“Varios elefantes vivos que observamos parecían débiles, letárgicos y demacrados. Oros parecían desorientados, con graves dificultades para caminar y presentaban signos de parálisis parcial o de cojera “, indicó el director de EWB Mike Chase, quien agregó que “se observó a un elefante caminando en círculos e incapaz de cambiar de dirección pese a que otros miembros del rebaño lo alentaban”.

Por su parte, el biólogo Keith Lindsay, especialista en la preservación de la fauna, señaló que los paquidermos parecen haber “muerto repentinamente en algunos casos”. “Los restos que estamos analizando son de elefantes que cayeron sobre su esternón mientras caminaban, lo que es muy inusual”, explicó a la agencia de noticias AFP.

Los conservacionistas han criticado la lenta respuesta de las autoridades de Botsuana, país que alberga alrededor de 130,000 elefantes en libertad, un tercio de la totalidad de la población de paquidermos en África.

También te puede interesar: Nacen ocho crías de lobo mexicano, especie en peligro de extinción

Continuar Leyendo

Etnografía

Cuidado de la riqueza artesanal del oriente yucateco

Carlos E. Gómez Sosa

Publicado

en

Las artesanías son una de las múltiples manifestaciones de la cultura maya. Representan la actividad mediante la cual los pueblos mesoamericanos expresan su concepción de la belleza, en lo ritual y lo profano, a través de objetos efímeros o perdurables. Las artesanías son una expresión fundamental de la cultura maya yucateca. Esta actividad se realiza, generalmente, en unidades familiares o grupales de producción, en el interior de las comunidades rurales y urbanas de la entidad.

Es necesario reconocer el papel relevante de la producción artesanal en nuestro estado, pues representa la continuidad de una tradición cultural y, al mismo tiempo, una alternativa económica para el ingresó familiar. En Yucatán, las artesanías representan un importante ingreso para la economía familiar de quienes están dedicados a la producción de diferentes tipos de piezas. Se  calcula que actualmente existen 15,000 artesanos, en su mayoría mayas, dedicados a esta actividad en diferentes géneros artesanales

Entre estos géneros podemos destacar algunos por su tradición, y otros por el número de familias que lo trabajan.  Una región donde existe una riqueza de géneros artesanales es el oriente de Yucatán: bordados, en Temozón; talabartería y joyería, en Valladolid; tallado de piedra y tejido de Henequén, en Tixhualactún; tejido de bejuco y bordados, en Ebtún; tallado de madera, en Chemax y Pisté; elaboración de hamacas, en Chichimilá y Tekóm; así como alfarería, en Uayma, como los más representativos

En Valladolid, se concentran hoy día los artesanos para comercializar sus productos; pero, lamentablemente, continúan exponiendo sus trabajos a la interperie, exponiéndose a los problemas del tiempo y a las quejas de los empresarios locales; situación que generó, por varios años, su expulsión del parque, así como el decomiso de sus productos.  

Por otra parte, algunos géneros artesanales presentan limitaciones para su desarrollo: descapitalización, falta de promoción, carencia de instrumentos de trabajo; en otros, como la talabartería y la joyería, actividades que han dado renombre a Valladolid, cabe vez son menos los artesanos dedicados a esta actividad, pues los pocos que trabajan hoy día tienen problemas por la escases y carestía de su materia prima.    

En el caso de Valladolid, será necesario impulsar acciones para contribuir al fortalecimiento de las artesanías con un verdadero programa integral; no solamente atendiendo los problemas de comercialización, sino las condiciones en que trabajan; es necesario fortalecer los diversos géneros artesanales, desde una perspectiva de su origen y su importancia dentro del patrimonio cultural de Yucatán, resaltando primordialmente que se trata de una producción respetable, digna y constitutiva de nuestra identidad.

Una contradicción absurda: a pesar de la enorme riqueza de productos artesanales en la región (9 diferentes: bordado, hamacas, tallado de piedra y madera, joyería y platería, talabartería, alfarería, tejido de henequén y bejuco), son desconocidos en los mercados locales, y mucho más en los nacionales e internacionales, en comparación con la cantidad de artesanías de otros estados que inundan la zona arqueológica de Chichen Itzá.

Asimismo, existe una total desvalorización hacia el arte popular por parte de nuestra sociedad.  La falta de promoción en las artesanías del oriente del estado, ha generado cambios en la utilidad de los productos. Asimismo, hasta ahora no se cuenta con un diagnostico actual sobre la problemática de los diversos géneros artesanales en el oriente del estado, que permita orientar interinstitucionalmente programas, proyectos y acciones encaminadas a su desarrollo.

Por eso, las pocas acciones realizadas por las instituciones hacia el trabajo artesanal han sido de manera dispersa y aislada, desvirtuando, en algunos casos, el trabajo artesanal, por lo cual se considera importante generar foros de expresión sobre la problemática artesanal con los diversos grupos de productores con el fin de generar acciones incluyentes de coordinación que permitan apoyar realmente el trabajo artesanal acorde con las expectativas sociales y culturales en el oriente de Yucatán.

También te puede interesar: Ba´ax pasa brother

Continuar Leyendo

RECOMENDAMOS