Conecta con nosotros

Arte y ciencia

Producción musical en Mérida

Gigio Ortiz

Publicado

en

Una actividad novedosa en la localidad en torno a la música, a veces hace formular la siguiente pregunta ¿Es trampa trabajar con un productor a la hora de grabar tu música? Esclarecer algunos aspectos de esta labor en nuestra ciudad, es el propósito de esta nota.

¿Cuántas veces no hemos intentado materializar una idea musical y simplemente no suena a lo que tenemos en la cabeza?  En ocasiones desconocemos los procesos o las herramientas para concretar lo que nos estamos imaginando y eso nos genera frustración y como última consecuencia, tirar la toalla al momento de la composición.

Existen muchos matices cuando hablamos de producción musical. En algunos casos no entendemos el rol que tiene un productor a la hora de la grabación del material, o a veces se desvirtúa al grado de decir: “es que a tal banda, le compusieron su música, ellos no tocan así”. Pero es necesario entender que un productor musical debe formar parte del equipo, durante el proceso de grabación, y es su responsabilidad conocer a la banda en todos los aspectos y no sólo en el musical. De esa manera podrá entenderse con claridad el carácter de la música y de cada integrante de la banda.

Todo el proceso que deben llevar tanto la banda como el productor tiene un fin común: lograr el mejor ambiente para una mejor sesión de grabación. El productor necesita conocer las características de cada músico y en qué tipo de situación se favorecería su ejecución a la hora de grabar, procurar un ambiente idóneo en el que la banda saque lo mejor de sí para que desde la “fuente” la grabación suene lo mejor posible.

Otro aspecto del trabajo del productor que a veces puede resultar tedioso y cansado (si desconocemos su importancia), es el de “sacar el sonido” como se le llama coloquialmente. Este proceso consiste en probar con todas y cada una de las herramientas físicas o digitales que tenga a la mano para que los instrumentos suenen de la manera en la que acentúen el carácter de la canción. Esta parte puede llegar a tomarse varias horas o incluso un día completo de estudio, pero el resultado hace valer la pena a cada minuto invertido.

De la misma manera, otra piedra angular del trabajo de un productor musical, aunque no es estrictamente necesario, es proponer. Proponer arreglos o cambios en las canciones que hagan resaltar  cada una de las partes de la misma. En este aspecto es donde radica esa opinión “satanizada” del productor, donde se cree que el resultado final termina siendo muy alejado de lo que la banda es o de su esencia musical. Pero como comentaba anteriormente, durante el proceso, el productor prácticamente llega a ser un integrante más de la banda. Se involucra a tal grado que sus opiniones y decisiones tienen el mismo peso que las del resto de la banda, claro, como en todo; debe de existir un balance en el que el objetivo principal sea el beneficio del material grabado y de la ejecución en vivo.

En resumen, contar con un productor musical a la hora de una grabación es una herramienta más  para lograr plasmar las ideas de la banda. Aunque también hay productores que lo único que hacen es decidir qué funciona y qué no, la mayoría se inmiscuye en el proceso y canaliza toda su atención y emociones al proyecto en turno.

Arte y ciencia

El gesticulador de Rodolfo Usigli

Aracelly Guerrero Maldonado

Publicado

en

A Usigli lo conozco primero por haber leído, “El ensayo de un crimen”, una excelente novela, que si bien puede considerarse novela negra, por el tema policiaco y otros elementos narrativos, no cumple con sus características como tal, ya que el protagonista no es un detective, si no el criminal mismo. Pero dejando eso de lado, diré que quedé fascinada con el autor, además, este es uno de los más famosos y fácil de conseguir que tiene, no así el resto de su obra, que comprende también el teatro, ese ya de por sí difícil de leer género.

Como señalamos, El Gesticulador, es una obra de teatro, advertencia lectora, si no están acostumbrados al género, tal vez, les resulte un poco extraño ver los acotamientos dirigidos al director, cómo debe ir la escena, o dónde deben pararse los personajes o que atuendos deben usar.  Recuerden que está escrito para ser representado y es trabajo del lector, el llenar este vacío que pueda proporcionarnos la lectura sin la representación.  También les comento, al tratarse de teatro, no verán monólogos internos que no sean expresados por actores, así toda la carga dramática la lleva el dialogo, quienes escriben teatro, deben escribir buenos guiones  para que el público pueda entender y emocionarse.

La trama es sencilla, un profesor de historia, regresa a su pueblo de origen después de su fracaso en la capital y ante la perspectiva de conseguir una mejor vida; una confusión, digamos un poco menos que ingenua, lo hace pasar por un ex general de la revolución del mismo nombre y origen, lo que empieza una serie de eventos que el autor utiliza para plasmar su verdad sobre México, la verdad de Usigli sobre la revolución y la política de su tiempo, que a 81 años de su publicación, pues no ha cambiado mucho, ustedes dirán si miento.

Regresando a las impresiones que tuve del libro durante su lectura, no pude dejar de pensar en La rebelión en la granja de George Orwell, en los paralelos y los absurdos de cada uno, y que aunque uno es una fábula, o parodia, sobre un proceso especifico, las revoluciones fascistas, y la otra aunque ficción pero no representada en animales, y sí en humanos, también es una parodia, una que retrata una realidad hiriente, que aunque quisiéramos, no podemos negar: la triste maquinaria de encubrimiento y burocracia en que terminó la revolución mexicana.

Durante la lectura tampoco puede evitar el sonreír, puede que tenga yo un humor muy negro, o que mi sentido del humor sea un tanto caustico, pero qué otra defensa tenemos ya para vivir en este surrealista y absurdo México de la post-revolución, si no es la risa? Mi sonrisa involuntaria que corresponde también a mi carácter como mexicana, no me impide tampoco ser crítica, es que este entramado de situaciones por absurdas que parezcan, por trágicas o desproporcionadas, no podrían ser la realidad? No es este el mismo país en que vivió el autor y en el cual yo, como su lectora sigo viviendo?  Ahora mismo, en mi propio estado, veo la privatización de los terrenos que alguna vez fueron ejidales para ser convertidos en desarrollos inmobiliarios, sin ningún respeto por la ecología, la historia, los usos y costumbres, y bajo la protección de la falta de regulación o la abierta ambición monetaria; la tierra que se ganó para el pueblo ahora le pertenece al capitalismo posmoderno.

Los libros que trascienden, muchas veces hablan de una realidad universal, o tienen un tema que parece atemporal: el amor, la muerte, la búsqueda del sentido de la vida, etc. La revolución de los pueblos es también uno de esos temas, la mentira que se convierte en verdad o el autoengaño, el asesinato, la traición, la corrupción, la envidia, el deseo del poder, el odio, estos temas están en la obra de Usigli, el título es ya sugestivo, ¿ quién es el gesticulador? ¿Qué es un gesticulador? ¿Es Cesar Rubio, nuestro protagonista, es Navarro? 

Como estudiante de escuela pública, aprendí lo que la SEP me enseñó sobre la revolución, por encima, claro, fechas, nombres, ciudades, pero hasta que llegué a ser adulta no entendí verdaderamente cómo es que este evento construyó el estado mexicano moderno, y es que apenas que empiezo a entender esta herida histórica que nunca se cerró y que todavía nos sigue afectando, como nación y como personas.

Les recomiendo ampliamente su lectura, aunque no a primeros lectores o que no estén familiarizados con la lectura del teatro, aunque es corta, como deben ser los textos de teatro en general, la lectura puede ser confusa o pueden tener problemas con la abstracción, y por supuesto si tienen oportunidad de verla representada tanto mejor, que el teatro está hecho para ser puesto en escena y para disfrutarse así.

“Pero ¿quién eres tú? ¿Quién es cada uno en México? Dondequiera encuentras impostores, impersonadores, simuladores; asesinos disfrazados de héroes, burgueses disfrazados de líderes; ladrones disfrazados de diputados, ministros disfrazados de sabios, caciques disfrazados de demócratas, charlatanes disfrazados de licenciados, demagogos disfrazados de hombres.  ¿Quién les pide cuentas?  Todos son unos gesticuladores hipócritas.”

Continuar Leyendo

Arte y ciencia

Buscan dar luz a diez ilustradoras meridanas en la exposición “Mad girls”

Lilia Balam

Publicado

en

Durante dos meses se exhibirán treinta obras de mujeres en la Cafetería Tlahuasco

En una de las paredes de la Cafetería Tlahuasco resaltan notas violetas y la leyenda “Todo el mundo entiende menos México”, en otra, retazos de color se compaginan con dibujos monocromáticos, pero todos logran atraer la atención de los visitantes, quienes se deleitan ante la variedad de la exposición de diez ilustradoras meridanas, denominada “Mad Girls”.

De acuerdo con una de las organizadoras del evento, María José Bisogno Sauri, la exhibición fue creada para impulsar el trabajo de las artistas de la capital yucateca y, a la vez, inspirar a otras mujeres a incursionar en este ámbito.

“Además que es muy mal pagado hacer ilustración, hemos visto que el campo está muy difícil para las mujeres. Muchas veces no tienen el espacio para exponer sus obras y no las conocen. Lo que queremos es que se difunda su trabajo”, apuntó.

Kayleigh Martin, una de las ilustradoras invitadas, coincidió en que quienes se dedican a esta actividad rara vez cuentan con apoyo externo para impulsar su trabajo. “No nos conectan, no nos jalan, está un poco complicado que te apoyen como artista local”, dijo. También subrayó la importancia de que la población consuma productos locales y acuda a exposiciones para conocer los proyectos que se realizan en su propia ciudad. Las treinta obras que forman parte de “Mad Girls” serán exhibidas durante dos meses. Las piezas están a la venta: los costos de las  originales van de los 500 a los 4 mil 500 pesos, mientras que el precio de las reproducciones es de 130 pesos. Para mayor información, los interesados pueden visitar las páginas de Facebook e Instagram de “Mad Girls”.

Continuar Leyendo

Arte y ciencia

Letrina, interesante revista cultural

Avatar

Publicado

en

El sábado 7 de diciembre, a las 8 de la noche, el colectivo Letrantes llevó a efecto la presentación de la edición número 12 de su revista Letrina en la Casa Huapango de la 75, un espacio cultural alternativo. La edición está dedicada a la temática de los sueños desde la mirada de diversos aristas.

El evento contó con la participación de algunos colaboradores, quienes dieron lectura a los textos que publicaron en esta edición de Letrina. La actividad estuvo acompañada del Son Jarocho de los Jaraneros de la Casa Huapango, cuyos ritmos y alegría contagiosos hicieron bailar a los asistentes con las notas de cada una de las canciones que interpretaron.

Letrina es una publicación trimestral producida por el colectivo Letrantes, cuya circulación durante tres años ha reflejado la aceptación que tiene entre sus lectores. Si alguien desea participar en la próxima edición, puede consultar la convocatoria en la página: letrantes.workpress.com y enviar algún texto.

Continuar Leyendo

BOLETÍN FRACTO

RECOMENDAMOS