Conecta con nosotros

Arte y ciencia

Registro de accidentes en las cavidades subterráneas de Yucatán (2011-2017)

Carlos Evia Cervantes

Publicado

en

Introducción

Entre los pobladores de Yucatán hay una costumbre muy arraigada de ir frecuentemente a las cuevas y cenotes para divertirse. En los últimos lustros esta actividad se ha incrementado y del acceso ocasional, poco a poco se ha convertido en una modalidad de turismo en la que participan visitantes locales, nacionales y extranjeros. Así es como ha surgido una manera de generar recursos económicos en beneficio de los propietarios o usufructuarios de los sitios donde se encuentran los cenotes o cavernas.

Sin embargo, además de las ganancias monetarias que produce esta actividad, se ha observado que eventualmente ocurren accidentes en tales sitios. Aun cuando el número de estos sucesos no es de alta frecuencia, todo accidente, especialmente si es mortal, es una tragedia para la familia del fallecido. Además produce una mala imagen en la opinión pública y de esta forma, se genera la idea que las cuevas y cenotes son lugares extremadamente peligrosos.

El presente trabajo es un análisis sobre esta actividad recreativa que se efectúa en las cavernas y cenotes ubicados en la península de Yucatán pero con la mirada puesta en los accidentes que ocurren y cuyas causas pocas veces son analizadas a pesar de que en muchas ocasiones se pierden vidas humanas. El objetivo de este trabajo en dar a conocer los resultados del registro tales accidentes a partir de una muestra de obtenida a lo largo de 7 años (2011-2017) y compararlas a otra muestra anterior tomada en el periodo 1997-2010 con el propósito cuantificar su incremento y valorar la gravedad del asunto.

Acotación metodológica

Antes de entrar en materia es conveniente mencionar algunos aspectos metodológicos para una mejor comprensión del tema. En primer lugar, se propone, para este trabajo, una definición operacional de accidente: es toda clase de evento inusual, inesperado que interrumpe la actividad normal de la persona a quien le sucede y produce un daño, una lesión o incluso la muerte al sujeto. El accidente puede ser individual o colectivo. Se incluye en esta definición los casos en que los visitantes contrajeron la enfermedad histoplasmosis pues sus efectos también causan daños y perjuicios a los visitantes de las cuevas.

Los datos que se presentan en este trabajo provienen de un total de 582 notas de prensa que el autor ha recopilado desde el año 1997 hasta el 2017. La compilación de las notas periodísticas se hizo a partir de los tres diarios locales: Diario de Yucatán, Milenio Novedades, ahora Novedades Yucatán, y Por Esto. También incluimos dos accidentes graves, aunque no fatales, que provienen de espeleólogos cuya información la obtuvimos por comunicación personal de los afectados.

De igual forma se consideraron los accidentes ocurridos en las cavidades artificiales que se crearon a partir de la explotación de materiales pétreos a manera de cantera. En la península yucateca se les conoce como sascaberas y aguadas. Las primeras son cavidades secas, similares a las grutas, generalmente sin agua. En su mayoría son pequeñas, entre 5 y 30 metros de largo. Son aprovechadas por familias o individuos particulares, generalmente en las regiones rurales. Por su parte, las aguadas, son semejantes a los cenotes, cuerpos de agua con una considerable profundidad; se producen por las excavaciones por parte de las empresas del ramo. Las maquinarias de dichas empresas excavan desde la superficie de la tierra hasta llegar al manto freático. Entonces el agua subterránea queda expuesta y con fácil acceso, desde el nivel del terreno circundante. Estas cavidades se observan muchas regiones del estado de Yucatán pero especialmente en las zonas periféricas de Mérida y de las ciudades medianas como Tizimín y Umán.

Se estima que puede existir un margen de error en cuanto al registro de la información porque algunos accidentes menores no sean reportados en los medios. Estos accidentes menores se pueden definir como incidentes que no tienen alguna consecuencia significativa. La existencia de este margen de error no afecta a la representatividad de la muestra pues cuando los accidentes son considerados significativos, es cuando se publican en la prensa y son registrados por las autoridades judiciales. Es decir, se trabaja casi con el 100% de los accidentes significativos.

Los textos de las notas hemerográficas fueron revisados para obtener los pormenores de cada accidente y encontrar las variables que se consideraron significativas: la fecha, municipio, nombre del accidentado, edad, sexo, causa de accidente y cavidad donde ocurrió. Para asegurarse sobre la naturaleza de las causas de estos accidentes se utilizó el análisis del discurso a partir de la información cualitativa que contiene cada nota periodística. Las fuentes que emiten las noticias, lo hacen con mayor o menor cantidad de información, pero combinando los contendidos de los tres diarios, se pudo distinguir y establecer con mucha seguridad las causas de los accidentes.

Acerca de las causas de los accidentes

A continuación se hace una breve descripción de las causas que produjeron los accidentes con la advertencia de que las categorías empleadas en esta variable, fueron establecidas a partir del criterio del autor con base en la información obtenida, dado que no hay estudios precedentes que fijen tales categorías.

Alcohol: cuando el accidentado actuó bajo la influencia del alcohol según la narrativa de la nota periodística.

Negligencia: cuando el accidentado tomó una decisión equivocada con conocimiento del riesgo pero sucede en un contexto lúdico. Por ejemplo, estar consciente de no saber nadar y aun así meterse al agua cualquiera que sea su profundidad. El accidentado pudo optar por no meterse al agua.

Error de cálculo: cuando el accidentado igualmente tomó una decisión equivocada conociendo el riesgo pero sucede en un ambiente laboral. No tenía la opción de no arriesgarse. Por ejemplo los que se accidentaron con sus vehículos de trabajo.

No se sabe: se agruparon en esta categoría los casos en que la Fiscalía General del Estado no pudo establecer la causa. Primer ejemplo: el buzo que se ahogó en un cenote y no se supo qué le pasó. Segundo ejemplo: la muchacha que apareció muerta en una aguada y se fue hallada un día después. Sólo se pudo encontrar su identidad pero no la causa de la muerte.

Número total de accidentes del período 1997-2010  

El número total de personas accidentadas entre los años 1997 y 2010 fue 137. Es decir, hubo 9.78 accidentes por año. Los casos se distribuyeron de la siguiente manera:

Tabla 1. Accidentes por año y por mes en el periodo 1997-2010

Número total de accidentes del período 2011-2017

El número total de personas accidentadas entre los años 2011 y 2017 fue 101. Es decir, hubo 14.57 accidentados por año. Los casos se distribuyeron de la siguiente manera:

                 
                 
MES/AÑO 2011 2012 2013 2014 2015 2016 2017 SUMA
ENE 1 0 0 3 0 0 0 4
FEB 1 1 0 0 0 5 4 11
MAR 1 0 0 0 1 3 1 6
ABR 0 3 1 1 1 1 1 8
MAY 0 2 4 0 1 3 1 11
JUN 1 1 1 0 0 2 0 5
JUL 1 1 1 2 0 1 1 7
AGO 1 1 1 0 0 0 1 4
SEP 0 1 25 1 1 1 0 29
OCT 0 1 0 4 1 1 1 8
NOV 0 0 0 1 0 0 0 1
DIC 0 1 2 0 1 3 0 7
SUMA 6 12 35 12 6 20 10 101

Tabla 2. Accidentes por año y por mes en el periodo 2011-2017

Observación: si en el primer periodo hubo 9.78 accidentes por año y en el segundo 14.57, esto significa que los accidentes se incrementaron en 46.9 % de un periodo al siguiente. Cifra realmente alarmante.

Para observar mejor cuáles son los meses en los que hay mayor número de accidentes durante el período 1997-2010 se presenta la siguiente gráfica.

Gráfica 1. Accidentes por año y por mes en el periodo 1997-2010

En esta gráfica se observó una mayor frecuencia de accidentes desde marzo, por las vacaciones de primavera, hasta el mes de mayo, que son los meses de mayor calor en la península yucateca. Evidentemente coinciden en este periodo las vacaciones de primavera y el aumento de temperatura para que se incremente la afluencia a las cuevas y cenotes. Este incremento explica el aumento en el número de accidentes.

En el periodo 2011-2017 la distribución de la frecuencia de los accidentes durante el año cambió drásticamente, pero incluyó un evento atípico. Se trató de un contagio de histoplasmosis en 25 personas en un sólo día y una cueva. La información tratada con los mismos instrumentos pero sin el citado evento produjo una gráfica con características muy distintas.

Gráfica 2. Accidentes por año y por mes en el periodo 2011-2017

En la gráfica se puede constatar que en septiembre se elevó la frecuencia pero en realidad se trató de un accidente en el que 25 estudiantes en grupo contrajeron histoplasmosis en una cueva el mismo día. Pero aun si se excluye este dato atípico se puede afirmar que ya no hay una tendencia definida y que los accidentes suceden en cualquier mes del año el incremento del turismo causa que las cavidades son visitadas prácticamente todo el año.

Edades promedio (media aritmética)

La edad promedio de los accidentados en el periodo 1997-2010 fue de 28.28 año. La edad promedio de los accidentados en el periodo 2011-2017 fue de 30.70 años. Se estima que la variable edad no tuvo cambio significativo de un periodo a otro.

Accidentes mortales y no mortales

De los 137 accidentes del período de 1997-2010, 124 fueron mortales (91 %) y 13 no fueron mortales (9 %).

Gráfica 3. Accidentes mortales y no mortales del periodo 1997-2010 (%)

Como se puede observar, la mortalidad en el primer período fue del 91 % y se puede decir que fue muy alta. La ocurrencia de un evento fatal, ya desafortunado por sí mismo, en sólo una ocasión suele traer complicaciones judiciales y crea una actitud de rechazo en la opinión pública hacia el sitio, es decir, la gente ya no quiere introducirse en tal cenote.

Con las mismas técnicas se recopilaron los datos correspondientes a la mortalidad de los accidentes del periodo 2011-2017 en el cual los accidentes mortales fueron 58 (57.4 %) y los no mortales 19 (42.6 %). Se encontró que los números dan una información muy diferente.

Gráfica 4. Accidentes mortales y no mortales del periodo 2011-2017 (%)

Los accidentes mortales bajaron del 91% al 57%. Este cambio puede deberse a que la actividad de muchos cenotes turísticos ya es regulada por alguna autoridad y se aplican algunas normas de seguridad. Por ejemplo poner a disposición de los turistas los chalecos salvavidas. También se ha estado capacitando a guías locales para hacer más segura su labor.

Sin embargo, hay una gran cantidad de cenotes y grutas que funcionan sin alguna regulación y con guías que no poseen capacitación mínima. Por esta razón, los accidentes siguen perpetrándose en un porcentaje no deseable. Otra situación que propician los accidentes es que en las zonas rurales hay cenotes o cuevas que están abandonados y no tienen alguna forma de administración; por lo tanto, tampoco existe alguna instancia que ponga o exija normas de seguridad.

Accidentes según sexo

Otro resultado novedoso en este estudio fue conocer la variación del porcentaje de personas del género femenino en el total de número de accidentes en las cuevas y cenotes de Yucatán del primer al segundo periodo de tiempo. De los 137 accidentes del periodo 1997-2010, 123 correspondió a hombres (90 %) y 14 a mujeres (10%).

Gráfica 5. Accidentes según sexo en el periodo 1997-2010

De acuerdo con la gráfica anterior, es muy notoria la diferencia entre los hombres y las mujeres que se accidentaron en los datos que ahora se analizan. Este resultado se puede explicar a partir de dos puntos:

Primero: en muchos lugares todavía existía una pauta cultural que inhibía a las mujeres para ir a las cavidades, especialmente si en el sitio se practicaban rituales. Es posible que esta pauta influía en las féminas a participar menos que los hombres en la recreación dentro de una cavidad y por lo tanto sea menor la frecuencia los accidentes.

Segundo: De acuerdo las notas de prensa analizadas y observaciones personales, los varones suelen incurrir en conductas más audaces que las mujeres, lo que aumenta la probabilidad de que sufran algún accidente. Las competencias espontáneas, los clavados desde alturas y otros juegos peligrosos suelen tener desenlaces mortales.

Con las mismas técnicas se obtuvieron los datos de los accidentes en el periodo 2011-2017 divididos por sexo de las personas. De los 101 casos registrados, 82 (81.2 %) correspondieron a hombres y 19 (18.8 %) a mujeres.

Gráfica 6. Accidentes según sexo en el periodo 2011-2017

Al comparar los dos periodos de análisis se nota que el porcentaje de mujeres accidentadas se ha duplicado de un periodo a otro, lo que nos indica una mayor presencia de ellas en estos ámbitos subterráneos. Esta mayor afluencia de las personas del género femenino se debe al incremento del turismo que atrae a las damas desde otros lugares y no son influidas por la pauta cultural citada. Al aumentar su presencia en los subterráneos y en el ambiente subacuático, crece también la probabilidad y frecuencia de los accidentes.

Causas de los accidentes

Para los objetivos de este trabajo se presentan las causas de los accidentes diferenciadas y como si fueran categorías excluyentes, pero en el análisis de dichas causas, vemos que podrían existir traslapes explicables. Por ejemplo, en un momento dado se podría considerar como una negligencia del accidentado al introducirse a una cavidad después de haber ingerido alcohol. En el estudio del periodo 1997-2010 se pusieron cinco categorías llamadas Alcohol, Negligencia, Destino, Suicidio y Otras.

1997-2010
Causas de accidente F %
Alcohol 23 16
Negligencia 93 68
Destino 12 9
Suicidio 4 3
 Otras 5 4
Total 137 100
     

Gráfica 7. Causas de accidentes en el periodo 1997-2010

Pero la categoría Destino, que no tienen otra explicación más que la mala fortuna, no se presentó en el periodo 2011-2017 por lo que se quitó de la Tabla correspondiente. En cambio, aparecieron nuevas causas que fueron agrupadas categorías llamadas Error humano y No se sabe.

Con respecto a estas causas hay es necesario considerar que éstas se establecen a partir de las notas elaboradas por corresponsales y reporteros de la prensa; éstos a su vez interpretan la información que se les brinda en el terreno de los hechos. Esto podría causar un margen de inexactitud en cuanto a la causa verdadera del accidente pero es la información con la que se cuenta. Finalmente, el autor tuvo que recurrir al análisis del discurso presentado en los textos de tales notas y crear las categorías presentadas.

2011-2017
Causas de accidentes F %
Alcohol 10 9.9
Negligencia 24 23.8
Suicidio 4 3.9
Error humano 42 21.6
No se sabe 21 20.8
101 100

Gráfica 8. Causas de accidentes en el periodo 2011-2017

Se puede observar en las gráficas anteriores que el Error Humano y la Negligencia fueron las causas más frecuentes de los accidentes. El alcohol y el suicidio, a pesar de no tener muy alta incidencia son eventos con mucho impacto social.

Accidentes en cavidades artificiales

Otro aspecto relevante en cuanto a los accidentes es el tipo de cavidades en donde acontece el hecho y se dividieron en cavidades naturales y artificiales. Al principio de este trabajo se definió lo que son las cavidades artificiales, por lo tanto, ahora se expone ahora la información obtenida para los accidentes ocurridos en estos ámbitos.

Los accidentes en cavidades naturales en el periodo 1997-2010 fueron 98 (72 %) de un total de 137 casos. Por su parte el número de accidentes en las cavidades artificiales fueron 39 (28 %).

Gráfica 9. Accidentes según tipo de cavidad en el periodo 1997-2010

Los accidentes en cavidades naturales en el periodo 2011-2017 fueron 77 (76 %) de un total de 101 casos. Por su parte el número de accidentes en las cavidades artificiales fueron 24 (24 %).

Gráfica 10. Accidentes según tipo de cavidad del periodo 2011-2017

Al comparar las Gráficas 9 y 10 se puede observar que la mayoría de los accidentes ocurren en las cavidades naturales. También se puede constatar que continúan perpetrándose los accidentes en las oquedades artificiales casi en la misma proporción. De acuerdo con las notas de prensa, los accidentados son personas de escasos recursos, que utilizan estos lugares, especialmente las aguadas, como sitios para divertirse porque el acceso a estos lugares es gratuito, no tienen alguna instancia que administre mucho menos personal que aplique alguna norma de seguridad.

Conclusiones

1. Se está incrementando número de accidentes por año en forma alarmante, entre los turistas que visitan las cavidades subterráneas, pese a que ya se están implementando medidas de seguridad en algunos sitios turísticos.

2. En el periodo más reciente los accidentes sucedieron en cualquier mes del año. Ya no hay tendencia predominante de incremento en épocas vacacionales. Esto se debe a que las cavidades tienen una afluencia similar en todos los meses del año y se está normalizando el flujo turístico durante todo el año.

3. Han disminuido sustancialmente los accidentes mortales porque ya se empiezan a aplicar algunas medidas de seguridad, pero todavía falta un mayor control sobre muchas grutas y cenotes turísticos que no tiene un protocolo de seguridad.

4. Las medidas de centralización nos indican que las edades promedio de los accidentados es similar entre los dos periodos, entre 28 y 31 años de edad. Si bien las cifras dan una idea de la edad promedio de los accidentados, este factor no parece estar relacionado con la causal de los accidentes.

5. En los últimos 7 años se ha duplicado el porcentaje de mujeres que sufren accidentes en las cavidades subterráneas, debido quizá a una mayor afluencia de las personas de sexo femenino, pero comparado con el número de hombres es aún un porcentaje menor.

6. Se han diversificado las causas por las cuales ocurren los accidentes. Esto se debe a que se ha incrementado el tipo de actividades que se realizan en las cavidades. Ahora entran indistintamente desde niños, jóvenes, mujeres en plan de paseo, pero también entran hombres maduros por necesidades labores o buzos con fines deportivos y de exploración. Todos ellos, en distinto grado, han sido víctimas de accidentes.

Recomendaciones

Para prevenir los accidentes en las cavidades subterráneas las autoridades estatales  deben hacer campañas informativas sobre los riesgos que corren los visitantes al entrar a una cueva o un cenote considerado turístico o no. Lo mismo se aplica a las cavidades artificiales.

Los administradores de las cavidades que funcionen como sitios turísticos deberán informar a los visitantes sobre las normas de seguridad. Además, deben de proveer guías, chalecos salvavidas o equipos de seguridad, según lo requiera la cavidad visitada.

Los guías locales deben ser capacitados para desempeñar su labor la mayor seguridad y con la mejor calidad posible.

Última página

El enorme reto de un espacio cultural

Ariel Avilés Marín

Publicado

en

El profesor Ariel Avilés Marín, una de las plumas más lúcidas de Yucatán, y amigo de toda la vida, desde los días iniciales de la benemérita Escuela Modelo, hasta el presente convulso y turbio, como activos martianos con quien me une la vocación docente, las letras, la pasión y el entusiasmo por la música, y el amor por México y Cuba, nos honró con la escritura de la última página de  Informe Fracto, que a partir del día de hoy domingo 3 de octubre de 2021, entra en receso después de casi tres años de haber abierto una ventana al pensamiento, a la cultura y a la información libres, sin cortapisas de ninguna clase, ponderando siempre el respeto a la diferencia y tratando de dar voz al otro, a los innominados y en general a todos los que no han querido guardar silencio ante el mundo desigual que amenaza ya con la extinción de la especie. En otro momento nos reuniremos de nuevo, mientras tanto, sigamos pensando que venceremos.

Carlos Bojórquez Urzaiz 

Luchar por la cultura, es una batalla titánica y muchas veces poco recompensada. Abrir brecha por la cultura, implica una labor dura y desigual, y sostener esa lucha exige la más de las veces la difícil cualidad de hacer verdaderos milagros. Esta lucha es igual de dura en el campo del teatro, de la música y, prácticamente en todo el campo de las artes. Tal parece que las musas son veleidosas e ingratas con quienes buscan sus favores, y que, tocar las mieles del triunfo está reservado a unos cuantos, y no siempre a los más meritorios. En este campo, la lucha por la labor editorial, es una de las más complicadas y cuyos frutos pocas veces logran trascender y menos redituar a quien pone en juego todas sus energías y afanes. La experiencia de crear y sostener una revista, con fines culturales es una empresa titánica y que, definitivamente reditúa, reditúa en planos de un orden estrictamente moral, anímico, de la más amplia realización personal, y eso, no tiene comparación alguna en la vida de las almas sensibles y generosas.

En la historia de las letras yucatecas, revistas memorables han dejado su huella luminosa. Esfinge, Platero, Voces Verdes, son nombres que se deben evocar con un reconocimiento para todas las mujeres y los hombres generosos que las hicieron posibles. En el campo del periodismo estudiantil, en la Escuela Modelo, también ha habido recordadas revistas, desde El Diminuto, en 1916, pasando por El Modelista, El Vocero Modelista, hasta llegar a la revista Blanco y Azul; así que no es de extrañar que un modelista como Carlos Bojórquez Urzaiz haya emprendido una aventura con la publicación y permanencia de la revista Informe Fracto.

Informe Fracto, ha dejado en su breve vida una huella que marca primicias en el periodismo cultural y de opinión. Una revista plural como pocas ha habido. Diversa e incluyente, que no ha rehuido a tema alguno que sus plumas han querido abordar, cada uno desde su trinchera de lucha. Desde sus columnas, ha tenido cabida la denuncia, la crítica afilada y aguda, la lucha a brazo partido por los Derechos Humanos. Creemos que, no hay pluma que haya dejado correr su tinta por sus columnas, que se haya sentido defraudada o sesgada por una línea sugerida y mucho menos impuesta. En sus páginas, se respiraba una libertad sin cortapisa alguna. Y todo esto, créanmelo, vale su peso en oro, y pocas veces se da, así con esta plenitud.

La fuerza de la situación económica es muy fuerte, sostener un proyecto como este no es cosa fácil, y termina naufragando, a pesar de sus logros periodísticos y literarios, porque la frase de Quevedo sigue teniendo una tremenda vigencia: “Poderoso caballero es don dinero”; y cuando éste falta, el casco de la nave hace agua y se va a pique sin remedio, con todo y su precioso cargamento de cultura. Así de fría y brutal es la realidad económica.

Nos duele profundamente que este día, 3 de octubre de 2021, sea el último que vea la luz esta memorable revista. Le decimos adiós con una tristeza profunda. Pero sin perder la esperanza de que, en un futuro, este gran proyecto pueda ser rescatado. En muchas revistas ha habido primera y segunda épocas. Deseamos profundamente que así suceda con Informe Fracto. Mientras tanto, el decimos con el alma en la mano: ¡Hasta luego! Mérida, Yuc., a 3 de octubre de 2021.

Continuar Leyendo

Arte y ciencia

El periodismo necesario

Joed Amílcar Peña Alcocer

Publicado

en

La construcción de la opinión pública informada es uno de los grandes retos de la sociedad de la información y el conocimiento, y como es de imaginar, la prensa juega un papel importante en este proceso.

Yucatán atraviesa por una compleja situación, la pandemia agudizó la presencia de información falsa, manipulada y poco confiable. En estas condiciones, no es de extrañar que la toma de decisiones sea complicada y que el ejercicio de los derechos no sea pleno, por lo que la ciudadanía navega sin rumbo en el turbio mar de la información. Este contexto, en apariencia desalentador, puede ser superado por el trabajo de los medios de comunicación que, a través de un accionar ético y responsable pueden erigirse en herramientas que nos permitan orientarnos en estas aguas peligrosas. Eso ha sido Informe Fracto.

Los tres años de existencia de este medio de comunicación han demostrado cómo el periodismo digital puede y debe perseguir dos cosas: ética informativa y calidad de contenido. Durante la pandemia Informe Fracto fue uno de los pocos medios que suscribieron declaraciones puntuales sobre la responsabilidad de los medios de comunicación ante la emergencia por la Covid-19, mostró una clara inclinación por dar visibilidad a grupos que normalmente fueron marginados del espacio de la opinión pública, supo hacer uso del lenguaje como una forma de equilibrar el perverso juego de la desigualdad y reunió para ello a un nutrido grupo de profesionales e intelectuales.

Las páginas digitales de Informe Fracto serán recordadas como uno de los foros de opinión más importantes del espacio digital, donde convivieron algunas de las plumas más apreciadas del campo cultural yucateco. Este espacio digital mostró al periodismo regional los nuevos rostros y perfiles del periodista necesario.

No quepa duda que algún historiador ya ha tomado registro de esta publicación, por lo que su permanencia en la historia de la prensa regional esta asegurada. No se puede ocultar que éste, el medio más crítico de los últimos años, muchas veces fue a contracorriente del discurso periodístico yucateco y con ello sentó un precedente de independencia y libertad para cada uno de sus colaboradores. No se ejerció la libertad de opinión sin reflexión, no se busco ir a contracorriente sin un objetivo, por el contrario, la prioridad fue brindar certeza al lector.

Hace ya casi un año, por la generosidad de Carlos Bojórquez Urzaiz, recibí la invitación para hacer de Informe Fracto un espacio para mis ideas y reflexiones. Posiblemente no correspondí con la constancia debida, por ello valoro más la disposición permanente y entusiasta que siempre mostraron los editores al recibir mis colaboraciones.

La escritura y la reflexión nos llevan siempre por rumbos que se cruzan. Queda la memoria, queda la historia y el respeto a los valores del periodismo necesario.

Continuar Leyendo

Notas al margen

Perspectiva y constancia de lo escrito

Manuel Tejada Loría

Publicado

en

Pero seré fiel a la divisa
de no escribir nunca una mentira.

Fidel Castro

La experiencia de lo digital ha sido una incitación y, sobre todo, una suerte de esperanza de que la cultura escrita todavía es constancia, y para algunos, destino. Informe Fracto es prueba de que el periodismo puede hacerse desde un discurso más humano y justo, que la escritura de la nota roja puede ir más allá de la estulticia, y que la perspectiva de género es un imperativo que debe permear las redacciones y nuestras relaciones humanas. No se puede desligar la vida diaria del periodismo responsable, de la editorial crítica. No podemos relegar la comprensión del presente a momentos fugaces en cualquier red social, o bien, a impulsos atrabancados de mentira, ego, verborrea y ripio.

Ha sido otro el latir de Informe Fracto. Seguramente otro el motivo de cada colaboradora y colaborador de este proyecto editorial en internet que, sin anuncios y propaganda, bregó por un mar embravecido de crisis pandémica, económica y globalización.

Aún y con todo, queda en la virtualidad, inequívoca constancia de lo escrito, seguro de que la reflexión, esa sí, persistirá en el día a día de quienes confluimos en este espacio diverso.

De manera personal, agradezco y reconozco desde estas líneas, la encomiable labor de Carlos Bojórquez Urzaiz, Rocío Valencia y Lilia Balam para que Informe Fracto navegara sublime. Fueron, sin duda, el viento a favor.

Para mi fue vivificante volver a escribir Notas al margen después de una lamentable y forzada pausa. Y, además, escribirla para un medio digital como Informe Fracto. No sólo fue un puntual recordatorio de la vocación, sino confirmar que este mundo se enfrenta desde nuevas trincheras con palabras, ideas y acciones.

Reencontrar al profesor de universidad, ahora como editor de una revista digital, fue del mismo modo muy grato, aunque no sorpresivo. La esencia del doctor Carlos Bojórquez Urzaiz gira siempre en torno a las ideas, el conocimiento y la creatividad. Es una dicha poder encontrar a un interlocutor como él, y por supuesto, el alto valor de su amistad.  Por eso tengo la certeza de que una próxima aurora marcará no uno, sino nuevos rumbos.

Continuar Leyendo

BOLETÍN FRACTO

RECOMENDAMOS