Conecta con nosotros

Arte y ciencia

Satélite muestra desde el espacio imágenes del nuevo iceberg gigante que se desprendió de la Antártida

Avatar

Publicado

en

Foto: EFE/EPA

El nuevo iceberg es casi del tamaño de Ciudad de México e incluso más grande que el Lago de Chapala.

Gracias a las imágenes de radar, capturadas y reveladas por la misión Copernicus Sentinel-1, el mundo puede observar el nuevo iceberg de 1,270 km2, denominado A-74, que se desprendió el 26 de febrero de la plataforma de hielo Brunt en la Antártida.

El iceberg tiene casi el tamaño de Ciudad de México con 1,485 km2, e incluso supera en dimensión a Chapala, el mayor lago del país que cuenta con un área de 1,112 km2.

Se formó en la Antártida casi 10 años después de que los científicos detectaran las primeras grietas en el hielo. A fines de 2019, se detectó una nueva grieta en la parte de la plataforma de hielo al norte de McDonald Ice Rumples, que se dirigía hacia otra gran grieta cerca de la lengua glaciar Stancomb-Wills.

Esta última grieta fue monitoreada de cerca por imágenes de satélite, ya que se vio cortando rápidamente la plataforma de hielo.

Los datos recientes de velocidad de la superficie del hielo derivados de los datos de Sentinel-1, señalaron que la región al norte de la nueva grieta es la más inestable: se mueve alrededor de 5 m por día. Luego, en las primeras horas del viernes 26, la grieta más nueva se ensanchó rápidamente antes de finalmente liberarse del resto de la plataforma de hielo flotante.

Imagen satelital del iceberg A-74 – ESA

“Aunque se esperaba y pronosticaba el nacimiento del nuevo témpano hace algunas semanas, ver cómo se desarrollan estos eventos remotos sigue siendo cautivador. Durante las siguientes semanas y meses, el iceberg podría ser arrastrado por la rápida corriente costera que fluye hacia el suroeste, encallar o causar más daños al chocar contra la plataforma de hielo del sur de Brunt. Por lo tanto, estaremos monitoreando cuidadosamente la situación utilizando los datos proporcionados por la misión Copernicus Sentinel-1”, manifestó en un comunicado Mark Drinkwater de la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés).

Algunos medios señalan que este iceberg apunta a ocupar la posición número 9 en la lista de “grandes masas de hielo flotante observadas en los últimos 50 años”.

Si bien el iceberg aún no tiene nombre, ha sido denominado informalmente A-74. Los icebergs antárticos se nombran a partir del cuadrante antártico en el que fueron avistados originalmente, luego un número secuencial, luego, si el iceberg se rompe, una letra secuencial.

También te puede interesar: La NASA muestra las primeras imágenes en color de Marte enviadas por el rover Perseverance

Continuar Leyendo

Arte y ciencia

Lo que sabemos de la variante británica del SARS-CoV-2

Freddy Pacheco Tucuch

Publicado

en

El 14 de diciembre de 2020, el Reino Unido informó una variante preocupante del SARS-CoV-2 linaje B.1.1.7 y según recientes estimaciones la variante surgió en septiembre de 2020 y se ha convertido en la más predominante de Inglaterra. Se ha detectado en múltiples países y varias líneas de investigación indican que se transmite con mayor eficacia que otras variantes de SARS-CoV-2. En los EE.UU. mostró un crecimiento muy rápido desde inicios del 2021, hasta convertirse en la variante predominante en marzo.

A finales de otoño de 2020, varios países informaron haber detectado variantes del SARS-CoV-2 que se propagan de manera más eficiente, entre ellas la variante sudafricana y la brasileña. Estas variantes presentan una serie de mutaciones que facilitan la entrada del virus a la célula del hospedero, reducen la capacidad de los anticuerpos neutralizantes y afectan el rendimiento de las pruebas de diagnóstico como el RT-PCR. 

La vigilancia genómica global ha facilitado la detección, comparación y el seguimiento de las variantes evolutivas de SARS-CoV-2 para apoyar las iniciativas de salud pública en el control de la pandemia. También, se ha reportado que algunas mutaciones pueden conferir una ventaja selectiva a las variantes, incluida una mayor transmisibilidad como en el caso de la variante británica, de modo que puede dominar rápidamente a otros variantes.

El aumento en la transmisión de esta variante puede poner en riesgo los recursos sanitarios y requerir rigurosas estrategias de salud pública para controlar su propagación. El impacto de esta variante puede ser disminuida aumentado de forma critica la cobertura de vacunación, aplicando el distanciamiento social, uso de mascarillas, higiene de manos y la cuarentena.

Actualmente, se desconocen los resultados clínicos asociados con las variantes descritas de SARS-CoV-2. Sin embargo, una alta tasa de transmisión conducirá a más casos, aumentando el requerimiento de atención médica, sobrecargando los sistemas de salud que conllevan a más muertes.

En Yucatán, las autoridades sanitarias estatales confirmaron la presencia de un caso de la variante B.1.1.7 del SARS-CoV-2, mejor conocida como la “variante británica” y se le está dando un puntual seguimiento a toda la familia para mantener informados a las autoridades federales.

De acuerdo con el secretario de salud en Yucatán, la variante es más contagiosa. Por ello, solicitó a la población no bajar la guardia, mantener las medidas de higiene y sana distancia para prevenir más contagios de esta enfermedad.

 Emergence of SARS-CoV-2 B.1.1.7 Lineage — United States, December 29, 2020–January 12, 2021.

https://www.cdc.gov/mmwr/volumes/70/wr/mm7003e2.htm

Continuar Leyendo

Arte y ciencia

Exhalación de Ted Chiang

Aracelly Guerrero Maldonado

Publicado

en

En el mundo de la literatura de ciencia ficción, casi todo es posible. Los imposibles están puestos sólo por la imaginación del escritor, por su talento para hacerlos verosímiles ante el lector, y no tanto por los fundamentos de la ciencia dura en que puedan estar basados como puede creer la mayoría.

En la colección de Exhalación de Ted Chiang hay nueve relatos que en sí mismos son nueve universos de posibilidad, creados por una imaginación tan perspicaz como original, y además magistralmente narrados, con un estilo literario tan bien trabajado que en realidad su maravilla reside en la sencillez.

Cabe mencionar que el autor no es muy prolífico y que esta colección fue reunida con textos publicados a lo largo de varios años, con un esforzado cuidado no sólo en la construcción de cada relato (pues todos han sido premiados una o varias veces) sino también en su orden cronológico para la construcción de la colección.

De cada relato se podría escribir una reseña individual y podría pasarme horas hablando de ellas y de las múltiples lecturas e interpretaciones que se pueden hacer, y aunque todas tengan un tema distinto, hay un elemento que tienen en común y no es otro que  su origen humano, o más bien podríamos decir: su humanidad, ya sea expresada en la emoción o en la posibilidad de ella.

Para algunos autores, la ciencia ficción se fundamenta en crear escenarios tecnológicos o en describir posibles tecnologías y no abundan tanto en cómo ese conjunto de técnicas repercute en las personas comunes. Tampoco suelen desarrollar a los personajes dentro de sus relatos, y para otros, es el tema humano lo más relevante, y como afecta a las personas comunes esta tecnología, y qué representa para sus vidas. Ted Chiang pertenece a los últimos.

Si el viaje en el tiempo es posible y el pasado no se puede cambiar, entonces ¿qué posibilidad nos queda? ¿Significa que estamos atrapados? El relato de Chiang es demoledor, no sólo por la astucia con la que construye la narración, sino también por la elección del escenario.

El fin del mundo es un tema recurrente, especulación basada en supersticiones o misticismos que abundan, pero si lo pudiéramos comprobar científicamente, con un cálculo exacto, ¿Qué significaría para la sociedad? ¿Cómo afrontarlo comunitariamente, cómo personalmente?

Si se comprueba que el libre albedrío no existe, ¿podríamos aceptarlo, es decir, verdadera y completamente aceptarlo? Un escenario donde cada decisión de tu vida está dictada por adelantado, ¿Sería el cielo o el infierno?

La inteligencia artificial es una posibilidad contemplada desde los ángulos más catastróficos, pero pocos se adentran en conceptualizar su origen, si los humanos no nacemos con conciencia y la desarrollamos a lo largo de años de aprendizaje, ¿porqué nos imaginamos una inteligencia que despierte como de un sueño sabiendo todo lo que la raza humana sabe al completo?

Aun cuando no tengamos hijos propios podemos hacernos una idea de la paternidad ideal, dado que también fuimos hijos de alguien o alguien se hizo cargo de nosotros, pero, ¿qué pasaría si ese alguien no fuera humano?  ¿Qué pasa cuando todas las buenas intenciones paternas terminan irremediablemente torciéndose?

Los saltos tecnológicos para la humanidad implican una serie de cambios ideológicos, a la larga pueden cambiar la misma estructura de una sociedad. Cuando la humanidad adquirió la lectura y la escritura representó un salto tecnológico que modificó la misma estructura de las sociedades globalmente, ¿qué pasará con el siguiente salto?

Los humanos creemos ser la única inteligencia sobre el planeta, y al mismo tiempo estamos extinguiendo masivamente a todos los otros animales no humanos, ¿será posible que también estamos destruyendo otras inteligencias, podemos siquiera considerar que ya coexisten con nosotros?

Si existiera un mundo donde el origen divino fuera incuestionable por las evidencias físicas a lo largo de su superficie, pero donde la ciencia existe al mismo nivel que en nuestro mundo, ¿significa que existe un escenario de posibilidad dónde ciencia y religión no están peleados? Y si introducimos la posibilidad de otros mundos con vida, ¿cómo cambia entonces esta religiosidad?

La existencia de múltiples dimensiones y múltiples realidades siempre nos lleva a considerar escenarios históricos completamente distintos, mundos donde el nacismo ganó, un mundo dónde los indígenas americanos no fueron sometidos por los españoles. Pero qué pasa cuando esos mundos de posibilidad se reducen a la escala personal, a las múltiples posibilidades que puede representar aceptar o no un trabajo, algo concreto y fijo en nuestras vidas, y que sin embargo puede no alterar un solo segundo de la historia de nuestras vidas.  Aun teniendo conexión con estos mundos de posibilidad, y saber que su repercusión es insignificante, no nos seguiríamos preguntados: ¿y si?

No me queda más que recomendárselos ampliamente, como primera, segunda y tal vez tercera lectura, tanto si les gusta el género de la ciencia ficción como si no. Igualmente puede ser una excelente entrada a este basto mundo de la ciencia ficción, si es usted nuevo lector y si es que no lo ha hecho antes.

Le dije que la ciencia puede ser un bálsamo para nuestras heridas, pero que eso no debería ser la única razón para perseverar en ella. Le dije que tenemos el deber de buscar la verdad.

–La ciencia no es solamente la búsqueda de la verdad –me respondió–. Es la búsqueda de un propósito.

Y a eso yo no tenía respuesta. Siempre he dado por hecho que lo uno y lo otro eran la misma cosa, pero ¿y si no lo son?”

Continuar Leyendo

Arte y ciencia

Tiburón sierra de dientes pequeños no está extinto en territorio mexicano como se creía: investigación

Avatar

Publicado

en

¿La presencia del tiburón sierra en México, una nueva esperanza? La asociación civil Océanos Vivientes reveló en un artículo publicado en la revista Marine Biology que investigadores científicos de la agrupación descubrieron que el tiburón sierra de dientes pequeños no está extinto en territorio mexicano como se pensaba, sino que aún permanece escondido en algunos refugios costeros del Golfo de México.

Océanos Vivientes, a través del Proyecto Pristis México, inició desde 2015 los esfuerzos para la conservación e investigación de los tiburones sierra en México. El propósito es localizar a los últimos ejemplares de esta especie y promover el rescate de sus poblaciones.

Como parte de un estudio, voluntarios de la asociación, dirigidos por el doctor Ramón Bonfil, emplearon tecnología de punta, ADN ambiental (eDNA por sus siglas en inglés), para detectar a las especies en su medio ambiente natural, reuniendo muestras de agua en varias lagunas costeras del Golfo de México y el Caribe para averiguar si los tiburones sierra sobreviven en estas zonas.

El artículo señala que de 158 muestras tomadas en aguas de Veracruz y Campeche, se confirmó que 12 de ellas tenían ADN de tiburones sierra, lo que sugiere que esta especie subsiste en diversas zonas del país, aunque se piensa que su población es extremadamente baja.

La asociación enfatizó que este estudio es el primero en México que utiliza tecnología ADN ambiental para la conservación de cualquier especie, y el primero en el mundo en utilizar la técnica para buscar tiburones sierra en zonas donde se desconoce actualmente su existencia.  

“Es urgente que las autoridades de SEMARNAT y CONANP, además de autoridades estatales y municipales, pongan más atención a este problema para que evitemos la desaparición total de estos magníficos animales”, recalcó Oceános Vivientes, ante este hallazgo.

Desde su creación, Océanos Vivientes busca promover la salud de la vida acuática para que pueda ser disfrutada por las generaciones presentes y futuras, mediante la realización de proyectos en materia de conservación, investigación y educación ambiental de ecosistemas marinos y acuáticos, con especial énfasis en tiburones, rayas y especies relacionadas.

Vale la pena mencionar que el artículo completo que da cuenta de tan importante hallazgo puede consultarse en el siguiente enlace: https://bit.ly/2QgFdw8

También te puede interesar: Nacen ocho crías de lobo mexicano, especie en peligro de extinción

Continuar Leyendo

BOLETÍN FRACTO

RECOMENDAMOS