Conecta con nosotros

Arte y ciencia

Yolanda Canto, un talento musical fuera de serie

Ariel Avilés Marín

Publicado

en

Foto de Salvador Peña L.

Una noche de concierto en el Teatro Peón Conteras, la cola para acceder a la sala se extiende sobre la calle 60 y se prolonga por un buen trecho de la calle 57, es de pronosticarse que el teatro se llenará hasta la gayola, lo cual sucede con pocos eventos, ¡Claro, cómo no ha de ser así, se presentan Las Maya Internacional! El fenómeno musical que constituyó el conjunto femenil Las Maya Internacional, marcó una época inolvidable de la canción popular en Yucatán, y especialmente en el género de la canción yucateca, no sólo como intérpretes, pues algunas de sus integrantes aportaron valiosas composiciones a la Trova Yucateca. El grupo nace en el año de 1966, a iniciativa de Judith Pérez Romero, su directora, pero cada una de estas talentosas mujeres, fue una verdadera estrella en su actividad. Judith, era la directora, ejecutante del piano, y muchas veces segunda voz del grupo; Alicia Escalante Barrera, era baterista; Lía Baeza Mézquita, tocaba el contrabajo y era la primera voz; y Yolanda Canto Pacheco, era una polifacética artista que era una verdadera estrella en los instrumentos que dominaba maravillosamente: el violín, la mandolina, el saxofón, el banjo, y las maracas, que ejecutaba como nadie lo ha hecho.

Tengo contacto auditivo, por primera vez, con el conjunto en 1967, al llegar a la casa mi padre con un disco de acetato de 33 rpm, que el grupo había grabado, y que se convirtió en uno de mis favoritos de la colección de la fonoteca de mi casa. El long play contenía popurrís de Agustín Lara, de la trova yucateca, uno especial dedicado a la obra de Guty Cárdenas, y remataba en la última pieza del lado B, con una Tarantela Napolitana, en la que, Yolanda Canto daba una verdadera cátedra en la ejecución de la mandolina. Las vi actuar incontables veces, de las cuales, las más entrañables, eran con motivo de los onomásticos de Totó Jiménez y Margot Ham. Las quise profundamente, y mi cariño fue correspondido, pues siempre me trataron con gran afecto, y tenían conmigo rasgos de cariño muy patentes. Uno de ellos, la invitación a asistir frecuentemente a sus ensayos, que se efectuaban en casa de Alicia y Yolanda, que vivían en la calle 68 entre 57 y 59. Algunas veces, a esos inolvidables ensayos, se unían Momy Rejón y Lilia Canto, y entonces el grupo cambiada de denominación y se llamaba Conjunto Lira de Oro. Este grupo de mujeres, ha dejado una huella de arte y talento en la historia de la música en Yucatán, y su memoria debe ser mantenida viva.

Dice un dicho, y dice bien, que no hay plazo que no se cumpla, y el tiempo y su paso son inexorables, y esto se ha cumplido también en la trayectoria de Las Maya Internacional. Uno a uno, estos floridos rosales fueron cayendo ante el paso del tiempo; Alicia, la primera; luego se nos fue Lía “La Voz”, mujer con un sentido del humanismo que nos merece un artículo aparte. Judith siguió a la brega algunos años más, hasta que también pagó el obligado tributo a la tierra. Sólo nos quedó Yolanda, la multifacética ejecutante de tantos instrumentos, tan bien tocados todos ellos. Y ahora, por el amable conducto de nuestro dilecto amigo, Luis Pérez Sabido, nos hemos enterado de que Yoly, como cariñosamente la llamamos siempre, se ha ido también. Yoly, se nos fue desde el 19 de septiembre pasado e, injustamente, se fue en total silencio. Ella, que era un ser hecho para la música, se ha ido sin una nota musical que la acompañara en su tránsito, sin un arpegio o un acorde que pusiera el digno marco a lo que no es un adiós, sino un hasta luego. Yoly Canto, se ha reintegrado al eterno mudo de la música, al cual pertenece sin duda ninguna. Las notas de sus instrumentos, ahora y para siempre, suenan en el éter y se seguirán escuchando hasta el fin de los tiempos. Con la partida  de Yoly, se cierra un brillante capítulo de la música yucateca, un capítulo que lleva el nombre de Las Maya Internacional.

Foto de Salvador Peña L.

Yolanda Canto Pacheco, nació en la ciudad de Izamal, Yucatán, el 1 de febrero de 1914. Aunque parezca increíble, Yoly no tuvo una enseñanza musical en forma. Una noche, en el cumpleaños de Margot Ham, nos sentamos juntos a la mesa y le pregunté quién había sido su maestro de violín; y con una risa de cristal me dijo: “Nadie, a mí, mi papá, de chiquita, me puso los dedos en el mástil del violín, me enseñó algo de notas, y listo, desde entonces me puse a tocar, como lo ves hasta la fecha”. El talento musical era innato en ella. Así, fue tomando en sus manos los otros instrumentos, uno a uno; y con su talento natural se hizo una maestra en cada uno. Yoly, participó en varias orquestas sinfónicas; fue primer violín en la Orquesta de Cámara de la UADY, de la cual era miembro fundador. En mis tiempos de adolescente que frecuentaba los coros de las iglesias de Mérida, con mi maestra Mimí Concha, tuve la oportunidad de profundizar mi relación de amistad con ella, pues ella, me conocía desde mi más temprana infancia. Era gran amiga de mis tías Rosita y Judith Marín, y siempre asistía a sus cumpleaños, a los cuales siempre concurría yo con mi madre; entonces tenía cuatro años de edad; y Yoly, siempre me recordaba esas reuniones, y lo inquieto que yo era, y como ponía a mi mamá en gran agitación; me lo relataba entre su risa de cristal, pues la alegría marcó siempre su carácter.

Platicando con Judith, una tarde en su casa, me explicó: “El grupo se llamó originalmente Conjunto Maya Internacional, pero la gente decidió llamarlo sencillamente: Maya Internacional; así que, todas tomamos el acuerdo y se quedó con el nombre de Las Maya Internacional, definitivamente”. Y así, han pasado a la historia. En las inolvidables actuaciones del grupo, el violín de Yoly cantaba dulcemente las melodías de boleros, claves, bambucos y cuanta obra fuera ejecutada; en las canciones de gran sentimiento, el violín de Yoly gemía acompañando a la voz de Lía; si la pieza tenía un sabor de dulce intimidad, su sax sonaba cálido y acariciante. La mandolina, era un estallido de alegría sin igual en las manos de Yoly. Cuando sonaba el banjo, un ritmo que nos evocaba el Oeste Americano inundaba el recinto. Al tomar las maracas, el alma de Yoly se elevaba por una cuesta de ritmo y alegría, como nadie podía imprimir a este sencillo instrumento, tan esencial en la música de nuestro trópico.

Ahora, a sus gloriosos ciento seis años de edad, Yoly se ha marchado, se ha ido dejando un vacío muy difícil de llenar en la música vernácula, en la canción popular, en la historia de la música en Yucatán. Ha  regresado a su eterno mundo de la música, y con ella se ha dio el último reducto de las inmortales mujeres que recordaremos siempre como Las Maya Internacional. Mérida, Yuc., a 23 de noviembre de 2020.

Arte y ciencia

Asiel Babastro: filmo, luego existo…

Penélope Orozco Ortega

Publicado

en

Todos los viernes empiezo una oración que no termino.
Maltrato mi voz reprochando a los adoquines la falta de cemento.
Afirmo mi respiración sosteniéndola
sin llegar al minuto.
Bebo un sorbo de café frío
recuerdo el mejor estado de los hombres
silencio
Callar una pregunta cuesta mucho
Castigo las canciones
Escupo en los cuadernos
Todos los viernes empieza una oración que nunca acaba…
Asiel Babastro

La historia de Asiel Babastro o, mejor dicho, su forma de vida, se cuenta con detalle abrumador. No por su carga política o sentimental, sino por lo descarnado y apasionado de su trayectoria. Una historia en la que la insolvencia, otra vez, fue la sustancia de los días. Nació en 1989, “el año de las caras serias”- como el mismo lo denomina-, en Morón, actual provincia de Ciego de Ávila.

Era su hogar una suerte de templo para toda la familia. Nos cuenta que, algunas veces, se reunían para compartir el poco arroz que quedaba en las cazuelas y, otras muchas, para juntos lidiar con el hambre. Sin duda alguna, para entender el verdadero valor de las cosas, se tiene que haber pasado hambre alguna vez. Se tiene que haber visto a los tuyos sin nada que llevarse a la boca, para comprender el valor real de lo monetario.

El primer sorbo de café en la vida no gusta a nadie, demasiado amargo. Hay que insistir, sofisticar el paladar, aplazar el placer inmediato para encontrarse, al final, con una dicha más intensa. Es un proceso cuyo origen nunca recordamos, pero va asociado a la madurez. Son todos los pedacitos que nos van formando.

Una casa sin televisor, las idas y venidas a casas vecinas en busca de la gran pantalla y los estrellones continuos con la realidad, parecieran anécdotas irreales en la infancia de quien se convertiría en un director de cine de renombre. ¡Muchacho, ponte a leer, al final los que ven el televisor no salen en el televisor! Esta frase de su madre marcó un antes y un después en la vida de Asiel, quien desde hace muchos años no abandona nuestras pantallas.

Quizás, si no hubiese sido “tremendamente pobre”, no se hubiese propuesto superarse, ser alguien, evitar a toda costa que el hambre volviese a adueñarse de su casa. Quizás, de no ser por los “duros” momentos, hoy El Caimán Barbudo no estaría conversando con el gran director de cine, Asiel Babastro.

¿Cómo fueron sus inicios en el mundo del cine? ¿Experimentó antes con alguna otra rama del arte?

El mundo se me hacía pequeño cuando salía del cine. Veía a la gente demasiado chiquita. Al salir y ver un rostro de dimensiones normales no puedes entender que estabas viendo a Sharon Tate en una pantalla de 15 metros. Solo piensas que el cine es superlativo y todo lo demás muy pequeño. Esa relación y el por qué la entendí puedo resumirla en una palabra,  ilusión. Es esa la mentira que creemos sabiendo que nos mienten. Hoffa no murió como lo cuenta Scorsese en The Irishman pero, ¿Quién se atreve a perderse un minuto de ese metraje?

“Estudié guitarra clásica, luego artes plásticas y terminé inventándome el oficio de trovador hasta que una cámara doméstica llegó a mis manos. Filmaba disparates y de vez en vez encontraba uno que otro acierto por el camino. Todo de forma autodidacta. Pasó de ser un juego de un par de días a mi trabajo.”

Cuéntenos ¿qué es lo próximo en la carrera de Asiel Babastro?

Siempre estoy preparando algún video musical o engordando un guión. El año 2020 ha traído un montón de obituarios y muy pocas libertades, pero estoy feliz de estar trabajando en tantos proyectos a la vez. A día de hoy estoy culminando el video Clip de la canción “Caribeña” de Alejandro Falcón, el video de “Ámame como soy” de los Orishas con Ara Malikian y Beatriz Luengo y un video para Pablo FG, que rodaremos aquí en Miami, cuando las condiciones lo permitan.”

También estoy escribiendo una película que se rodará en Ciudad de México a principios de 2021 y el cortometraje “Sobre floreciendo”, que compite en el Bob Short Film Festival, de Bogotá. Sueño con adentrarme en el formato serie con un guión que coescribo junto a Carlos Zamora. Desafortunadamente la relevancia del Covid no me permite hacer planes demasiado serios.”

blenos sobre Alternativo Art, su productora audiovisual.

Alternativo Art es una extensión de mí, la mochila que cargo desde que edité y firmé mi primer audiovisual hasta el último. Ha sido un espacio creativo para más de uno y me ha servido de pretexto para conocer artistas increíbles. Es una productora que va a comenzar a brindar además de servicios audiovisuales, un soporte para otros jóvenes creativos que no han podido hacer ficción aun.”

¿Intenta reflejar en las fotografías lo mismo que en sus producciones audiovisuales?

Es mucho más complicado contar una historia en una foto fija. Aunque la he tenido un tanto desatendida últimamente, la fotografía es algo que me apasiona. Quiero comenzar a tomar más imágenes y dedicarle más tiempo. Es un ejercicio de síntesis poderosísimo. Planeo hacer una serie de fotografías este año. A corto plazo me gustaría que fuese una exposición virtual, para que todos puedan entrar y verlas. Cada imagen estará acompañada por diversos elementos, sueño con una suerte de fotografía-poemas visuales.”

¿Le ha sido difícil desarrollar su obra como realizador en Cuba?

Fácil es una palabra que depende en gran parte de la habilidad que se posea. Definiciones como “fácil o difícil” no me resultan armónicas. Estamos en un mundo de opinadores cada vez más opinólogos. Yo he trabajado mucho, muchísimo. Me fui a vivir a otra ciudad- La Habana-para poder lograrlo, me costó tiempo conseguir los resultados que quería. Ahora solo me queda esperar a ver si en algún momento ponen los calificativos en unidades de medida y establecen un límite, solo entonces sabré qué es difícil. Pero traduciendo todo a esfuerzo, sí, me ha costado muchísimo.”

¿Cuál ha sido el momento más complejo en su carrera hasta la fecha?

Reconocer que tengo una, a veces no se ve y a veces no la ven. Las dos son fatales.”

¿A qué aspira como realizador?

“El próximo trabajo, poder filmar de nuevo. Poder ver el cine de 2080.”

¿Y cómo visualizas ese cine de 2080?

Se crearán actores virtuales, se reducirán los tiempos de producción, se generará contenido casi continuamente, los actores no se desgastarán, será una nueva manera de entender al mundo. La única diferencia entre los actores virtuales y los humanos será la creatividad. No es secreto para nadie de esta época que las personas cada vez interactúan menos, las redes sociales se han convertido en un aquí y ahora. Personalmente es algo que me tiene bastante inquieto. Ese cine es para mí un misterio.”

Desde niño, Asiel era obsesivo con su estilo, incluso cuando no podía permitirse un buen par de zapatos. Sin embargo, a pesar de las pocas condiciones con las que contaba, siempre vestía impecable. La moda era para él una asignatura pendiente. Al mirar a su infancia, recuerda los reclamos de su madre cuando “para ir a la vuelta de la esquina”, se ponía la única muda de ropa que tenía para ocasiones especiales. Para él, salir de la casa, ya era una ocasión especial. Siempre fue un niño muy presumido, drapeaba, desteñía, coloreaba y rasgaba sus propios pantalones, los cambiaba por completo. Se valía de los escasos recursos que tenía a mano para incursionar en la moda.

Algo realmente notable en su apariencia y estilo es la negritud de sus outfits. Practica una especie de luto patrio. “Mi país no me permite vestir de otro color”. El negro le parece sobrio y neutral. Afirma que los colores nunca le han llamado la atención. Varía la forma, pero jamás el tono ni el estilo. Siguiendo al pie de la letra este concepto, se une a Yas González y lanzan su primera colección a mediados de 2020.

Sobre su estancia en Miami resalta el lanzamiento de su colección de ropa junto a Yas González. Háblenos sobre la idea ¿cómo surge, cómo son los diseños, en qué se inspiran?

Ha sido un tiempo de aprendizaje, cada país te alecciona de muchas maneras, y una lección siempre es productiva. Viajé para presentar mi colección con Yas y la pandemia hizo de las suyas, solo pudimos hacer un desfile. La colección presenta solo prendas únicas en blanco y negro. En mayo de 2020 estrenaríamos la colección en el Festival de Cine de Cannes, pero por cuestiones de la pandemia no pudo ser. La primera presentación fue en Miami, en Fashion for a Cause, donde tuvimos la suerte de trabajar con una de las activistas y modelos transexuales más reconocidas en el mundo de la moda, Mimi Tao.

“La moda tiene que parecerse a su época y a la gente que la usa, con esta premisa como base decidimos crear piezas con zippers pues el ajetreo de la vida cotidiana no nos regala tiempo para poner botones. Lo más llamativo de la colección son sus estampados, los cuales varían entre las cartas manuscritas de Martí, la imaginería que nos ha acompañado a ambos en la vida, un montón de mensajes ocultos y Cuba y mi Habana por todas partes. Es como ponerse arte, un lienzo en cuerpo.

¿Qué significó para usted que el video que realizó para la canción  “Ámame como soy” apareciera en el top 15 de videos más interesantes según la Revista Rolling Stone?

Fue una sorpresa emocionante. Siempre he seguido la revista, la considero un medidor de la escena musical, su contenido tiene una curaduría exquisita. Que un día me llegue al correo una nota para informarme que la revista a la que llevo siguiendo y leyendo tantos años me añadió en sus listas es algo extraordinario. Ser parte de una selección tan rigurosa, de la mano de tantos especialistas del cine, es asombroso.”

¿Cuáles son sus referentes como director?

Creo que en los que respecta a aportes para las artes visuales, pasando por La cueva de Altamira y el Renacimiento, la pintura es insuperable. Resulta complicado representar algo como Caravaggio o lograr el impresionismo de Edgar Degas. Una vez entiendes los valores y lo que le ha legado el arte pictórico y escultórico, no puedes hacer otra cosa que alabarla. Hablo de artes visuales pues la música es otra cosa. Para mi Rembrandt ha aportado al cine tanto o más que cualquier cineasta. El uso de la luz en la escena es exquisito. Actualmente se continúa usando la luminosidad de la antigua pintura barroca en las artes contemporáneas.”

¿A qué retos se enfrenta un profesional del cine en la actualidad?

Esta es una pregunta dificilísima. La mayoría de las películas que me han impactado últimamente las he visto en una pantalla de TV y eso es un crimen. Para nosotros los cinéfilos es como perdernos un componente importante de la historia, es lo que hace que tenga sentido un plano americano cortando un Close up. Cuando ves eso en una pantalla enorme tiene sentido, en un TV no es lo mismo.”

“El cine está perdiendo poco a poco su espacio físico y eso, a los que no hemos tenido la oportunidad de hacer un largo y estrenarlo en sala, nos da miedo, pero… es peor no tener películas ¿no? Hay retos, más que eso a día de hoy hay incógnitas, esta pandemia lo ha cambiado todo y nada es como era. Toca reinventarse.”

¿Qué proyecto sueña producir o llevar a la pantalla?

Una película sobre Cuba en su esplendor musical e industrial, que hable de la emigración Gallega y China, de la mafia, la política. Una de esas que duran 3 horas.”

A lo largo de todos sus años de carrera, ha colaborado con grandes como Alejandro Sanz,  Beatriz Luengo y Gilberto Santarosa, Omara Portuondo, Los Van Van y Frank Fernández ¿Cómo vivió esas experiencias?

“La verdad no te da tiempo a que esas experiencias sean demasiado asombrosas, muchas veces te das cuenta después que la pieza está hecha, mientras estás haciendo lo que te gusta y disfrutas. Son Grandes todos y los admiro, pero cuando toca dirigir ya no eres un fan, y tu manera de asumir la obra cambia. Me descubría de vez en cuando diciendo “le estoy haciendo un video a alguien que he visto y escuchado desde niño” Que luego me llame para decirme que le ha gustado el video, mi trabajo, eso es hermoso.”

Cuéntenos sobre el Asiel Babastro que va más allá del arte, el cotidiano, el familiar.

“Dentro y fuera del arte soy el mismo, ponerse un disfraz requiere quitárselo para dormir y entonces los sueños nunca se parecen a la vida que llevas. Es mejor ser honestos, y vivir lo más apegado a ti mismo que puedas. Mi trabajo también es mi Hobbie, por eso no me permito el tiempo libre, siempre me descubro trabajando cuando se suponía que estuviera distrayéndome.”

Mi familia es todo lo que tengo, es la gente que más me ha enseñado del mundo, también es mi sistema de medida, por ejemplo, mi abuela es el ser humano más especial que conozco, y de ahí parte mi unidad de medida. Todo mi universo se resume en mi madre, ha sido la persona más importante de mi vida, siempre.

¿Qué consejo darías a los jóvenes que quieren trabajar en el mundo del cine?

Un consejo es una responsabilidad muy grande, implica muchas cosas y a veces hay caminos exitosos hechos de malas decisiones y viceversa. Siento que cada cual se construye su propio País y su propio cine a la par de una realidad que puede ser distinta a la esperada.”

“Un cineasta es un observador ante todo, que luego hace conclusiones de tanto mirar, y aunque no siempre esas conclusiones son acertadas, no necesariamente  rozan lo deshonesto. Creo que la obra es un destino personal, hay que llegar a ella con medios propios, con determinadas consecuencias y cicatrices, eso hace que sea aún más valiosa. Es una carrera, no se deja de correr nunca, un método sería siempre anacrónico, estaríamos desactualizados en el minuto siguiente.”

¿Cómo es la Cuba que sueña Asiel?

He vivido 30 años de mi vida en Cuba, he aprendido a ver a mi isla desde el mundo y desde adentro. Platicar con personas de diferente índole y sistemas sociales me ha permitido ampliar mi nivel de tolerancia y elevar mi nivel de comprensión. Independientemente de lo que se crea, la verdad es totalmente relativa. Me he encontrado en discusiones donde ambos teníamos la razón y estábamos en extremos opuestos por el vértice, enfrentándonos sin motivo. En esos momentos es cuando más entiendo a Cuba, a mi nación.”

“Me preocupa el país como el lugar que voy a legar a los demás. Nuestros héroes y mártires fueron muy poco egoístas, su vida no valía más que la Patria. En ocasiones me siento cobarde. No sé si sería capaz de actuar como Céspedes. Crecí en un pueblo donde todo el mundo emigró, viví además en el seno de una familia muy identificada con la Revolución, no tuve acercamiento a la oposición. La primera vez que me enfrenté a una conversación política sentí pánico, me estaban hablando “contrarrevolucionarios”.

“Era un niño, no tenía como discernir y aprendí a verlos como enemigos solo porque tenían una opinión totalmente opuesta al sistema donde vivían. Según fui creciendo me rodeé de gente con un pensamiento crítico, no siempre a favor. Cuando tenía alguna angustia o molestia y trataba de decir algo, en casa siempre me ponían el dedo en la boca. Ese paternalismo de mi madre, esa forma de protegerme, también estaba malformado un instinto básico del ser humano, el de manifestarse ante algo que no le favorece, con lo que no está de acuerdo.”

“En momentos como los que está viviendo el país hoy, lo más oportuno es aprender de eso que siempre hemos tenido como asignatura pendiente. La Revolución se ha desarrollado sin una oposición que la critique abiertamente desde dentro, que la haga ser mejor porque está en el punto de mira. Cuba no es estrictamente de la Revolución, en Cuba hay oposición, entre los 12 millones de cubanos hay quienes no piensan a favor del gobierno y otros que sí. No está bien que tengamos en cuenta el discurso favorable y nunca el discurso opuesto. En este momento el país necesita madurez.”

“Yo quiero un país mejor, un país de todos, donde tener una opinión diferente no te convierta en mercenario, donde exista un canal abierto para el diálogo. Si de verdad somos cubanos, si de verdad nos interesa la Patria, que la moneda de cambio sea Martí.”

Publicado en la Revista El Caimán Barbudo

https://link.medium.com/C1Mh0MTt4cb

También te puede interesar: ¡Sesenta y uno y pa´lante! …

Continuar Leyendo

Arte y ciencia

El origen de Bolonchén de Rejón

Carlos Evia Cervantes

Publicado

en

Imagen de Augusto Evia

Cuenta Adolfo González Salazar que hace 300 años, en el centro del caserío que actualmente es la villa Bolonchén de Rejón, Campeche, hubo una aguada o cenote que fue la causa principal por la que los antiguos pobladores, originarios de Ticul, Yucatán, fundaron esta comunidad. Además el área estaba rodeada por tierras fértiles y muy productivas.

Todos vivían muy felices porque lograban buenísimas cosechas de maíz, frijol y muchos productos del campo, pero un hecho vino a perturbar la tranquilidad de los pobladores. Cierta tarde apareció una mujer anciana con una mala apariencia pues estaba sucia, con pelo largo y descuidado. Esta señora obtuvo el permiso de la autoridad local para permanecer en el lugar. Luego fue a la orilla de la laguna y ahí mismo se sentó a peinar su cabellera. Los moradores de Bolonchén se sintieron atemorizados por esta persona.

Al día siguiente la señora no estaba en su lugar y al mismo tiempo había desaparecido uno de los habitantes del pueblo. En la tarde de ese mismo día la mujer volvió a la comunidad, los hechos se repitieron y continuaron diariamente. La gente tenía mucho miedo porque cada noche perdían a un pariente.

El batab o jefe político fue a consultar a varios j menoob y ninguno lo sacó del apuro. Hasta que encontró al jmen Kantún. Éste explicó al batab que alrededor de la localidad había espíritus que se consideraban dueños de los montes y por eso estaban empeñados en desalojar a los nuevos moradores de estas tierras. Entonces, aquella mujer era la enviada de dichos espíritus.

Kantún se comprometió a atender el asunto. Hizo todos los preparativos para resolver el problema. Elaboró una bebida y unos cigarros con poderes somníferos y esperaron a la enigmática mujer. Esta vez llegó a la medianoche y se sentó en el sitio acostumbrado. Varios hombres del pueblo se acercaron a platicar con ella y le invitaron a tomar la bebida y fumar los cigarros. Ella estaba feliz por la recepción pero muy pronto hizo efecto el somnífero y cayó en un profundo sueño. El jmen Kantún le cortó los cabellos y con ellos confeccionó una trampa que colocó en el camino que siempre traía la mujer.

Al día siguiente ella se despertó, se dio cuenta del engaño y emprendió la huida. Kantún fue tras ella y la encontró en la trampa. La llevó ante la presencia de la gente del pueblo. Posteriormente la condujo a una cueva ubicada en el monte en donde sería alimentada por un perro de cera que Kantún hizo. Cuentan que cerca de esta caverna y en Semana Santa, escuchan los gritos lastimeros de la mujer encerrada. El relato termina diciendo que la gente, ya más tranquila, abrió los nueve pozos que le dan el nombre al poblado: Bolonchén. 14 de enero de 2021

Continuar Leyendo

Arte y ciencia

Covid-19: Inmunidad dura al menos 5 meses, según nuevo estudio

Avatar

Publicado

en

Foto: Reuters

Un nuevo estudio liderado por la agencia Public Health England (PHE, por sus siglas en inglés), asegura que la mayoría de las personas que han superado el Covid-19 tienen un promedio de 83% de inmunidad frente a la enfermedad durante al menos cinco meses, pero pueden reinfectarse y transmitir el virus.

Para esta investigación se reclutó a unos 21 mil sanitarios de hospitales británicos, divididos en grupos según si habían contraído la infección o nunca se contagiaron.  De acuerdo con el estudio de PHE, fueron sometidos entre junio y noviembre de 2020 a pruebas PCR quincenales y a un test mensual para analizar su nivel de anticuerpos.

Los resultados mostraron que de los 6 mil 614 sanitarios que tenían anticuerpos, sólo 44 desarrollaron una “potencial” infección.

El estudio, dirigido por Susan Hopkins, concluyó que la infección proporciona un 94%  de protección frente a la reinfección sintomática y un 75% de inmunidad contra la reinfección asintomática.

Los expertos señalaron que los casos de reinfección detectados en la investigación se consideran “potenciales” a la espera de un análisis genético que certifique la información.

Advierten también que aún no está confirmado que los resultados se puedan extrapolar a un grupo de población de mayor edad, toda vez que los participantes en el estudio tenían entre 35 y 54 años y, por lo tanto, sistemas inmunes probablemente más robustos.

La investigación se extenderá 12 meses para concretar la duración de la inmunidad, analizar el impacto de la nueva variante de coronavirus detectada en el Reino Unido y monitorizar la protección de los participantes que ya han recibido la vacuna.

También te puede interesar: La vacuna de Pfizer y BioNTech es eficaz contra las últimas variantes del coronavirus, afirma estudio

Continuar Leyendo

RECOMENDAMOS