Conecta con nosotros

Líneas editoriales

Esperanza 2021

Carlos Bojórquez Urzaiz

Publicado

en

Conforme miramos en retrospectiva el año que acaba de pasar y hacemos un recuento del diario acontecer, podemos concluir que nada de lo que hemos pensado, dicho o hecho tiene desperdicio, e indudablemente alguna enseñanza puede traernos a la hora de trazarnos nuevos caminos. Esto es especialmente verdadero en el aciago 2020 que concluye, cuya complejidad ha obligado a reinventar muchas realidades, sobre todo aquellas que fueron atestadas con el verbo tener, como sinónimo de felicidad, que puso a la vista su ineficacia para resolver asuntos vitales, y en cambio mostró la importancia de la solidaridad y la vida comunitaria. Cristina Martín Urzaiz nos formula la siguiente pregunta en la Editorial de Informe Fracto del día de hoy: “¿aprendimos algo o ni siquiera un evento de la magnitud de una pandemia ha logrado transformar nuestras formas de actuar?”   

Esperaríamos respuestas positivas a esta importante interrogación, respuestas esperanzadoras como la primerísima noticia hecha por el gobierno de México anunciando que se han comenzado a aplicar vacunas contra el Covi 19 y el compromiso asumido por el presidente Andrés Manuel López Obrador de que la inoculación será universal y gratuita. Este suceso, enmarcado en las enseñanzas que nos deja la dilatada cuarentena que permanece vigente como medida preventiva en tanto se procede a la vacunación, constituyen un hito en la vida nacional y ayuda a recuperar el optimismo que por lo regular se experimenta al iniciarse el año.

Desde estas líneas invitamos a pensar en la importancia que tienen el bien común y la solidaridad como valores que han sido esenciales durante los meses de espera de la anhelada vacuna contra esta pandemia que ha traído enormes costos humanos y de todo tipo.

Como símbolo de la solidaridad, de la vida comunitaria y la resistencia, en medio de las peores adversidades, en esta edición recordamos lo que ha significado el paradigma de la Revolución cubana en América Latina, que triunfó el 1 de enero de 1959. Sus logros en los ámbitos de la Salud, la Educación y la Ciencia, bajo un modelo de vida social y económica ajeno al dominio imperial de los Estados Unidos, debería ser estudiado a profundidad para construir realidades alternativas sin borrar las características de cada país. Recordábamos hace un par de días, en artículo de Ginón Bojórquez Palma, que la tardía introducción de la imprenta a Yucatán en 1813, procedente de Cuba, se articuló al proceso de la independencia de México, con sus coronas de libertad en el naciente periodismo. En este primer día de 2021, deseamos recordar que la modernización del periodismo yucateco estuvo influida por la presencia de cubanos independistas desterrados por España en 1869, que editaron importantes periódicos literarios y políticos en Mérida, guiados por intelectuales como Alfredo Torroella, Ildefonso Estrada y Zenea, Felipe Xiquez, José Quintín Suzarte, Fernando Urzaiz Arritola y desde luego los hermanos Antonio y Rodolfo Menéndez de la Peña.   

Quizás la esperanza de este año, fundada en la solidaridad y la vida comunitaria, en la hermosa labor del gobierno federal de brindar la vacuna contra el Covi 19 de manera gratuita y universal, nos acerque a valores que en la mayor de las Antillas comenzaron a cultivar desde enero de 1959, y nos ayude a recordar que la colaboración con nuestros vecinos caribeños tiene momentos cimeros que vale la vena recuperar. Esperanza es la palabra de pase de 2021.          

Líneas editoriales

Mensaje de Navidad

Carlos Bojórquez Urzaiz

Publicado

en

Esta Navidad se abre como un instante de recogimiento en el hogar de nuestros lectores, donde como nunca podrán aclamar la vida, aplaudir la salud y desearle pronta recuperación a quienes carecen de ella. En el pesebre que cobija el nacimiento de Jesucristo, con las pequeñas figuras que adornan esa recreación miniatura del portal de Belén, los que quieran podrán encontrar una luz de amor al prójimo y toda la esperanza posible para el mejoramiento comunitario, tal como invita la doctrina cristiana. Y es que si somos claros, si hablamos con la verdad, debemos reconocer que asiduamente esos nobles propósitos de la Noche Buena se desdibujan en medio del jolgorio de los festejos decembrinos, precisamente al amparo del consumismo desmesurado que es incitado desde todos los flancos. Se desbordan los comercios, se abarrotan las tiendas hasta el punto de agotar el último centavo que se lleve en los bolsillos, convirtiendo el consumo en una surte de ceremonia profana que envilece la profunda sencillez de amarnos los unos a los otros como respalda el cristianismo. En una carta de José Martí a la niña María Mantilla sentenció: “… Mucha tienda, poca alma. Quien tiene mucho adentro, necesita poco afuera…”

Recuperemos las raíces humanas de la efeméride navideña para ser solidarios, tratando de preservar la salud de todos, la de nuestras familias, la de los vecinos y demás conocidos, recogiéndonos en el calor del hogar, con el núcleo básico de parientes, sin aglomerarnos para tratar de evitar que impacte más el flagelo de la pandemia que ha dejados tantas secuelas de dolor y pérdidas en todos los órdenes de la vida. En líneas editoriales de Informe Fracto, Cristina Martín Urzaiz y Ricardo Maldonado Arroyo han venido alertando sobre los efectos inconfesables de una Navidad impregnada de las frivolidades del consumismo, y con ese mismo espíritu pedimos a todos una tregua para celebrar esta Navidad sin las futilidades que dañan el bienestar. En varios momentos históricos los conflictos bélicos entre naciones declaran una tregua navideña para darle un respiro a la paz y a las víctimas de las guerras, como exigía John Lennon en su memorable canción, Give Peace a Chance. Quizás una pausa necesaria en tiempos de pandemia ayude a mitigar los daños de la tragedia sanitaria que nos aqueja. Ciertamente la vacuna está a la vuelta de la esquina, pero en el tramo que debemos recorrer antes de llegar a ese punto, el incremento de cuidados preventivos debe ser la característica de esta noche que deseamos sea de paz y tranquilidad para quienes nos obsequian su tiempo leyendo esta publicación comprometida con la bienandanza de todos.  

Continuar Leyendo

RECOMENDAMOS