Conecta con nosotros

Campaña electoral en Estados Unidos

Grandes incendios colocan al cambio climático, otra vez, en primeros planos

Héctor Hernández Pardo

Publicado

en

Sumario:

Se suma otro gran problema a los ya existentes relacionados con la crisis sanitaria, económica y la violencia racial. Llevan tres semanas los incendios en Oregón, California y Washington. Posiciones diferentes de Trump y Biden sobre el problema. El presidente realiza mitin en Nevada rompiendo todas las reglas sanitarias. Sanders aconseja al candidato demócrata que hable más de su programa económico y se acerque a los jóvenes y a la gente de origen latinoamericano.

La campaña electoral en los Estados Unidos está signada ahora no sólo por la crisis sanitaria, económica y racial, sino también por una gran polémica en torno al cambio climático que se ha puesto otra vez sobre el tapete debido a grandes incendios que se han desatado en Oregón, California y Washington.

El fuego que ha obligado a millares de personas a abandonar sus hogares, muchos de los cuales han sido destruidos, ya registra decenas de muertos, lleva tres semanas sin poder ser controlado y ha arrasado millones de hectáreas de bosques, en lo que muchos han descrito como imágenes apocalípticas.

Según fuentes oficiales en Oregón han desaparecido decenas de ciudadanos y, de acuerdo con un alto funcionario de los Servicios de Emergencia, el estado debe prepararse para “un incidente mortal masivo”.

El presidente Trump ha dicho que todo se trata de “mala gestión forestal”, negando así cualquier relación con el cambio climático; en tanto el candidato demócrata a las elecciones presidenciales, Joe Biden, y otras personalidades han advertido que los hechos indican que “el cambio climático representa una amenaza real e inminente para la forma de vida de los seres humanos”.

El gobernador de California y hombre de negocios, Gavia Newson, al inspeccionar zonas dañadas por los incendios, declaró que “el debate sobre el cambio climático ha llegado a su fin. Esto es a todas luces una emergencia climática. Esto es real y está sucediendo”.

Sin negar posibles fallas en el manejo forestal, Newson advirtió que esa no es la causa fundamental de la tragedia. Subrayó que las olas de calor record y los incendios sin precedentes han sido problemas pronosticados desde hace tiempo por la comunidad científica.

No hace mucho un informe científico de primer nivel de la Organización Meteorológica Mundial, dado a conocer por las Naciones Unidas, reiteró que lejos de disminuir, las causas y las consecuencias provocadas por el cambio climático no dejan de crecer.

Mientras este tema vuelve a la palestra, aún en medio de la pandemia del covid-19, que ya ha producido la muerte de cerca de 200 mil personas en territorio norteamericano, la campaña electoral por la silla de la Casa Blanca prosigue. Trump asistió a una gran concentración en Nevada, que también ha provocado polémica, porque el mandatario rompió todas las normas sanitarias del estado.

Steve Sisolak, gobernador de esa región, hizo duras críticas al mandatario por violar las normas sanitarias, al organizar un mitin con miles de personas concentradas en el interior de un local. Sisolak declaró que el Jefe de la Casa Blanca “conscientemente está metiendo a miles en un lugar bajo techo para realizar una manifestación política” y ha “olvidado que este país todavía está en medio de una pandemia global”.

Además, medios periodísticos presentes dijeron que la mayoría de los simpatizantes del presidente que estaban en el acto estaban con la cara descubierta, sin usar mascarillas, a pesar de las advertencias previas de las autoridades estatales.

 En otro orden de cosas, el popular político Bernie Sanders, quien estuvo entre los aspirantes por su partido a la candidatura a la presidencia y quien se describe a sí mismo como demócrata socialista, ha sugerido a Joe Biden que hable más de sus propuestas económicas y que se acerque más a los votantes hispanos. Como se recordará, Sander se retiró de las primarias demócratas al comienzo del año y ha manifestado su respaldo a Biden para sacar de la Casa Blanca a su actual inquilino. El senador por Vermont declaró en una entrevista concedida a PBS que cree que el aspirante demócrata “está en una excelente posición para ganar, pero pienso que tenemos que hacer más en la campaña que sólo atacar a Trump; tenemos que darle a la gente una razón para votar por Joe Biden. Y Joe tiene algunas posturas muy sólidas con respecto a la economía, y pienso que deberíamos estar hablando más de eso de lo que lo hemos hecho”.

Alentó también a Biden a enfocarse más en los votantes latinos y los jóvenes, grupos que apoyaron ampliamente a Sanders en las primarias. Biden ha pasado apuros para generar entusiasmo entre los jóvenes, y algunos demócratas han expresado su preocupación sobre lo que sienten es una falta de acercamiento de su campaña a los hispanos.

Campaña electoral en Estados Unidos

Importantes figuras republicanas acusan a Trump de “inepto” y piden el voto para el candidato demócrata, en carta pública

Héctor Hernández Pardo

Publicado

en

Luego de una exitosa Convención Demócrata que respaldo en su totalidad a Joe Biden para encabezar la boleta por ese Partido a la presidencia de Estados Unidos, una carta pública de cerca de 70 figuras importantes republicanas, todos los cuales estuvieron ligados a la actual administración en temas de Seguridad Nacional, acusan a Trump de “inepto” y piden el voto para septuagenario candidato.

La misiva, firmada entre otros por el exdirector de la Agencia Central de Inteligencia Michael Hayden, el exdirector de Inteligencia John Negroponte y el exsecretario de Defensa Chuck Hagel, señala que el actual mandatario carece del carácter y la competencia para conducir la nación”,

La mayoría de los medios locales e internacionales se han hecho de este documento, que se considera un duro golpe a las aspiraciones de Trump de ser reelegido. La carta, también suscrita por el exdirector de la Oficina Federal de Investigaciones William Webster,  asegura que “Trump ha incurrido en comportamientos corruptos que lo hacen inepto para servir como presidente”,

Los firmantes, muchos no sólo vinculados al presente gobierno republicano, sino también a anteriores de Ronald Reagan, George W. Bush y George H.W. Bush, dicen que Trump ha socavado la confianza en la elección presidencial y el imperio de la ley, ha insultado a las fuerzas armadas, a las agencias de inteligencia  y a diplomáticos, y ha puesto en peligro la Seguridad Nacional. Acusa al multimillonario Jefe de la Casa Blanca de deshonrar la Presidencia, de dividir a la nación y atacar y vilipendiar a los inmigrantes.

Por todo ello, señalan en su misiva pública,  “estamos firmemente convencidos de que en el mejor interés de nuestra nación el (ex) vicepresidente Joe Biden sea elegido como el próximo presidente de Estados Unidos, y votaremos por él”.

A todo lo anterior se añade que durante la Convención Demócrata otras figuras republicanas prominentes también declararon su respaldo a Joe Biden, como por ejemplo John Kasich, el exgobernador de Ohio.

A pesar de esas evidentes figurasen su Partido, el presidente Donald Trump manifiesta en sus intervenciones que cuenta con el apoyo firme de las bases republicanas que le llevaron al gobierno en el anterior proceso electoral, por lo que estima segura su reelección para un segundo mandato. Así van las cosas en esta campaña electoral tan seguida por el mundo.

Continuar Leyendo

Campaña electoral en Estados Unidos

El candidato demócrata y las lamentables tragedias en su vida

Héctor Hernández Pardo

Publicado

en

Como se esperaba, Joe Biden fue nominado sin dificultades por la Convención Demócrata como candidato a la presidencia de Estados Unidos por ese Partido para las elecciones que se celebrarán en noviembre próximo. Dada la importancia de este país en el mundo actual, muchos analistas internacionales que siguen dicho proceso adelantan detalles acerca de este hombre, de 77 años, que en la administración de Barack Obama ejerció como vicepresidente.

Una sorpresa en el evento fue la intervención de célebre general afroamericano, ya retirado, Colin Powel, ex Secretario de Estado y militante del Partido Republicano, quien pidió el voto para Biden el 3 de noviembre entrante. Del candidato dijo que no tiene duda que como presidente del país norteño “recuperá su liderazgo”  y lo que llamó “su autoridad moral”.

Biden, que fue antes senador representando al estado de Delaware, desde su casa y rodeado de su familia, se dirigió a los delegados al evento y emocionado dijo que lo agradecía “desde el fondo de mi corazón”.

Según diferentes expertos en la sociedad norteamericana, hay un aspecto en la vida de Biden, que aunque él no lo ha manejado directamente, pudiera convertirse en una carta ganadora para enfrentar a Donald Trump: las tragedias  personales que ha sufrido a lo largo de su carrera pública y que para un periodista cercano a él “explican mucho su carácter”.

Ya adentrado en los quehaceres políticos, apenas con 30 años, y mientras preparaba su despacho en Washington en plena navidad,  Biden recibió una terrible noticia: su esposa e hija, la más pequeña de la pareja, habían muerto en un accidente de tránsito y sus niños varones (Beau y Hunter) sufrieron graves heridas.

En algún momento, en conversaciones con gente cercana, ante ese suceso, el político ha reconocido que llegó a preguntarse si podría seguir adelante en su carrera política y ha dicho que “empezó a comprender cómo la desesperación lleva a la gente a liquidarlo todo, pero que su compromiso de padre con sus dos hijos lo ayudaron a continuar”. Y juró su puesto como Senador en el hospital donde estaban ingresados.

Se le reconoce que, aún en sus responsabilidades como senador, hizo todo lo posible por pasar tiempo con sus dos hijos. Funcionarios  del Congreso de Estados Unidos recuerdan que cada día hacía en tren el trayecto de ida y vuelta a su caso en Delaware y Washington, unos 300 kilómetros para estar cerca de los suyos.

En esas circunstancias se desempeñó como senador por cerca de tres décadas. Y fue en 1975 que conoció a una universitaria que a la postre se convertiría en su segunda esposa, Jill, para alegría de sus hijos Beau y Hunter que la aceptaron felices. La pareja, que lleva de casados 40 años, en 1981  tuvo una hija, Ashley.  

Cuando se desenvolvía en este nuevo ambiente de trabajo, hogar y  esperanza, se registró una nueva tragedia familiar. A Beau Biden en el 2013 se le detectó cáncer cerebral y dos años después, con 46 años, falleció.

Una conversación del hijo con el padre, ya en los minutos finales de la vida de aquél, explica la fuerza de Joe Biden para sobreponerse. En un libro titulado “Prométeme, papa”, donde el candidato refiere esos dos años difíciles de la enfermedad de su hijo, Biden ha narrado que éste le pidió y le hizo prometer que no se rindiera ante la dureza de la vida

Por cierto, Beau había sido fiscal general del estado de Delaware y en esos trajines estableció una relación de amistad con su homóloga de California, Kamala Harris. Para muchos probablemente este hecho también es uno de los factores que llevó a Joe Biden a elegir a la senadora afroamericana como su compañera de fórmula a la vicepresidencia.

Biden, quien los días previos al  fallecimiento de su hijo tenia en sus planes lanzarse como candidato a la Casa Blanca, desechó esa idea para concentrarse en la atención y a la unidad de su familia. “Cualquier persona es sensible a estos temas, que por otra parte explican mucho el carácter de Joe”, comentó un periodista cercano al candidato.

Según esas fuentes de amigos y colegas, las tragedias le hicieron más cercano, más auténtico, más empático. La propia esposa de Biden, Jill, quien realizó un discurso en la Convención Demócrata, hizo elogios emocionados de su marido destacando “su capacidad de rehacerse tras las desgracias y de seguir trabajando por los demás”.

La que podría ser la próxima primera dama de Estados Unidos concluyó su intervención con un claro mensaje al pueblo norteamericano: “Hará por tu familia lo que hizo por la nuestra: unirnos y completarnos”. Para muchos esa bandera pudiera calar hondo en la sociedad estadounidense, como se sabe extraordinariamente dividida.

Por otro lado, la agencia de noticias inglesa Reuters, que siguió en detalles las intervenciones en remoto de los delegados al evento, hay dos palabras que sobresalen en sus referencias al candidato: decencia y empatía, es decir persona honorable y cualidades para identificarse y compartir los sentimientos de otros, algo que –de acuerdo con observadores- no posee el actual inquilino de la Casa Blanca.

Biden, abogado, procede de una familia trabajadora y de creencia católica En ocasiones ha narrado que su madre tenía un fuerte compromiso con la justicia social y que aprendió de su padre a levantarse después de sufrir golpes que lo derriban.

En varias ocasiones, el candidato demócrata ha expresado su incomodidad ante el hecho de que se pudiera interpretar que se desvelen algunos pasajes de su vida como un intento de ganar compasión y votos en época electoral, pero lo cierto es que su empatía reconocida y esa capacidad para enfrentar problemas graves le pueden ayudar,  y mucho, en sus aspiraciones presidenciales en un  momento en que  miles de familias norteamericanas lloran a sus muertos por la incontrolable pandemia del covid-19 o se sienten deprimidas por la crisis sanitaria y económica que vive el país.

Continuar Leyendo

Campaña electoral en Estados Unidos

Comentan como sabia la decisión de Joe Biden de designar a Kamala Harris como su compañera de fórmula

Héctor Hernández Pardo

Publicado

en

Senadora por California, se convertirá en la primera mujer negra como candidata a la vicepresidencia de Estados Unidos. Importantes figuras demócratas ven positiva la designación Se le ubica moderadamente en el ala progresista del Partido Demócrata. Puede halar votantes entre negros, mujeres y ciudadanos vinculados a la inmigración. Trump critica la decisión y acusa a la Harris de “farsante”.

Mientras el expresidente de Estados Unidos Barack Obama anunciaba feliz que “Joe Biden dio en el clavo” al seleccionar a la legisladora por California Kamala Harris como su compañera de fórmula para llegar a la Casa Blanca; Donald Trump por otro lado acusaba a la senadora de “farsante” y  de que sería “un error” para el país norteño.

La decisión del virtual candidato demócrata de hacerse de la jefatura del Gobierno en las elecciones de noviembre próximo han provocado un aluvión de comentarios en la prensa norteamericana (y también internacional considerando el papel de Estados Unidos en el mundo)  y por parte de figuras de la política en ese país, y en general se considera que ha dado a Biden nuevos simpatizantes.

En primer lugar, Kamala Harris es negra, es mujer y es hija de inmigrantes (la madre india y el padre jamaicano) por lo que tácitamente podría halar muchos votantes que luchan contra la violencia racista y la discriminación por color de la piel, a muchas mujeres que desean que los miembros de ese género jueguen un papel más relevante en la sociedad norteamericana  y a millones de ciudadanos, nacionalizados estadounidenses, pero que son marginados por proceder de otros países en primera o segunda generación.

A eso hay que añadir que Harris, de 55 años, representa una generación joven de liderazgo femenino, lo que es importante si se tiene en cuenta que Biden cumplirá 78; y que además se trata de una figura bien colocada en la política norteamericana y con gran experiencia en el Gobierno: ella ha ocupado varios cargos hasta ahora que fue electa en el 2017 senadora del congreso de Estados Unidos; antes, durante dos mandatos, fue Fiscal General de California.

Fue contrincante de Biden en la carrera por la candidatura demócrata a presidente de los Estados Unidos, cuenta con importantes donantes en California, y ganó notoriedad particularmente cuando surgió como una voz abierta sobre la raza y la necesidad de una reforma policial, tras el asesinato del ciudadano negro George Floyd en mayo último, que, como se sabe, desató un volcán de protestas en todo el país.

Biden, al anunciar su decisión, dijo en su cuenta Twitter: “Tengo el gran honor de anunciar que escogí a @KamalaHarris -una valiente luchadora en defensa de los menos poderosos y de los mejores funcionarios públicos del país- como mi compañera de fórmula [presidencial]”.

El virtual candidato demócrata a la presidencia reconoció la labor de Harris como fiscal general de California, donde se puso frente a “los grandes bancos, levantó a la clase trabajadora, protegió a mujeres y niños del abuso. Estoy orgulloso entonces, y lo estoy ahora de tenerla como mi compañera en esta batalla para evitar que Trump regrese a la Casa Blanca”.

De hecho ya Kamala Harris está haciendo historia al convertirse- sólo falta un paso casi formal, que es la Convención Demócrata en curso- en la primera mujer negra candidata a la vicepresidencia de Estados Unidos. Si tenemos en cuenta la crisis política, sanitaria y económica que padece en la actualidad el gigante del Norte, no queda duda alguna que esa elección es crucial.

Según medios de prensa norteamericanos la Harris declaró al darse a conocer la noticia: “Me siento honrada de unirme [a Joe Biden] como la candidata de nuestro partido a vicepresidente, y haré todo lo posible para convertirlo en nuestro comandante en jefe”.

La mayoría de los medios de comunicación en el mundo se han referido a este acontecimiento y han hurgado en la vida de Kamala Harris. Ella ha afirmado, de acuerdo con estas fuentes, que su madre (india de nacimiento, científica, y casada con un profesor negro jamaicano) adoptó la cultura afroestadounidense de Oakland.  “Mi mamá –ha escrito en su autobiografía The Truths We Hold– siempre entendió muy bien que estaba criando a dos hijas negras. Sabía que su país de adopción vería a Maya (mi hermana) y a mí como niñas negras y estaba decidida a asegurarse que nos convertiríamos en mujeres negras orgullosas y con confianza en nosotras mismas.

Harris estudió en la Universidad Howard, uno de los prominentes e históricos centros afroestadounidenses de estudios superiores del país, algo que ella describió entre las experiencias más formativas de su vida. Algunos analistas la ubican moderadamente en el ala progresista demócrata, sobre todo por sus inclinaciones a favor del matrimonio homosexual, su oposición a la pena de muerte, porque ha pedido cambios en las prácticas policiales en todo el país y porque suele hablar con frecuencia de la necesidad de desmantelar el racismo sistémico existente en territorio norteamericano.

Hillary Clinton, que conoce bien a Kamala Harris, pues Maya (su hermana) trabajó en su campaña cuando la ex primera dama de Estados Unidos aspiró a la presidencia, declaró lo siguiente: “Estoy muy emocionada de dar la bienvenida a Kamala Harris a esta histórica candidatura demócrata”.

Continuar Leyendo

BOLETÍN FRACTO

RECOMENDAMOS