Conecta con nosotros

Apuntes librescos

4 epigramas del siglo XIX yucateco

Rolando Bello Paredes

Publicado

en

Claudio Meex

Sobre los epigramas, la Real Academia Española sentencia: “Frase breve e ingeniosa, frecuentemente satírica”; y la afamada Wikipedia: “Es una composición poética breve que expresa un sólo pensamiento principal festivo o satírico de forma ingeniosa”.

El escritor Roldán Peniche Barrera, en su ensayo “El humorismo en Yucatán”, publicado en la Enciclopedia Yucatanense, Actualización, tomo III, edición 2018 del gobierno del estado 2012-2018, apunta que “el epigrama es una de las formas preferidas por los poetas festivos del siglo XIX”, y que “la poética humorística alcanza su esplendor en el siglo XX”.

Reproduce, entre otros, uno conocido, ingenioso de José Correa Villafaña, el Vate Correa, en la “época dorada” del henequén: “Linda Paquita hechicera / florecita del Edén, / tú aliviaras mi arranquera / si en vez de Paca Cervera / fueras paca de henequén”.

Informa que los dos “mayores epigramistas” de la segunda mitad del siglo XX, son, Jorge Peniche y Peniche, y Luis Pérez Sabido, ambos grandes charlistas. Reproduzco dos de ellos. De Peniche y Peniche a Pérez Sabido: “Dizque no hay refrán perdido, / pero el refranero falla, / porque Luis Pérez Sabido / ni por sabido se calla”. Tiempo después, de Pérez Sabido a Peniche y Peniche: “Ya mucho se ha comentado / que sólo le falta hablar / al óleo del Licenciado; / En cambio el original / nunca se queda callado”.

Para estos Apuntes librescos de Informe Fracto, encontré cuatro epigramas publicados en el siglo XIX yucateco, en los periódicos “Museo Yucateco” y “La Burla!”.

Dos, en el “Museo Yucateco, periódico científico y literario”, del mes de enero de 1841, de autor desconocido:

El primero:

“Una vida disipada

sensual y sin virtud

trae tras sí la desgracia,

pobreza, poca salud

y una vejez anticipada”.

El segundo:

A un vicioso retrató

un pintor de mala maña

tan sin arte, tan sin regla,

y de tan horrible cara,

que en vez de su cuerpo, hizo

el retrato de su alma”.

Otros dos, ahora publicados en periódico “La Burla!”, en diciembre de 1860:

Uno:

“A su prima dijo Inés:

¿Cómo casarme pudiera,

cuando menos en un mes?

¿Con cualquiera? – Con cualquiera

¿Tanta prisa, amada prima?

Pues yo la causa no acierto…

Porque así pudiera encima

alguno llevarse el muerto”.

        Y dos:

“Toros que visten levita

y que nunca han embestido

dices que existen, Luisita?

Hay tienes uno, Juanita:

Ve que manso es mi marido”.

Libros siglo XXI. El británico The Guardian está próximo a cumplir el bicentenario de su existencia periodística. Inició en 1821 bajo el nombre de The Manchester Guardian. Según The Guardian, estos son los cinco mejores libros del siglo XXI (ver más en portal WMagazín, 29 septiembre 2019):

1. En la corte del lobo (Destino), de la inglesa Hilary Mantel, sobre la vida de Thomas Cromwell en la corte de los Tudor.

2. Gilead (Galaxia Gutenberg), de la estadounidense Marilynne Robinson, sobre la carta que le deja un predicador a su pequeño hijo.

3. El fin del ‘homo sovieticus’ (Acantilado), de la escritora bielorrusa y Nobel de literatura Svetlana Alexievich, sobre el derrumbe de la URSS en boca de muchos testimonios.

4. Nunca me abandones (Anagrama), del inglés de ascendencia japonesa y Nobel de Literatura Kazuo Ishiguro, sobre el futuro de la humanidad a través de dos chicas y una chico en un internado singular.

5. Austerlitz (Anagrama), del alemán W. B. Sebald, sobre el desarraigo de un hombre.

Libros. Algunos de los más vendidos de la historia, según nota de Sarah Romero y María Moya, en “Muy Historia” (visto 23 octubre 2019):

* Don Quijote de la Mancha, de Miguel de Cervantes;

* Historia de dos ciudades, de Charles Dickens;

* Diez negritos, de Agatha Christie;

* El Principito, de Antoine de Saint-Exupéry;

* Sueño en el pabellón rojo, de Cao Xueqi (escrita a mediados del siglo XVIII);

* El Código Da Vinci, de Dan Brown;

* Los pilares de la tierra, de Ken Follet;

* Cien años de soledad, de Gabriel García Márquez

Círculo de lectores. El grupo editorial Planeta cerró El círculo de lectores, fundado en 1962, el “mayor club de lectura de España por el cambio de hábitos de consumo de los ciudadanos”, según una nota del diario madrileño El País (8 noviembre 2019).

Por diversa razón, me recordó que en Mérida, un grupo de damas promueve la lectura. Funcionan en un Club de Lectura, con 27 socios, exclusivamente mujeres. Se reúnen el primer viernes de cada mes, y eligen los libros que leerán durante los siguientes treinta días. Pagan una simbólica cuota de 100 pesos al mes, para adquirir nuevos libros. Una vez al año, rematan los libros que ya han leído las socias, el más barato a diez pesos. Han logrado mantenerlo durante largas décadas, y hoy, goza de cabal salud.

Herejía. Olga Tokarczuk, Premio Nobel de Literatura 2018, en artículo de Mercedes Monmany, “Olga Tokarczuk. Elogio Del nomadismo o Polonia como metáfora” (La Razón, 19 de octubre de 2019):

– “En nuestro mundo postcreyente sigue habiendo herejes, ahora están fuera de la Iglesia. Son los economistas y sociólogos que exponen nuevas ideas, los que hacen ecoterrorismo y también las feministas, por supuesto, las radicales y las moderadas. En Polonia incluso las cuestiones de género son consideradas heréticas. Los católicos polacos consideran inaceptable el mero concepto de género. Volviendo a la religión: lo que ocurre hoy es muy diferente de lo que pasaba en la era de Cristo o del emperador Nerón, pero la palabra hereje no ha cambiado. El papel de la herejía es confrontar los dogmas incuestionables, revisarlos y deshacerse de ellos. Por eso es tremendamente benéfica”.

Día Nacional del Libro. Con más pena que gloria, transcurrió el Día Nacional del Libro, que cada 12 de noviembre se celebra en México, instituido por decreto presidencial en 1979, en el marco del nacimiento de la poeta mexicana Sor Juana Inés de la Cruz (1651), “figura entregada a los libros y el fervor por el saber”.

El decreto ejecutivo dispone que las autoridades federales de la SEP y de los estados organizarán “programas de difusión, exposiciones y venta de libros en las principales calles y plazas de las ciudades de la República”. Párrafo especial señala que dentro de esos programas, habría “reducción de los precios de venta de los libros”.

Nada de eso ocurrió en Yucatán. Apenas hubo dos charlas, un “rally” y un “maratón” de lecturas, como parte de la “programación especial” de la estatal secretaría de la Cultura y las Artes.

Traspunte. “La Venus de Milo” de Salvador Novo, en El Cuento, Revista de Imaginación, Premio Nacional de Periodismo 1981, número 143, abril-diciembre 1999, ejemplar de aniversario número de 35:

– “¿Qué cómo, en fin, tenía yo los brazos? Verá usted: yo vivía en una casa de dos piezas. En una me vestía y en la otra me desnudaba. Y siempre ha habido curiosos que se interesan en ver y suponer. Ahora usted me quería ver los brazos. Entonces ellos querían verme lo que usted ve. Y yo, en ese momento, trataba de cerrar la ventana”. 

RECOMENDAMOS