Conecta con nosotros

Crónicas de Dzitás

LA DANZA DEL KOTS KAL TSÓ EN HONOR A LA VIRGEN DE SANTA INÉS

Carlos E. Gómez Sosa

Publicado

en

Como cada año, en la comunidad de Dzitás se realizan los festejos a la Virgen de Santa Inés, patrona del lugar. Inician el día 12 de enero y concluyen el 22 del mismo mes. Para la realización de la fiesta en honor a Santa Inés, se realizan gremios, corridas de toros y los bailes populares.

Desde hace muchos años, la fiesta de esta comunidad es conocida por su danza de los pavos, kotz kal tzó, única con antecedentes prehispánicos. Ésta también se realiza en Santa Elena. En cualquier caso es una danza organizada y realizada de manera comunitaria, independientemente de las autoridades civiles y eclesiásticas. Para su disposición, se nombra un nojoch cuch (cargador mayor), quien pone todo su empeño para su realización y lucimiento.

El origen de la danza se pierde en el tiempo y la distancia, pues se ha heredado de padres a hijos la costumbre de bailarla. La danza la realizan hombres y mujeres (madrinas), en las primeras horas del día 21 de enero.

La organización de la fiesta tradicional inicia con la selección de los cuches (cargadores), encargados de realizar los festejos al Santo Patrón. Este comité está formado por un “gran cuch” y dos “pequeños cuches”, cada uno con tres nooxes (ayudantes), quienes apoyarán a quienes los eligen.

Para elegir a los sucesores de los cuches, cada sucesor busca a la persona que los suplirá, o en su defecto se acerca a quien desea serlo. Una persona no puede ser el mismo cuch dos veces consecutivas.

Puestos todos de acuerdo, los organizadores realizan una reunión el sábado de gloria en un lugar público. A esta reunión se le llama chuc- hel (consigue un sucesor). Los tres cargadores seleccionados, serán quienes se responsabilicen de la fiesta en honor a Santa Inés para ese año, siendo el día principal el 21 de enero.

Los cargadores del año saliente, ofrecen cigarrillos y balché (bebida ritual tradicional), a quienes serán los cargadores para el próximo año; con esto, se cierra el compromiso de continuar esta tradición.

Durante esa noche, se realiza la segunda reunión donde se dará la notificación (kah ik), comprometiéndose los siguientes cargadores a tomar la responsabilidad para la próxima fiesta, y comenzar a colectar dinero y todo lo necesario; asimismo, éstos aportan cerdos, pavos, gallinas o cacao cocido con maíz.

Los preparativos de la fiesta comienzan unos días antes; los alimentos son preparados por las esposas de los responsables, y algunas señoras que han sido escogidas por éstas. Para la realización del baile, los cuches buscan a seis personas, a quienes entregan una cabeza de cochino y un ramillete. Esa entrega es realizada en una forma solemne, durante la cual a los danzantes les dirigen unas palabras de manera tradicional.

Por otra parte, los futuros cuches reciben una cabeza de cochino y un ramillete, setenta arepas chicas y doce grandes, una botella de aguardiente con una flor metida en el cuello, una palangana de chicharra, y cuatro jícaras de caldo de pavo (hek). Quienes reciben esto, lo dividen entre ellos y sus ayudantes, con lo cual se comprometen a realizar la próxima fiesta.

El día 21 de enero a las 9 de la noche, los diputados salientes y entrantes, así como los habitantes de la comunidad, participan en una misa. Después de la ceremonia, los diputados salen de la iglesia cargando los estandartes de la Virgen y pabellones, acompañados de una charanga y entre voladores e hiladas de petardos, se trasladan a la casa del nuevo diputado.

En este lugar, el diputado saliente le entrega los estandartes y pabellones al diputado nuevo, ante un altar con la imagen de Santa Inés adornado con flores y veladoras encendidas; con esto, se acepta el traslado de poderes o encargo.

El día 22 al medio día, en casa de los diputados salientes, se reparte la comida preparada: cabeza de cochino pibil cocida bajo la tierra, adornada con papel picado de seda y cintas de colores.  El primero en recibirla es el diputado principal: medio pavo cocinado en sak kool (crema blanca), una tira de costilla, un trozo de carne, cuatro arepas, una ración de pinole y ocho tortillas. Una vez recibida su parte, ayuda a distribuir la comida a los demás socios.

En casa de los otros diputados, también se reparte comida, entregando a cada socio una taza de caldo con carne roja, dos arepas y cuatro tortillas.  De esta manera se distribuye la comida entre los diputados salientes, electos e invitados.

A las 3 de la tarde, cada diputado saliente se dirige al centro del pueblo llevando cada cual una cabeza de cochino, y otros cargando los ramilletes: cilindros de cartón, en algunos casos, de aproximadamente 1 metro de diámetro por dos de altura, elaborados por los mismos diputados con papel de seda, cintas de colores, y varillas de palma de coco insertadas en el cilindro, donde cuelgan galletas, cigarros, dulces o muñecas de plástico. El ramillete tiene un asta de madera, de peso ligero, para sostenerlo mientas bailan los danzantes.

Cuando llegan a su destino, la charanga interpreta la melodía “Cabeza de Cochino”, con lo cual las personas que cargan tanto la cabeza como los ramilletes, empiezan a bailar en presencia del público, al tiempo que invitan a las personas a participar con ellos.

Terminadas dos melodías, el grupo de danzantes se dirige, acompañado por la charanga, a casa de los nuevos diputados para hacerle entrega de los ramilletes y las cabezas de cochinos preparadas para convidar a los asistentes.

Ese mismo día, a partir de las ocho de la noche, se realiza una procesión con la imagen de la Virgen de Santa Inés, por el parque principal, con todos los gremios y los feligreses católicos. De esta manera concluyen las festividades en la comunidad de Dzitás.

Finalmente, se realiza una procesión que inicia tocando el tunkul (instrumento hecho de un tronco hueco) en la puerta de la iglesia; durante los descansos del recorrido, en los domicilios de quienes han hecho promesas, a los participantes en la procesión se les reparte agua, pozole (bebida de maíz con agua) y pinole (bebida de maíz con agua, azúcar y canela).  También se acostumbra colocar plantas de maíz en el camino del recorrido de la procesión.

También te puede interesar: La vida religiosa de los mayas yucatecos

RECOMENDAMOS