Conecta con nosotros

Voz de la Península

Invitan a combatir la desinformación en derechos humanos

Carmen Lorena López Cabrera

Publicado

en

Diversas personalidades que luchan en pro de los derechos humanos se dieron cita para dar voz a los pueblos indígenas y grupos vulnerables en el marco del Encuentro Internacional de Derechos Humanos, cuyo tema de esta sexta edición fue “Voces silenciadas: pueblos indígenas y problemas de género”.

En la inauguración de estas jornadas, que se realizan en el Centro Cultural Olimpo, asistieron el antropólogo Julio Sauma Castillo, en representación del alcalde Renán Barrera; José Pablo Quiñones Guzmán, presidente de la Jornada de Derechos Humanos AC; y  Olga Moguel, directora del foro cultural amaro; estos últimos encargados de la realización de estas charlas enfocadas a temas relacionados con los derechos de los indígenas mayas y problemas de género.

También estuvieron presentes dos representantes del Museo Nacional del Indígena Americano del Instituto Smithsoniano,  Renée Gokey y Vilma Ortiz Sánchez; así como Benes Z. Aldana, presidente del Colegio Nacional Judicial de Estados Unidos; Jackson Tello, coordinador de la Red Nacional de Artistas por la Justicia Social de Guatemala; Manuel Tobar, director ejecutivo de Tobar Consultores;  y Richard Siegel, de la fundación americana de libertades civiles.

El representante del alcalde Renán Barrera, comentó que actualmente se viven “tiempos sensibles en materia de derechos humanos”, por lo que reconoció la necesidad de propiciar este tipo de foros “que tienen como objetivo informar y abundar de manera crítica los temas pendientes en esta materia”.

 “El impulsar este tipo de eventos con personalidades de talla internacional y nacional, que trabajan en pro del respeto a los derechos humanos, así como la promoción de los mismos, es hoy más que nunca, de vital importancia”, señaló Sauma Castillo.

Lo anterior, señaló, con el objetivo de “sensibilizar la formación de agentes de cambio y promoción de la defensa de la igualdad”.

Por su parte, el abogado José Pablo Quiñones, presidente de la asociación Jornada de Derechos Humanos, agradeció a los ponentes por la participación en estas jornadas que tienen el objetivo “de combatir con la desinformación de derechos humanos en Yucatán y contribuir en su educación”.

Explicó que este año el encuentro se realiza “en conmemoración de los pueblos indígenas en México, del mundo y de Yucatán, que han sido silenciados por muchos años y por toda una historia de una deuda que tenemos con ellos. Voces silenciadas en temas y problema de género que son diversos y amplios, y por cada mujer de estado que ha sido víctima de feminicidio o de intento de feminicidio, violencia. Por cada joven, persona o integrante de la comunidad LGBT, que en este estado se le han negado los derechos. Así como en las diferentes problemáticas de género que tenemos en Yucatán”.

Y agregó que  en este encuentro es “necesario alzar la voz y encontrar soluciones a través de la educación”.

Por su parte, Olga Moguel recitó un fragmento de la canción “Díaz y flores” de Silvio Rodríguez, para ejemplificar la “rabia” de la desigualdad, con sus “inevitables formas de paisaje social”.

“Qué lamentable que a los mexicanos y latinoamericanos la rabia nos resulte familiar, normal, en términos de las enormes dosis de pobreza, de desigualdad, de explotación, de humillación, de desamparo, de violencia”.

Después de su discurso, Olga Moguel inauguró el encuentro invitado a los asistentes a “trabajar y construir un mundo mejor”.

También estuvieron presentes en la inauguración de estas jornadas Courtney Beale, cónsul de Estados Unidos para la Península de Yucatán, así como los expositores Alan Gilberto García, director ejecutivo de la firma Alan García Abogados; Erubiel Tirado Coordinador del Programa de Seguridad Nacional, Democracia y Derechos Humanos en Universidad Iberoamericana, Janeth Lozano, de la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas de Colombia.

Voz de la Península

COVID-19 no detiene la violencia de género: asesinan a mujer en Umán

Lilia Balam

Publicado

en

Se trataría del segundo feminicidio ocurrido durante la contingencia sanitaria del COVID-19. La Fiscalía General del Estado está integrando la carpeta de investigación sin detenido.

La pandemia de COVID-19 (coronavirus), ha detenido muchas cosas en el estado, menos la violencia de género: el pasado fin de semana una joven de  Umán fue asesinada. Se trataría del segundo feminicidio ocurrido en Yucatán durante la contingencia  sanitaria y el tercero en lo que va del año.

De acuerdo con la Fiscalía General del Estado (FGE), la madrugada del domingo la joven Y.C., de 22 años de edad, fue privada de la vida en un predio del Fraccionamiento Los Colorines, en el mencionado municipio. La autopsia indicó que la causa de la muerte fue asfixia mecánica por estrangulamiento.

Al tratarse de un presunto hecho de violencia contra una mujer, se activó el protocolo de actuación ministerial, pericial y policial en el delito de feminicidio. La FGE ya está integrando la carpeta de investigación y realiza diversas diligencias sin detenido.

Desde que se dio a conocer el crimen, trascendieron distintas versiones extraoficiales del hecho, entre ellas que el ilícito supuestamente está relacionado con quien era su pareja sentimental.

Este caso sería el segundo feminicidio reportado desde que se implementaron las medidas de aislamiento social para prevenir contagios de COVID-19.  El primero ocurrió a finales de marzo, cuando Suemi Yam Canché falleció a causa de los golpes propinados por quién era su pareja.

En lo que va del año han ocurrido cinco asesinatos violentos de mujeres, sin embargo solo dos más han sido investigados como feminicidios, es decir, este sería el tercer caso de ese ilícito en la entidad durante el 2020. 

También te puede interesar: Aumenta la violencia contra mujeres en Yucatán durante contingencia del COVID-19

Continuar Leyendo

Voz de la Península

Reconocimiento a los grandes pedagogos yucatecos

Carlos E. Gómez Sosa

Publicado

en

El pasado 15 de mayo, que se festejó a los maestros, nos pareció justo reflexionar y reconocer a los grandes pedagogos Yucatecos que han contribuido al desarrollo educativo de nuestro país, ya que aportaron valiosos conocimientos a la educación y consagraron su vida a la causa noble de la enseñanza, en dos periodos de la historia de Yucatán: a finales del siglo XIX,  y  durante la primera mitad del siglo XX.

Los aportes de ilustres pensadores e intelectuales yucatecos como: Rodolfo Menéndez de la Peña, figura señera y apasionada de la enseñanza pública peninsular; Manuel Sales Cepeda, maestro, filosofo y literato; José Inés Novelo, educador, historiador y poeta; Eduardo Urzaiz Rodríguez, mente enciclopédica de su época, historiador e impulsor decidido de la enseñanza mixta y de la Universidad; José de la Luz Mena Alcocer, indiscutible pilar de la Escuela Racionalista en Yucatán y el sureste mexicano, y Agustín Franco Villanueva, prominente ideólogo del racionalismo, por mencionar algunos de los más destacados.

Este reconocimiento de los grandes pedagogos yucatecos, nos permite conocer, en un primer acercamiento, la honda preocupación que tuvieron por el desarrollo de la enseñanza, a la luz de los avances que ya se habían alcanzado en la Pedagogía y en otras ciencias vinculadas estrechamente a ésta, como la Biología, la Sociología y la Psicología.  Es importante señalar, que para entender el pensamiento y el que hacer de cinco pedagogos yucatecos, mucho tuvo que ver el haber nacido a partir de la segunda mitad del siglo XlX y de haber desplegado su intensa actuación práctica e intelectual en una buena parte de la primera mitad del siglo XX.

Yucatán durante estos periodos se caracterizaba por tener una economía basada en el cultivo y la industrialización del henequén, el surgimiento de la hacienda henequenera, y con ello, el monopolio de las fibras duras ligado al capital extranjero, un enriquecimiento de los terratenientes henequeneros, con la explotación de los peones de las haciendas y un gobierno centralizado y dictatorial cuyo representante más características fue Olegario Molina Solís. Posteriormente se experimentó  el contagio de la chispa de revolución detonada el 4 de junio en Valladolid, Yucatán, y el 20 de noviembre de 1910 a escala nacional,

Otros elementos que ayudaron a la reflexión e impulso de la educación fue la llegada de Salvador Alvarado en marzo de 1915 y su honda preocupación por el ramo educativo, que conformaron un escenario de oportunidades para promover con mayor fuerza el debate sobre el desarrollo de la enseñanza en Yucatán. Los congresos pedagógicos celebrados en Mérida en 1915 y 1916, los congresos obreros de Motul en 1918 e Izamal en 1921 fueron espacios de primordial importancia en los que se debatieron y enfrentaron los proyectos educativos sustentados por los diferentes grupos que pugnaban por influir en el contenido de la política educativa de los  gobiernos yucatecos.

Por otra parte, la influencia pedagógica que más se sintió en Yucatán desde finales del siglo XlX hasta principios del XX fue la que irradió la llamada Escuela por el trabajo o por la acción, propuesta por Dewey en Estado Unidos, y por los pedagogos europeos y cubanos, aunque esta influencia estuvo perneada por las diversas expresiones del naturalismo roussoriano y de las corrientes libertarias y anarquistas.  Estas condiciones fueron los elementos para que los grandes pedagogos Yucatecos impulsaran una reflexión profunda que permitieron hacer propuesta avanzadas para una mejor formación del individuo. Todo esto se puede reflejar a la crítica severa a la que los pedagogos yucatecos llamaban “vieja escuela”- por ser verbalista, libresca, paralizante, intelectualista y magiscentrista.

Entre los pensadores Yucatecos destacó, como anticipamos,  Rodolfo Menéndez de la Peña, un firme defensor e instructor de la escuela primaria, quien señaló que la “escuela que con toda urgencia necesitamos, es la escuela primaria; apéndice de la familia, esencialmente higienizadora y moralizadora; aquella en que se incuben, desarrollen y florezcan las divinas enseñanzas de todas las virtudes domésticas y cívicas”. Por su parte José Inés Novelo señalaba en 1909 que el viejo sistema de enseñanza desarrollaba únicamente la memoria, pues consideraba a los niños como “sacos sin fondo de erudición inconsciente”, a los cuales sólo se les hacia retener palabras y frases, así como las tablas de aritmética. Manuel Sales Cepeda, planteaba que la educación “es la institución del hombre; su perfección sería la instrucción vinculada con la ética, la ciencia unida a la virtud; la cultura provechosa del espíritu asociada a la recta orientación del sentimiento y del carácter”.Agustín Franco Villanueva, decía que la educación debía “cultivar la sensibilidad, la inteligencia, la voluntad y las facultades físicas” del educando, lo que implica impulsar su desarrollo armonioso mediante la educación física, intelectual, moral y estético, y finalmente el profesor José de la Luz Mena Alcocer, educador entusiasta, quien mejor sustentó, impulso, divulgó y defendió los principios y métodos de la Escuela Racionalista, señalaba “que la enseñanza debe abandonar su carácter netamente abstracta y  convertirse en experimental y práctica, y por ende en amena e interesante, puesto que se debe de tener en cuenta los intereses y necesidades del niño”.

Es importante señalar que los pensadores pedagogos yucatecos, contribuyeron al análisis y reflexión en las escuelas formadoras de docente, ya que permitieron reflexionar y valorar las diversas visiones que aportaron los pedagógicos Yucatecos al trabajo educativo al país y nuestro estado.

También te puede interesar: Antiguos barrios de Valladolid, riqueza colonial

Continuar Leyendo

Voz de la Península

Hay casos de COVID-19 en 77 por ciento de los municipios yucatecos

Lilia Balam

Publicado

en

A la fecha se han confirmado mil 536 diagnósticos del virus en la entidad.

Actualmente  hay casos de COVID-19 (coronavirus), en 82 de los 106 municipios yucatecos, es decir, en 77 por ciento de las comunidades de la entidad. A la fecha se han confirmado mil 536 diagnósticos del virus en el estado, informó la  Secretaría de Salud local (SSY).

Tan solo en las últimas 24 horas fueron reportados 36 casos nuevos: 20 en Mérida, tres en Tekax y Umán, dos en Kanasín, uno en Dzoncauich, Hocabá, Izamal, Ticul, Tixkokob, Valladolid y Yaxkukul. Uno es foráneo.

Del total, 153 pacientes han fallecido a causa de la enfermedad. Hoy se registraron dos decesos: el de un hombre de 41 años de Kanasín, con antecedentes de obesidad y quien convivía con siete contactos, uno de las cuales presenta síntomas leves. También murió una persona de 65 años, originaria de Mérida y quien padecía obesidad e hipertensión.

Al día de hoy, 144 pacientes se encuentran hospitalizados por su delicado estado de salud. Ocupan 21 por ciento de las camas para quienes tienen el virus y 26 por ciento de los espacios de áreas de cuidados intensivos del sector salud del Estado.

Sin embargo 223 personas tienen cuadros leves de la enfermedad y permanecen aisladas. Mil 16 ya se recuperaron.

La SSY solicitó a la población mantenerse en su casa y seguir al pie de la letra las medidas de salud e higiene establecidas por las autoridades sanitarias.

Cabe recordar que actualmente se puede consultar información sobre el COVID-19 en la página http://www.coronavirus.yucatan.gob.mx. También se puede emplear la línea telefónica (800 982 2826), y los chats de Whatsapp en español (999 200 8489) y en maya (9991 40 6622), para obtener diagnóstico automatizado; y se encuentra disponible la aplicación “Meditoc”, disponible para su descarga en Apple Store y en Play Store.

Continuar Leyendo

RECOMENDAMOS