Conecta con nosotros

Voz de la Península

Origen del sabucán yucateco

Carlos Bojórquez Urzaiz

Publicado

en

El doctor Alfredo Barrera Vásquez, publicó el 29 de abril de 1942 en su gustada columna ¿Lo ignoraba Usted? del Diario del Sureste, que contra lo que muchas personas creían, y aún creen,  la palabra sabucán, nombre que en la actualidad se continúa dando a nuestro morral o a las bolsas con asa, no proviene de la lengua maya sino que es palabra de origen antillano. Y es que al descubrir cosas nuevas en Cuba, La Española o Puerto Rico, los españoles aprendieron el nombre de muchas cosas y con ellas el castellano se enriqueció. Más tarde esos nombres pasaron a tierra firme y se aplicaron correctamente a las mismas cosas, o por analogía se usaron para designar otras. Así aconteció con la anona, la guayaba, el mamey, la iguana, la hamaca, todos vocablos antillanos. La Barbacoa, por ejemplo, de designar un tipo de cama en Las Antillas, pasó a ser el hoyo para hornear a la manera de nuestros pueblos originarios, porque la carne se tendía sobre una cama de palos, y de allí se nombró barbacoa al estilo de hornear y a la carne misma, así cocida. Por analogía también se aplicó este nombre a toda clase de trenzados de palo o cosas semejantes.

También te puede interesar: ¿Es la hamaca proveniente de Yucatán?

En el caso específico del sabucán, tan llevado y traído en el habla yucateca, como dejó establecido el sabio mayista, no es de origen maya, pero en cambio es compañera de las palabras arriba mencionadas, y de batea, conuco, tabaco, etc. Es una variación de sibucán, que era una talega larga trenzada, hecha de corteza de árboles blandos “texida algo floxsa”, según descripción de Gonzalo Fernández de Oviedo, primer cronista del Nuevo Mundo (1535) al describir las cosas que vio en la Isla Española, hoy Santo Domingo. Esta talega de tiras tejidas de materia textil, servía para exprimir la yuca, colgándola de una cuña atada al extremo inferior, para la fabricación de pan de casabe, la base de la alimentación originaria antillana en aquellos tiempos. Nuestro sabucán es también una talega, aunque no sea tejida con corteza de árboles blandos ni tampoco resulte cilíndrica. Pero el asunto fue que al establecerse aquí los españoles describirían nuestros morrales y bolsas de henequén con el nombre del que servía para exprimir la yuca, por analogía, y por el tiempo, hizo que la vocal i de sibucán se transformara en sabucán.

Continuar Leyendo
Clic para comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Voz de la Península

Inauguran mesas técnicas de Gas natural y Electricidad en Mérida

Avatar

Publicado

en

SERVICIOS PÚBLICOS Y PRIVADAS EN LA INAUGURACIÓN DE LAS MESAS TÉCNICAS: GAS NATURAL Y ENERGÍA EN MÉRIDA

Este jueves 22 de agosto, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), junto con los sectores públicos y privados, inauguraron la mesa de trabajo: Gas natural y Electricidad en el Centro Internacional de Congresos de Yucatán.

Impulsando el desarrollo económico de México

Con el fin de establecer un diálogo entre el sector público y privado, que permita identificar los retos y oportunidades en materia energética que se presentan en el país, principalmente en la zona sureste de México, El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) inauguró la mesa de trabajo: Gas natural y Electricidad que se llevará a cabo este 22 y 23 de agosto en curso.

Durante la ceremonia, el Arq. José Manuel López Campos, presidente Nacional de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (CONCANACO), indicó que estas mesas son un impulso para el desarrollo económico de México, el cual debe detonarse a través de una gran fortaleza energética que alcance a todas las regiones del país, especialmente del sureste, que es la zona más rezagada del país.

ROGER GONZÁLEZ EN MESAS TÉCNICAS DE MÉRIDA

Al respecto, el maestro Roger González Lau, presidente de la Comisión de Energía del CCE, indicó que para lograr un México más prospero y equitativo, se debe iniciar con dos retos importantes: atacar la falta de gas en el Sur y aumentar la capacidad de transmisión de energía eléctrica en la región.

Muchos empresarios se acercan a esta parte de la República queriendo invertir, pero si no hay gas competitivo, si no tenemos eléctricas, si no tenemos un sistema eléctrico confiable, dudan y la inversión se tiende a retener”, comentó.

Te puede interesar: Exigen reducir altas tarifas eléctricas en Campeche

Señaló que se tiene que invertir en líneas importantes de transmisión en el país, especialmente en el sur. Se necesita empezar a trabajar con la columna vertebral del sistema de energía eléctrica para que, de esta manera, la zona sureste empiece a crecer de manera importante como es el objetivo de todo el país.

Por otro lado, el gobernador de Yucatán Mauricio Vila Dosal indicó que el estado, ha estado rezagado en materia de energía y gas natural, mientras que el Norte y el Bajío siguen incrementando su crecimiento.

Yucatán presenta las tarifas eléctricas más altas del país, así como también un desabasto de gas natural, por lo que la lucha que se tiene entre los empresarios, gobiernos y sociedades civiles, es una estrategia de solución para que juntos puedan atacar estos problemas que afectan a todo México.

Finalmente, el gobernador resaltó que el gran pendiente que tiene el país con el sureste es el gas natural y las tarifas eléctricas justas, que son una prioridad trascendente, no sólo para Yucatán, sino para todo México. “Para poder lograr esa anhelada meta de crecer el 4% los estados del sureste tienen que crecer, y para poder crecer necesitamos gas natural y tarifas eléctricas justas”.

Continuar Leyendo

Voz de la Península

El humanismo en la escuela mexicana

Natalio Pat Balam

Publicado

en

Se ha dicho con insistencia que las reformas educativas en las escuelas públicas han sido desde tiempos atrás, el medio idóneo de mejorar no sólo la educación sino a la sociedad misma. Lo anterior ha permitido observar y significar la lucha ideológica entre reformadores elitistas y los  de orientación social, unos inclinados por la competencia entre seres humanos, en tanto la otra insiste en la formación de hombres comunes.

 Bajo esta perspectiva, las bases magisteriales del país iniciaron hace algunos días las discusiones en torno a la Nueva Escuela Mexicana. Una primera mirada hace pensar que la reforma educativa que se presenta, centra su interés en la situación cultural y educativa actual de los pueblos originarios, así como en los retos que ahí se enfrentan en materia de reivindicación y educación inclusiva. En ese sentido planteo algunas perspectivas de reflexión y análisis con base en lo que se ha construido y observado en el seno de la realidad educativa comunitaria.

También te puede interesar: Oralidad y escuelas del pueblo maya

Consumada la derogación de la reforma educativa, que deja atrás el enfoque educativo empresarial por competencias, el sistema educativo mexicano dio entrada a la Nueva Escuela Mexicana, cuyo espíritu formativo se fundamente bajo el amparo del humanismo y los derechos humanos.

 Con esta nueva aspiración educativa dio inicio el curso escolar 2019-2020. Del 12 al 16 de agosto del presente año, miles de docentes que laboran en el nivel de educación básica fueron convocados con el objetivo de reflexionar y analizar los planteamientos pedagógicos que contendrá el nuevo plan y programa de estudio.

En Yucatán, los docentes que laboran en primarias indígenas, particularmente en las que se encuentran situadas en la región oriente, la zona escolar 029, asistieron al curso denominado: “Hacia la Nueva Escuela Mexicana”. En las primeras sesiones, la discusión y reflexiones se centró en las modificaciones de las normas que se van construyendo en materia educativa y los cambios que espera obtener tanto a nivel comunitario, como en la escuela y las aulas.

Fueron varios videos donde el secretario de educación Esteban Moctezuma Barragán ofrecía una reseña de lo que se espera de la Nueva Escuela Mexicana. Se insistió en la pedagogía inclusiva, situando al niño en el centro de los aprendizajes, de igual manera se abordó la necesidad de motivar el pensamiento científico desde la perspectiva humanista y la importancia de reconocer dentro de la práctica docente las creencias saberes y conocimientos de los pueblos originarios.

Una de las novedades pedagógicas que sugiere la nueva escuela es la implementación, durante las sesiones de aprendizaje, de la estrategia “pausa activa,” ésta consiste en organizar una actividad lúdica o recreativa durante 5 minutos con el objetivo de reactivar o relajar las sesiones de aprendizaje.

Durante el desarrollo de las sesiones llamaron la atención los avances que se presentaron referentes a las leyes secundarias, donde se invitó al participante a continuar haciendo aportaciones con el fin de afinar y concretar el contenido de dicha ley que normará el funcionamiento de la nueva escuela mexicana. El sistema de formación docente, el sistema de promoción y reconocimiento del servicio, fueron los apartados que recibieron comentarios con la finalidad de contribuir en la formulación de las leyes secundarias.

El modelo educativo empresarial que caracterizó en su momento la reforma educativa, al parecer va quedado atrás, la presión psicológica y administrativa que se ejerció a la comunidad docente bajo el argumento ideológico de patrón-obrero parece superada, al menos eso esperamos.

Ahora corresponde al magisterio mexicano conocer y comprender cómo funciona desde la didáctica el pensamiento filosófico humanista acompañado de la pedagógica de los derechos humanos.  Quizás pronto se puedan observar algunos resultados y actitudes en torno al presupuesto de la nueva escuela mexicana.

Asumir este nuevo reto implica explorar, analizar y experimentar alternativas didácticas que conlleven un mejor desarrollo de las personas. Ahora el desafío es formar entes solidarios, con aspiraciones de vivir en libertad. El compromiso ahora es renovar y repensar el quehacer docente, los valores son una prioridad, situada en las aulas, acompañados del desarrollo cognitivo que favorezca el pensamiento científico y tecnológico que la sociedad del siglo XXI exige. Aterrizar la esperanza de mejora en la comunidad escolar, seguirá siendo una meta digna.   

Tal parece que la columna vertebral de la nueva escuela mexicana está inspirada en uno de los señalamientos más persistentes del pensamiento pedagógico martiano “educar al hombre para la vida”.

Continuar Leyendo

Voz de la Península

Telebachillerato Comunitario, hacendados en el gobierno

Carlos Bojórquez Urzaiz

Publicado

en

Este jueves 22 de agosto un centenar de docentes del Telebachillerato Comunitario del Estado de Yucatán se presentaron a las instalaciones de la Secretaría de Educación, en concreto a la Dirección de Educación Media Superior, para expresar su inquietud por no haber recibido aviso respecto a las contrataciones del ciclo escolar 2019-2020. Se trata de docentes que han dedicado hasta seis años de su vida profesional a la educación en apartadas comunidades rurales, muchas de ellas marginadas.

Esta desinformación provocó, por una parte, nerviosismo entre el personal docente ante la incertidumbre laboral; por otra, inconformidad en las comunidades donde se presta el servicio, pues estudiantes, madres y padres de familia, desconocían cuándo se retomarán las clases. Lamentablemente, ante la petición de los docentes, el diálogo, la organización ciudadana, las autoridades han respondido con arbitrariedad. Decenas de docentes han recibido la noticia de que ya no laborarán en el Telebachillerato Comunitario, sin explicación alguna. Noticia que llega tarde para encontrar otras alternativas laborales que den sustento a sus familias y respondan a la confianza depositada por las comunidades mayas en estos docentes.

En Yucatán funcionan 198 Telebachilleratos Comunitarios, donde 594 docentes atienden a 8,000 estudiantes. Es un servicio vital, que ha sido construido a lo largo de 6 años con el esfuerzo y dedicación de profesionistas que aman su trabajo, que comprenden y se adaptan a las necesidades de las comunidades. No es un trabajo fácil, implica muchos sacrificios. No debería representar un botín político, pero el proceder de la Secretaría de Educación de Yucatán genera suspicacia a la opinión pública y, angustia, a los docentes de los telebachilleratos y a las propias comunidades. ¿Qué motivó a no recontratar a los docentes si estaban desempeñándose adecuadamente? ¿Por qué cortar la relación laboral si la necesidad del servicio permanece? ¿Cuál es la suerte que correrán los docentes de los telebachilleratos si continúan las arbitrariedades? El Gobierno del Estado debería ofrecer una respuesta mínimamente coherente.

También te puede interesar: Frente Único Nacional de Trabajadores del Telebachillerato, Comunitario Yucatán

Este tipo de decisiones no sólo han afectado a trabajadores de la Secretaría de Educación, sino también de los Servicios de Salud de Yucatán (SSY), la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), el extinto Instituto para la Igualdad entre Mujeres y Hombres (IPIEMH), la Secretaría General de Gobierno, el Colegio de Bachilleres de Yucatán (Cobay), por mencionar algunos. El proceder es similar: despidos masivos y/o injustificados o, sencillamente, no se le renueva el contrato al trabajador. Y la reacción de las autoridades es mantener puertas cerradas, oídos cerrados, mente cerrada. En el Tribunal de Trabajadores se están desahogando al menos 600 demandas laborales contra la administración del señor Mauricio Vila.

Esta maquinaria de poder debe extinguirse, por el bien de todos. El servicio público no puede ser administrado con mirada de hacendado, con actitud de encomendero, que sin ambages se atribuye la facultad de decidir sin dar razones o sin importarle el desempeño de los trabajadores.

Los docentes del Telebachillerato, a muchos de los cuales he visto trabajar en las comunidades mayas con verdadero amor, no deberían estar sometidos a esta dinámica de poder donde ni siquiera pueden protestar por temor a perder su trabajo. El Gobierno del Estado no debe actuar con miopía social (que puede significar, incluso, miopía política), tampoco con atribuciones excesivas sobre el destino de los trabajadores. Los votantes no los eligieron para esto. Como ciudadanía, debemos exigir que los docentes sean restituidos en sus escuelas, unirnos a las voces de protesta, pues el silencio nos hace cómplices y, probablemente, futuras víctimas de atropellos. Toda mi solidaridad con los trabajadores del Telebachillerato Comunitario del Estado de Yucatán.

Continuar Leyendo

RECOMENDAMOS