Conecta con nosotros

Voz de la Península

Quieren evitar que el mar se “trague” las playas yucatecas

Lilia Balam

Publicado

en

En los últimos años el incremento del nivel del mar, la instalación de infraestructura que interrumpe el flujo natural de la arena y el desgaste de las dunas, han generado un grave problema de erosión costera. Sin embargo, asociaciones como Unidos por las Playas han realizado diversas labores para rescatar las playas del estado.

“Mira cuánta playa había hace unos años. Después, poco a poco fue desapareciendo”, indicó con cierta nostalgia Gilmer González Ruz, presidente de la asociación civil “Unidos por las Playas”, enseñando una antigua fotografía de la costa yucateca, en la cual se observa un paisaje anhelado por muchas personas: una amplia extensión de arena separando al mar de las viviendas veraniegas.

En los últimos años el incremento del nivel del mar, la instalación de infraestructura que interrumpe el flujo natural de la arena y el desgaste de las dunas han generado un grave problema de erosión costera en la entidad. Sin embargo, la sociedad civil organizada ha realizado diversas labores para rescatar las playas del estado. 

 Fotos cortesía de “Unidos por las Playas A.C.”

LOS FOCOS ROJOS DE EROSIÓN: LA ZONA DE PROGRESO A TELCHAC.

De acuerdo con la Tarjeta de Reporte para la Costa Yucateca, elaborada por el Laboratorio Nacional de Resiliencia Costera (LANRESC), en el 2017, las playas que van de Sisal a Telchac se encuentran en malas condiciones.  

Para brindar esa calificación, se elaboró un índice de erosión con base en tres factores: la presencia o ausencia de vegetación, de estructuras y el ancho de la playa, es decir, la distancia desde el nivel medio del mar hasta el pie de la primera duna. La zona mencionada fue la única en la cual pocos indicadores cumplieron los parámetros de buena salud.

Tarjeta de Reporte para la Costa Yucateca del LANRESC.

Sin embargo, la Secretaria de Desarrollo Sustentable, Sayda Rodríguez Gómez precisó que la región “crítica” es la que abarca desde Progreso hasta Telchac. “Al interior de esa, hay pequeñas áreas que están más erosionadas que otras”, puntualizó.

¿Por qué hay mayor daño en esa zona? Son tres los factores que inciden en el fenómeno de la erosión costera, explicó la funcionaria: el primero es el aumento en el nivel del mar, causado por el deshielo de los casquetes polares, las modificaciones en la temperatura, entre otras razones; el segundo es la deforestación de la duna. Cuando se limpia la playa y se retira la vegetación propia de la misma, se impide que la arena se afiance y se pierden otros servicios ambientales.

El tercero es la instalación de infraestructura que interrumpe el flujo natural de arena, como los puertos de abrigo, o estructuras particulares que no están planeadas ni diseñadas, como los espolones de sacos, de piedras y madera.

HAN DETECTADO 135 ESTRUCTURAS ILEGALES QUE EROSIONAN LAS PLAYAS

Precisamente este último punto es el que más preocupa a las y los vecinos de los municipios costeros. “Hay una barbaridad de estructuras ilegales que la gente pone en forma egoísta, sin la más mínima consideración con quienes viven del lado poniente de la estructura. Solamente quieren tener playa, las ponen sin ningún estudio, aunque todo esté regulado por las leyes y es un delito ponerlas sin permisos”, expresó Eduardo Guzmán Alcocer, Secretario de la “Unidos por las Playas”.

Datos de la asociación señalan que colocar espolones en las playas sin estudios, diseño ni planeación previos, permite la recuperación de arena de forma rápida en una zona limitada, pero daña aproximadamente los dos kilómetros siguientes ubicados al poniente de la estructura. Por ello, dichas acciones están reguladas por autoridades estatales y federales, y se requieren permisos para ejecutarlas.

 Fotos cortesía de “Unidos por las Playas A.C.”

“Bien hechos los espolones funcionan adecuadamente, se ha demostrado en Estados Unidos, Holanda y otros lugares del mundo. El problema es cuando no se hacen estudios previos. Quienes ponen estructuras de forma ilegal en un dos por tres recuperan playa, pero la quitan varios kilómetros al poniente, se come el mar la playa porque impiden el paso de arena”, explicó Guzmán Alcocer.

Además, no permiten que funcione adecuadamente la infraestructura colocada para rescatar las playas, como los geotubos y geotextiles, los cuales han sido instalados con éxito en algunos puntos de la franja costera. Tal es el caso de las regiones conocidas como San Miguel y El Teresiano, localizadas en la carretera de Progreso a Telchac: en esos puntos “no había siquiera un metro de playa”, y tras colocar geotubos y geotextiles (con recursos de la agrupación y maquinaria del Gobierno del Estado), se consiguió afianzar suficiente arena.  

Fotos de Axísima: Ingeniería y Medio Ambiente.

Precisamente por los buenos resultados, la A.C. colocó geotextiles en otras dos zonas de la costa yucateca, con todos los permisos de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), la SDS y el Instituto de Infraestructura Carretera de Yucatán (INCAY). Pero para que cumplan su objetivo y permitan recuperar arena, primero se deben retirar las estructuras ilegales.

González Ruz, afirmó que las y los integrantes de la agrupación intentan dialogar con quienes construyen esas obras ilícitas, pero en muchas ocasiones las personas “no tienen interés” en encontrar una solución grupal al problema de la pérdida de playas.

Fotos de Axísima: Ingeniería y Medio Ambiente.

“Tal vez es su forma de pensar, su idiosincrasia. Y entonces lo único que queda es denunciar estas estructuras ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), para que sean sancionadas esas personas, y después podemos retirar las estructuras”, apuntó.  

Aunque la SDS ha encontrado alrededor de cien espolones; la asociación vecinal tiene un censo de 135 estructuras ilegales desde Progreso hasta Telchac: del kilómetro 7 al 10 de la carretera, hay 48; del 10 al 19 son 45; y del 19 al 28 son 42.

“Hay gente que sabe que se necesita un permiso y que esto puede ocasionar un daño al vecino, pero solo se preocupa por garantizar su propiedad. Hay otros casos en los que sí hay desconocimiento y se están colocando como una protección”, apuntó Rodríguez Gómez, quien recalcó la importancia de difundir información sobre el fenómeno de la erosión costera y los daños de las estructuras colocadas sin estudios previos ni las autorizaciones correspondientes.

Actualmente la asociación, la SDS y la PROFEPA trabajan coordinadamente en el retiro de esas obras ilícitas. Tan solo en la primera semana del pasado mes de junio, pese a la pandemia de COVID-19, lograron quitar 14 estructuras ilegales. Incluso se ha sancionado a las personas  responsables de colocarlas, aseguró el presidente de “Unidos por las Playas”.

“Es fundamental difundir que ese tipo de instalaciones sin análisis previos en vez de ayudar, están perjudicando a muchos. Y que las personas sepan que sí están permitidas, siempre y cuando se presenten los estudios de impacto ambiental a la SEMARNAT. Con eso se concede el permiso y ya se puede construir una estructura que defienda tu propiedad sin dañar a otros. Pero la gente se quiere brincar esos pasos, lo quieren hacer a su forma, de manera individual, y así afectan a otras personas”, insistió González Ruz.

LAS Y LOS VECINOS SE ORGANIZAN PARA RESCATAR LAS PLAYAS

Actualmente “Unidos por las Playas”, cuenta con 150 integrantes, principalmente de Progreso y Chicxulub, aunque residentes de Chuburná, Chelem y Telchac han manifestado su interés en formar parte del esfuerzo para incidir en otras regiones afectadas por la erosión.

Pero no siempre fue así. La chispa se encendió con solo siete vecinos y vecinas, cuando en el 2014 fueron testigos de una acción de la autoridad estatal que no rindió los frutos esperados para combatir la problemática: la administración encabezada por el priísta Rolando Zapata Bello, hizo un relleno de arena de 7 kilómetros entre Chicxulub y Yucalpetén. Sin embargo, no colocó ninguna estructura de contención, por lo cual el “remedio” solo funcionó durante los meses de julio y agosto.

Entonces las y los vecinos decidieron organizarse para rescatar las playas dañadas. Hicieron llegar peticiones para combatir la erosión a la entonces Secretaría de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente (SEDUMA), pero “prácticamente no les hicieron caso”, por lo  cual recurrieron a los medios de comunicación para difundir sus exigencias.

En el 2016 conformaron la asociación civil “Unidos por las Playas”, lo cual ayudó a que el Ejecutivo estatal atendiera el problema. En octubre de aquél año ambos firmaron un convenio, con el cual el Gobierno se comprometía a realizar estudios sobre la erosión y resolver parcialmente la problemática.

Pronto y por recomendación de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la agrupación comenzó a retirar las estructuras ilegales que impedían el flujo natural de la arena. En el 2017  logró gestionar la colocación de dos geotubos en las zonas del Teresiano y San Miguel.

 Fotos cortesía de “Unidos por las Playas A.C.”

Al año siguiente contrató abogados para que los playones de Telchac y Chuburná se queden a cargo del Gobierno del Estado, con el objetivo de emplearlos como fuente de arena para las costas.

En el 2019 instaló –con recursos propios y maquinaria del Ejecutivo estatal, así como los permisos locales y federales necesarios-, geotextiles en el Teresiano y San Miguel, con lo cual se logró el rescate de esos puntos. También intensificó la labor para retirar estructuras ilegales y comenzó a construir obras autorizadas para contrarrestar la pérdida de arena. A la fecha se han colocado al menos diez.

“Lo que hemos hecho estos cinco años se ha visto con buenos ojos. Es muy difícil para una persona, en lo individual, ir a pelear por el problema de la erosión. A través de la agrupación, es más fácil hacerse escuchar. Lo importante es que se están rescatando playas, se protegen los predios y se fomenta el turismo”, expresó González Ruz.

LAS AUTORIDADES Y EL FUTURO

Por su parte, desde que entró en funciones, la SDS ha realizado diversas acciones para combatir el problema de la erosión costera: se recuperaron los estudios realizados por diversas instituciones académicas, con los cuales se identificó la necesidad de colocar dos bypass en los puertos de abrigo que retienen más  arena: el de Telchac y el de Chuburná.

Dichas instalaciones son operadas con coordinación con la Secretaría de Marina (SEMAR), aunque actualmente no están operando por la pandemia. Conforme se regularicen las actividades, retomarán su función, explicó la Secretaria de Desarrollo Sustentable.

También se monitorea de manera constante y en coordinación con la asociación civil la zona costera, para detectar estructuras irregulares e intervenir a tiempo.

 Fotos cortesía de “Unidos por las Playas A.C.”

La expectativa para el futuro es trabajar en sistemas de dragado para sacar la arena de donde esté acumulada y colocarla donde “deba estar”, detalló Rodríguez Gómez.

Por su parte, “Unidos por las Playas” pretende rescatar mil metros más de cuatro zonas erosionadas (los kilómetros 13, 15, 23 y 25 de la carretera de Progreso a Telchac), mediante la colocación de geotextiles. Para eso, primero deberán retirar la mayor cantidad de estructuras ilícitas que sea posible.

Por ello, la asociación hizo un llamado a la ciudadanía a colaborar e informarse sobre el fenómeno, para no continuar colocando espolones ilegales. “Hay maneras de que recuperen sus playas invirtiendo lo necesario, y no con doble gasto y trabajo, no invirtiendo y luego dañando a otras personas, perdiendo su dinero, porque al final serán retiradas esas estructuras”, indicó Guzmán Alcocer.

Finalmente, los miembros de la agrupación exhortaron a las y los residentes de los municipios costeros a denunciar si detectan a alguien construyendo una estructura ilícita en la playa. También invitaron a las personas interesadas en recibir asesoría o en apoyar en las acciones para combatir la erosión a integrarse a la asociación. Para ello pueden llamar al teléfono 9997 38 68 58.

También te puede interesar: Desarrollo turístico ha puesto en peligro a las dunas de la costa yucateca

Crónicas de La Colonia Yucatán

Trabajo forestal de las Compañías Madereras de Yucatán (I)

José Antonio Ruiz Silva

Publicado

en

A manera de antecedentes sobre este tema, es importante recordar que cuando referimos al Día del Árbol y a los trabajos de reforestación que realizaban las empresas madereras bajo la dirección del ingeniero Alfredo Medina Vidiella, resulta difícil hablar de esos temas debido a lo delicado que puede resultar. Por tal motivo, este artículo y otros posteriores sólo pretenden evocar la época de bonanza, los personajes y los trabajos que se realizaban al respecto, aunque sabemos y nos constan los trabajos que se realizaron con la pretensión de devolver algo de lo que se extraía de la selva. Nuestras fuentes son los artículos y reportajes de la Revista Frente a la Selva, órgano de difusión de las compañías madereras, que fueron publicados en la década de los años 50, así como de testimonios del personal que llevaba a cabo estos trabajos, entre los que se cuentan ingenieros forestales, encargados de los viveros, así como encargados de los trabajos de reforestación y sus descendientes, como testigos de la época.

Debido a la importancia que representa para muchos de nosotros el tema de la reforestación y a la amplitud que esto conlleva, hemos seccionado la información en 3 y posiblemente hasta 4 artículos que serán publicados de manera consecutiva en nuestras Crónicas de la Colonia Yucatán que cada jueves se publica en Informe Fracto.

Todo inicia en 1936 cuando Alfredo Medina Vidiella supo de la existencia de las selvas del oriente de Yucatán y de la parte norte de Quintana Roo, colindante con Yucatán, que poseían enormes cantidades de metros cúbicos de maderas preciosas de cedro, así como de maderas corrientes en igual proporción. Para constatarlo, Medina Vidiella procedió a contratar a guías locales que lo llevaron a recorrer los montes que en ese entonces correspondían a una finca denominada Santa María, propiedad del Banco Nacional de Crédito Agrícola. Al conocer de primera mano las posibilidades de explotación forestal, firmó con el Banco un contrato de renta de los terrenos, y enseguida con un grupo de trabajadores especializados en montería , iniciaron el aprovechamiento forestal en un lugar conocido como  Chapas, donde con un rudimentario equipo de aserrío se sacaban las trozas de los árboles que luego eran llevados por un angosto y maltrecho camino blanco a Tizimín para poder ser transportados  por  ferrocarril a la ciudad de Mérida, donde se entregaba a los comerciantes de madera, quienes procedía a hacer cortes para diversos fines.  Posteriormente se utilizaría también el puerto de El Cuyo como salida del producto.

En 1938 la empresa maderera en ciernes, instaló un mejor aserradero en la Colonia Vales, hoy Campamento La Sierra, y pocos años después, debido al éxito que tenía con la venta de madera aserrada da un importante paso para la industrialización de madera enchapada a través de la instalación de la fábrica de triplay en la Colonia Yucatán a finales del año de 1941.

Con estos antecedentes era necesario que la explotación forestal fuera lo mas tecnificada y profesional posible y fue cuando se contratan los servicios del ingeniero Emilio Zamudio , un joven egresado de la Escuela Nacional de Agricultura de Chapingo, que arribó a la Colonia Yucatán a principios de 1941. Para Zamudio aquello significó enfrentar la experiencia de trabajar en la selva tropical del noreste de la península de Yucatán y hacerse cargo desde el punto de vista forestal de la elaboración de los estudios dasonómicos que son un  conjunto de disciplinas que estudian los bosques respecto de su formación, manejo, reproducción y aprovechamiento, buscando la máxima renta del capital forestal en calidad y cantidad.

Asociación de Cronistas e Historiadores de Yucatán A.C.

Continuar Leyendo

LA VISIÓN DE CARONTE

La rareza política para 2021

Miguel II Hernández Madero

Publicado

en

Será un ambiente raro, por decirlo suavemente, lo que nos espera en Yucatán en las elecciones de 2021, con el regreso de personajes del pasado, ahora con nuevas camisetas y colores, así como el cambio de partido y de discurso de políticos actuales que no tienen proyectos a largo o mediano plazo para la entidad porque…, simplemente no tienen proyecto político/social alguno, sólo pretenden satisfacer su anhelo de poder.

Esto transcurrirá en una atmósfera viciada por discursos de odio que, lejos de aportar, fomentan la división y han causado demasiados estragos a la vida nacional. Recordemos que las grandes  pérdidas se han dado cuando México ha estado dividido y únicamente en la unión han podido salir adelante. La misma conquista de los pueblos mesoamericanos fue favorecida por esa falta de unidad y por el enfrentamiento que tenían entre sí.

Curiosamente, la mayor parte de este siglo XXI hemos vivido un discurso de odio, cuyos alcances cada vez son más extremos, a veces invocando un mal entendido derecho a la Libertad de Expresión y que se ha convertido en vandalismo, agresiones a ciudadanos que no comparten esas ideas, daños a propiedades privadas, daños a patrimonio de la nación y saqueos.

Los resultados de esos discursos incendiarios han quedado documentados por diversos medios de comunicación e incluso matizados por lo que se llama “ruidos de la información” que confunde al público y provoca un caos mayor. A esto sumemos el surgimiento de sitios que difunden notas falsas, en tono de burla, quizá con la única intensión de divertirse, pero que son tomadas como ciertas por mucha gente, quienes las reproducen en las redes sociales, dándolas como veraces y ahondando la inconformidad social.

El proceso electoral de 2021 mostrará la  intransigencia, el odio irracional y la desinformación que logran desviar el idealismo de quienes aún creen, entre quienes lamentablemente se mezclan personas que sólo aprovechan para el vandalismo, la destrucción y el saqueo. Como muestra tenemos lo que está ocurriendo en Hidalgo, donde perdió el partido en el poder y ya han empezado la quema de paquetes electorales y ataques a las sedes de los organismos electorales.

A estas alturas es innegable que el ambiente es bastante hostil, no por la mayoría de los mexicanos, pero sí por un importante sector, que se ha dejado llevar por las palabras de ex priístas, disfrazados de izquierdistas y que en realidad solamente buscan el poder y seguir viviendo dentro del presupuesto.

¿Hasta dónde se quiere llegar? Que no se olvide la historia y ojalá que el camino del México del siglo XXI no se tiña por la sangre derramada como consecuencia de esos discursos de odio que agravan el resentimiento social. Y de eso no estamos exentos en Yucatán donde se combinará la desesperación, la falta de respuesta positiva de las autoridades y el oportunismo de políticos que se aprovechan de la tragedia para promoverse. Ese es terreno fértil para el crecimiento de líderes mesiánicos, quienes canalizarán toda esa inconformidad para sacar provecho personal. Ojalá los yucatecos no nos dejemos llevar por el momento y sí nos detengamos a analizar qué es lo que esconden esos candidatos que harán campaña sin importarles, en realidad, el futuro de los ciudadanos.

Hasta la próxima…

Continuar Leyendo

Voz de la Península

En 2020, 113 mujeres han sido diagnosticadas con tumor maligno de mama en Yucatán

Lilia Balam

Publicado

en

Imagen: www.consalud.es

Si el cáncer se detecta a tiempo, es curable. Por eso es esencial mantener modelos de atención que aseguren el diagnóstico temprano, indicó la representante del ISSSTE en el estado, Martha Montemayor Curiel.

Mérida, Yucatán, 22 de octubre de 2020.- Hasta inicios de octubre, 113 mujeres habían sido diagnosticadas con tumores malignos de mama en Yucatán, de acuerdo con datos del Boletín Epidemiológico de la Secretaría de Salud.

Aunque la cifra es menor a la reportada el año pasado, con 245 casos en el mismo lapso, la representante en el estado del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), Martha Montemayor Curiel, recordó a través de un comunicado que en México los casos detectados de cáncer de mama van en incremento, al grado de ser considerado el tumor más frecuente y la causa de muerte más común en mujeres que fallecen por neoplasia maligna.

Si el cáncer se detecta a tiempo, es curable. Por ello es esencial mantener modelos de atención que aseguren el diagnóstico temprano de ese padecimiento, indicó la funcionaria.  

De acuerdo con Montemayor Curiel, el riesgo de presentar algún tumor en las mamas es mayor en las mujeres a partir de los 40 años. Los factores relacionados con un mayor impacto son el antecedente directo de cáncer de mama en la madre, hermana e hija, la menarquía temprana y menopausia tardía, la ausencia de lactancia, tener hijos o hijas, la obesidad y el sedentarismo.

La representante del ISSSTE recalcó que es momento de sensibilizar a las mujeres en la conveniencia de conocer las características normales de las mamas, hacerse autoexploraciones y buscar atención médica oportunamente si descubren alguna anormalidad, así como acudir con especialistas para practicarse revisiones clínicas y radiológicas.

También es necesario crear consciencia en la población femenina conducente a generar el hábito de la autoexploración mensual de las mamas a partir de los 22 años; y practicarse un estudio de mastografía anual, de los 30 años en adelante, sobre todo las mujeres con antecedentes familiares de haber padecido la enfermedad; y después de los 40 años, las mujeres sin factores de riesgo genético, exhortó.

Además, es fundamental proporcionar atención sensible a las pacientes con diagnóstico de cáncer de mama, desde el inicio del proceso hasta el tratamiento y rehabilitación, o, en su caso, durante la etapa de progreso de la enfermedad, concluyó Montemayor Curiel.

Continuar Leyendo

RECOMENDAMOS