Conecta con nosotros

Voz de la Península

Un caso de salud pública

Ariel Avilés Marín

Publicado

en

Foto de Salvador Peña L.

Existen hechos aparentemente fortuitos o aislados, que realmente constituyen una cotidianidad grave, pues lentamente, deterioran el medio ambiente en el cual vivimos y cuyo deterioro tendrá, a la larga, consecuencias funestas para el género humano. La ecología, es una materia de la mayor importancia en la faz del planeta, pero muchas cosas que hacemos, de tan acostumbradas, nos parecen normales e inofensivas, cuando en la realidad, paso a paso, van dejando una huella negativa que se va extendiendo por toda la superficie de este, que es el único hogar que tenemos en el universo. Nos indignamos exacerbadamente cuando vemos fotografías o videos en los que aparece una cantidad insolente de residuos plásticos flotando en el mar, y transformando su superficie en una grotesca imagen de la irracionalidad del género humano, pero no reparamos en que, con la mayor naturalidad, arrojamos a la arena el envoltorio de plástico de una golosina que vamos comiendo en la playa. Incongruencia mental que le llaman.

La semana pasada, circuló ampliamente en las redes, y levantó, obviamente, una general e inflamada indignación, un video en el cual, un tripulante de una embarcación de la flota pesquera de la ciudad y puerto de Progreso, anclado en la dársena del Puerto de Abrigo Yucalpetén, con la mayor naturalidad y desparpajo, procedía a arrojar al agua una copiosa cantidad de desperdicios orgánicos, con toda seguridad, generados por la tripulación del balandro. Unas oportunas cámaras, probablemente de esos maravillosos teléfonos celulares, imprimieron fotografías y filmaron videos del hecho, y pusieron en evidencia la deleznable acción del marino. Voces de todos los tonos se levantaron en las redes pidiendo casi la muerte del infame tripulante, del inconsciente engendro que realizó tal vileza, se hilaron largos y concienzudos argumentos sobre hecho tan grave, pero todo quedó ahí, nadie movió un dedo para poner una solución al asunto. Así son las redes, sonoras y retumbantes, pero ineficaces las más de las veces.

Sin embargo, algo bueno salió del escándalo virtual, el alcalde de Progreso, Julián Zacarías, tomó cartas en el asunto, se apersonó al Puerto de Abrigo, localizó la embarcación, (el nombre y su imagen era muy visible e identificable en las múltiples fotografías y filmaciones), y procedió a aplicar un correctivo con una visión positiva del asunto; hizo que, la tripulación toda del barco, llevará a cabo una serie de tareas de beneficio social. La acción del alcalde si, más efectiva, que los mil infiernillos de las redes sociales. La positiva acción del primer edil del principal puerto del estado, fue correcta, sienta un buen precedente, pero no alcanza a tener la trascendencia que el caso requiere.

Tenemos la seguridad de que, éste, no es un caso único ni aislado, con toda seguridad que, las tripulaciones, de muchas, si no es que de todas, las embarcaciones de la flota pesquera de Progreso, ancladas en la dársena del Puerto de Abrigo, tienen esta costumbre como práctica común y corriente, y es un hecho repetido diariamente, una y mil veces. Esta cotidiana y lamentable práctica, sumando todos los casos posibles, es una seria agresión a la ecología, al estero y, finalmente, al mar. Desde todos los puntos que se le mire, esta costumbre arraigada en todos los marineros del orbe, es una grave fuente de contaminación al mar; tan grave como la horrenda contaminación a esta fuente de vida, que representa la apabullante contaminación con deshechos plásticos, y pone en riesgo la acción benéfica e indispensable para la vida humana, que el mar representa en la existencia de nuestro planeta.

Hay dos elementos que son indispensables e insustituibles para la supervivencia del ser humano en la faz de la tierra, uno de ellos son los árboles, y el otro es el mar. Los árboles, ya lo he dicho antes, son una fuente indispensable para proveer de oxígeno a la atmósfera terrestre, su acción benéfica se deja sentir en todo el planeta, y su ausencia acusa graves daños a la vida, el cambio climático, el más grave de ellos. Y todos los días vemos, pasivamente, cómo la construcción de amplias áreas de nuevas viviendas, van acabando con amplia zonas arboladas. La destrucción de las áreas verdes en las ciudades del mundo, están trayendo consecuencias muy sensibles para la vida en el planeta; pero no hacemos nada al respecto. Es lamentable escuchar a gente que pide que se corten los árboles cercanos a su casa, por la molestia que le causa la caída de las hojas. Un deseo carente de reflexión y análisis.

Por otro lado, el mar, es otra fuente de vida, sin el cual, ésta no sería posible en este planeta; y se le está agrediendo sistemáticamente todos los días, en mil formas, la más grave, la contaminación de sus aguas. Pensemos un momento, ¿Cuántos puertos hay en todo el planeta? La respuesta es que son miles y miles. Y en cada uno de ellos, con toda seguridad, hay miles, quizá millones, de seres inconscientes que, con sus acciones, van contaminando las aguas, fuente indispensable para la vida de todo tipo en la tierra.

El daño causado no es menor; grandes embarcaciones han reportado haberse topado en alta mar, con verdaderas islas flotantes, de toneladas de desechos plásticos, vagando a la deriva en la superficie de los océanos. Y esto es un daño de la mayor gravedad para el planeta.

Nuestro marinero de Yucalpetén, es tan sólo uno entre millones, su acción, repetida y emulada en los más distintos puntos del orbe, está causando un daño irreversible a la vida en la tierra. Es necesario emprender una campaña masiva de educación en todos los puertos del planeta, que ni una brizna de basura más contamine el ya gravemente contaminado océano. Es una acción urgente, vital, indispensable. ¡Se trata de un caso de salud pública!

También te puede interesar: Esto es una denuncia ¡Léanlo por favor!

Voz de la Península

Vila confirma que tiene COVID-19

Lilia Balam

Publicado

en

Foto: Mauricio Vila

En lo que va del año, diez mandatarios estatales mexicanos han contraído la enfermedad.

Mérida, Yucatán, 27 de octubre del 2020.- El gobernador de Yucatán, Mauricio Vila Dosal confirmó que tiene COVID-19, por lo cual los próximos días permanecerá en aislamiento y trabajará de manera remota.

Apenas esta mañana el funcionario admitió, a través de sus redes sociales, tener fiebre y otros síntomas propios de la enfermedad, por lo que se realizó análisis médicos para confirmar el diagnóstico.

Hace unos minutos, en la misma vía, precisó que la prueba salió positiva. Por ello, laborará con el gabinete mediante llamadas telefónicas y videollamadas. También mencionó que tanto María Eugenia Ortiz Abraham, su esposa, como la hija e hijos de ambos, no presentan el padecimiento.

Al igual que Vila Dosal, otros nueve mandatarios estatales han contraído COVID-19 a lo largo del año: Omar Fayad, de Hidalgo; Adán Augusto López, de Tabasco; Francisco Domínguez, de Querétaro; Héctor Astudillo, de Guerrero; Francisco García Cabeza de Vaca, de Tamaulipas; Carlos Joaquín González, de Quintana Roo; José Rosas Aispuro, de Durango; Silvano Aureoles, de Michoacán; y Claudia Sheinbaum, de la Ciudad de México. 

De hecho, esta última confirmó su diagnóstico hace unas horas. En su caso, no ha manifestado síntomas, pero los resultados de sus análisis dieron positivo al coronavirus.

Continuar Leyendo

Voz de la Península

Por intentar cometer un feminicidio, pasará 13 años en prisión

Lilia Balam

Publicado

en

Foto: www.minuto30.com

El sujeto intentó asesinar con un machete a una mujer. Su hija menor de edad tuvo que intervenir para impedirlo.

Mérida, Yucatán, 21 de octubre del 2020.- El Tribunal Primero de Enjuiciamiento del Poder Judicial del Estado sentenció a 13 años y cuatro meses de cárcel a un sujeto que intentó asesinar a una mujer en Kanasín.

De acuerdo con un comunicado del Poder Judicial, en agosto del año pasado, el individuo intentó privar de la vida a la víctima con un machete en un predio del fraccionamiento Dzoyolá, ubicado en el mencionado municipio. Su hija menor intervino e impidió el asesinato, pero el hombre le ocasionó lesiones de gravedad a la mujer.

La semana pasada inició el juicio oral del caso (el número 37/2020), en el Centro de Justicia Oral de Mérida (CJOM) y se desahogaron las pruebas del caso.

Estas fueron valoradas por las juezas Nidia Guadalupe Celis Fuentes y Fabiola Rodríguez Zurita, y el magistrado Níger Desiderio Pool Cab, quienes hallaron al individuo culpable y determinaron imponerle la mencionada pena de prisión, así como la multa de 500 Unidades de Medida y Actualización (UMA), el equivalente a 42 mil 245 pesos mexicanos.

El sujeto también fue amonestado, a efecto de que no vuelva a reincidir; le suspendieron sus derechos políticos y le negaron los beneficios sustitutivos de prisión. Adicionalmente, perdió todos los derechos con relación a la víctima, incluidos los de carácter sucesorio.

 Asimismo, el Tribunal dejó a salvo los derechos de la agraviada, para que en la etapa de ejecución de sanciones compruebe los gastos generados por terapias psicológicas.

Continuar Leyendo

Crónicas de Ixil

Los días de muertos en Yucatán

Miguel Ángel Orilla

Publicado

en

El Janal Pixán, la ceremonia maya de los muertos, es la conmemoración más importante de los difuntos. Los yucatecos y sus familias se organizan para recordar a todos sus antepasados que duermen el sueño eterno. La misma celebración del Janal Pixán involucra a todos: padres, parientes, hogar, cementerio, templo parroquial, clero. A los fallecidos se les limpia y prepara el camino; se arregla la casa, se desempolvan sus objetos personales, se busca el mejor retrato y, desde luego, se adquiere la “botellita y los cigarros que eran de su preferencia y se preparan ricas viandas aunque en vida, el muerto, no hubiera disfrutado de tal abundancia.

El trajín y los gastos, que se hace en el hogar, lo merecen los muertos porque sólo una vez al año llegan a la tierra y hay que recibirlos como se merecen. Aquí bien cabe decir que sí París bien vale una misa, El Janal Pixán bien vale una mesa de ofrendas.

Continuar Leyendo

RECOMENDAMOS