Conecta con nosotros

Voz de la Península

Vila confirma que tiene COVID-19

Lilia Balam

Publicado

en

Foto: Mauricio Vila

En lo que va del año, diez mandatarios estatales mexicanos han contraído la enfermedad.

Mérida, Yucatán, 27 de octubre del 2020.- El gobernador de Yucatán, Mauricio Vila Dosal confirmó que tiene COVID-19, por lo cual los próximos días permanecerá en aislamiento y trabajará de manera remota.

Apenas esta mañana el funcionario admitió, a través de sus redes sociales, tener fiebre y otros síntomas propios de la enfermedad, por lo que se realizó análisis médicos para confirmar el diagnóstico.

Hace unos minutos, en la misma vía, precisó que la prueba salió positiva. Por ello, laborará con el gabinete mediante llamadas telefónicas y videollamadas. También mencionó que tanto María Eugenia Ortiz Abraham, su esposa, como la hija e hijos de ambos, no presentan el padecimiento.

Al igual que Vila Dosal, otros nueve mandatarios estatales han contraído COVID-19 a lo largo del año: Omar Fayad, de Hidalgo; Adán Augusto López, de Tabasco; Francisco Domínguez, de Querétaro; Héctor Astudillo, de Guerrero; Francisco García Cabeza de Vaca, de Tamaulipas; Carlos Joaquín González, de Quintana Roo; José Rosas Aispuro, de Durango; Silvano Aureoles, de Michoacán; y Claudia Sheinbaum, de la Ciudad de México. 

De hecho, esta última confirmó su diagnóstico hace unas horas. En su caso, no ha manifestado síntomas, pero los resultados de sus análisis dieron positivo al coronavirus.

También te puede interesar: Mauricio Vila tiene síntomas de COVID-19

Continuar Leyendo

Voz de la Península

“Nunca más sin nuestro permiso”: rechazan granjas de cerdos en Celestún y San Fernando

Lilia Balam

Publicado

en

FOTOGRAFÍAS DE LILIA BALAM

El domingo, habitantes de tres comunidades mayas salieron a manifestar su opinión sobre las mega granjas porcícolas, ante el impacto ambiental que generan. Al final, en Celestún y San Fernando externaron su deseo de que dichos recintos dejen de operar en sus territorios. Solo Kinchil dio luz verde para que continúen.

Mérida, Yucatán, 27 de julio del 2021.- Guiados por el lema “nunca más sin nuestro permiso”, el pasado domingo habitantes de tres comunidades mayas participaron en consultas indígenas para manifestar sus opiniones respecto a las granjas industriales de cerdos, ante el impacto ambiental que generan. Al final, la población de Celestún y la de San Fernando, comisaría de Maxcanú, rechazaron que esos recintos sigan operando en sus territorios. Solo el municipio de Kinchil se pronunció a favor de las mega granjas.

KINCHIL: PREOCUPACIÓN POR TRABAJOS ESTABLES

La jornada del domingo arrancó en Kinchil: desde antes de las 8 horas, hombres y mujeres, con sus credenciales electorales, hacían fila en el Palacio Municipal, esperando su turno para plasmar su postura en las urnas.

FOTOGRAFÍAS DE LILIA BALAM

Desde el inicio se vislumbró una fuerte división en las opiniones. Por ejemplo, Mario Dzan, un obrero de 34 años, expresó estar a favor de mantener los permisos de las granjas, pues para él, son una fuente importante de empleo. Además, su hermano menor labora en uno de esos recintos, por lo cual le preocupaba que se pudieran revocar las autorizaciones.

FOTOGRAFÍAS DE LILIA BALAM

“Mi hermanito tiene familia, su esposa está embarazada otra vez, y conseguir otro trabajo no está acá a la vuelta […]. La mayoría de empresas te pide escuela y no sé qué tanta pendejada. En una granja no, solo que sepas trabajar o te enseñan el trabajo y empiezas de volada. Y esta granja queda cerca” (sic), dijo a Informe Fracto tras emitir su voto.

Una muestra del dilema que representan las granjas para las y los habitantes la dio la estudiante de Educación, Concepción Alonzo: para ella, era necesario que esos recintos continuaran funcionando para brindar estabilidad económica en el municipio, pero no negó el daño que han generado en el medio ambiente.

FOTOGRAFÍAS DE LILIA BALAM

“Es una tristeza la tanta contaminación que hay, vemos que en cualquier época del año hay muchas moscas y ya sabemos que es por las granjas, pero tengo familiares y amigos que trabajan ahí y gracias a eso, han sustentado a su familia. Hay madres solteras que dependen mucho de eso y ahora ni siquiera tienen que irse hasta Mérida a trabajar”, comentó la joven de 24 años al retirarse del Palacio.

Concepción propuso una solución: mantener las granjas pero hacer que las empresas se comprometan a reducir su impacto ambiental y ofrecer alguna compensación a la comunidad, como la construcción de una clínica o parques.

FOTOGRAFÍAS DE LILIA BALAM

Algunas personas fueron claras al rechazar esos recintos industriales. Nancy Canul, ama de casa de 40 años, detalló que las consecuencias de la operación de las mega granjas en el manto freático serían catastróficas, pues afectarían el agua de consumo de la población y eso pondría en riesgo la salud de las personas.

De acuerdo con la mujer, en Kinchil el olor a desechos porcinos es fuerte durante las madrugadas, por lo cual invitó a sus vecinos y vecinas a reflexionar en el futuro antes de marcar las papeletas.

TENSIÓN EN SAN FERNANDO

En San Fernando, una comisaría que se encuentra a menos de 15 minutos de la cabecera municipal de Maxcanú, las casillas fueron instaladas hacia las 10 horas del domingo. Aunque varias personas se congregaron en el sitio donde se encontraban las urnas, al principio ninguna se acercó a votar: se quedaron sentadas, interrogando a las organizadoras y escrutándolas. La tensión era evidente.

Una decena hombres, presumiblemente trabajadores de la granja Maxcanú, de la empresa Agroindustrias Moba SPR de RL de CV, externaron que no emitirían sufragio alguno, pues querían que los recintos industriales siguieran funcionando. Constantemente retaban a las y los periodistas por hacer su trabajo de documentación, y a las organizadoras, por realizar el ejercicio.

FOTOGRAFÍAS DE LILIA BALAM

También hubo confusión sobre la dinámica de la consulta. El comisario ejidal, Secundino Pech acudió para saber si los 117 ejidatarios, incluidos los que ya no viven en la comisaría, podían votar. Esto para avisarles y que acudieran a votar.

“A nosotros no nos perjudica la granja, porque no toca nuestros terrenos y ocuparon propiedad privada. Pero si va a ser una votación, ellos tienen derecho a votar, porque son ejidatarios”, apuntó.

FOTOGRAFÍAS DE LILIA BALAM

Ante la situación, Cinthia Cocom, del Colectivo de Atención Comunitaria U Yutzil Kaj, explicó que las personas interesadas debían exhibir su credencial electoral, recibirían una papeleta para responder la pregunta “como pueblo, ¿le das permiso al dueño de la granja de cerdos para seguir trabajando en nuestro territorio?”, y finalmente, depositarían la misma en la urna.

Intentó calmar los ánimos para favorecer la participación ciudadana e indicó que el ejercicio tenía como fin conocer cuál era la voluntad de la población en torno a los recintos industriales.

FOTOGRAFÍAS DE LILIA BALAM

“Ellos lo están tomando como si quisiéramos que cierren las granjas y no es así, ellos decidirán que quieren, no es motivo de pleito. Que todo el pueblo decida, porque cuando hicieron la granja no todos estuvimos. Nosotros no estamos quitando trabajos ni nada, si ellos quieren que las granjas sigan, adelante. Y el día de mañana que afecte a todos, se pueda decir que el mismo pueblo dio el permiso”, declaró.  

AMPLIA PARTICIPACIÓN EN CELESTÚN

En el municipio costero de Celestún las urnas estuvieron abiertas desde las 9 hasta las 16 horas, y durante todo ese tiempo, la afluencia de votantes se mantuvo constante. La mayoría decía abiertamente que no querían más a las granjas.

“Nosotros somos pescadores y Kekén está haciendo las cosas sin ver. Nosotros ya vimos cómo en la ría el agua está quedando fea, cuando vamos a trabajar está todo enlodado, antes esa agua era bonita, ahora está contaminada, negra. No queremos que siga, porque va a llegar el momento en que no vamos a tener la pesca, ni la van a querer comprar por la contaminación”, puntualizó Manuel Pérez, pescador de 72 años de edad.

En eso coincidió Asunción Pérez, de 60 años. Ella es comerciante de mariscos y teme que su fuente de ingresos se vea afectada por los daños que ocasionan los recintos porcícolas al medio ambiente.

FOTOGRAFÍAS DE LILIA BALAM

“¿La gente de qué viviría? Porque el Gobierno no va a venir a darnos un trabajo estable. Aquí se vive de la pesca y del turismo, y si esas aguas [contaminadas] bajan al mar, van a matar a todas las especies, van a acabar con el agua [potable], y los mantos acuíferos se van a contaminar. Y van a venir más pandemias”, abundó.

En el sitio, integrantes del Consejo Maya del Poniente Chik’in Ja’, y del Equipo Indignación, vigilaban que las y los asistentes cumplieran con medidas de higiene, como el distanciamiento social, y les explicaban la dinámica de la votación.

FOTOGRAFÍAS DE LILIA BALAM

De hecho, periodistas locales entrevistaron a Alberto Rodríguez, de Chik’in Ja’, pero él las acusó de ser “infiltradas de Kekén”. Cuando la reportera de Informe Fracto lo negó, el sujeto contestó de manera prepotente “mira qué linda sonrisa nerviosa” y “dile al patrón cómo están las cosas, que las cosas están bien” (sic).

LOS RESULTADOS: RECHAZO A LAS GRANJAS EN CELESTÚN Y SAN FERNANDO.

En la noche del domingo, Indignación confirmó los resultados: Celestún rechazó tajantemente a las granjas, con mil 101 votos por el “no” y siete por el “sí”. En San Fernando, pese a el ambiente tenso, la población decidió que no quiere que esos recintos sigan operando, con 59 sufragios en contra y 58 a favor. Solamente en Kinchil, ganaron las granjas de cerdos, con 576 votos por el “sí” y 423 por el “no”.

De acuerdo con la agrupación, se reportó que integrantes de las empresas involucradas se presentaron en los municipios para intentar obstaculizar las consultas. “Operaron de diferentes maneras: a través de las amenazas, la confrontación e incluso la coacción monetaria, ya que se escuchó a distintas personas mencionar que la empresa estaba repartiendo dinero a cambio de votar en favor de la granja porcícola. Eso influyó en los ejercicios de San Fernando y Kinchil”, sostuvo a través de un comunicado.

FOTOGRAFÍAS DE LILIA BALAM

Ahora, el Consejo Maya del Poniente Chik’in Ja’ y el Colectivo de Atención Comunitaria U Yutzil Kaj, decidirán qué uso le darán a los resultados obtenidos.

“El pueblo maya sembró un precedente: nunca más sin su permiso, con lo cual, abren camino para gobernar sobre su territorio y decidir como pueblo, pero sobre todo, para que sepan las empresas y el Estado, que antes de implementar cualquier proyecto, tienen que contar con el permiso del pueblo maya”, señaló Indignación. 

FOTOGRAFÍAS DE LILIA BALAM

También te puede interesar: Comunidades mayas harán autoconsultas ante contaminación de granjas de cerdos

Continuar Leyendo

Voz de la Península

Haciendas esclavistas y la rebelión maya de 1847

José Antonio Cutz Medina

Publicado

en

Este 26 de julio de 2021 se cumplieron 174 años de la sublevación campesina más recordada entre los pueblos durante las últimas décadas. Una guerra iniciada por peones acasillados, sujetos a miserables condiciones de vida por los ts’uules, ante la mirada complaciente del gobierno de la época, cuyo funcionarios habitaban en las prósperas haciendas de la península de Yucatán.

La sublevación maya o de los Itzakajo’ob (pueblo de los Itzaes) como alguna vez denominó a la rebelión don Enrique Dzib, difundo narrador del pueblo de Kanxoc. Sus relatos formaban parte de las voces que resguardan en la memoria una versión de lo que fue un enfrentamiento bélico que la historia calificó alguna vez como una ofensiva entre amos y sirvientes.

Pundonor y conciencia histórica son legados que persisten y resisten entre los pueblos ante una sociedad discriminatoria, representada por las atroces palabras Justo Sierra que alguna vez nos nombró como “la odiosa y malditisima raza infernal y salvaje”, expresión que denota el pensamiento de una sociedad de la época profundamente clasista y racista que predominó y que aún existe en algunos sectores de la sociedad yucateca.

Lo anterior permite subrayar que la explotación que aplicaban al pueblo, fue causa del inicio de una de las sublevaciones más violentas que se haya presentado en Yucatán, ante el yugo de los blancos explotadores. Fajinas extensas, horario laboral criminal, derecho de pernada y pago de contribuciones impagables, fueron motivos que ocasionaron el levantamiento campesino de 1847.

La historia ha logrado documentar y aseverar que, el sistema de vida déspota que se implementó en el interior de las haciendas, y aun fuera de ellas, fue lo que ocasionó que cientos de peones y jornaleros de las haciendas y las comunidades se levantaran en armas: “… una hoguera en el centro del poblado de Tepich, señaló que la lucha de resistencia estaba por empezar”, según destacó el profesor Ramón Berzunza Pinto. Esa noche los pueblos decidieron alzarse en armas porque no estaban dispuestos a soportar más injusticias, pero sobre todo, por el artero asesinato del tatich Manuel Antonio Ay Tec, consumado el 26 de julio de 1847 por órdenes del coronel Rosado. Tres días después iniciaría una férrea resistencia de los pueblos peninsulares que duraría más de medio siglo.

Diversos autores (Betancourt, 1970; Reed, 1971: Berzunza, 1997; Abreu, 1997; Peraza, 1985; Quintal, 2013; Canto, 2013) afirman que la lucha campesina contaba con suficientes razones para iniciarse, debido a que  históricamente los mayas eran tratados como animales en el interior de las haciendas: la práctica indignante del derecho de pernada que los amos hacían con las jóvenes mayas, además de altos impuestos, diezmos a los templos, castigos físicos insoportables, alcabalas, tributos y otras prácticas de sometimiento que los amos aplicaban de manera dolorosa a los pueblos, fueron la semilla de esta cruenta lucha.

La pobreza y humillación a los pueblos se fue convirtiendo en rabia, rencor y odio inaudito, calando en lo más hondo del espíritu irredento de aquella masa humana. Armados de valor, pues tenían muy poco o nada que perder, muchos de ellos con cuerpos enfermos, otros desnutridos, pero conservando el coraje en la sangre, iniciaron la búsqueda de mejores condiciones de vida, lo que los llevó a desatar una espantosa guerra en la región y comarca vallisoletana.

Bajo el mando de Cecilio Chi y Jacinto Pat, se reunieron en las haciendas de Columpich y Akanbalam, cerca del pueblo de Xinum, con el grito de rebelión en la boca y los ojos llenos de furia contenida durante tantos años de maltrato. Esa noche cortaron los aires con el filoso machete que traían en lq mano, y fue ahí donde juraron iniciar una guerra feroz contra los hacendados y explotadores de los pueblos.

Rumbo a Valladolid, las antorchas que traían en mano lanzaban destellos que resplandecían en la oscuridad. Los gritos de los rebeldes mayas rompieron la tranquilidad y la placentera vida que se daban los ts’uules.

Los instrumentos milperos que sólo habían servido para desmontar grandes extensiones de selva y para cortar pencas de henequén, se convirtieron más adelante en armas para cortar cabezas y destruir riquezas materiales del enemigo. El avance hacia el oriente de los enardecidos campesinos fue imparable, casas y haciendas incendiadas, familias enteras eliminadas, Ichmul, Ekpedz, Tihosuco, Tepich, Chichimila, Valladolid, Chemax, Kanxoc, Xocén y otras localidades fueron escenario de crueles combates. La airada y rugiente gritería de los rebeldes llenó de temor y de miedo a las familias que vivían en las casonas construidas en los alrededores de la plaza principal de Valladolid.

El movimiento campesino ocasionó que las familias acaudaladas salieran huyendo por diversos rumbos. En el recuento que hace Ermilo Abreu Gómez, afirma que algunos soldados intentaron detener el ataque, pero sus esfuerzos resultaron inútiles, ya que la tropa que según se dice comandaba un capitán de apellido Acereto, fue insuficiente para hacer frente aquella gran masa campesina. Además los mayas se movían con gran desorden  por lo que fue prácticamente imposible abatirlos.

El éxodo vallisoletano no se hizo esperar, numerosas familias intentaron huir rumbo a Tizimín pero muchas veces fue inútil, y sus cuerpos mutilados quedaban tirados en el polvoriento camino. La ciudad del Gavilán Blanco quedó derruida casi en su totalidad. Bastaba  observar el ex telar de la Aurora Yucateca, situada en el barrio de La Candelaria, destruido casi en su totalidad, para entender la magnitud de los hechos. Durante varios años Saki’ presentaba un escenario desolador, convirtiéndose en una ciudad fantasma: haciendas y solares sin dueños, huérfanos llorando y caminando por las calles, todos mudos con el rostro lleno de espanto y dolor por la guerra de pobres contra ricos.

Los calificativos despectivos hacia los campesinos y peones no se hicieron esperar, señalados como barbaros y salvajes, los ts’uules afirmaron que la guerra era un atentado contra el conocimiento y la civilización “culta” de la región. ¿Culta? ¿Acaso no se daban cuenta de la miserable condición de vida de los pueblos?

En palabras de Renán Irigoyen, la guerra campesina de 1847 fue calificada como la rebelión más vigorosa que hubiere tenido lugar en América. Pero también, miles de mayas fueron perseguidos y asesinados debido a las armas más avanzadas y cañones que la tropa militar utilizaba. En la actualidad, las evidencias de aquella sangrienta lucha se encuentran a la vista en comunidades como Ichmul, Ekpedz, Tihosuco, Tepich, Kanxoc y Xocén: antiguos cañones, templos católicos derruidos y el museo de la guerra en Tihosuco, son testimonios  de la sublevación campesina. A 174 años de su inicio un 26 de julio, la resistencia continúa.

Continuar Leyendo

Voz de la Península

Reinicia la actividad turística de cruceros en Yucatán con la llegada del Carnival Breeze

Avatar

Publicado

en

Imágenes cortesía del Gobierno del Estado

-El Carnival Breeze arribó a Puerto Progreso con 2 mil 825 pasajeros y mil 367 tripulantes que estarán generando una importante derrama en la entidad.

 Progreso, Yucatán, 26 de julio del 2021.- Luego de más de 16 meses sin arribos de cruceristas al estado, llegó a Puerto Progreso la embarcación Carnival Breeze de la naviera Carnival Cruise que, con 2,825 pasajeros y 1,367 tripulantes que estarán generando una importante derrama en la entidad, da paso al reinicio de operaciones de cruceros en Yucatán, impulsando la economía y creando empleos para los yucatecos.

A Arnold Donald, CEO de Carnival, las autoridades le pidieron considerar a Progreso entre los principales puertos de sus itinerarios cuando empezara a reiniciarse esta industria. Por ello, este día se reactivó dicho sector en el estado con el arribo de la mencionada embarcación procedente de Galveston, Texas, Estados Unidos, siguiendo con todas las medidas de bioseguridad y los protocolos sanitarios para proteger la salud de la tripulación, pasajeros, pasajeras y población yucateca.

En su turno, el capitán del crucero Carnival Breeze, Rocco Lubrano, destacó que, a pesar de más de año y medio de retos por la pandemia, la alianza entre Carnival y Yucatán continúa fuerte y muestra de ello, después de 16 meses la naviera se encuentra de vuelta en territorio yucateco, por lo que expresó su gratitud al Gobierno estatal y el Puerto de Progreso por la cálida hospitalidad de los yucatecos, que reciben siempre reciben a los visitantes con los brazos abiertos.

De igual manera, Lubrano destacó el compromiso de la firma para mantener la seguridad, la salud y confianza tanto de los pasajeros, como de la gente del puerto y los yucatecos en general.

Cabe señalar que, de acuerdo con las especificaciones de la CDC, el crucero no llega a su 100 por ciento de capacidad, transportando a tan solo 2 mil 825 de los 4 mil 400 pasajeros que tiene como capacidad máxima. De acuerdo con los protocolos sanitarios, todos los pasajeros deben contar con la vacuna contra el Coronavirus para abordar la embarcación. De igual manera, todos los tours se realizan respetando los protocolos sanitarios y las medidas de higiene para cuidar la salud de los visitantes y la población local.

En el acto de reinicio de operaciones de la industria de cruceros en el estado, el el gobernador Mauricio Vila Dosal realizó el intercambio de placas con el Capitán de la embarcación, Rocco Lubrano, acto que también realizó el director de la Administración Portuaria Integral (API), Almirante en retiro Jorge Carlos Tobilla Rodríguez. Por su parte, el capitán del Carnival Breeze entregó a Vila Dosal un reconocimiento en nombre de la naviera.

El gobernador afirmó que hoy es un día importante, ya que la reactivación de la actividad turística de cruceros es un alivio para muchos prestadores de servicios, no solamente de Progreso, sino de todo el estado de Yucatán porque representa la reactivación de un segmento de mucho empuje.

“Carnival es y siempre ha sido el socio más importante que hemos tenido en Progreso, y esperamos ya la próxima llegada y la rehabilitación de otras rutas, de empresas como MSC y Disney, que pronto estarán en Progreso para seguir con la reactivación de toda la economía de nuestro estado”, finalizó el funcionario.

El crucero Carnival Breeze de clase Dream perteneciente a la naviera Carnival Cruise Line, llegó a la Terminal de Cruceros de este puerto, a las 6:44 horas con 2 mil 825 pasajeros y tripulación de il 367 a bordo. Incluyó a Progreso en su viaje de 6 días y 5 noches, donde permanecerá hasta las 4 de la tarde de este día.

La primera crucerista en bajar de la embarcación fue Amy Minsky de 48 años de edad proveniente de Ohio, Estados Unidos, y quien junto con su hijo y esposo realizaron un viaje familiar al Puerto de Progreso, atraídos por la cultura yucateca.

A su llegada, las y loss pasajeros, y la tripulación, fueron recibidos por los “Amigos de la Salud”, quienes les dotaron de gel antibacterial y cubrebocas si requerían, como parte del cuidado que procura el Gobierno del Estado para lograr una recuperación económica con seguridad y responsabilidad.

En el acto, la titular de la Secretaría de Fomento Turístico (Sefotur), Michelle Fridman, señaló que el reinicio del turismo de cruceros en el estado es un hecho que se había estado ansiando por mucho tiempo para recuperar lo que se había avanzado en la materia, ya que en el primer bimestre de 2020, antes de la llegada de la pandemia por coronavirus, el arribo de cruceros a este puerto había crecido más de un 50 por ciento con respecto a 2019.

Fridman apuntó que, en 2019, se anunció un incremento de más de 20 por ciento en el arribo de cruceros para 2020, sin embargo, la pandemia paralizó el turismo en el mundo entero, obligando a las embarcaciones a permanecer estacionadas por más de un año. Entonces, durante ese periodo en Yucatán no se quedó de brazos cruzados, sino que nos pusimos a trabajar de la mano del sector privado para desarrollar un plan de recuperación para el turismo de Yucatán.

“Nuestros indicadores turísticos muestran una tendencia gradual de crecimiento y seguiremos trabajando de la mano del sector turístico hasta alcanzar la recuperación total y volver al ritmo de crecimiento que habíamos logrado previo a esta crisis”, finalizó la titular de la Sefotur.

El alcalde progreseño, Julián Zacarías Curi, aseveró que hoy es un día histórico para el puerto de Progreso, ya que el reinicio de operaciones de la industria naviera significa esperanza para muchas familias progreseñas y yucatecas que se dedican a la prestación de servicios, especialmente luego de la crisis que el sector turístico ha vivido por la contingencia sanitaria.

Zacarías Curi afirmó que hoy los cruceristas encontrarán un puerto mejor gracias a que se ha coadyuvado con los tres niveles de Gobierno. En ese sentido, destacó el excelente trabajo que se ha llevado a cabo con el Gobernador Mauricio Vila Dosal para impulsar el mejoramiento del puerto.

Entre los turistas se encontraba Casandra Barua, proveniente de El Paso, Texas, y quien junto con un grupo de amigos por segunda vez visita Yucatán, señaló que se encontraba ansiosa de estar nuevamente en el estado, por lo que celebró la apertura de este tipo de turismo en la entidad.

“Se me hace muy bueno que se haya reactivado este tipo de turismo aquí para que pudiéramos volver a visitar Yucatán, es muy alegre la forma en la que nos reciben con un baile de vaquería exponiendo su cultura y estamos muy emocionados de visitar el estado”, indicó la visitante de 19 años de edad.

De acuerdo con su itinerario, el barco zarpó de Galveston, Texas, en Estados Unidos, para dirigirse al puerto yucateco, posteriormente a la isla de Cozumel y finalizar su recorrido en su punto de salida.

Se trata del primero de los 29 arribos de diferentes barcos que están programados para lo que resta de este año, los cuales están sujetos a las nuevas condiciones sanitarias indispensables para el tránsito de pasajeros. Los arribos más próximos serán del mismo crucero Carnival Breeze, que estará regresando las fechas 4, 9 y 23 de agosto, asimismo el 1, 6, 20 y 29 de septiembre; el 4, 8, 27 y 28 de octubre; y continuarán el 1, 15, 24, 29 de noviembre; y el 13 de diciembre.

También estarán llegando otros barcos, como el Sensation de Carnival Cruises procedente de Cozumel, Quintana Roo, que tiene arribos programados para el 26 de octubre, el 2, 11, 16, 25, y 30 de noviembre, de igual manera el 9 y el 14 de diciembre.  Asimismo, la embarcación Valor de la misma naviera proveniente de Cozumel, Quintana Roo, los días 4 y 18 de noviembre y 2 y 16 de diciembre. Finalmente, está programado para el 31 de diciembre la llegada de la nave Adventure of the Seas de Royal Caribbean Cruises, desde Galveston, Texas.

El pasado 14 de marzo de 2020 arribó a Puerto Progreso el último crucero debido a la declaratoria de Pandemia por Covid-19 establecida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) apenas unos días antes, el cual fue el Carnival Fantasy, con 1,666 pasajeros y 876 tripulantes, proveniente de Mobile, Alabama.

Como medida de prevención ante la contingencia sanitaria, los arribos de cruceros fueron suspendidos en todo el mundo, siendo esta industria una de las más afectadas, particularmente en la región de Norteamérica y el Caribe. Sin embargo, a fines de marzo de 2021, la autoridad sanitaria de los Estados Unidos permitió el reinicio paulatino de la navegación de cruceros, que desde junio y la primera quincena de julio registró los primeros movimientos de prueba. 

También te puede interesar: Oposición al nombramiento de Sisal como Pueblo Mágico es provocación política: Michelle Fridman

Continuar Leyendo

RECOMENDAMOS