Conecta con nosotros

Arte y ciencia

Agua de coco, maravilla líquida para la salud

Avatar

Publicado

en

El agua de coco es una bebida refrescante y nutritiva que aporta muchos beneficios a la salud. Tanto el meollo como el agua de coco contienen vitaminas, minerales (sodio, potasio, calcio, hierro), fibra y otros nutrientes beneficiosos para la salud.

Beneficios del agua de coco

El agua de coco contiene un 1% de calorías, por lo que es una bebida indicada para no engordar. También, tanto el agua de coco como el meollo tienen propiedades adelgazantes, ya que aceleran el metabolismo.

Además, el agua de coco pura es 99% libre de grasas por lo que ayuda a bajar el colesterol, mejora la circulación de la sangre y previene enfermedades cardiovasculares. Por otra parte, se le considera una bebida alcalinizante, ya que equilibra el PH del organismo.

Suscita asimismo una acción diurética que ayuda a eliminar impurezas y reducir la formación de cálculos renales, así como a prevenir la retención de líquidos. Tiene propiedades antioxidantes que ayudan a prevenir enfermedades degenerativas, como el cáncer, y fortalecen el sistema inmunitario.

 Propiedades curativas del agua de coco

Pocas bebidas en este planeta son biocompatibles con el cuerpo humano y sus necesidades de hidratación como el agua de coco. De hecho, se ha informado que en regiones remotas del mundo, el agua de coco se ha utilizado durante más de medio siglo para la hidratación intravenosa y la reanimación de los pacientes en estado crítico. También es un medio excelente para la preservación de los dientes dañados, superando incluso la solución de sal equilibrada de Hank, una solución médica comúnmente utilizada.

Mientras que algunos están preocupados por el contenido de azúcar de esta ligeramente dulce bebida, la investigación reciente muestra que en realidad presenta propiedades reductoras del azúcar en la sangre en un modelo experimental de diabetes.  La investigación animal adicional muestra que el agua de coco evita y revierte la presión arterial alta asociada con la hipertensión inducida por la alimentación de fructosa, así como que es capaz de reducir el estrés oxidativo y la resistencia a la insulina.

El agua de coco es filtrada por la naturaleza a través de un proceso de purificación intensiva, por lo que es una gran opción para mantenerse saludable. ¿Será que los cocos de nuestro estado siguen conservando su pureza con tanta contaminación? 

Tal vez te interese: Frutas de verano, una invitación al buen comer

Continuar Leyendo

Arte y ciencia

“¿Realmente necesitan ir de fiesta?”, cuestiona la OMS a jóvenes

Avatar

Publicado

en

Foto: https://www.infobae.com/america/eeuu/2020/03/19/nuevas-evidencias-muestran-que-los-jovenes-tambien-enferman-gravemente-por-covid-19/

Los jóvenes deben asumir que tienen una responsabilidad, advirtió la organización.

De nueva cuenta, la Organización Mundial de la Salud (OMS) llamó a los jóvenes a frenar sus deseos de salir de fiesta para ayudar a prevenir nuevos brotes de Covid-19.

Cansados ​​de los confinamientos y ansiosos por disfrutar del verano boreal, los jóvenes en gran parte de los países han contribuido al resurgimiento de la enfermedad al reunirse nuevamente para fiestas, veladas y vacaciones.

Incluso en Ginebra —sede de la OMS—, cabarets y clubes se cerraron la semana pasada luego de que casi la mitad de los nuevos casos se originaron en esos lugares.

“Las personas más jóvenes también deben asumir que tienen una responsabilidad”, señaló Mike Ryan, jefe de emergencias de la OMS y padre de tres hijos, durante una conversación en línea. “Hágase la pregunta: ‘¿realmente necesito ir a esa fiesta’?”, añadió.

Ryan señaló que los jóvenes con frecuencia eran reticentes a dar detalles o a revelar los nombres de sus amigos cuando eran contactados por rastreadores. “Es difícil, pero es lo que se necesita para detener el virus”, consideró.

Medios suizos informaron que en un club nocturno en Zúrich del que surgieron casos recientemente, los asistentes a la fiesta habían dado nombres falsos, incluido “Pato Donald”.

En ascenso casos de Covid-19 en jóvenes

Según información de la OMS, los jóvenes tienen menos probabilidades de sufrir una forma grave de la enfermedad respiratoria que sus padres o abuelos, pero en cerca de cinco meses la proporción de personas infectadas de entre 15 y 24 años se ha triplicado.

Un análisis de la organización realizado a 6 millones de infectados entre el 24 de febrero y el 12 de julio, encontró que la cuota de personas de entre 15-24 años creció del 4.5 al 15%.

Maria Van Kerkhove, epidemióloga de la OMS, dijo que, además de la necesidad de reducir los riesgos para otros, los jóvenes deben tener cuidado, ya que incluso una versión leve de la enfermedad podría tener consecuencias a largo plazo. 

“No son invencibles, este virus puede llevarlos al hospital durante semanas o incluso matarlos”, alertó la semana pasada el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, al dirigirse a las generaciones más jóvenes, y las conminó a tomar “las mismas precauciones que el resto de la población para protegerse y proteger a los demás”.

Tedros reiteró  que los nuevos brotes de COVID-19 son en parte responsabilidad de los jóvenes, quienes “deberían encabezar el cambio”. “Las decisiones que tomen sobre a dónde van pueden hacer la diferencia entre la vida y la muerte para otra persona”, advirtió.

También te puede interesar: Jóvenes no son invencibles ante Covid-19, alertan autoridades

Continuar Leyendo

Arte y ciencia

Algo alrededor de tu cuello de Chimamanda Ngozie Adichie

Aracelly Guerrero Maldonado

Publicado

en

La primera vez que descubrí la literatura africana fue a través de J.M. Coetze, el ahora Premio Nobel sudafricano, y aunque la lectura era buenísima, no sentí un abismo cultural, tal vez porque Coetze es blanco, o tal vez por la evolución política e histórica de Sudáfrica. Lo cierto es que encontré lo suficiente como para satisfacer mi curiosidad y no volver a él, al menos hasta ahora.

Sin embargo, la pluma de Chimamanda Ngozie Adichie, africana también, está hecha de otra pasta: mujer, de color, nigeriana, de una cultura que no es una sino muchas a la vez, de conflictos, de sangre, humo, violencia, de olores, sabores y de una diferente forma de ver la vida y las relaciones humanas. Y a pesar de todo, al igual que con las letras de Coetze, tampoco sentí el abismo cultural.

¿Es esta la naturaleza de la universalidad literaria? Cada vez que la autora habla acerca del choque cultural no pude menos de pensar en aquellos latinoamericanos, los mojados, ilegales, que cruzan la frontera y no sólo deben encontrar una nueva forma de ganarse la vida, sino también afrontar la nueva dinámica cultural, de adoptar un nuevo idioma, una nueva moneda y de incorporarse a una sociedad a la que en lo menos, no les importan y en lo más los desprecian.

¿Los mexicanos nos sentimos occidentales? Cómo evitar reconocerse, cuando por ejemplo, en el cuento Los concertadores de bodas, se habla de un personaje, el esposo, que incluso renuncia a su nombre de origen adoptando uno americanizado y regaña a su esposa por hablar su lengua materna en público. No pude evitar recordar toda una serie de situaciones de odio hacia personas latinas, que fueron violentadas por hablar español en público y no pude menos que entender esta situación, la del esposo, a pesar de que mi natural rebeldía me diga: yo lo habría hecho distinto, e inevitablemente preguntarme, ¿en verdad lo habría hecho distinto?

Cada cuento habla de una realidad cercana, en el cuento Jumping Monkey Hill, no pude menos de reírme, al recordar una situación similar de mi propia vida y que sin duda, muchas otras compañeras también podrán decir lo mismo, no sólo con relación al acoso, también en relación a las expectativas acerca de lo que es el arte y la literatura, los prejuicios acerca de los grandes temas o de lo que se debería decir, cuando a uno de los personajes se le critica por decir que su relato no reflejaba África y ella contesta: ¿qué África? dice la protagonista, sin duda la realidad de ella, africana, mujer, gay, era también la realidad de áfrica.

O en el cuento de Algo alrededor de tu cuello, cuando enfurecida la protagonista regaña a su interlocutor, hombre, blanco y privilegiado, que no reconoce su actitud de superioridad moral, porque él no hace turismo, ya que va a los barrios pobres, y considera que sólo los pobres de Bombay son indios de verdad.  Y no dejo de pensar en todos esos turistas que van a ceremonias mayas, beben balché o fuman cigarros con los lacandones, y resulta que ellos también se creen que sólo los indígenas son mexicanos de verdad.  Como vemos en las películas gringas, reflejadas las ciudades latinoamericanas como una serie de chabolas, o el clásico indígena con su sombrero charro a la sombra de un maguey.

Sin duda que al leer a Chimamanda uno no puede dejar de reconocerse, ni de apreciar el talento de su pluma, la forma natural en que poco a poco sus palabras se mezclan con las nuestras y nos hace cómplices de sus relatos, nos hace imaginarnos ese país de polvo y sabores, de palabras extrañas a nuestros oídos y olores poco familiares, pero de situaciones tan cercanas a nosotros que no podemos menos de sonreír y asentir en silencio.

Hay toda clase de temas en sus relatos y por lo que sé, tiene bastante obra traducida al español, así que no será difícil encontrar más libros de ella, aunque éste en particular, me pareció muy bueno para conocer por primera vez a la autora, que además es de fácil lectura, así que lo recomiendo para todos los lectores y como siempre, juzguen por ustedes mismos.

Querías escribir sobre los ricos que vestían con ropa vieja y zapatillas de deporte tronadas, que tenían el aspecto de los vigilantes nocturnos que había frente a los grandes recintos de Lagos. Querías escribir que los norteamericanos ricos eran delgados mientras que los norteamericanos pobres eran gordos, y que muchos no tenían una gran casa y un coche; sin embargo, seguías sin estar muy segura de las pistolas, porque podían llevarlas en el bolsillo.”

También te puede interesar: La madre de Pearl S. Buck

Continuar Leyendo

Arte y ciencia

El Covid-19, ¿escondido en tu cepillo de dientes?

Avatar

Publicado

en

Foto: https://centrovillanueva.com/cuidar-cepillo-dientes-durante-pandemia-covid-19/

En estos tiempos de pandemia, los expertos recomiendan no tener el cepillo a la vista, sino guardado en un espacio adecuado.

Ante el surgimiento de la actual crisis sanitaria, la población ha tenido que reforzar las medidas de higiene en casa, aunque tal vez descuidando un objeto común y de uso diario: el cepillo de dientes que también puede ser una fuente de bacterias, virus y hongos.

Expertos del Colegio Oficial de Dentistas de Castellón (CODECS) han insistido en la necesidad  de lavarse las manos antes de manipular el cepillo, enjuagarlo y secarlo correctamente tras cada uso, guardarlo y evitar el contacto con los de otros integrantes de la familia para evitar contaminación cruzada de COVID-19.

Entre otros consejos, señalan no compartir el cepillo dental, colocarlo en posición vertical y en vasos separados para cada integrante de la familia, evitar la capa protectora del cepillo salvo que tenga perforaciones, lavarse bien las manos antes de tocar el cepillo, higienizar las superficies del cuarto de baño y mantener el cepillo lo más alejado posible del inodoro.

Primeramente, llaman a lavarse muy bien las manos con agua y jabón antes de tocar el cepillo, ya que “los virus pasan de la mano a la mucosa oral“. También hay que proceder al cepillado de dientes habitual con pasta fluorada durante 2 minutos, al menos, 2 veces al día. “Por la noche, además, tenemos que asociar la higiene interdental, bien con hilo de seda o con cepillos interproximales”, indican.

Los expertos recomiendan también enjuagar bien el cepillo después de cada uso para eliminar restos de pasta y alimenticios, porque, como se ha apuntado, el cepillo “puede ser una fuente de bacterias, virus y hongos“. Y mientras dure la epidemia, consideran conveniente desinfectar el cabezal del cepillo con povidona iodada al 0.2 por ciento, agua oxigenada diluida al 1 por ciento o cloruro de cetilpiridinio al 0.05-0.1 por ciento, durante 1 minuto.

Además, recordaron que los cepillos deben almacenarse con el cabezal hacia arriba, alejados del inodoro (al menos, 1 metro) para evitar su posible contaminación.  “El SARS-CoV-2 también está presente en orina y heces. Lo ideal es no tener el cepillo a la vista, sino guardado”, señalan y agregan que “no deben guardarse amontonados por el riesgo de contaminación cruzada de uno al otro al tocarse”.

También te puede interesar: Aprende medidas para evitar la COVID-19 en el hogar

Continuar Leyendo

RECOMENDAMOS