Conecta con nosotros

Arte y ciencia

Sobre el prestigio

José Miguel Rosado Pat

Publicado

en

Del prestigio han escrito los filósofos, humanistas, políticos y pensadores más sagaces. ¿Y cómo no lo harían?, si el prestigio y el renombre constituyen la piedra angular de quien pretende ostentar poder alguno. No en vano Maquiavelo aconsejaba evitar, a toda costa, ser aborrecido o menospreciado. Para el humanista florentino, cuando un príncipe- en este caso, la persona que detenta el poder- cae en el menosprecio, pasa por variable, ligero, afeminado, pusilánime e irresoluto.

Para el padre de la ciencia política moderna, era de suma importancia el cuidado que debía darse al momento de preservar la reputación; aconsejaba que se procurase advertir en aquellas, constancia, gravedad, virilidad, valentía y decisión, pues “difícilmente se conspira contra quien goza de muy buena estimación”.

Siendo fundamental para la vida de los protagonistas de los asuntos públicos, el prestigio trasciende el espacio privado de aquellos, y está íntimamente relacionado a su ascendencia, influencia y autoridad.

De prestigio sólo pueden gozar los hombres y mujeres de talento. Los que, en algún área de la vida y sus sociedades cultivan con su comportamiento, acciones e ideas, el arte de serle útil a otros. No debe confundirse el prestigio o la reputación con la fama, mucho menos con la vieja concepción que alguna vez se tuvo del prestigio como engaño que, mediante el discurso falaz, embaucaba a las masas para lograr fines mezquinos. El prestigio es estima pública, fruto del mérito.

Por supuesto, el prestigio, la buena reputación es un arma de poder. Tal vez la más poderosa y sutil. Quien goza de prestigio en los menesteres de lo público, es capaz de intimidar y ganar batallas. El poder de la reputación es capaz de poner a la defensiva a cualquiera y obligarlo a retirarse prefiriendo la diplomacia o un arreglo a un conflicto del cual, no se tiene la menor certeza del resultado.

Si el prestigio no se cuida como se debe, se torna vulnerable, habrá que prepararse para ser atacado por todos los flancos. Pero si se es prudente y logra mantener su reputación lo más fiel a aquello que desea ser -y parecer- la volverá una fortaleza inexpugnable.

Siendo humanos, es imposible pretender estar siempre dispuesto y con la racionalidad y mesura que exige actuar de determinada manera. Habrá momentos en los que se esté de mal humor o, por la razón que fuere, demos una respuesta de lo menos adecuada o prudente; cuando eso suceda corrijamos con amabilidad y toda la cortesía que el contexto permita. Admitamos el desvío para aminorar la ofensa. Procuremos siempre la rectificación cauta e inmediata de los errores en el decir o en el actuar. No caigamos en las provocaciones o intentos de ofender con que puedan tentarnos los que, por intereses distintos a los nuestros, cargan contra nuestra reputación, menos si lo hacen motivados por sentimientos de ruindad.

La habilidad de quien ha logrado construir un prestigio, consiste en aprovecharse de la ira de los que, por deporte, intentan desgastarla. Hacer que nuestros detractores se encuentren tirando arena a un muro de piedra maciza sin percatarse de ello.

Seamos conscientes de que la inconsecuencia y la contradicción son la misma esencia de la vida. La reputación y el desprestigio son como fogata de hornija o como jiste o espuma de cerveza: no resisten un examen atento, y con la misma rapidez con que se fabricaron se disipan. Pudimos haber construido una fortaleza lo suficientemente impenetrable como para resistir cualquier intento de desprestigio, sin embargo, nunca como para ignorarlos.

El prestigio se construye con méritos propios, pero se consolida mediante las alianzas adecuadas. Si nuestra posición es la de un banquero reconocido y respetado en el mundo de los negocios, por su talento en el manejo de las finanzas y por su ética profesional, de poco le servirá el mejor de los comentarios de los políticos o empresarios más corruptos. Por el contrario, ese es un efecto inverso en el que, los detractores, usan su mala reputación para demeritar a quien posee cartas credenciales honorables. Es menester protegerse de los ataques de los astutos; de aquellos que atacan motivados por la ira o el enojo, sin importar la posición que ocupen, contribuyen a fortalecer nuestra buena reputación. De estos últimos no hay mucho de qué preocuparse.

Para generar alianzas a partir de nuestro prestigio, es necesario meditar y analizar el valor de las censuras y las alabanzas.

La mayoría de las personas prefiere ignorar las cualidades y los atributos de los otros, en lugar de ello, centra su atención en los defectos y tropiezos. Eso es humano. Seamos selectivos con nuestras amistades. Quien poco nos conoce, juzgará con base en apariencias: la vestimenta, los gestos, las palabras y las acciones más intrascendentes. El grueso de los que miran sólo conoce de lo doméstico de la vida.

En nuestras sociedades donde, ante la percepción de los comunes, la dignidad no es, del todo, un atributo del éxito, gozar de una buena reputación cobra vitalidad: nos protege del peligro y, pese a toda dificultad, nos hace dueños de nuestro propio destino.

Con el prestigio está en juego algo mucho más importante: la trascendencia.

Concluyo estas líneas citando al escritor suizo Amiel: Cuida tu reputación, no por vanidad, sino para no dañar tu obra y por amor a la verdad.

Arte y ciencia

Evverest estrena su sencillo Frío

Gigio Ortiz

Publicado

en

La banda yucateca convocó el pasado domingo 12 de enero a amigos, familiares y admiradores para estrenar el video de su más nuevo sencillo “Frío”, en La Capilla de los Muertos del Perro Negro.

Evverest se está consolidando como una de las bandas más prometedoras para seguirles la pista este año 2020, ya que como es costumbre para ellos, siempre están trabajando para ofrecer a sus seguidores un producto musical redondo, de gran calidad.

En esta ocasión, fuimos testigos del estreno del videoclip de su más reciente sencillo; que es una producción de talla profesional con un derroche visual y calidad de fotografía increíbles. Imágenes variadas que sirven para reforzar la lírica de la canción, muestran a la protagonista del video en diferentes situaciones, ilustrando el hecho de que mientras más estemos alejados los unos de los otros como seres humanos, perdemos conexiones que nos brindan calor al interactuar entre nosotros.

 Somos seres sociales, dependemos de la interacción para poder generar intercambios de palabras, ideas, conceptos, arte, amor,  vida, y “Frío” crea esa sensación de meditación que nos hace preguntarnos si  hemos dejado que nuestras relaciones con la gente que nos rodea se vayan enfriando y apagando poco a poco.

De igual manera, este 16 de enero, “Frío” se estrenó en exclusiva en la rotación de SoGood, estación de radio que se ha caracterizado siempre por apoyar al talento local.

Sin duda alguna, Evverest siempre se ha caracterizado por ofrecer expresiones musicales de alto  nivel y de producción profesional, y a cada paso que dan, ponen la vara más alta. Afortunadamente los más beneficiados de esta situación somos nosotros quienes disfrutamos de sus producciones. ¡No pierdan de vista a esta bandota local que de seguro este 2020 vendrá con muchísimas más grandes cosas!

Continuar Leyendo

Arte y ciencia

El dios de Darwin de Sabina Berman

Aracelly Guerrero Maldonado

Publicado

en

Esta novela es la continuación de la novela, La mujer que buceó dentro del corazón del mundo. Y aunque decir continuación es en algún sentido arriesgado, lo cierto es que la protagonista de la primer novela, Karen Nieto, regresa en esta novela para guiarnos por una trama, digna de una obra de Dickens, o de una buena serie moderna, dónde la sucesión de coincidencias, y eventos no dejan de ocurrir desafiando la lógica, las probabilidades y hasta la gravedad, pero vayamos por partes.

Se supone una continuación porque se retoma, como a dije, a Karen Nieto, pero su participación en la trama es muy rebuscada y secundaria.  Tal parece que la autora, sólo buscó una excusa para escribir este libro, de alguna forma familiar y cercana al lector, ya que su protagonista, no carece de seguidores, pero bien pudo ahorrarse esta molestia e ir de plano a lo que le interesaba y hacer el libro muy por separado.

Con todo lo anterior, no pretendo decir que el libro sea malo, aunque si cabe, es de una calidad inferior y mucho menos entrañable que el primero, como un texto de divulgación puede funcionar perfectamente, no tanto como historia independiente, ya que si somos justos, al libro se le mueven las patas de la trama y es por momentos bastante inverosímil, ya no digamos falto de veracidad, pues es ante todo un relato novelado y ya está de más decir que es ficción.

Ahora sí, les hablaré de la trama, pues Karen Nieto, a quién aprendimos a entender y apreciar en el primer libro y quién se quedó en un barco en altamar para seguir con su programa para criar y preservar atunes, regresa debido a un misterioso mensaje enviado a su correo, por un ex compañero de clases, al que muy pero muy por encima conocía Karen y que según parece, a pesar de lo anterior la escoge para dictarle un código secreto que es a la vez última voluntad y legado, bueno, desde aquí empieza mal.  Karen no tiene amigos, simple, en toda la universidad sólo se menciona a una “amiga” y que estudiaba psicología, por lo cual no diríamos que Karen haya sido de un interés puramente desinteresado o fraternal, y ahora resulta que si tuvo otro amigo, sacado de la manga y además tan poco convencional como Karen, lo suficiente para ver en ella empatía, comunidad?  Bueno eso no lo sabemos en el libro y es pero muy muy errado por parte de la autora que si por un lado nos cuenta íntimamente la historia de ciertos personajes, a éste quién es el impulsor, sólo nos sea revelado en tercera persona y sin esclarecer sus verdaderos motivos.

Hay además toda una intriga, muy digna del código da Vinci, donde está incluida la historia de Darwin y del origen de su libro y teoría El origen de las especies, qué fue tal vez, el más importante escrito científico de los últimos dos siglos, y bueno, eso ya de por sí es un gran tema, por todo lo que implica el mismo concepto de evolución.  La pregunta ¿existe dios?, creo que no es ajena a ninguna civilización, raza, etnia o ser humano con cierto grado de introspección, para algunos ha sido el motor de una vida y para otros un simple malestar olvidable como un cólico, sin querer sonar a gurú de 2 a 3 cuartos, les diré que en lo particular no me preocupa esa pregunta desde los 18 y no creo que nadie deba perder el tiempo tampoco en ella, los que creen creerán y así están muy bien, y los que no también, ningún mundo, universo, vida, será llevada al apocalipsis por ello, nadie se morirá y nadie tiene que sufrir por ello, vive y deja vivir son para mí la máxima que debemos aplicar como seres humanos, pero regresando al punto, podríamos decir que el tema del libro sin duda es Dios y bueno, la religión.

Por su puesto cuando me di cuenta hacia donde se dirigía Sabina Berman me chocó, y no porque sea reacia a hablar de religión, si no porque implícitamente hablar de ello ante un tercero y sin que te lo pregunten siempre me ha parecido que es un poco evangelizador, es decir convencer al otro de mi verdad y a lo cual me opongo, yo me declaro de una forma mayormente en mis acciones que no en mis palabras y no pretendo convencer a nadie de creer lo mismo y querría que los demás también actuaran así, así que esta imposición de pensamiento, de ésta lección explicita, que puede haber una religión científica o en comunión con la ciencia, bueno es una verdad, la verdad de Sabina Berman, pero ni siquiera es la verdad de sus personajes, pues como resultan las cosas en la novela, nada cambia, todo queda como en el momento en que Karen es contactada en su barco y vuelve a él.

Lo más rescatable del libro es sin duda todo el relato histórico acerca de Darwin, su descubrimiento de las Galápagos y de la escritura de su ya consagrado Origen de las especies, si son amantes de los relatos históricos o si usted desea ilustrar a sus alumnos sobre Darwin de una manera amena, sinceramente lo recomiendo, pero pasando por alto muchas incoherencias narrativas o con mucha fe en la fantasía, de fácil lectura pero difícil digestión en muchos otros aspectos.

“-Pero Cristo afirma ser el único Dios –se resistió Franco-.  Y Alá afirma ser el único Dios. 

El hermano mayor asintió:

-Tal vez es cierto y existe un único Dios, al que se llega por más de un camino.  Tal vez Dios es un diamante de 10 facetas.”

Continuar Leyendo

Arte y ciencia

México recupera tres piezas arqueológicas en Alemania

Avatar

Publicado

en

A través de su sitio oficial, el Gobierno federal anunció la recuperación y repatriación de tres piezas arqueológicas que se encontraban en Alemania.

Según la información proporcionada, en un análisis realizado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), se determinó que las piezas fueron fabricadas en distintos momentos y por distintas culturas mesoamericanas. Entre los artículos se encuentran:

Un fragmento antropomorfo de barro elaborado en la Costa del Golfo de México en su región denominada como Mixtequilla, actual estado de Veracruz.  La pieza fue fabricada durante el periodo conocido como clásico tardío (500-900 d.C.). Mide 33 cm. de altura.

-Una urna de barro con un rostro antropomorfo de origen zapoteco en buen estado de conservación que fue fabricado en el estado actual de Oaxaca durante el periodo conocido como clásico temprano (200-500 d.C.). Mide 20 cm. de altura.

– Una figura antropomorfa de barro presuntamente perteneciente a la región de Campeche. Su origen y autenticidad están por confirmarse

Tras las gestiones de la Embajada de México en Alemania, las piezas fueron entregadas voluntariamente sin necesidad de entablar acción judicial.

Continuar Leyendo

RECOMENDAMOS