Conecta con nosotros

Estilo de vida

Sobadoras, manos milagrosas

Sherly Canul

Publicado

en

Las personas que muchos conocen como masajistas o quiroprácticos, en las comunidades mayas de Yucatán son conocidas como “sobadoras”, mujeres que suelen tener muchos años de experiencia en esa labor y de quienes se dice que poseen el don de la “buena mano”.

Las sobadoras una hermosa profesión

Las sobadoras son identificadas por su habilidad para aliviar dolores internos, sean musculares o derivados de alguna enfermedad. Y su objetivo es ayudar con bajo costo a la gente que realmente lo necesita. Normalmente en las familias mayas hay uno o dos conocidos que practican este trabajo resultando ser siempre personas de confianza o cercanas a ellas.

Cabe mencionar que no sólo hay mujeres en este ramo, sino que también existen hombres que se dedican a ese trabajo y conocidos como hueseros o médicos tradicionales. En general todos buscan ayudar a las personas caracterizándose como gente de noble profesión.

Ayudan a las mujeres embarazadas

Aunque la mayoría se dedica únicamente a sobar, con el paso de los años  muchas de estas mujeres se convirtieron en parteras, y es tanta la confianza que se les tiene que existen convenios con el sector salud para capacitarlas con conocimientos científicos y acreditarlas de manera oficial. En el ambiente rural yucateco, e incluso en algunas zonas urbanas, la “sobadora”, al margen de si asiste o no un parto, cumple un papel importante porque proporciona atención médica y aconseja a las mujeres preñadas, parturientas y puérperas. Las sobadas se aplican en todo el cuerpo con la finalidad de establecer la posición del desarrollo fetal y aliviar las molestias de la espalda.

Poseedoras de conocimientos ancestrales

Las mujeres de manos milagrosas, también son dueñas de conocimientos ancestrales en la administración de infusiones de plantas y uso de medicamentos de patente y hasta realizan algunos ritos para enfrentar el dolor.

A razón de que normalmente su conocimiento y dotes son heredados, ellas regalan a las personas cierto conocimiento en la medida que las van atendiendo, debido a la explicación y recomendaciones que acostumbran obsequiar.

Las personas dotadas de buenas manos, siempre están dispuestas a enseñar sus conocimientos, si observan que una persona tiene “buenas manos”, pues son conocidas por no ser para nada egoístas. Por lo común, siempre responden a las dudas que tenga cualquier persona y únicamente piden que les tengan confianza pues su conocimiento es de total confianza.

La medicina tradicional no debe de perderse

A pesar de a que aún existen sobadoras y médicos tradicionales, la generación actual parece menos interesada en estos métodos pues los consideran poco confiables. Asimismo aún está presente el tema discriminatorio ya que los médicos que no son de zonas rurales a veces desconfían de los conocimientos tradicionales y no los recomiendan.

Una buena experiencia de este conocimiento tradicional

 Seguramente muchas personas podrán confirmar las buenas manos de mujeres u hombres que ayudaron a calmar dolores físicos. De manera personal mi mejor experiencia fue con una señora conocida como “doña Mina”, una de las mujeres más nobles y con gran conocimiento heredado de sus mayores. La señora cuenta con un gran número de pacientes que confían en ella, para sanar dolores o para ayudar a las mujeres embarazadas en  Tizimín, Yucatán.

Actualmente  varias comunidades indígenas de la península yucateca aún creen que las “sobadoras”, las parteras, huesero o médicos ancestrales tienen cierto toque de divinidad y que sus capacidades, y conocimientos son una especie de don divino.

Estilo de vida

Confinamiento por Covid-19 podría afectar hábitos alimenticios

Avatar

Publicado

en

Foto: https://zubillagahiltegia.com/wp-content/uploads/2020/04/49384080133_2d379816b1_c.jpg

Personas de la tercera edad podrían presentar trastornos anímicos   

Mérida, Yucatán, 25 de febrero del 2021.- Los trastornos anímicos ocasionados por el confinamiento de casi un año por la pandemia de Covid-19, han provocado que las personas adultas mayores padezcan con mayor facilidad depresión, lo cual, a su vez, hace que sus hábitos alimentarios se vean afectados, reveló el profesor investigador de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), Luis Ricardo González Franco.   

Durante el simposio, “Retos para la salud, nuevas prácticas alimentarias desde un enfoque multidisciplinario”, el especialista advirtió que lo anterior crea una gran incertidumbre que, sumada al estrés, se convierte en detonador de todo tipo de reacciones fisiológicas y emocionales.  

  

“Al pensar en los trastornos alimentarios, es muy importante estar atentos a un probable incremento de los llamados efectos emocionales negativos del confinamiento, como ansiedad, tristeza, ira y soledad”, agregó.   

En tal sentido, indicó que el aislamiento puede generar episodios de ansiedad, sedentarismo y aumento del consumo de más calorías, es por ello que, dijo, es necesario evitar una mala alimentación pues si se llegara a presentar la Covid-19 solo aumentaría los riesgos de complicaciones.   

Además, mencionó algunos datos demográficos sobre el adulto mayor, pues en Yucatán habitan 163 mil 316 personas con edades superiores a los 65 años, según la Encuesta Intercensal 2015 del INEGI, lo cual quiere decir que son el grupo poblacional con más riesgo de contagiarse y el de mayor índice de mortalidad por Covid-19.   

González Franco hizo un llamado para apoyar a este grupo de personas que son vulnerables en esta época, y recomendó delegar la responsabilidad de la compra de los alimentos a otros miembros del hogar, apoyarse en algún vecino o persona conocida que les ayude con ese tipo de tareas.   

Asimismo, comentó que en la preparación de los alimentos, se seleccionen aquellas opciones más saludables como a la plancha, al vapor, al horno o guisados bajos en grasas.   

Si se presenta algún malestar que afecte la deglución o falta de apetito se recomienda preparar los alimentos en caldos, pures o cremas para facilitar su consumo.   

“En momentos de confinamiento la ansiedad se hace presente, para lo cual es ideal ocuparse en otras actividades”, concluyó. 

También te puede interesar: ¿Personas de la tercera edad en casa? Checa este curso para saber cómo atenderlas ante la pandemia

Continuar Leyendo

Estilo de vida

Casita de huano

Sherly Canul

Publicado

en

Conservar un hermoso recuerdo de infancia es haber vivido en una casa maya, pues entre conocerla y residir en ella hay una infinita de diferencia.

La vivienda rural en México es una parte cardinal de la riqueza con la que cuentan nuestras culturas originarias, pues de alguna manera resulta ser el espejo donde se reflejan las actividades tradicionales que cotidianamente realizan sus habitantes. Asimismo la vivienda es espacio pasa satisfacer la necesidad de un refugio y la convivencia con su medio ambiente. Las viviendas tradicionales son una expresión de la actividad constructiva heredada desde tiempos muy remotos, asentada en la tradicional casa de huano maya que es muy común en varias regiones de la península de Yucatán.

Casa de huano

La casa de huano tradicional, conocida en maya como “Xa’anil naj”, edificada con materiales vegetales como la palma de huano “Ku’um”, postes “Okom” y bejucos para la estructura, tierra y piedra para la mampostería, ha jugado un papel significativo en la vida de los pueblos de la Península, porque en ella se desprende un conjunto de conocimientos con los que se identifican. Su valor cultural como arquitectónico, conlleva un cúmulo de saberes que se han heredado de generación en generación.

Su principal función ha sido y es albergar a sus habitantes, y si bien actualmente ha sufrido modificaciones por la presencia de nuevos materiales no naturales en su estructura, preserva los rasgos esenciales de la antiquísima casa del pueblo maya.  Sin duda, la afectación más grave de esas viviendas consiste en su reemplazamiento por la casa occidental de bloques o de pared, a causa de cambios socioeconómicos, políticos y culturales, cambios incluso impulsados por los gobiernos en los planes de mejoramiento habitación que dejan de lado la tradición que incluye aspectos como el manejo de la selva y el entorno climático.

Conocimientos para construir una casa

La transmisión del conocimiento sobre la construcción de la Xa’anil naj se da normalmente de padre e hijo; aunque también ocurre de manera colectiva entre los que realizan la actividad. Muchas veces los ayudantes de los constructores, a los que se integran los hijos, terminan por aprender la actividad a través de la observación, la explicación de las técnicas de construcción y el manejo de la propia naturaleza que va desde la selección del lugar en el que se van a cortar las maderas hasta el amarre de la misma.

Tiempo atrás, la casa se hacía con la ayuda de todos los miembros de la familia, y a veces con la ayuda de otras personas de la comunidad. En la construcción de manera colectiva, el dueño de la casa otorgaba a los ayudantes una cantidad económica voluntaria y los alimentos, por ello no salía caro, además de que se tenían los recursos materiales de manera libre y cercana en los montes cada vez más deteriorados de Yucatán.

Actualmente, la escasez de materiales vinculado directamente a lo económico, tiende a ser un factor que frena para seguir los saberes constructivos a través de la práctica en la arquitectura de la Xa’anil naj, debido a que hoy en día todo cuesta y pocos brindan su ayuda comunitaria en la construcción. El individualismo de la cultura occidental que ser rige con reglas  diferentes, cada día se impone más.

Hombre y mujer en la casa

Tomando en cuenta el sentido de relaciones de pareja, la Xa’anil naj es un espacio que forma parte del universo vinculado directamente al sentido dual, masculino y femenino, con el que se inicia y se forja la familia.

De esta forma, cuando los hijos tanto  hombres como mujeres forman su propia familia, eventualmente ya no comparten la casa con los padres, y precisan fabricar sus viviendas Xa’anil naj, lo que permite que el poblamiento de la comunidad ocupe su espacio ejidal, o los suelos de uso común que, al repartirlos o entre los hijos, y pasan a denominarse solares o terrenos en donde habitarán con sus propias viviendas.

Al tumbarse el monte para fomentar dichos solares se modifica el hábitat, y puede considerarse el elemento que más contribuye a la escases de materiales para la construcción de la Xa’anil naj.

Casa fresca

La Xa’anil naj es preferida entre los habitantes de los pueblos por el comodidad que ofrece. Siendo esta la mejor para descansar y dormir, es más fresco en tiempos de calor.  La casa de huano es sinónimo de frescura dada por el viento o aire que causa un sentimiento de felicidad de quien la habita, además de que a través de él, se tiene la vida y se alimenta el amor por la tradiciones e identidad.

Continuar Leyendo

Estilo de vida

La andropausia no es un mito, es una realidad: especialista

Avatar

Publicado

en

Foto: https://www.bago.com.ec/que-es-la-andropausia/

Cuando los hombres llegan a los 40 y hasta los 55 años de edad, pueden experimentar un fenómeno similar a la menopausia femenina, denominado andropausia.

Mérida, Yucatán, 11 de febrero de 2021.- La andropausia no es un mito: los hombres también presentan caídas en los niveles hormonales en su vida adulta, indicó la psicóloga clínica del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores (ISSSTE), Nelly Patricia Morales Murguía.

Pero en el caso de la población masculina, los signos no son tan claros. Los cambios en el cuerpo ocurren muy gradualmente y se acompañan de cambios de actitud y estado de ánimo, fatiga, pérdida de energía, impulso sexual y agilidad física.

De acuerdo con la experta, los estudios demuestran que la caída de testosterona de los hombres representa un riesgo de otros problemas de salud, como cardiopatías o huesos frágiles. Dado que todo esto ocurre durante un momento en la vida en que los hombres comienzan a cuestionar sus valores, logros y el rumbo de su vida, muchas veces es difícil advertir que los cambios que ocurren se relacionan con algo más que solamente las condiciones externas.

“A diferencia de la menopausia, que habitualmente ocurre en la mujer a fines de los 40 e inicio de los 50 años de edad, la ‘transición’ del hombre suele ser mucho más gradual y extenderse durante décadas. La actitud, el estrés psicológico, el alcohol, las lesiones o cirugías, medicamentos, obesidad e infecciones pueden contribuir a su comienzo”, explicó.  

Si bien con la edad prácticamente todo hombre tendrá una disminución en sus niveles de testosterona, no existe manera de predecir quién tendrá síntomas andropáusicos lo suficientemente severos como para buscar ayuda profesional. Tampoco es predecible saber a qué edad comenzarán los síntomas en un hombre y éstos  varían en cada uno, señaló la especialista.

“Desde hace muy poco se disponen de pruebas sensibles a la biodisponibilidad de la testosterona, de manera tal que la andropausia ha recorrido un largo período durante el cual se ha subdiagnosticado y subtratado. Ahora, que los hombres viven más, ha aumentado el interés en la andropausia y esto ayudará a avanzar en nuestro enfoque de esta etapa importante en la vida, identificada tanto tiempo atrás”, sostuvo.

Un hombre puede tener la capacidad de procrear aún hasta muy avanzada edad. En algunos hombres esta función puede mantenerse hasta pasados largamente los 70 años, dependiendo de cada caso.

La psicóloga refirió que la andropausia se manifiesta en las alteraciones que comienzan a afectar al varón desde alrededor de los 50 años en más, y que tienen que ver con el progresivo descenso del nivel de andrógenos, es decir, las hormonas masculinas. La actividad de estas hormonas repercute en muchos procesos del organismo, pero sus consecuencias se perciben muy especialmente en la capacidad sexual.

Febrero es el mes instituido para fomentar las acciones del ISSSTE de atención a la salud del hombre  y uno de los temas de los que casi no se habla es la andropausia que padecen los varones a partir de los 40 años.

Morales Murguía comentó que así como muchas mujeres están viviendo su menopausia, también muchos hombres están pasando por la etapa de la andropausia inmersos en el resguardo recomendado para evitar el contagio del COVID-19, lo que puede traer problemas si no se abren los canales de comunicación entre las parejas y las familias en el seno de los hogares.

Recomendó entender, comprender, platicar acerca de las afectaciones para salir adelante sin que esto sea causante de depresión. Tanto la menopausia como la andropausia son etapas normales que se enfrentarán en la vida, los cambios son biológicos y hay que sobrellevarlos con apoyo psicológico y médico.

También te puede interesar: En 2020, 113 mujeres han sido diagnosticadas con tumor maligno de mama en Yucatán

Continuar Leyendo

RECOMENDAMOS