Conecta con nosotros

La Nación y el Mundo

Comienza campaña de recolección y reciclaje de árboles navideños

Avatar

Publicado

en

Los árboles de navidad naturales pueden tener un nuevo uso que, en lugar de contaminar, favorezca al medio ambiente.

Terminaron las fiestas decembrinas y muchas familias comienzan a retirar los adornos navideños. Entre ellos están los árboles de navidad naturales que en su mayoría son desechados o quemados, ya que por lo general desconocemos algunos datos al respecto:

  • Al momento de ser quemados liberan hacia la atmósfera el carbono que se capturó durante su crecimiento, contribuyendo así al calentamiento global.
  • Al ser abandonados tardarán mucho en degradarse y terminarán siendo basura, lo que podría ocasionar que otras personas decidan quemarlos.
  • Los recolectores de basura no se los llevan.

Por eso es conveniente saber que se puede optar por la mejor alternativa de llevar los árboles de navidad a los centros de acopio donde pueden darles una nueva vida.

En estos lugares se encargan de reciclarlos y destinarlos a sus nuevos puntos de transformación. Cada ejemplar puede ser convertido en composta que servirá de abono para futuras reforestaciones. También se pueden emplear en la elaboración de artesanías, juguetes, utensilios, mezclas orgánicas o en material usado en jardinería.

La Comisión Nacional Forestal (Conafor) ha habilitado varios de estos centros. Uno de ellos en el Parque Nacional Viveros de Coyoacán, encargado de producir plantas y árboles para reforestar la zona conurbada de la metrópoli. Los árboles de navidad son liberados de la cruceta que los sostiene, después son triturados y finalmente convertidos en virutas que servirán para cubrir el suelo de diferentes parques (esto evitará el lodo en tiempo de lluvia, así como la evaporación excesiva del suelo).

Es larga la lista de municipios del país que cuentan con puntos de recolección, los cuales les brindan a los ciudadanos la oportunidad de contribuir a la reintegración de recursos naturales y completar un ciclo en beneficio del medio ambiente. Si deseas darle una nueva vida a tu árbol de navidad, te compartimos la liga con la lista de centros de acopio en México:  https://bit.ly/37P11Cd

También te puede interesar: Advierten sobre el impacto ecológico en la extracción de heno y musgo

Continuar Leyendo
Clic para comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Madre América: Venezuela

La rebelión esclava de Venezuela en 1795

Sergio Guerra Vilaboy

Publicado

en

Como referimos en nuestras dos notas anteriores de Madre América, la Revolución Haitiana de 1791 causó un efecto telúrico en el Caribe, provocando por todas partes sublevaciones de esclavos, como fue el caso de la Capitanía General de Venezuela, donde tuvo como epicentro las serranías de Coro y como líderes a José Caridad González y José Leonardo Chirino.

El primero, José Caridad González, era un negro libre procedente del reino del Congo, que gozaba de gran prestigio porque había ganado un litigio de tierras, tenía cierta cultura y dominaba, junto con su lengua africana, el castellano y el francés. Además, era el líder natural de los loangos, antiguos esclavos de esta etnia congolesa, llegados a través de Curazao, y que habían conseguido su libertad. El segundo, José Leonardo Chirino, era en la jerga de la época un zambo, esto es, hijo de una indígena libre con un esclavo al servicio de la familia Chirino. Por su condición de zambo nació libre, pudo contratarse como jornalero y luego, al servicio de un comerciante de Coro, navegar por el Caribe y visitar Saint Domingue, donde conoció la Revolución Haitiana desde sus comienzos.

Impactado por las leyes igualitaristas de Francia de 1790, que beneficiaban a los mulatos y negros libres y, sobre todo, por el gigantesco levantamiento esclavo en Saint Domingue al año siguiente, que obligó a Francia a abolir en 1794 ese abominable régimen de expoliación en todas sus colonias, Chirino se propuso replicar estas conquistas sociales en Venezuela. Con esa finalidad, decidió organizar un levantamiento de esclavos, mulatos y negros libres semejante al de Saint Domingue, contando con el importante apoyo de José Caridad González. Convertidos ambos en líderes principales del incipiente movimiento revolucionario igualitarista venezolano, hicieron del trapiche de la hacienda Macanillas, cerca de Curimagua, el centro de la conspiración. Fue precisamente en este sitio donde estalló la sublevación el 10 de mayo de 1795, encabezada por González y Juan Cristóbal Acosta, que les permitió apoderarse de la cercana hacienda El Socorro, en las serranías de Coro, con el objetivo de imponer “la ley de los franceses”.

Aunque los insurrectos planeaban apoderarse de todas las plantaciones de la región y ocupar la villa de Coro, el saqueo de las primeras haciendas y la alegría por la libertad recién conseguida los llevó a festejar sus primeros triunfos, sin extender y consolidar el movimiento revolucionario. La inacción de los sublevados favoreció a las autoridades coloniales que movilizaron de inmediato tropas bien equipadas con dos cañones. En el desigual enfrentamiento armado murieron unos veinte cinco esclavos, entre ellos sus líderes, y varias decenas quedaron heridos. Los que no lograron escapar de la matanza, fueron apresados y recibieron diversos castigos, incluida la muerte.

José Leonardo Chirino no pudo llegar a tiempo para participar en el combate decisivo. Enterado de lo ocurrido, se internó en la serranía con la intención de reorganizar a sus partidarios y atraerse a la población indígena. Con esa finalidad, estableció contacto con el cacique y los indios de Pecaya, prometiéndoles la eliminación de la demora, esto es, un tributo especial que agobiaba a los aborígenes y que ahora se les exigía en dinero efectivo. Tres meses después, debido a la traición de un antiguo conocido, fue capturado por las autoridades españolas y trasladado a Caracas para ser juzgado por la Real Audiencia.

El 10 de diciembre de 1796 este tribunal lo condenó a la horca, sentencia que se ejecutó en la Plaza Mayor de la capital venezolana. Para desalentar futuras rebeliones, y como escarmiento, la cabeza de Chirino fue exhibida en macabro espectáculo dentro de una jaula de hierro, colocada en el camino hacia los Valles de Aragua y Coro. Como parte de las crueles represalias, sus familiares fueron vendidos como esclavos y dispersados por distintos sitios de la colonia. En 1995, al conmemorarse el bicentenario de estos acontecimientos, el gobierno y el pueblo de Venezuela, rindieron merecido tributo a José Leonardo Chirino, ocasión en que fue develada una placa en el Panteón Nacional, a la memoria de este luchador social, uno de los grandes próceres de Nuestra América.

También te puede interesar: Esclavos negros en el Caribe: deuda histórica de Nuestra América

Continuar Leyendo

La Nación y el Mundo

Museo de Orsay

Maite Susana Valle Bombale

Publicado

en

El Museo de Orsay, se encuentra en un merecido lugar de París, justo en la orilla izquierda del Sena, casi enfrente del Museo del Louvre. El gran reloj de su fachada evidencia que fue instalado en la antigua estación ferroviaria de Orsay, concebida para la exposición universal de París de 1900 y transformada  en museo en 1986.

Hay que reiterar que este Museo es uno de los más relevantes de Paris y acaso de Europa, en vista de ser depositario de la más importante colección de arte impresionista y postimpresionista del mundo. De sus muestras permanentes que suman un promedio de 4000 piezas, cerca de 1100 están relacionadas con los movimientos artísticos mencionados, y brindan al arte francés y europeo obras del periodo comprendido de 1848 a 1914, desde las más diversas expresiones de la plástica: pintura, escultura, arquitectura, fotografía, artes gráficas y artes decorativas.

Destacan entre las obras maestras impresionistas y postimpresionistas expuestas de manera permanente,” Olympia” y “El almuerzo sobre la hierba”, obra cumbre de Edouard Manet, “Los jugadores de cartas” de Paul Cézanne, “Bal del molino de la galleta” de Auguste Renoir, 5 cuadros de la serie de “Las catedrales de Rouen” de Claude Monet y “El caballo blanco” de Paul Gauguin, uno de los íconos del Museo.

Almuerzo sobre la hierba 1863 Edouard Manet

En 2019 dos salas fueron consagradas a la obra del prolífero y trascendental Vincent Van Gogh, reagrupando 136 de sus maravillosas creaciones. La nueva disposición museográfica del Orsay, permite una mejor comprensión de los diferentes períodos del pintor, cada una asociada a la belleza inspiradora de alguna ciudad francesa: Paris, Arles y Auvers-sur-Oise.

Otras obras expuestas, como un ejemplar de bronce de la escultura “La pequeña bailarina de 14 años” de Edgar Degas y “El origen del mundo”, “Un entierro en Ornans” y “El taller del pintor”, trabajos fundamentales del virtuoso realista francés, Gustave Courbet, competan el repertorio permanente de este extraordinario Museo francés

Sobre las exposiciones temporales, éstas suelen ser monográficas o temáticas y, de manera periódica, son consagradas a una corriente, a un artista o simplemente a una pregunta de Historia del Arte. Con ese enfoque de curaduría, en meses pasados, a través de un acercamiento multidisciplinario, el Museo se interrogaba sobre el protagonismo de los de las personas de color que han servido como modelos en el arte francés. Y en la actualidad, la exposición “Degas en la Ópera” pondrá de manifiesto, hasta enero del 2020, el estrecho vínculo que unió al artista con dicha entidad (la ópera de Paris incluye el ballet clásico), tema central de su obra desde el inicio de su carrera.

Continuar Leyendo

La Nación y el Mundo

México, con la peor brecha salarial entre hombres y mujeres de Latinoamérica

Lupita Sol

Publicado

en

El Segundo Informe del Observatorio de Trabajo Digno de la organización Acción Ciudadana Frente a la Pobreza determina que el índice nacional es peor que el de Guatemala, Honduras y El Salvador

La peor brecha salarial de género de América Latina se registra en México: los hombres suelen ganar 797 pesos más que las mujeres, y también tienen menor carga de labores domésticas y de cuidado, según el Segundo Informe del Observatorio de Trabajo Digno de la organización Acción Ciudadana Frente a la Pobreza.

El análisis determinó que el ingreso promedio al mes de un hombre es de 5 mil 825 pesos. En el mismo lapso y desempeñando el mismo puesto, una mujer gana alrededor de 5 mil 29 pesos, es decir, hay una diferencia del 16% en los salarios y para que las mujeres puedan igualar la cifra de los varones, deben trabajar 35 días.

Además, a diferencia de los hombres, las mujeres con una jornada de más de 20 horas a la semana dedican el doble del tiempo a tareas domésticas y de cuidado: destinan cerca de 42.8 horas a la semana a esas labores, mientras que los hombres nada más ocupan 16.8 horas semanales en esas tareas.

Por otro lado, de las 25.5 millones de mujeres en edad reproductiva, el 18% no tienen trabajo, es decir, alrededor de 4.6 millones de personas. En el caso de los hombres, 2.9 millones de los 36.2 que se encuentran en edad productiva, están desempleados: solo el 8%. Para la organización que realizó el estudio, la brecha salarial de género refleja la “exclusión y discriminación” que viven las trabajadoras del país simplemente por ser mujeres. Cabe  mencionar que según el análisis, el índice mexicano es peor que el de países como Guatemala, Honduras y El Salvador.

Continuar Leyendo

RECOMENDAMOS