Conecta con nosotros

La Nación y el Mundo

Héroes anónimos de la otra España

Gabriel García

Publicado

en

Ramón Soliva “El brujo”

La de Ramón Soliva Vidal es una de esas historias que erizan la piel. Muchos de los acontecimientos que rodean su biografía pueden parecer propios del cine de acción, y sin embargo tenemos el privilegio de que su legado recaiga sobre nuestra memoria. Su trayectoria se abre camino, fusil contra fusil, desde los empedrados caminos de la sierra del Montsent, hasta las exuberantes colinas del Escambray, de los caudales del Ebro a las gélidas aguas del río Moscova. Obrero, soldado, comandante, exiliado, desterrado, habiendo pasado de héroe a marginado, sería convocado para participar en una última misión. Una misión como agente secreto de la que penderá en buena medida el equilibrio del mundo.

Nacido en el seno de una familia muy humilde, en el prepirenaico pueblo de Torre de Capdella, electricista de profesión y obrero de la FECSA, desde muy joven compagina la acción sindical clandestina con labores de organización política, dedicadas a consolidar el PSUC (Partido Socialista Unificado de Cataluña) en la zona del Segur. Tiene 24 años cuando estalla la sublevación franquista y decide enrolarse en las MAOC (Milicias Antifascistas Obreras y Campesinas), la fuerza militar creada espontáneamente en los inicios de la contienda por el pueblo para repeler la intentona golpista. Entra por primera vez en combate en el Frente de Aragón, en la Sierra de Alcubierre, donde junto a sus compañeros es capaz de detener numerosas incursiones del bando sublevado.

Su desempeño en las sucesivas escaramuzas le llevará a ascender meteóricamente numerosos grados en la escala militar, pasando desde soldado raso a Mayor Jefe de la 45 división, en el ya profesionalizado Ejército Popular de la República. Muchas veces ascendiendo inmediatamente tras la caída en combate de su superior al mando. Al frente de esta división–a la que sus enemigos bautizarían como “la bruja” por su gran operatividad nocturna–participaría en todas las grandes batallas que le quedaban a la contienda: Brunete, Teruel y Ebro. En estos dos últimos escenarios desempeñaría un papel determinante jugando el rol de “último hombre en pie”. Sus tropas serían las responsables de defender el repliegue definitivo de las fuerzas republicanas ante el avance enemigo, quedando en numerosas ocasiones cercados y en inferioridad. Por sus méritos en combate sería galardonado con la Medalla de la Libertad. Volverá a tener que jugar ese papel tras la caída de Cataluña en 1938. Sus hombres serán los encargados de contener la ofensiva fascista para garantizar la evacuación a Francia de miles de personas, civiles, militares, líderes políticos y sindicales e incluso del propio gobierno de la República. Salvaguardada la retirada a Francia, y sin tiempo que perder, tan sólo un día después, embarca junto a sus mejores hombres rumbo al Levante con el propósito de reforzar la última línea de defensa de la segunda República: Madrid. La ciudad que había resistido el cerco de las tropas fascistas durante casi tres años. Sin embargo, la situación política es convulsa, entre el 5 y el 12 de marzo de 1939 un complot, encabezado por el Teniente Coronel Casado, realiza un golpe de mano en el que son apresados todos los líderes decididos a continuar la resistencia, y la ciudad es entregada a Franco. Con las defensas de la ciudad colapsando, Ramón consigue escapar junto a un buen número de compañeros en el último momento, justo cuando las fuerzas franquistas les pisan los talones. A punta de pistola, encañonando al piloto que pretendía desertar, escapa en el último avión que despega rumbo a Orán (Argelia). Su combate por España terminaba allí, su destino como el de tantos luchadores por la libertad era incierto, ninguno se podía imaginar que la guerra para ellos sólo acababa de comenzar.

Nada más aterrizó en Orán y fue apresado por las fuerzas coloniales francesas, e ingresado en un campo de concentración para refugiados políticos provenientes de la guerra de España. El trato de las autoridades francesas con los exiliados españoles sería de todo menos digno. Los presos pertenecientes al Partido Comunista y al Ejército Popular de la República van a ser tratados como moneda de cambio en la batalla diplomática en ciernes entre las potencias occidentales, la Unión Soviética, y el Eje. Ramón, irreductible, junto con otro grupo de oficiales republicanos comienza a tramar un plan de fuga. No obstante, justo cuando estaban a punto de ejecutar su plan, interviene el Comisariado del Pueblo de Asuntos Exteriores de la URSS, el cual en un gesto de solidaridad internacional otorga la ciudadanía soviética a los reclusos. Ramón Soliva junto con otro importante grupo de exiliados son trasladados a la Unión Soviética donde son recibidos como héroes del mundo libre, con desfiles, discursos y conciertos. Después de una breve estancia en un centro sanitario, rehabilitándose de los estragos de la guerra y el presidio, se incorpora a la célebre academia Frunze para oficiales, donde acabaría graduándose con honores, siendo el mejor expediente de su promoción. Por desgracia la muerte, el sufrimiento, el dolor y las dificultades de la guerra no tardarían en volver a su vida.

En 1941 la Alemania Nazi declara la guerra a la Unión Soviética. En un primer momento las autoridades soviéticas no desean la incorporación de los héroes españoles al ejército rojo. Consideran que los exiliados españoles, que residen en el país en calidad de refugiados, han saldado con creces su compromiso con la causa antifascista, y que el futuro les reserva importantes esfuerzos en la liberación de su propio país. Sin embargo, el avance del frente hasta el corazón de Rusia fuerza la movilización total. Ramón combate entonces en la defensa de Moscú, ejerciendo labores de enlace entre el Estado Mayor y las líneas del frente situadas a las afueras de la capital. Repelida la ofensiva nazi, cambiadas las tornas de la guerra, es evacuado junto con el resto de españoles hacia el oriente, en concreto a la ciudad Taskent en la actual Uzbekistan.

Las capacidades como hombre de acción y líder militar “del Brujo” no pasan inadvertidas para el alto mando soviético. A principios de 1944 se abre el segundo frente, la guerra está decidida, y el gobierno soviético- que se sabe triunfante-prepara la fase posterior al conflicto. En ese momento es reclutado para tareas de inteligencia y desplazado rápidamente al Occidente donde previo contacto con los partisanos de Tito, se incorpora a la resistencia francesa. Regresaría a la URSS en 1949, momento en que el escenario internacional ha cambiado sustancialmente y los planes de invasión contra Franco han sido desestimados por los Aliados. Momento en que además aflora un gran conflicto al interior del PCE y el PSUC del que sale mal parado. Es apartado de los puestos de responsabilidad y cae en el ostracismo. Ramón entonces se retira a un pueblito cerca de Moscú donde a sus 37 años y tras dos guerras a sus espaldas vuelve a dedicarse a labores de electricista como ingeniero técnico. Esta sería su situación hasta 1959, cuando de nuevo los servicios de inteligencia y el ministerio de exteriores llamarían a su puerta con una última proposición: la posibilidad de embarcarse en una nueva misión, esta vez a las órdenes de un hasta entonces prácticamente desconocido Fidel Castro.

En las navidades del año 1959 Fidel Castro, por intermediación de algunos líderes del PSP, realiza los primeros contactos confidenciales con la Unión Soviética, en las que el PCE juega un papel importantísimo como interlocutor. De esos primeros contactos resulta la solicitud formal de la incorporación de los primeros técnicos y especialistas en materia militar y económica hacia la incipiente revolución cubana. En un momento en que ni al gobierno cubano ni a la URSS les conviene establecer una relación directa abiertamente. Por eso, además de por razones idiomáticas y culturales, ambas direcciones revolucionarias acuerdan que sean los “hispanosoviéticos” (como serían rebautizados los españoles refugiados en la Unión Soviética) quienes fuesen los elegidos para cumplir aquella tarea. Dolores Ibárruri ipso facto convoca a dos de los más distinguidos héroes de la resistencia: al célebre Francisco Ciutat y a nuestro Ramón Soliva. Entre marzo y abril de 1960, evadiendo el estricto control de los servicios de inteligencia británicas y estadounidenses, que ya entonces monitorizaban los movimientos de la URSS en lo que hasta entonces había sido su “patio trasero” llegan al país directamente para entrevistarse con la alta dirección de la revolución. Después de una conversación con Fidel, que según testimonios se prolongó durante más de doce horas, Ramón rebautizado como “Roberto Roca,” se incorpora al ejército oriental a las órdenes de Raúl, con quien desarrollaría una profunda amistad.

A partir de ese momento “Roca” se descartaría como asesor especialista, desempeñando un papel crucial en la profesionalización del nuevo ejército cubano, que debía armar unas auténticas Fuerzas Armadas de entre los restos del triunfante Ejército Rebelde. Los pormenores de su actividad en la Mayor de las Antillas quedarían para siempre reservados, mantenidos en la confidencialidad de su prudente y humilde silencio. Ramón se llevaría a la tumba los detalles de su participación en el intento de invasión mercenaria en Playa Girón, o en la lucha contra bandidos en el Escambray. Moriría en 1973 de regreso a su Cataluña natal tan sólo dos años más tarde, habiendo ofrecido su vida entera a la gesta de la solidaridad internacional.

Madre América

La traición de Cochrane

Sergio Guerra Vilaboy

Publicado

en

El 6 de octubre de 1821 el almirante inglés Lord Thomas Alexander Cochrane (1775-1860), jefe de la flota que había traslado el año anterior al Virreinato del Perú al Ejército Expedicionario del general José de San Martín, sublevó la escuadra, que tenía bandera de Chile, argumentando el atraso en el pago de sus servicios, y se la llevó rumbo norte. La traición de Cochrane fue un severo golpe a la causa de la independencia y debilitó al gobierno de San Martín como Protector de la Libertad del Perú.

Después de merodear con su flota por las costas de México y otros territorios hispanoamericanos del Pacifico, atacando barcos y guarniciones españolas, Cochrane volvió a Chile en junio de 1822, donde trató de indisponer a su gobierno con San Martín. Fracasado en sus propósitos, se puso a las órdenes de Pedro I de Brasil, que contrataba oficiales y soldados desmovilizados de las guerras napoleónicas. Además de dirigir la escuadra imperial brasileña en operaciones contra los portugueses, el almirante británico también reprimió a los republicanos de la Confederación del Ecuador, formada en Pernambuco en 1824, sublevados contra el absolutismo de los Braganza, por lo que fue gratificado con el título de marqués de Maranhao. Luego estuvo en Grecia entre 1827 y 1828, con los independentistas que luchaban contra el imperio otomano, para después dejar sus aventuras, al servicio del mejor postor, para regresar a su tierra natal.

Nacido en Escocia en 1775 en una familia arruinada de la nobleza, a los doce años se había enrolado como tripulante en la marina de guerra británica, donde tuvo una carrera meteórica y ganó cierta notoriedad. Se distinguió en las guerras napoleónicas y llegó a capitán de la armada real y a tener un escaño en la cámara de los lores. Acusado de un mega fraude en la bolsa de valores de Londres, fue expulsado en 1817 de la marina y el parlamento, despojado de condecoraciones, títulos e incluso condenado a prisión. Liberado, puso un aviso en un periódico para conseguir trabajo, anuncio que leyó un representante de San Martín, que lo contrató junto a otros oficiales y marineros británicos.

Al año siguiente, fue recibido por el Director Supremo de Chile, Bernardo O´Higgins, quien organizaba junto con San Martín la campaña para la liberación del Perú, recibiendo el grado de vicealmirante de la naciente flota nacional y la ciudadanía chilena. Además de contribuir a la ocupación de la base naval española más poderosa del Pacífico en Valdivia, el 3 de febrero de 1820, la escuadra de Cochrane transportó unos meses después al ejército de San Martín al Perú. En El Callao encerró a la flota enemiga y en sorpresivo combate naval se apoderó de la fragata Esmeralda, buque insignia de la marina española.

Pero Cochrane no era un patriota desinteresado, sino un mercenario obsesionado por recuperar su fortuna, por lo que cada vez que se apoderaba de una embarcación exigía su botín como si fuera un simple corsario, lo que San Martín no admitió. El tema fue enturbiando la relación entre los dos jefes militares, sobre todo desde agosto de 1821, cuando la situación hizo crisis al apoderarse sin autorización de recursos públicos del gobierno que estaban en una goleta anclada en Ancón. Indignado por el robo, San Martín le ordenó el 15 de septiembre que “restituya, a bordo de los respectivos buques, las propiedades que han sido tomadas de ellos por pertenecer, las más, al gobierno y las otras a los particulares que se hallan bajo mi protección.” Distanciados por el grave incidente, el almirante inglés, declarado en rebeldía, zarpó con la escuadra bajo su mando integrada por dos fragatas, una de ellas la propia Esmeralda, una corbeta, un bergantín y una goleta, lo que mereció el lapidario comentario de San Martín: “Este Lord metálico, cuya conducta puede compararse al más famoso filibustero”.

En 1828, enriquecido y de regreso en Londres, recibió cuatro años después el perdón de la reina Victoria por el fraude cometido y se le permitió heredar el título de conde de Dundonald y recibir el rango honorífico de contraalmirante de la marina real. Al morir con 85 años de edad fue enterrado con honores en la Abadía de Westminster y sobre su tumba se puso la inscripción “Libertador de Chile y Perú”. Quizás, como anota el historiador argentino Norberto Galasso en su biografía de San Martín Seamos Libres y lo demás no importa nada (2009), en reconocimiento al mercenario inescrupuloso que contribuyó a la expansión del imperio británico.

Adenda

Sirvan estas líneas para despedirme de los queridos lectores de la revista digital Informe Fracto y, en particular, de su sección Madre América, que invoca el nombre de un texto paradigmático de José Martí. Quiero agradecer en especial al doctor Carlos E. Bojórquez Urzaiz por la oportunidad brindada, desde abril de 2019, para colaborar en esta aventura del periodismo mediático, que me ha abierto nuevos horizontes. La publicación de más de doscientas cincuenta notas cortas, dos semanales, sobre temas desconocidos, insólitos o mal contados de la historia de América Latina, fue un verdadero desafío. No sólo para mantener una entrega regular y puntual, sino también conseguir que atrajeran a un público amplio y exigente, que de una ojeada pudiera leerlas en sus celulares. Gracias a Informe Fracto, y su excelente equipo editorial, algunas de esas notas aparecen en sendos libros publicados en Chile, lo que reconoceré siempre.

Sergio Guerra Vilaboy

Continuar Leyendo

La Nación y el Mundo

Difícil que prospere demanda por armas en EU: especialistas

Avatar

Publicado

en

Foto: https://lh3.googleusercontent.com/proxy/lEKA82Jz0RpxhyndFnD3YQNUzrSclEm-4GuuHrDvrj7JDPnpxdchdi7V8kdpedf8LFMIUUaTAs1T5_iSqODUQjIYDILNv4VsSVTGNhODnH7FgrNMtZRYRCEAuiyheNXc4vW3f2qk9IbEZUuU1ebqlLyp_h7-Rluji90Nu-67Wv3y6FT4XTfwDVDVEJ9zN4jeYdHz4s-LUAalQCEuZpN5

Ciudad de México, 1° de octubre del 2021.- El Gobierno de México busca que se establezcan protocolos para la venta de armas, pues en la actualidad no existe control ni información fidedigna sobre a quién se le están comercializando armas, explicó Raúl Sapién Santos, Presidente del Consejo Nacional de Seguridad Privada (CNSP),

“Resulta que cuando se comete un delito de alto impacto, como lo es el homicidio, al llegar la fiscalía a realizar el aseguramiento al lugar de los hechos, estas armas se tienen identificadas que provienen desafortunadamente del vecino país del Norte”, detalló.

Un juez federal en EU aceptó que las empresas acusadas vayan en bloque, en un juicio civil con el que México pretende obtener una indemnización por las prácticas negligentes.

En agosto pasado, el Gobierno de México recurrió a una Corte de Estados Unidos para demandar a fabricantes de armas a los que acusa de negligencia y propiciar un tráfico ilegal; entre las empresas están Smith & Wesson, Colt’s Manufacturing y Barrett Firearms Manufacturing, cuyo rifle de francotirador calibre .50 es un arma de guerra utilizada por los cárteles de la droga en México.

En EU existe la Ley Protection of Lawful Commerce in Arms Act (PLCAA), la cual impide que haya demandas frente a ese tipo de empresas por daños que hagan sus productos.

Carlos A. Pérez Ricart, profesor investigador del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) indicó que la demanda contra fabricantes de armas será difícil que prospere, porque en Estados Unidos la industria armamentista está protegida y los delitos que se cometen con armas en México son ejecutados por mexicanos.

“A ver cómo va a poder sortear el Estado, México va a tener que acreditar, como Gobierno, que es víctima de todo esto y eso tampoco es claro si lo vaya a poder hacer”, indicó.

Sin embargo, Pérez Ricart consideró que la demanda podría generar que las empresas modifiquen la forma en que distribuyen sus armas, lo que ayudaría a alinear incentivos entre los grupos de activistas en México.

“Grupos que pugnan un control de armas más estricto en Estados Unidos. La demanda es evidencia de que hay una buena estrategia del Gobierno federal a mediano y largo plazo para terminar con este tema; y es un indicio de que es un área prioritaria para el gobierno mexicano”.

En tanto, la vicecoordinadora de la bancada del PAN en el Senado, Kenia López, refirió que serán los jueces quienes definan conforme al marco legal, la demanda interpuesta.

“Habremos de ver cuáles son, cuál es el proceso jurídico, lo que tendrá que prevalecer son dos cosas: es la ley en términos nacionales y, por supuesto, que haya un entendimiento de cuáles son las prioridades para ambos países”.

También te puede interesar: Alarma el incremento de posesión de armas de fuego y delitos violentos en Yucatán

Continuar Leyendo

La Nación y el Mundo

En agosto se rompió el récord histórico de cifras de feminicidio en México

Avatar

Publicado

en

Foto: https://cnnespanol.cnn.com/wp-content/uploads/2020/02/200220092922-feminicidio-mexico-cifras-violencia-mujer-problema-pkg-matute-00025614-full-169.jpg?quality=100&strip=info

De acuerdo con el semáforo delictivo, también aumentó considerablemente el índice de violación y violencia familiar.

Ciudad de México, 30 de septiembre de 2021.- En agosto, el Semáforo Delictivo reportó cinco delitos en rojo: violación, violencia familiar y feminicidio, así como extorsión y narcomenudeo. Todos ellos están arriba de su media histórica mensual; mientras que la cifra de asesinatos de mujeres por razones de género rompió el récord histórico, con 107 víctimas durante ese mes. 

Incrementan delitos de violencia familiar y violación en casa


La violación y violencia familiar se ubican en rojo desde el mes de febrero y tienen incrementos importantes en el año de 31% y 20%, respectivamente. Los estados con las tasas más altas en violación son Chihuahua, Quintana Roo, Durango, Baja California Sur y Querétaro. Los estados con tasas más elevadas en violencia familiar son Chihuahua, Durango, Colima, Coahuila y CDMX. 

“La mayor parte de las violaciones se dan en casa por parientes cercanos y las víctimas son menores de edad”, comentó Santiago Roel, director del Semáforo Delictivo. 

 
Al cierre de agosto, el feminicidio rompió récord con 104 casos y 107 víctimas, la cifra histórica más alta y un incremento de 8% en el año. 

“El feminicidio suele ser un caso extremo de violencia familiar, por lo que no es de extrañarse su incremento, ya que la violencia familiar ha subido en todo el país de manera significativa. Por ello, es fundamental la atención oportuna de la violencia en casa y la protección de la familia en caso de riesgo extremo”, reiteró el directivo.
 
Los estados con tasas más altas de feminicidio en el año 2021 son Chihuahua, Morelos, Sonora, Quintana Roo y Sinaloa.
 

La extorsión suma varios meses en rojo con un incremento de 5% en el año. Los estados con tasas más altas son Zacatecas, Estado de México, Colima, Querétaro y Baja California Sur. En tanto, el narcomenudeo se ha mantenido en rojo todos los meses con un incremento de 9% en el año. Los estados con las tasas más altas son Guanajuato, Coahuila, Chihuahua, Baja California y Colima.  

 
El homicidio se ubica en amarillo con un informe de 2,394 carpetas en el mes, ligeramente por debajo de su media histórica mensual. Los estados con tasas más altas son Chihuahua, Baja California, Colima, Zacatecas y Sonora. Santiago Roel afirmó que “seguimos teniendo una de las tasas más altas del mundo por no querer resolver el tema de fondo a nivel nacional, mediante la regulación de las drogas”.
 
Por su parte, el secuestro se mantiene en verde y tiene una reducción de 28% en el año. Los estados con las tasas más altas son Chihuahua, Colima, Morelos, Tlaxcala e Hidalgo.
 
Robo de vehículo, a casa y negocio se mantiene en amarillo y presentan reducciones entre el 5 y el 10%.
 
Las lesiones dolosas (riñas) se ubican en amarillo en el mes; sin embargo, presentan un incremento de 10% en el año.
 

Calificación por estados
 
Los peores estados calificados en el mes de agosto, con 8 rojos, son Chihuahua, Nayarit, Nuevo León y Sonora. Por el contrario, el mejor calificado es Jalisco con un sólo rojo en su Semáforo Delictivo, seguido de Yucatán y Chiapas, con dos rojos.  
  
“Sigue sin resolverse la violencia del crimen organizado, en especial de narco-ejecuciones, es un tema federal y tampoco hemos sido capaces de hacer campañas efectivas contra la violencia en casa, que reduzcan los índices de violencia familiar, violación y feminicidio. Las familias mexicanas, y en especial las mujeres, siguen atrapadas entre la violencia extrema dentro y fuera de casa”, concluyó Santiago Roel.

También te puede interesar: Semáforo delictivo: 26 estados se ubican en rojo en violencia familiar

Continuar Leyendo

BOLETÍN FRACTO

RECOMENDAMOS