Conecta con nosotros

Voz de la Península

Cosas del idioma maya

José M. Tec Tun

Publicado

en

En los pueblos de Yucatán, existen muchos conocimientos que se han conservado y transmitido por generaciones, sólo a través de la tradición oral. Uno de los personajes que más desarrolla esta práctica es el trabajador del campo. El campesino al realizar su labor en el monte tiene la maravillosa oportunidad de admirar la naturaleza y estar en contacto directo con los árboles, lo que le permite generar ciertas interpretaciones que van cimentando sus conocimientos y creencias.

Los conocimientos obtenidos de los árboles son producto de prácticas agrícolas milenarias, pues la observación de la naturaleza, ha sido una actividad indispensable para la supervivencia de todo grupo humano. Asimismo, los vestigios arqueológicos y la información obtenida de los mayas prehispánicos son suficientes para afirmar que nuestros antepasados también generaron ese tipo de conocimientos.

En los pueblos del oriente del Estado de Yucatán, los campesinos, después de llevar el conteo y registro de las cabañuelas en el mes de enero, acostumbran observar, durante los siguientes meses, el comportamiento de ciertos árboles; los cuales van indicando lo que les depara el temporal con respecto a sus cosechas. Estas personas observan y creen en los mensajes de las plantas, lo que les permite tomar conciencia de los posibles resultados de sus cultivos. Esa práctica de anticiparse a los hechos les permite sin recelo aceptar la realidad cuando se presenta un año bueno o un año malo para la agricultura y al año siguiente volver con entusiasmo a trabajar la tierra y continuar la producción de alimentos para su subsistencia.

Considerando la importancia de esos conocimientos, hoy les comparto lo que se dice y cree de los árboles que a continuación se describen, mismos que integrarán nuestro vocabulario maya.

El roble.  El roble maya, es específico de Yucatán, a pesar de que el nombre no tiene nada que ver con el roble europeo. Es un árbol grande que puede alcanzar hasta 25 metros de altura, sus flores son blancas y se dan en racimos. La época de floración de este árbol está entre febrero y mayo, si la floración es abundante dará muchos frutos, lo cual pronostica buena cosecha, pues los frutos son amarillos como el maíz. Si florece atrasado indica que las lluvias van a venir atrasadas o serán escasas.

El cedro. El Cedro durante el mes de abril tira todas sus hojas para que en el mes de mayo vuelvan a brotar, en el mes de junio florece y cuando esto sucede indica que la temporada de lluvias pronto comenzará.

Al llegar las primeras lluvias fuertes, éstas  ocasionan que las flores del cedro caigan en abundancia, entonces, si después de la lluvia se observa que las flores flotan sobre el agua indica que vendrán buenas lluvias para las cosechas. Pero cuando las flores caen por falta de lluvias y se secan en el suelo, pronostican que no habrá buen tiempo y la cosecha será escasa.

La piñuela. Florece en el mes de diciembre para que sus frutos maduren en el mes de marzo. Estos son alargados y miden de 12 a 15 cm. aproximadamente. Los frutos pueden ser de dos tipos: de color blanco y de color rosado. Las hojas de la planta son semejantes a las hojas de la piña, tal vez de ahí se derivó su nombre. En las orillas tienen unas espinas semejantes a las uñas de gato y los frutos son comestibles pero se deben sancochar en agua de nixtamal o agua con un poco de sal para que no lastime la lengua. Cuando el pekeb o círculo donde se forman sus frutos es grande indica que habrá mucha cosecha de maíz, pero cuando es pequeña señala que habrá poco maíz. La forma de los frutos y su distribución en el círculo se asemejan al kúunche’ o troje donde se almacenan los elotes, pues van prendidos uno junto al otro.

El álamo. Este árbol tiene hojas muy resistentes a la sequía pues en los meses de enero a marzo sus hojas se ven frescas y son verdes. Cuando inician las lluvias en el mes de mayo el árbol empieza a tirar sus hojas, y si éstas caen en su totalidad, pronostica que habrá buenas cosechas, porque las lluvias serán abundantes. En el mes de junio le empiezan a brotar nuevamente sus hojas y a mediados de agosto o septiembre maduran sus frutos, los cuales son muy apreciados por los pájaros, principalmente por la xk’ok’olche’ o ruiseñor. Se cree que esta ave con su canto anuncia la lluvia. Cabe destacar que la corteza del álamo fue utilizada por los mayas para elaborar una especie de papel donde escribían sus libros o códices.

El cocoyol. Es una palmera que contiene muchos espinos. La época de floración es en el período que va de marzo a julio. Produce un fruto redondo al que le llaman tuk’. Cuando el racimo de flores de esta planta es abundante, a la primera floración, significa que dará muchos frutos y anuncia que habrá buenas cosechas. Pero si el ciclo de floración varía, es decir, florece tres o cuatro veces y da pocos frutos; anuncia que la cosecha será mala.Los frutos son verdes y redondos, alcanzando de 3 a 4 cm de diámetro. En el centro, la semilla tiene una carne comestible parecida al coco. También se utilizan los frutos para preparar en dulce o cocoyol melado.

La ceiba. La ceiba es un árbol que alcanza entre 20 y 25 metros de altura y su tronco puede medir hasta 8 metros de circunferencia. Florece en el mes de febrero y sus frutos maduran en el mes de abril. Cuando caen sus flores y no se quedan los frutos indica que no se quemará bien la milpa y por consiguiente no se logrará la cosecha del maíz.Los frutos de la ceiba son de forma elíptica, cuando cuelgan en abundancia indican que ese año es adecuado para la siembra de la sandía, pues su forma es semejante a esa fruta.

El ja’abin. El árbol del ja’abin crece entre 15 y 20 metros de altura y su tronco alcanza hasta 50 cm., de diámetro, florece en los meses de febrero y mayo. Sus flores son blancas y se dan en racimo. Cuando éstas brotan bien significa que habrá buena cosecha, pero si florece y se caen sin brotar, anuncia mal tiempo para la agricultura, es decir, habrá mucho sol y por eso las flores se secan antes de brotar.

Esta planta en su mismo nombre hace referencia a la lluvia, pues, está formada por las voces mayas ja’ (agua) y bin (indicador del tiempo futuro) lo cual puede interpretarse como “habrá agua”, es por eso que los campesinos lo tienen muy presente y cuando empieza a florecer se tiene el cuidado de observar su comportamiento, ya que indica cómo serán las lluvias, elemento indispensable para los cultivos de la milpa.

 Es importante señalar que las hojas de esta planta son utilizadas para confeccionar la mesa o altar en donde se ponen las ofrendas de la ceremonia del ch’a’a cháak o petición de la lluvia. También son usadas para preparar el pibinal y la cochinita pibil porque les proporciona un aroma y sabor muy especial.

El piich. El piich es un árbol que crece hasta 20 metros de altura y su tronco alcanza un diámetro de tres metros. Florece en el periodo de marzo a mayo, y es una especie muy apreciada por el campesino porque proporciona sombra, su madera se aprovecha para la construcción y las semillas son comestibles, ya que éstas se tuestan en el comal como las semillas de calabaza y son de buen olor y sabor.

Cuando el piich da muchos frutos anuncia que habrá buena cosecha en la milpa, pues sus vainas de color café oscuro y enroscadas en forma de orejas son semejantes a las tortillas que se secan al sol y quedan dobladas.

PALABRA MAYA PALABRA EN ESPAÑOL
Béek Roble
K’u che’ Cedro
Ch’om, Ch’am Piñuela
Kóopo’ Álamo
Tuk’ Cocoyol
Yáaxche’ Ceiba
Ja’abin Jabín, en español yucateco
Piich Guanacaste, Orejón
Ch’a’a cháak Petición de lluvia
xK’ok’olche’ Ruiseñor
Píibil k’éek’en Cochinita pibil
Kaabil tuk’ Cocoyol melado
Pekeb Círculo o camada donde se forman los frutos de la piñuela
Kúunche’ Troje

Y usted amigo lector, ¿conoce algún árbol y su mensaje? J.M.T. Mérida, Yucatán, 20 de julio de 2021.

Fuentes:
1.-Flora. Gobierno del Estado de Yucatán. Fichas técnicas de la flora representativa del Estado de Yucatán.
Recursos Naturales. 2018.

2.- Diccionario Maya Popular. Academia de la Lengua Maya de Yucatán, A.C. 2009.

Voz de la Península

Tras denuncia pública, investigarán protocolos de atención en la clínica del IMSS de Progreso

Lilia Balam

Publicado

en

Foto: https://www.yucatanalamano.com/wp-content/uploads/2019/05/IMSS2.jpeg

Ante la denuncia pública de la estudiante Ana Laura Contreras Abad de no haber recibido la atención adecuada en la clínica del  IMSS de Progreso, la institución anunció que iniciará la investigación correspondiente.

Mérida, Yucatán, 15 de septiembre de 2021.- Luego de que la estudiante universitaria Ana Laura Contreras Abad denunciara públicamente que no recibió la atención adecuada en la Unidad de Medicina Familiar (UMF) Número 2 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), ubicada en Progreso, la institución anunció que iniciará la investigación correspondiente para determinar si hubo omisiones en el protocolo del manejo médico de la paciente.

Como se comunicó en Informe Fracto, el pasado 12 de agosto, la joven se lesionó con un pedazo de madera que se le quedó incrustado en el pie. De acuerdo con lo que declaró en entrevista para este medio, no pudo subir con silla de ruedas al consultorio de la UMF porque la rampa de acceso estaba bloqueada. Además, ningún miembro del personal la ayudó a subir las escaleras, a pesar de que no podía caminar bien y de que su madre, quien la acompañaba, tiene problemas en la espalda.

Más aún, se le quedó un trozo de la astilla en el pie, pero no le hicieron estudios para confirmar en qué condición estaba y sólo le comentaron que “si sentía algo raro” debía acudir a los servicios de salud. La clínica no contaba con vacunas antitetánicas, por lo que Ana tuvo que acudir a la UMF número 59 de Mérida, donde tampoco tenían el biológico, pero gestionaron que se le aplicara una de las dosis destinadas a mujeres embarazadas.

En esa unidad médica le confirmaron que aún tenía un fragmento de madera en el pie, y le programaron una cirugía para un mes después, pero Ana decidió realizarse el procedimiento en una clínica particular, por temor a una infección.

Al respecto, el IMSS emitió una tarjeta informativa en la que confirmó que en Atención Médica Continua de la UMF Número 2 se le brindaron servicios a Ana Laura. Sobre la vacuna antitetánica, aseguró que “se le dio seguimiento” en la UMF Número 59, que es la unidad de adscripción de la joven.

El IMSS se comprometió a realizar la investigación correspondiente a fin de determinar si hubo omisiones en el protocolo del manejo médico de la paciente. En el documento aseguró que velará por brindar atención “con calidad y oportunidad” a las y los usuarios.

También te puede interesar: Señalan mala atención en clínica del IMSS de Progreso, piden mejorar el servicio

Continuar Leyendo

Voz de la Península

Retrasos en proyecto de transporte público en el periférico: iniciará operaciones hasta noviembre

Avatar

Publicado

en

El proyecto fue anunciado por el Gobierno del Estado el pasado mes de marzo, antes de las campañas electorales, y se aseguró que estaría listo en el verano.

Mérida, Yucatán, 14 septiembre de 2001.- Pese a que antes de las campañas electorales de este año el Gobierno del Estado anunció que en verano iniciaría operaciones una nueva ruta de transporte público que recorrería el Anillo Periférico de Mérida, ya no cumplirá ese compromiso en el plazo previsto. Esta mañana la autoridad local anunció que el proyecto arrancará hasta el próximo mes de noviembre.

A través de un comunicado, el Instituto de Movilidad y Desarrollo Urbano Territorial (IMDUT) explicó que el impacto económico de la pandemia del coronavirus derivó en afectaciones en las cadenas de suministro de la industria de la construcción y, con ello, se demoraron algunas obras de infraestructura, y trámites administrativos ante instancias del Gobierno Federal.

También argumentó que las condiciones meteorológicas que han generado fuertes lluvias desde mediados del mes de mayo, también contribuyeron al retraso de las obras.

“Se ha pospuesto para el próximo mes de noviembre la entrada en operaciones de la nueva ruta de transporte “Va y Ven”, que unirá a más de 129 colonias que colindan con el Anillo Periférico de la capital yucateca”, informó.

La dependencia estatal aseguró que, con todo, la construcción de la infraestructura que se requiere para el proyecto avanza a buen paso, y los trámites que se tienen que hacer ante algunos organismos federales, como el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras), para la administración de los recursos ya están en orden.  

El IMDUT remarcó la importancia de que toda la infraestructura que se requiere para la operación de esta nueva ruta esté totalmente lista, porque eso representa la seguridad de los peatones y de quienes harán uso de este servicio.

En su comunicado, el Instituto especificó que también se registraron retrasos en los procesos normativos con Banobras, entre otras instancias del Gobierno Federal, para poder contar con los recursos y permisos, los cuales también ya fueron solventados.

De igual forma, se realizaron diversos trámites para dar cumplimiento a varias normativas, especificaciones técnicas y permisos solicitados por empresas paraestatales como Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE), los cuales ya fueron complementados, añadió el IMDUT.

Todo esto ha permitido que la construcción de la infraestructura, como puentes peatonales, bahías, intersecciones, nuevas laterales, paseos peatonales, isletas de ascenso y descenso, así como la instalación de 68 paraderos en el Periférico, entre otros, ya tenga avances visibles.

Adicionalmente, se repavimentaron más de 10 kilómetros de las zonas más críticas del Anillo Periférico, lo cual, además de beneficiar a los automovilistas que transitan por esa vía cotidianamente, también permitirá a la nueva ruta denominada “Va y Ven” transitar de manera más segura.

También te puede interesar: Por fin habrá una ruta de autobús que conectará el Periférico de Mérida

Continuar Leyendo

Voz de la Península

Cosas del idioma maya

José M. Tec Tun

Publicado

en

Foto de Juan Fermín Santos Cortés

Existe en los pueblos de Yucatán, un conocimiento ancestral heredado de los mayas. Me refiero a la elaboración de la cal de manera artesanal, elemento indispensable para la edificación de las construcciones que hoy admiramos en los sitios arqueológicos de: Uxmal, Chichen Itzá, Kabah, Sayil, Labnah, Ekbalam y otros. Esta pequeña nota informativa, corresponde a un ensayo realizado en 1983, cuando estudiábamos la Licenciatura en Antropología Social. En aquellos tiempos se realizaban trabajos de campo aprovechando el periodo vacacional de Semana Santa y mi equipo optó por realizar la investigación correspondiente en Espita. El equipo universitario lo conformábamos tres estudiantes, jóvenes que soñábamos con ser investigadores: Juan José Castillo Domínguez, del municipio de Abalá, Juan Fermín Santos Cortés, de Izamal y su servidor José Manuel Tec Tun. El trabajo consistió en hacer un registro de las actividades productivas de los habitantes de Espita y nos involucramos con la gente del campo, quienes amablemente nos brindaron la información requerida. Visitamos una milpa y el rancho San José Cab, a unos cuatro kilómetros de la cabecera municipal. Allá nos preguntaron si sabíamos cómo se elabora la cal y, como mostramos nuestra cara sorprendida, entendieron que simplemente no sabíamos de qué nos estaban hablando. Entonces nos invitaron a ver cómo se prepara un horno para la elaboración la cal, es decir cómo se prepara una calera. Así pudimos documentar la elaboración de tan apreciado producto. 

Después de haber tumbado los árboles para hacer una milpa, se separan las maderas gruesas y duras para elaborar la cal, luego se limpia un terreno como de dos metros cuadrados, se van escorando los troncos de manera circular, dejando un orificio en el centro de la pirámide donde será introducido el fuego, una vez levantada la pirámide de troncos, con una altura aproximada de 2 metros, se procede a escorar sobre los troncos las piedras finamente partidas, lo cual alcanza una altura aproximada de un metro. Una vez finalizada la pirámide se espera que haya un buen día, de mucho sol y viento que presagia lluvia. Entonces se le prende fuego y se espera que se consuma en su totalidad, si al caso quedaran residuos de la madera se retiran y se espera que caiga la lluvia para que “la piedra calcinada florezca y brote la cal viva”, en esos términos se expresan los que lo elaboran. También comentaban que la gente mayor conserva la creencia de que las paredes y los techos de las iglesias sólo pueden ser reparadas utilizando la cal viva porque con ese material fueron construidas.

Acompañan este texto, dos fotografías tomadas por el compañero Juan Fermín Santos Cortés. En aquellos días se usaban cámaras mecánicas, a las que se les adaptaba un flash de cubito que alcanzaba para imprimir cuatro imágenes únicamente, y se utilizaban rollos de película fotográfica para 12 o 24 imágenes. Por lo anterior, puedo asegurar que las fotos que aún conservo son verdaderas joyas históricas. 

En esta ocasión, nuestro vocabulario maya estará relacionado con el proceso de elaboración de la cal artesanal.

Foto de Juan Fermín Santos Cortés

PALABRA MAYA SIGNIFICADO
Ta’an Cal
Tóok ta’an Quemar la Cal
Kuxul ta’an, Kuxa’an ta’an Cal viva
T’ab k’áak’ Prender el fuego
Tu’upul k’áak’ Consumir el fuego
Iik’ El viento
K’a’amkach iik’ Viento fuerte
U yiik’al cháak El viento que presagia lluvia
Sujuy ta’an Cal virgen
Ch’ak che’ Cortar la madera
Yéey che’ Seleccionar la madera
Púut che’ Acarrear la madera
Tsol che’ Escorar la madera
Yéey tuunich Seleccionar la piedra
Púut tuunich Acarrear la piedra
Pa’ tuunich Romper la piedra
Ts’ej tuunich Sacar lascas de la piedra
Tsol tuunich Escorar la piedra
Tóop’ol ta’an Brotar la cal
Náaxche’, náajche’ Tizón
Táajche’ Antorcha

Han pasado 38 años de haber hecho este registro, espero que los espiteños conserven ese conocimiento ancestral y lo sigan transmitiendo a las nuevas generaciones. JMT. Mérida, Yucatán, 14 de septiembre de 2021.

Continuar Leyendo

RECOMENDAMOS