Conecta con nosotros

Crónicas de Ixil

Personaje

Miguel Ángel Orilla

Publicado

en

Don Petronilo Baquedano Concha, allá a principios del año 19OO fue un próspero comerciante de abarrotes y ganadero. Ocupó diversos puestos públicos en el municipio que desempeñó con acierto y probidad. Casó con María Escobedo.

El 25 de septiembre de 1925 estando en su tienda ” El Tigre”, colocando en un pomo de cristal unos explosivos conocidos como “garbanzos,” éstos estallaron, hiriéndolo mortalmente en el pecho. Por lo peligroso de sus lesiones fue trasladado en un tren de vía al sanatorio de “La Ibérica” de Mérida, donde falleció el 3 de octubre de 1925.

En Ixil, su sepelio fue una sentida manifestación de duelo. Tiempo después, en el año de 1965, sus descendientes colaboraron en la construcción de la escuela primaria de esta localidad, a la cual se le puso el nombre Petronilo Baquedano, honrando la memoria de tal dilecto ixileño.

Continuar Leyendo
Clic para comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Crónicas de Ixil

LA GENTE: MI AMIGO BALSAMO

Miguel Ángel Orilla

Publicado

en

Aquí le presento a Bernabé Pech, en una escena cotidiana de Ixil. Tras la ruda y calurosa jornada de trabajo, este campesino retorna con su cargamento de leña cortada en lejanos montes del pueblo, acompañado de su fiel perro malix. “Bálsamo “, como le apodamos en la comunidad, es un hombre trabajador y frente a los tiempos difíciles que viven, no se raja. Con su actitud parece decir: “al mal tiempo buena cara”.

También es tricitaxista y albañil con lo que se ayuda para sostener a su familia. Desde estas líneas de Informe Fracto, saludo a “Bálsamo” y le deseo salud, por su ejemplo de trabajo y buena persona.

Continuar Leyendo

Crónicas de Ixil

Recordando a mis difuntos

Miguel Ángel Orilla

Publicado

en

Tengo presente días infantiles con mi hermano Juan (1928-2006). Compartimos la mesa, humilde sí, pero llena de alegría; donde las tortillas hechas a mano por mamá Docha, el huevo chuk, y el frijol kabax, nos parecía el mejor platillo del mundo.

Juan, toda su vida fue panadero. Sus manos mágicas elaboraron exquisitos panes: hojaldras kastakanes, roscas de agua, conchas, galletas de pico, etc. Durante los días de muertos su panadería lucía siempre llena de clientes; su venta de iniciaba desde las 5 de la mañana.

En la década de 1940, el béisbol era el deporte favorito de la comunidad y él fue un magnífico pelotero zurdo. Los aficionados de esa época aún recuerdan que dio el jonrón más espectacular: el batazo cruzó toda la plaza principal y la pelota se perdió en el monte. Formó parte de los equipos, Los Treces de Ixil y Estrellas. Le apodaban “El Chueco”.

También fue trovador; su canción favorita fue “Anillo de compromiso”. Empedernido lector que era, estoy seguro que le gustará leer esta mini crónica y me reclamara: ” Bachiller, te quedaste corto; aún hay más”.

Bienvenido querido “Chueco”…

Continuar Leyendo

Crónicas de Ixil

Los días de muertos en Yucatán

Miguel Ángel Orilla

Publicado

en

El Janal Pixán, la ceremonia maya de los muertos, es la conmemoración más importante de los difuntos. Los yucatecos y sus familias se organizan para recordar a todos sus antepasados que duermen el sueño eterno. La misma celebración del Janal Pixán involucra a todos: padres, parientes, hogar, cementerio, templo parroquial, clero. A los fallecidos se les limpia y prepara el camino; se arregla la casa, se desempolvan sus objetos personales, se busca el mejor retrato y, desde luego, se adquiere la “botellita y los cigarros que eran de su preferencia y se preparan ricas viandas aunque en vida, el muerto, no hubiera disfrutado de tal abundancia.

El trajín y los gastos, que se hace en el hogar, lo merecen los muertos porque sólo una vez al año llegan a la tierra y hay que recibirlos como se merecen. Aquí bien cabe decir que sí París bien vale una misa, El Janal Pixán bien vale una mesa de ofrendas.

Continuar Leyendo

BOLETÍN FRACTO

RECOMENDAMOS