Conecta con nosotros

Voz de la Península

CUATRO CASOS GRAVES DE CORONAVIRUS EN YUCATÁN

Lilia Balam

Publicado

en

Ya son 29 los pacientes con COVID-19 en la entidad, de acuerdo con la Secretaría de Salud.

Actualmente cuatro pacientes con COVID-19 (coronavirus) en Yucatán se encuentran hospitalizados ante la gravedad de su estado de salud, informó la Secretaría de Salud estatal (SSY).

De acuerdo con la dependencia, a la fecha se han detectado 118 casos sospechosos en la entidad: 73 fueron descartados, 16 se encuentran bajo análisis y 29 dieron positivo a las pruebas del Laboratorio Estatal de Salud Pública (LESP).

De éstos últimos, nueve ya se recuperaron, es decir, no presentan síntomas  ni pueden contagiar; 17 se encuentran estables, son monitoreados por la SSY y presentan sintomatología leve; y tres casos están hospitalizados y en aislamiento total ante la gravedad de su estado de salud.

De igual forma, la yucateca que contrajo la enfermedad en Canadá -cuyo caso no se cuenta entre las cifras estatales porque fue diagnosticado en el extranjero- sigue internada y aislada. Eso sí, los cuatro pacientes graves se mantienen estables. Según la dependencia local, las  personas con COVID-19 tienen de 17 a 63 años.

La autoridad sanitaria exhortó a la población a permanecer en casa para prevenir contagios y recomendó que quienes salgan de su hogar lo hagan sin compañía. También solicitó cuidar a los adultos mayores, mujeres embarazadas y personas con discapacidad, pues son los grupos más vulnerables.

Cabe recordar que actualmente se encuentra disponible la página coronavirus.yucatan.gob.mx, en la cual se presenta información sobre el COVID-19 y diversas estrategias de prevención y cuidado. De igual forma se estableció una línea telefónica (800 982 2826), para uso exclusivo de las personas que presenten síntomas del coronavirus. Se atenderá a la población tanto en maya como en español. 

Continuar Leyendo
Clic para comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Voz de la Península

Van cuatro decesos por COVID-19 en Yucatán

Lilia Balam

Publicado

en

Un hombre de 65 años, con diabetes, hipertensión y obesidad falleció este día. Ya van 78 casos del virus detectados en la entidad.

Hoy se registró el cuarto deceso por COVID-19 (coronavirus) en la entidad. El fallecido era un hombre de 65 años con diabetes, hipertensión y obesidad que se encontraba hospitalizado, informó la  Secretaría de Salud de Yucatán (SSY).

Aunque el paciente vivía solo, su hijo, quien no presenta síntomas, se encuentra bajo vigilancia estricta de las autoridades sanitarias locales. Tras la confirmación del hecho, el personal médico siguió los protocolos y lineamientos marcados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), e instancias federales, detalló la SSY.

La dependencia lamentó el hecho y reconoció la labor de los y las trabajadoras del sector salud que atendieron al finado. Cabe recordar que dos de los cuadro fallecidos por COVID-19 en la entidad eran extranjeros.

VAN 78 CASOS DE COVID-19 EN LA ENTIDAD

A la fecha se han confirmado 78 diagnósticos de COVID-19 en Yucatán en personas de 10 a 78 años. 55 individuos ya se recuperaron, es decir no presentan síntomas ni pueden contagiar. 11 tienen síntomas leves y se encuentran aislados y monitoreados por personal médico de la SSY.

Sin embargo, ocho se encuentran hospitalizados y en aislamiento social. Igual las dos yucatecas que contrajeron la enfermedad en Canadá y Perú, siguen internadas, pero sus casos no fueron incluidos en las cifras oficiales dado que fueron diagnosticadas en el extranjero. En total, diez personas se encuentran en el hospital ante la gravedad de sus síntomas.

Desde que inició la contingencia del virus, se han detectado 826 casos sospechosos de COVID-19, de los cuales 228 fueron registrados en la Vigilancia Centinela del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). 428 casos fueron descartados y 92 continúan bajo análisis.

Por medio del boletín, las autoridades solicitaron a la población permanecer en sus hogares y cumplir con las  disposiciones decretadas por el Gobierno Federal. Exhortaron a la ciudadanía a cuidar a los adultos mayores, mujeres embarazadas y personas con discapacidad, pues son los grupos más vulnerables.

Cabe recordar que actualmente se encuentra disponible la página coronavirus.yucatan.gob.mx, en la cual se presenta información sobre el COVID-19 y diversas estrategias de prevención y cuidado. De igual forma se estableció una línea telefónica (800 982 2826), para uso exclusivo de las personas que presenten síntomas del coronavirus. Se atenderá a la población tanto en maya como en español.

También se han puesto a disposición de la población chats de Whatasapp en español (999 200 8489) y en maya (9991 40 6622), para ofrecer diagnóstico automatizado del COVID-19.  

Continuar Leyendo

Ecos de una epidemia en Mérida

Voces de Santa Catarina

Miguel II Hernández Madero

Publicado

en

Caminamos por las calles, nos detenemos en algún parque o disfrutamos de la tranquilidad de algunos rincones de la ciudad, sin saber si nos observan o nos acompañan entes intangibles atrapados por el sufrimiento del pasado.

Hacia el poniente del centro de Mérida hasta hace poco menos de dos siglos, había un pueblo llamado Santa Catarina, habitado por mestizos e indígenas, siguiendo la tradición colonial de que en los barrios de la ciudad habitaran los descendientes de los colonos españoles o la gente “blanca” y sus servidores.

Santa Catarina era el primer pueblo camino al puerto de Sisal, era un poblado agrícola, que surtía de productos a la cercana ciudad, sus habitantes pasaron de súbditos del virreinato a ciudadanos, sin darse cuenta y sin notar cambio alguno en sus condiciones de vida. Eran pobres durante la Colonia, siguieron siendo pobres durante el Imperio Mexicano de Agustín de Iturbide y ya con la República continuaron con la pobreza.

A principios de la década de los treinta del siglo XIX, en Santa Catarina hubo una epidemia de cólera que afectó a casi toda la población del pueblo. Su cercanía con Mérida, el que fuera uno de los pueblos que surtían a la ciudad de hortalizas y otros productos, crecía el peligro de que la enfermedad se extendiera y las víctimas aumentaran mucho más. El entonces gobernador de la provincia, Antonio López de Santa Anna dispuso una solución feroz: Santa Catarina desapareció tras arder toda una noche en 1833.

El resplandor de las llamas se notaba en el horizonte al poniente de Mérida, lo insuficientemente lejos como para no escuchar el lamento de los habitantes del pueblo al ver que se consumían sus casas, sus sueños y sus vidas.

A Santa Catarina la purificó el fuego. Las casas fueron quemadas con los cuerpos de las víctimas adentro y, muchos aseguraron durante años, que hubo a quienes quemaron aún con vida, para borrar todo rastro de la enfermedad.

Del pueblo sólo quedaron cenizas y el recuerdo que se fue perdiendo con los años. Pero nadie volvió a habitar el lugar que durante décadas quedó como un territorio abandonado y llano antes de entrar a la capital.

Fue durante el porfiriato cuando tomó nueva vida. Ahí se construyeron edificios y hasta un parque, que fueron inaugurados por el mismo Porfirio Díaz en 1906, cuanto todo recuerdo había sido borrado y casi nadie, como hasta ahora, sabía lo que pasó ahí.

Pero aún dicen algunas personas que en los edificios y en el parque, a veces se oyen voces, o se ven cosas extrañas, quizás sean las voces de los Santa Catarina, quizás sean las almas de quienes se consumieron ahí sin haber alcanzado la paz.

¿Cuáles son estos lugares? Se preguntarán algunos. Los conocemos todos los meridanos y los yucatecos alguna vez los hemos oído mencionar, sin imaginar que pasó ahí. Recorrer el Parque Zoológico del Centenario es una tradición, la Ex penitenciaría Benito Juárez ha sido sede de escuelas y dependencias gubernamentales, la Facultad de Odontología, el Hospital Militar y el Instituto Neuropsiquiátrico, así como la actual sede del Centro Estatal de Bellas Artes, se levantan donde antes estuvo Santa Catarina.

Pero lo que inauguró el Gral. Porfirio Díaz en febrero de 1906 fueron la Penitenciaría, el Zoológico y el Asilo Leandro León Ayala, este último es actual del Centro Estatal de Bellas Artes. Tanto en el ex penal, como en el ex asilo (ahora Bellas Artes) hay quienes aseguran haber visto figuras que desaparecen, escuchados ruidos provenientes de la nada, o llegar a lugares que les inspira miedo, sintiéndose observados.

Tanto el asilo, como el penal, fueron lugares donde también hubo sufrimiento. Si ahora se dan esas manifestaciones, cuando baja el bullicio citadino, ¿cómo habrá sido cuando recién fueron inaugurado? Ambos fueron sitios de dolor, de sufrimiento y con muertes registradas ¿será que también vagan esas almas en pena por esos lugares?

¿Y el zoológico? Bueno, cuando baja el movimiento y todo queda en silencio, los testigos son los animales y esos, no hablan. Los trabajadores nocturnos del Centenario cuentan que a veces tienen miedo al pasar por ciertas zonas, pero lo atribuyen a la presencia de los animales. No saben nada de Santa Catarina, cuya memoria se ha perdido en el tiempo.

Así  es que no se extrañe si en esa zona se siente observado o ve algo inusual. Recuerde que está pisando el escenario de una tragedia, donde hubo mucho sufrimiento y mejor siéntase privilegiado, porque está escuchando voces del pasado: está escuchando las voces de Santa Catarina.

Continuar Leyendo

Voz de la Península

¿Cuál será el panorama económico de Yucatán después del COVID-19?

Lilia Balam

Publicado

en

Para el economista Gabriel Rodríguez Cedillo, no se podrá tener una visión completa hasta que concluya la contingencia del COVID-19, pero evidentemente las micro y pequeñas empresas y el sector servicios serán los más afectados por las medidas de aislamiento social.

Instituciones y organismos alrededor del mundo han vislumbrado distintos escenarios para la economía mundial, nacional o local al término de la pandemia del COVID-19 (coronavirus).

Sin embargo, para Gabriel Rodríguez Cedillo, investigador de la Facultad de Economía de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), no podrá tenerse una visión completa de las afectaciones en la economía hasta que concluya la contingencia sanitaria.

Con todo, el especialista formuló algunas observaciones sobre las posibles afectaciones a negocios, empresas y trabajadores debido a las medidas implementadas para evitar contagios, como el aislamiento social y el cierre de establecimientos.

1.- SECTOR SERVICIOS Y MICRO EMPRESAS, LOS MÁS AFECTADOS. No todos los sectores económicos resultarán severamente afectados por la pandemia, señaló Rodríguez Cedillo. En su opinión, el sector servicios será el más afectado, pues depende casi en su totalidad de factores externos y actualmente se encuentra paralizado casi por completo por las medidas de aislamiento social.

Además, en el caso del turismo, por ejemplo, le costará más tiempo reponerse, pues “la gente tendrá temor de viajar y será lento el proceso para que recupere la confianza necesaria para emprender viajes”.

Por otro lado, algunas grandes compañías cuentan con recursos suficientes para afrontar hasta seis meses sin actividad. Sin embargo, las empresas que viven al día, en su mayoría las micro y las pequeñas, recibirían un alto impacto en sus finanzas si detienen operaciones temporalmente en cumplimiento de las disposiciones oficiales implementadas para disminuir el riesgo de contagios.

“Desde las tienditas de la esquina, que ya tenían un problema estructural por los Oxxos, hasta las personas que venden comida en un carrito, pues viven al día, sacan su costo y lo que ganan lo invierten. Esas personas se verían muy afectadas y pueden tardar un poco más en recuperarse”, sentenció.

2. ¿ENCARECERÁN LOS PRODUCTOS BÁSICOS? La ciudadanía yucateca no ha dejado de cuestionar por qué si los precios de la gasolina bajan, los productos en los supermercados aumentan de precio. Al respecto, Rodríguez Cedillo indicó que los precios son decisiones empresariales, y desmintió que los precios de los bienes necesariamente deban aumentar al hacerlo el precio del combustible.

“Esta situación de contingencia nos está quitando el velo de los ojos. El precio es una decisión empresarial. Antes aprovechaban que subía el costo de la gasolina y automáticamente aumentaba el de los bienes, pero el precio de la gasolina no tiene ningún impacto, en realidad todo depende de la demanda. Ahora vemos un verdadero comportamiento de la demanda: los precios suben por la alta demanda”, detalló.

Sobre otros factores a tomar en cuenta como la inflación y el tipo de cambio, Rodríguez Cedillo puntualizó que aunque el costo de algunos productos se incremente, otros bajarán, pues “la gente se volcará a adquirir sólo lo estrictamente necesario” y dejará de lado otros artículos o bienes.

3.- ¿ES BUENA IDEA ADQUIRIR BIENES DURANTE LA CONTINGENCIA? Aunque durante la contingencia se puedan presentar buenas oportunidades para inversionistas con capital disponible, el investigador de la UADY no recomienda adquirir bienes en ese momento, pues eso no abonará al crecimiento económico.

“Una persona que no tiene dinero y que perdió su empleo venderá un auto, con valor de 100 mil pesos en el mercado, por 65 mil pesos. Si uno tiene el dinero, lo adquiere, tal vez es una ganga, pero se está afectando a otro. Es un juego de suma cero y en el sistema económico no beneficia. Es un movimiento astuto, pero no inteligente”, precisó.

Recomendó a la población más bien resguardarse, no “aprovecharse” de la situación económica y emplear su dinero con mesura, de manera prudente.

“No es hora de alocarse a comprar, porque lo que ellos compren ahora y lo acumulen, otros lo van a perder, entonces la economía no crecerá. Mejor esperar a que el mercado se restablezca”, sostuvo.

Continuar Leyendo

RECOMENDAMOS