Conecta con nosotros

Voz de la Península

Denuncian a sujeto por grabarlas en el baño de un restaurante, exigen justicia

Lilia Balam

Publicado

en

Fotografía tomada de Facebook

“No lo toman como si fuera un delito grave, lo minimizan, y nadie lo cree hasta que le pasa. Ver al tipo salir [de su puesto de trabajo] muy campante, diciendo que sí era su teléfono, con la sonrisa en el rostro, deja muy claro que sabe que no le va a pasar nada”, condenó Christy Gil Cardeña, quien fue videograbada en el baño de un restaurante de Mérida.

Mérida, Yucatán, 24 de septiembre de 2020.- Cuando el pasado lunes, Christy Gil Cardeña entró a un restaurante de Mérida en compañía de una amiga, no imaginó que el día se convertiría en una pesadilla. Las dos habían pasado horas caminando, por lo cual decidieron entrar al establecimiento para comer y relajarse. En el lugar había pocas personas, en su mayoría mujeres, y el ambiente era tranquilo.

De pronto, unos gritos rompieron la calma: una mujer pedía ayuda y exclamaba que todas las presentes debían retirarse. Al verla a punto de desmayarse, Christy y su acompañante intentaron tranquilizarla. Ella les dijo que alguien había grabado a su hija de nueve años en el baño; la menor, al acudir al sanitario, encontró un celular en las tuberías del lavabo, colocado estratégicamente para grabar a quienes utilizaran el inodoro.

“Muchas de las que estábamos en el restaurante ya habíamos ido al baño. Entonces yo le pedí a la señora que me mostrara el video. Al revisarlo, vimos que tenía alrededor de 57 minutos de duración y todas las que habíamos ingresado al baño aparecíamos en el vídeo haciendo nuestras necesidades. Se veía explícitamente todo: el rostro, el cuerpo entero, todo”, relató la joven en entrevista para Informe Fracto.

Consternadas, las afectadas revisaron de nuevo el video y notaron que al inicio de la grabación aparecía una persona acomodando el teléfono y empleando su zapato como referencia para enfocar el ángulo del inodoro. La madre de la niña exigió hablar con el encargado del restaurante para saber si reconocía al responsable. El dueño del negocio identificó rápidamente al perpetrador como trabajador del lugar, quien al ser cuestionado admitió ser el propietario del celular.

El personal llamó a la policía y brindó todas las facilidades para la detención del sujeto. Después del arresto, Christy, su amiga, la madre y tías de la menor, acudieron a la Fiscalía General del Estado (FGE) para interponer la denuncia correspondiente, pero se toparon con muchos obstáculos para concretar el trámite, por ejemplo, no les proporcionaban la información pertinente sobre el proceso que comprende entablar la acusación, y reiteradamente les decían que primero debían verificar si la detención se había llevado a cabo de manera correcta.

“Nosotras queríamos un apoyo para hacer la denuncia, pero nos encontramos con muchas trabas. Les explicamos que la evidencia era el celular de la persona detenida y el comentario fue que ellos no podían registrarlo porque era propiedad privada. Eso nos desmoralizó, porque ahí debe estar toda la información, se podría saber qué propósito tenían esas imágenes, si se las pasaron a alguien más. Además no sabíamos si nuestra información iba a estar a salvo, porque nos lo pintaron como que si no se comprueba nada, iban a soltar al individuo y sus pertenencias se le regresan, y nosotras ahí quedamos expuestas totalmente”, reprochó Christy.

De igual forma, sólo se consideró a la niña de nueve años como agraviada. Todas las demás fueron tomadas en cuenta en calidad de testigos, a pesar de que también aparecen como víctimas en el vídeo. A Christy le dijeron que esto era para agilizar el trámite, y si metía una denuncia por su cuenta, el proceso sería mucho más tardado y cansado. Solamente una agente le explicó que podía denunciar como víctima.

Finalmente, tras pasar cerca de tres horas en la dependencia, quedó asentada la denuncia por el delito de “invasión a la privacidad”. Ahora las afectadas esperan que se castigue al sujeto.

“Tal vez se escucha como algo común, pero no lo toman como si fuera un delito grave, lo minimizan, y nadie lo cree hasta que le pasa. Ver al tipo salir [de su puesto de trabajo] muy campante, a decir que sí era su teléfono, con la sonrisa en el rostro, deja muy en claro que sabe que no le va a pasar nada, que no va a recibir un castigo. No se vale que expongamos a nuestras niñas y niños a pasar por algo así”, concluyó Christy.

Continuar Leyendo

Voz de la Península

“Xi’imbailil-ha, Kaxan ts’ono’oto’ob”, la expo de cenotes que viaja por Yucatán

Avatar

Publicado

en

El trabajo del fotógrafo Joram Mennes podrá ser apreciado en los alrededores del convento de San Antonio de Padua, en Izamal, y en otras partes del estado de Yucatán, durante octubre y noviembre.

Izamal, Yucatán, 20 de octubre 2020.- Con el propósito de descubrir y dar a conocer las maravillas naturales de la península a través de impactantes imágenes, fue inaugurada la exposición “Xi’imbailil-ha, Kaxan ts’ono’oto’ob” (Paseo en agua, descubriendo cenotes), del fotógrafo Joram Mennes, en Izamal.

La muestra fue abierta el pasado 15 de octubre, en las rejas que protegen el convento de San Antonio de Padua, en el centro de la ciudad, donde, en un breve recorrido, se pueden observar y disfrutar las 12 imágenes.

Esta exposición fue montada con el fin de hacer conciencia sobre la gran riqueza natural con la que cuenta el estado, apreciando el gran tesoro subterráneo y el por qué es importante cuidarlo y preservarlo.

Los cenotes son una joya natural que se puede apreciar únicamente en la región. De igual manera, son una de las bellezas naturales más visitadas por turistas de todas partes del mundo.


El autor nació en Formentera, parte de las Islas Baleares, España, y ha vivido en México desde hace 10 años. Cuenta con una amplia experiencia en la exploración de las cavernas del estado y es un apasionado de la naturaleza, por lo cual se ha encargado de compartir su belleza inigualable.

Las fotografías se exhibirán hasta el día 28 de octubre en Izamal; posteriormente, se presentarán en Cholul, del 29 de octubre al 12 de noviembre, y en Valladolid, del 14 al 29 de noviembre.

Continuar Leyendo

Voz de la Península

Dzibilchaltún seguirá cerrado una semana más

Avatar

Publicado

en

Fotografía: https://www.locogringo.com/things-to-do/mayan-ruins/dzibilchaltun-ruins-merida

El cenote se desbordó, por lo cual se esperará a que regrese a su nivel, informó el Patronato Cultur.

Mérida, Yucatán, a 20 de octubre de 2020.- La zona arqueológica y el parador turístico de Dzibilchaltún seguirán cerrados al público, al menos una semana más. Esto por las afectaciones de la tormenta tropical “Gamma” y el huracán “Delta”, informó el Patronato Cultur a través de un comunicado.

De acuerdo con el boletín, en su momento se informará sobre la fecha precisa de reapertura, pues todo depende de las condiciones de la naturaleza, por ejemplo, que no haya lluvias tan intensas y que el cenote, el cual se desbordó, regrese a su nivel.

La dependencia recalcó que se está trabajando para restablecer las condiciones de seguridad y confort, a fin de que los turistas tengan una estancia placentera. Entre otras cosas, se quitan ramas de los caminos y se podan árboles, se reparan techos afectados por las constantes precipitaciones. También se está haciendo una limpieza general y fumigación en toda la unidad de servicio.

El Patronato Cultur ofreció una disculpa por los inconvenientes derivados de los fenómenos meteorológicos, pero invitó a la población a visitar El Corchito, en donde, a pesar de que sigue cerrada la reserva ecológica, podrá disfrutar de un paseo en lancha en el que, muy posiblemente, avisten flamencos.

Continuar Leyendo

Voz de la Península

Trata de personas en Yucatán: denuncian omisiones del Estado en el caso de Anahí

Lilia Balam

Publicado

en

Foto: (Foto: Pexels.com El texto de este artículo fue publicado en la dirección: https://www.mimorelia.com/detienen-a-una-mujer-en-morelia-implicada-en-trata-de-personas/ Por favor respeta la fuente original y agrega un enlace a la nota.

Anahí tenía 12 años cuando su propia familia la comenzó a explotar sexualmente. A los 18 años logró huir e intentó rehacer su vida. Tres años después las personas que la prostituían la encontraron, le han formulado amenazas y atacado. Activistas defensoras de los derechos de las mujeres señalan omisiones de las autoridades estatales en su caso y exigen justicia para la joven.

Mérida, Yucatán, 19 de octubre del 2020.- Anahí era una niña cuando su familia la comenzó a explotar sexualmente. Al cumplir la mayoría de edad logró escapar e intentó rehacer su vida, pero quienes la obligaban a prostituirse la encontraron, amenazaron y agredieron. Pese a las denuncias interpuestas ante instancias estatales y federales, la joven no cuenta con las medidas suficientes para proteger su vida, por lo cual activistas defensoras de los derechos de las mujeres señalaron omisiones de las autoridades en el caso y exigieron justicia para la víctima de  trata de personas.

ANAHÍ Y SU BÚSQUEDA DE JUSTICIA

Tenía 12 años cuando sus parientes comenzaron a vender sus servicios sexuales a hombres, entre ellos “políticos y gente prominente”. A los 18 años, Anahí logró escapar de quienes la mantenían cautiva, y trató de salir adelante. Se casó y tuvo una hija. Sin embargo, tres años después, quienes la explotaban la encontraron y la acosaron para obligarla a prostituirse de nuevo, explicó en rueda de prensa Adelaida Salas Salazar, representante del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio en Yucatán.

A principios de agosto, tras las amenazas, publicaron fotos íntimas de la joven. Entonces ella acudió a la Fiscalía General del Estado (FGE), para denunciar. En la dependencia, le dijeron que “el delito [referente a la explotación sexual] ya había prescrito, no se podía hacer nada” y únicamente interpusieron el recurso por la difusión de las imágenes.

Los ataques fueron subiendo de tono: días después la intentaron secuestrar. El hecho fue reportado, pero las autoridades estatales únicamente implementaron rondines de elementos policíacos.  

En septiembre, entraron a su casa y la golpearon hasta romperle varias costillas, pese a que supuestamente ya contaba con las medidas de protección. “Cuando ocurrió la agresión pidieron ayuda a la policía y tardó dos horas en llegar”, señaló Salas Salazar. El ataque fue denunciado el día 22 de ese mes.

Anahí también acudió a la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEEAV), dependencia federal, para denunciar el delito de trata de personas, pero tardaron 15 días en realizar el escrito para que interponga el recurso ante la Fiscalía General de la República (FGR). Aunque el 5 de octubre se abrió la carpeta de investigación, “hasta ahorita no se tiene respuesta de si va a tomar el caso o no”, detalló la representante del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio en el estado.

De igual forma, la joven tramitó un amparo en el Juzgado Noveno de Distrito en Materia Administrativa, con sede en la Ciudad de México. Éste fue admitido el 1° de octubre, por lo cual se ordenó a las autoridades yucatecas, a otorgarle a la víctima las medidas necesarias para proteger su vida y rendir un informe sobre el caso en un plazo de diez días. Pese a que el plazo de la orden federal ya venció, Anahí aún no cuenta con custodia permanente y teme por su vida, y la de su familia.

ACTIVISTAS EXIGEN PROTECCIÓN Y JUSTICIA

Ante la situación que atraviesa Anahí, activistas defensoras de los derechos de las mujeres recalcaron que el Gobierno del Estado ha caído en desacato y exhortaron a las autoridades locales a  cumplir con las órdenes del Juzgado Noveno de Distrito y otorgar medidas de protección efectivas a la joven para salvaguardar su integridad.

“Estuvo la patrulla únicamente dos días frente a su casa, ella solo tiene los rondines que no sirven para nada. No entendemos cómo, si hay un amparo federal, el Gobierno del estado sea omiso y no lo cumpla, es un mandato federal y la usuaria no tiene a nadie cuidándola, lo cual pone en grave riesgo su vida”, sostuvo Salas Salazar.

Las autoridades estatales han minimizado el grave problema de violencia de género del estado, el cual se ha acentuado en los últimos años, según los casos graves de violaciones a los derechos de las mujeres reportados ante distintas instancias, por lo cual se requiere capacitar en temas de género a quienes laboren en el servicio público, e implementar medidas para garantizar que todas las yucatecas puedan acceder a la justicia, indicaron las activistas.

“Tenemos una Fiscalía deficiente que revictimiza sobre todo a las mujeres cuando van a denunciar y eso inhibe el acceso a  la justicia. Tenemos un Gobierno que no se pronuncia en materia de violencia de género, violencia doméstica y feminicidio. Tenemos una Secretaría de las Mujeres que minimiza los números, los casos y dice que aumentan los feminicidios como aumenta la violencia en el mundo. Minimizar el problema, no hablar de ello e intentar invisibilizarlo, no lo soluciona, solamente lo agrava, al no haber consecuencias palpables para los autores de la violencia de género”, externó Yazareth Rosado, de la Red de Abogadas Violeta.

Por su parte, Stephanya Gual Martín, fundadora de Todas Somos Fernanda, hizo un llamado urgente a las autoridades locales “a no hacer oídos sordos” ante las “cifras rojas” de la violencia contra las mujeres en el estado, y expresó que quieren viva y segura a Anahí.

Las integrantes de las agrupaciones advirtieron que, de no obtener respuesta por parte de las instancias estatales y federales, acudirán a organismos internacionales, como la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), así como a asociaciones nacionales, para proteger a la joven y a su familia.

LOS CASOS DE TRATA EN YUCATÁN

Hasta agosto del 2020, en Yucatán se habían abierto 14 carpetas por el delito de trata de personas. En cuatro de esos casos, las víctimas eran mujeres, de acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública. Esta cifra es superior a la reportada el año pasado, cuando se registraron 11 casos del mencionado delito.

Continuar Leyendo

RECOMENDAMOS