Conecta con nosotros

Voz de la Península

DEPRESIÓN Y SUICIDIO PODRÍAN AUMENTAR TRAS CONTINGENCIA POR CORONAVIRUS

Lilia Balam

Publicado

en

La psicóloga clínica Marina Fernández Levy recomienda a la población monitorear conductas y estados de ánimo durante el aislamiento en el hogar para prevenir crisis.

El aislamiento social implementado ante la pandemia de COVID-19 (coronavirus) podría generar ansiedad, tristeza, angustia, miedo e incluso el Síndrome de FOMO en la población, además podría incidir en conductas violentas dentro de los hogares. Sin embargo, la problemática empeoraría al concluir la contingencia: podrían incrementar los casos de depresión y suicidio, informó la psicóloga clínica y consejera técnica del Colegio de Psicólogos de Yucatán, Marina Fernández Levy.

De acuerdo con la especialista, durante la imposición de medidas para aislar a la población se podrían presentar casos de angustia, tristeza, ansiedad y miedo en algunas personas, sobre todo en menores de edad, pues viven “una pérdida de contacto social”, lo cual conlleva un proceso de duelo.

Algunas personas también podrían desarrollar el Síndrome de FOMO (Miedo a perderse algo, por sus siglas en inglés “fear of missing out”), una patología psicológica descrita como ansiedad social, caracterizada por sentir aprensión al pensar que otros podrían estar teniendo experiencias gratificantes en las cuales uno no participa.

“Con el aislamiento, una persona puede pensar que está quedando fuera del círculo social, sobre todo los jóvenes, que tal vez no tienen una comprensión completa de lo que sucede y piensan que sus amigos están haciendo otras cosas que los excluyen”, describió la psicóloga.

Por otro lado, la violencia contra las mujeres también se podría agravar, pues generalmente los agresores son miembros de la familia y ahora deberán permanecer mucho tiempo juntos, además que “el encierro propicia conductas que pueden aumentar y generar violencia o conflictos”.

Sin embargo, al término de la contingencia sanitaria se exacerbarían las problemáticas en temas de salud mental, pues podrían incrementar los casos de depresión y suicidio.

“En el momento del aislamiento no vamos a ver más casos de suicidio porque durante la emergencia uno se mantiene alerta, está activo y distraído en diferentes cosas. Conforme pasa el tiempo nos damos cuenta que estamos tristes y entonces se puede desarrollar un problema. Incluso podrían presentarse casos de estrés postraumático por la situación de emergencia que pasamos a nivel internacional”, sostuvo Fernández Levy.

Por ello, la experta recomendó a la población tratar de mantenerse ocupada durante la fase de aislamiento: generar y seguir rutinas que la mantengan activa. Las nuevas tecnologías podrían ser herramientas de apoyo durante la contingencia, pues permiten acceder a distintos contenidos para aprovechar el tiempo y mantener contacto con quienes están lejos.

También es importante monitorear conductas y estados de ánimo durante el aislamiento, tanto de quienes tengan una enfermedad psiquiátrica diagnosticada como de quienes no.

“Tenemos que ser muy observadores con las personas diagnosticadas con depresión, ansiedad, con ideas suicidas o trastornos psiquiátricos y en el momento en que veamos cambios comunicarnos de inmediato con el médico. Una parte de la población no está diagnosticada pero tiene síntomas, probablemente su sintomatología se agrave durante el aislamiento y por tanto hay que estar alertas”, dijo.

Eso sí, Fernández Levy recalcó en que la mayoría de las personas oriundas de Yucatán ya cuentan con “mecanismos protectores” para afrontar estos cambios, pues han afrontado situaciones de emergencia ante el paso de huracanes.

Sin embargo, insistió en que lo mejor es encontrar tareas que permitan a las personas mantenerse ocupadas y desahogar la energía que tengan, como hacer rutinas de ejercicios en casa o realizar actividades que involucren a todas las personas que vivan en una misma casa. Incluso podría ser una oportunidad para conocer mejor a la familia y reflexionar sobre los objetivos de vida, apuntó.

Finalmente recordó que es importante seguir las recomendaciones de las dependencias estatales o federales,  y no compartir noticias falsas o alarmistas, pues propician la confusión y la ansiedad. Para mayores detalles sobre salud mental, se puede seguir la página de Facebook “Psicóloga Marina Fernández”.  

Voz de la Península

Movilidad urbana y crisis sanitaria, deudas sociales

César Benítez

Publicado

en

Foto de César Benítez

Al finalizar la Segunda Guerra Mundial Alemania y Japón tuvieron que trabajar por muchos años tanto en la reestructuración de sus ciudades como en la de su propia sociedad. Desafortunadamente la guerra representó una “oportunidad” nada grata para que dichas naciones tuviera que hacer frente a cambios sociales y romper paradigmas sobre los cuales estuvieron viviendo durante largos años.

Actualmente nuestro mundo contemporáneo atraviesa por una crisis, originalmente sanitaria, que ha derivado en problemas de índole financiero, económicos, comerciales, tecnológicos, etc. Estos han impactado en todos los niveles de las diversas sociedades a nivel mundial, y van desde el núcleo familiar hasta las altas estructuras de organización de las grandes sociedades y potencias.

En el caso de nuestra país, Mexico, y particularmente de Mérida, hemos sido testigos del enorme golpe negativo que se ha producido en los diversos sectores, principalmente en el comercial, del cual dependen gran cantidad de familias, familias que desde que empezó la crisis sanitaria del COVID19, han tenido que realizar estrategias para mantener en activo los negocios e ingresos mermados, sea cual fuera el giro que estos tengan.

Sin duda uno de los principales problemas que muchos hemos enfrentado durante esta crisis (y es valido mencionar que desde muchos años atrás) es el del transporte público. Hace apenas un par de semanas se anunció la “reactivación económica” del estado, la cual incluía la apertura de gran cantidad de negocio considerados “no esenciales”, las plazas comerciales, cines, y otros más.

Por todo lo anterior es comprensible que la capacidad del transporte público de la ciudad quede rebasada por las necesidades de movilidad urbana y laboral de miles de trabajadores que a diario salen a buscar el sustento, sin considerar que, debido a las restricciones ocasionadas por la misma contingencia sanitaria, los estudiantes no están usando el transporte público aún, ya que cuando llegue ese momento enfrentaremos a situaciones en verdad caóticas.

Es mas que evidente que el gobierno estatal en turno, poco o nada se preocupa por dicha situación, y muestra escasa empatía y capacidad conciliadora con la clase trabajadora, ya que si bien han implementado algunas medidas de control, estas  únicamente son acciones mal planificadas que a nivel funcional no han ayudado realmente a solucionar los problemas de movilidad de la gente. Desde la restricción en cuanto a los horarios de circulación y la cantidad de unidades de transporte disponibles, hasta la penosa y humillante modificación de los paraderos de los autobuses fuera del primer cuadro de la ciudad, so argumento de que con esto no sólo disminuirán los congestionamientos de usuarios sino que también mejorará la imagen de centro histórico de la ciudad de Mérida.

Todo consumidor del transporte publico sabe lo complicado que es coordinar horarios para transbordar entre una unidad y otra con tal de llegar a tiempo al trabajo, sacrificando horas de descaso y de convivencia familiar. Con la reubicación de los paraderos será necesario invertir más tiempo para poder atravesar la ciudad de un punto al otro, pues un usuario de alguna ruta del sur, descenderá en las inmediaciones del mercado municipal y para tomar alguna ruta del norte, le será necesario desplazarse hasta las calle del parque de Sant Lucia o de la famosa “plancha”. Es evidente que los desarrolladores de esta iniciativa nunca pensaron en cómo se verían afectadas las personas de la tercera edad, las madres que salen con sus hijos y desde luego mujeres embarazadas o personas con discapacidad que necesitan salir a sus trabajos o a resolver situaciones de índole personal: pagar sus servicios, acudir al banco, etc. No todos tienen la posibilidad de hacer sus trámites a través de una aplicación en el celular o vía internet.

Los concesionarios del transporte, ni el propio gobierno pensaron en el desgaste físico que representa para los usuarios moverse de un punto a otro y peor aún con el calor, bochorno y las altas temperaturas que tanto caracterizan a nuestra ciudad. Tampoco pensaron en los daños colaterales que sufrirían los vecinos de ciertas zonas de la ciudad al reubicar en sus calles tranquilas, los nuevos paraderos para que se movilicen miles de usuario día a día.

Con base a la experiencia de aquellos años 2002 ó 2003, tiempo en el que Ana Rosa Payán tuvo toda la buena voluntad, pero no la planeación ni información,  de crear un circuito interior para “mejorar la viabilidad de la ciudad” podemos atrevernos a pensar que la medida de la reubicación de los paraderos será una medida con pocas posibilidades de éxito, y peor aún, quizás será un proyecto que quedará trunco al finalizar la administración en turno.

Sin duda, la modernización y mejora del transporte público ha sido una deuda social que varias administraciones nos deben a los meridanos y yucatecos. Ha sido un tema que se ha dejado en el tintero y que solamente se esgrime con fines de proselitismo y candidaturas. Ojalá de verdad nuestras autoridades se tomaran molestia de trabajar en medidas y políticas sociales pensadas desde la sociedad y no únicamente desde un escritorio.

Si nuestra ciudad, y estado, buscan posicionarse y mantener el estatus de “mejor lugar por vivir”, deberían implementar condiciones, infraestructura y una educación urbana dignas de cualquier sociedad de primer mundo, con las cuales habitualmente nos comparan.

Continuar Leyendo

Voz de la Península

Yaxunah en Yucatán, un viaje ancestral por la Cultura Maya

Avatar

Publicado

en

FOTOS CORTESÍA DE SEFOTUR

Mérida, Yucatán, 18 de septiembre de 2020.- Yucatán es uno de los lugares donde, hace varios siglos, los mayas se establecieron en distintos puntos, construyeron grandes e impresionantes ciudades como Uxmal, Kabah, Labná, Mayapán o Chichén Itzá, que hoy en día son símbolo de una civilización sin precedente, dando origen a lo que hoy conocemos como la cultura maya, que aún se mantiene viva entre un gran número de comunidades indígenas.

Yaxunah es una de estas localidades que ha preservado su cultura e identidad, con una población de 700 habitantes. Está ubicada en el municipio de Yaxcabá, cerca de Pisté y a unos 25 o 30 minutos de Chichén Itzá. Conserva sus costumbres, creencias, lengua maya, vestimenta y casas tradicionales construidas con madera y huano. Sus pobladores, mujeres y hombres, descendientes de la cultura maya, se han organizado en tres grupos: Lol Kum, Compadres y el Parador Turístico, para ofrecer recorridos y recibir visitantes de diferentes partes del mundo, invitándoles a vivir experiencias únicas de naturaleza, gastronomía y cultura, que incluyen alojamiento en cabañas, alimentación y diversas actividades.

En el trayecto se puede escoger entre la Inmersión al Maíz, que es la oportunidad ideal para conocer el proceso de producción de este alimento tan importante para los mayas, que representa el espíritu del pueblo; Preparación de la Cochinita, típica comida maya cocinada al horno pib, bajo tierra envuelto en hojas de plátano; Talleres de Artesanías, donde artesanas y artesanos muy habilidosos les enseñarán sus obras con gusto y lo invitarán a participar en parte del proceso; y la visita a la zona arqueológica y al cenote o, un día entero.

La localidad se ha organizado en una cooperativa con la que son ejemplo de un modelo de turismo comunitario y el 10 por ciento de lo recaudado en cada actividad se destina a un ahorro comunitario para proyectos locales. Además de tener esta oferta turística, de la que muchos obtienen sustento económico, promueven y aún mantienen la cultura de la cosecha de frijol, jamaica, calabaza y maíz, con lo que producen maíz con coco, pozole de tortilla, choko sakán y sa’kab de maíz, entre otros productos, de los cuales son consumidores, siendo así, una comunidad sustentable.

El lugar es pequeño, pero en el Parador Turístico se puede rentar una bicicleta y pedalear hasta la zona arqueológica de Yaxunah, que está a escasos 10 minutos, donde alguno de los promotores culturales, como ellos suelen nombrarse, contará a detalle todo lo que sabe de la zona, misma en la que se encuentran monumentales construcciones, rodeadas de milpas y densa vegetación. Se sabe que esta zona arqueológica estuvo comunicada con Chichén Itzá y Cobá a través de un sacbé o camino blanco, de hasta 100 kilómetros, por lo cual se piensa que pudo ser una frontera política. Alcanzó su máximo esplendor entre los años 900 y 600 antes de Cristo.

Las huellas encontradas en el sitio revelan que la ciudad tuvo una agricultura intensa y que debió ser sostén para la numerosa población del norte peninsular, aunque después fuera abandonada y destruida mucho antes de la llegada de los españoles, alrededor del siglo X o XI.

De regreso al poblado, visitar el Banco de Semillas será una experiencia única, donde esta comunidad ofrece semillas a quien las requiera para la siembra con la condición de devolver éstas cuando se obtenga la cosecha. Además, a través del proyecto Traspatio Maya, venden los productos de sus huertas a diferentes partes de Yucatán.

En la comunidad también hay muchas personas dedicadas a la artesanía, que han aprendido a trabajar la madera realizando originales y coloridos diseños de máscaras, calendarios mayas y llaveros, pero también hay otro grupo que trabaja el cuerno de toro, con lo que hacen accesorios como collares, pulseras, aretes realmente hermosos.

El urdido de hamacas es otro de los oficios de esta comunidad de indígenas mayas, las producen de algodón adornadas con crochet. Como dato curioso, la fabricación de este tipo de objetos les lleva hasta tres semanas. También, elaboran pedidos especiales, incluso para lámparas y otros accesorios. 

Las y los artesanos se encuentran a un costado del Banco de Semillas, a tan sólo unos cinco minutos del cenote Lol-há, que significa flor o capullo de agua. Desde la entrada a éste, que se encuentra cercado, se puede observar su gran profundidad, rodeado de muchos árboles de diferentes tipos, que son hogar de una gran variedad de animales como golondrinas, búhos y el pájaro toh, además de ardillas y mapaches.

De regreso al parador turístico, al frente está el Centro Cultural Comunitario de Yaxunah, que cuenta con un jardín botánico, una biblioteca, una sala de usos múltiples y un área de eventos al aire libre. Dentro, se instaló el Museo Comunitario, donde se realizó una museografía que tiene las siguientes áreas: maya, prehispánica de la comunidad (o zona arqueológica local), de entierros prehispánicos y coloniales, de las haciendas coloniales, de ritos, fiestas y tradiciones locales, y de infantes.

Para finalizar, la deliciosa gastronomía local, preparada por las cocineras tradicionales de la comunidad, cerrará con broche de oro la visita por esta comisaría. El olor de las hierbas quemadas bajo tierra que cubren los recipientes donde preparan la cochinita o el relleno negro, entre otros platillos, llenarán tus sentidos y despertarán tu apetito, para que, con unas tortillas calientitas y recién hechas a mano, se disfrute de los sabores de la cocina maya.

Yaxunah es considerada para formar parte del programa Aldeas Mayas de Yucatán de la Secretaría de Fomento Turístico de la entidad (Sefotur), con el que se busca integrar un circuito turístico de comunidades indígenas y centros turísticos mayas en el estado, para diversificar la oferta de atractivos a través de un producto innovador para visitantes en búsqueda de estas experiencias.

Para organizar la visita, primero es fundamental contactar a la cooperativa ya sea en Facebook como Parador Turístico Yaxunah o por Whatsapp al 985 114 0808. Segundo, deben llevar ropa fresca y zapatos cómodos, sombrero o gorra para la caminata en la zona arqueológica y el pueblo. Para conocer el cenote, es preciso usar sandalias y traje de baño, si se usa repelente o bloqueador, es mejor que sea ecológico. Por último, es indispensable hidratarse constantemente.

La cooperativa desea que todos sus visitantes se sientan tranquilos y con la confianza de estar cuidando su salud, por lo que ha implementado estrictas medidas de seguridad sanitaria, como el proceso de desinfección de automóviles al ingresar al poblado, proporcionar gel antibacterial, el uso obligatorio de cubrebocas y la toma de temperatura a través de termómetros digitales.

Continuar Leyendo

Voz de la Península

Piden justicia por la muerte del joven que fue atropellado por una patrulla

Avatar

Publicado

en

Foto: http://infolliteras.com/2020/09/18/cerraron-carretera-merida-tixkokob-familiares-y-vecinos-de-marvin-jimenez-madrigal-quien-fue-atropellado-presuntamente-por-una-patrulla-de-la-secretaria-de-seguridad-publica-ssp-el-domingo-pasado/

La madrugada del domingo fue atropellado por una patrulla el joven Marvin Jiménez Madrigal en la colonia Francisco Villa Oriente. Aunque la SSP aseguró en un comunicado que estaba fuera de peligro, el joven falleció ayer.

Mérida, Yucatán, 18 de septiembre de 2020.-  La madrugada del domingo, una patrulla de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) atropelló a Marvin Jiménez Madrigal en la colonia Francisco Villa Oriente, en Kanasín. Pese a que la dependencia aseguró en un comunicado que estaba fuera de peligro, después de permanecer varios días hospitalizado, el joven falleció ayer. Para exigir justicia por el deceso, su familia, vecinos y vecinas bloquearon la carretera Mérida-Tixkokob.

El grupo colocó piedras, ramas y cuerdas en la mencionada vía, donde la madre del fallecido, María Santos Madrigal Sánchez, refirió que su hijo tenía 29 años y trabajaba en una tienda de autoservicio. Aseguró que la patrulla 6619 de la SSP, asignada al Sector Oriente, iba a exceso de velocidad y con las luces apagadas, por lo cual el joven no notó que se aproximaba.

Tras el siniestro, Marvin fue trasladado al Hospital General “Agustín O’Horán”, pero no en una ambulancia, sino a bordo de una patrulla, según el personal médico. Además, la madre aseguró que su hijo estaba inconsciente y, por lo tanto, rechazó la “versión oficial” que brindó la corporación en un boletín donde afirmaba que el joven estaba fuera de peligro.

La madre de Marvin también comentó que al intentar denunciar el hecho en el Ministerio Público, elementos de la Policía Estatal le pidieron su teléfono celular con el argumento de que debían verificar el número de la unidad involucrada en el siniestro, pero sólo borraron la evidencia que contenía el dispositivo.

Por esas irregularidades, Madrigal Sánchez concluyó que los uniformados se están encubriendo, pues aún no tenía información sobre la detención de algún policía involucrado en los hechos.

A causa de la intensa congestión vehicular que ocasionó el bloqueo, varias patrullas de la SSP acudieron al lugar para dialogar con las y los manifestantes. Posteriormente se presentó un comandante de la dependencia, quien se comprometió a atender el asunto. La protesta concluyó después de que la madre de Marvin accediera a acudir con el comandante a la sede de la SSP.

También te puede interesar: Patrulla de la SSP atropella a peatón

Continuar Leyendo

RECOMENDAMOS