Conecta con nosotros

Voz de la Península

El Observatorio Ciudadano Nacional de Violencia organiza colecta de víveres y otros insumos

Lilia Balam

Publicado

en

Cinco mujeres y cuatro menores se quedaron varados en las oficinas de Mérida del Observatorio Ciudadano Nacional de Violencia en plena contingencia del COVID-19. Aunque su estancia sería por menos de tres días, las medidas de aislamiento social, así como el cierre de los accesos a municipios yucatecos, les han impedido regresar a sus hogares.

Debido a las medidas de confinamiento social y el cierre de accesos a los municipios, cuatro menores y cinco mujeres terminaron varadas en las oficinas de la asociación civil Observatorio Ciudadano Nacional de Violencia en plena contingencia del COVID-19 (coronavirus), pues no han podido regresar a sus hogares. Por ello, integrantes del  Observatorio organizaron una colecta de víveres y otros insumos que requieren las personas resguardadas.

En entrevista, la presidenta del Observatorio Ciudadano Nacional de Violencia, Teresita Campos Ancona, aclaró que el sitio no opera como refugio para víctimas de violencia, pero las oficinas sí se adaptan para dar asilo a las usuarias que así lo requieran por un máximo de tres días.

Por ejemplo, algunas mujeres llegan a la capital yucateca desde el interior del estado para interponer denuncias penales por situaciones de violencia física y sexual. El trámite les puede llevar hasta 13 horas y al terminar ya no cuentan con transporte para volver a casa. En esos casos, el Observatorio les abre las puertas para que puedan pasar seguras la noche y tomar un camión a la mañana siguiente de regreso a sus municipios de origen.

El recinto también ha sido auxiliar cuando los refugios para mujeres en situaciones de violencia extrema (tanto del Instituto Municipal de la Mujer como de la Fundación APIS) se encuentran llenos. En esos casos se aplican protocolos para que las víctimas se queden temporalmente en el Observatorio en lo que se les canaliza a un sitio seguro, precisó Campos Ancona.

Apuntó, sin embargo, que con las medidas de aislamiento social y el cierre del acceso a algunos municipios yucatecos, en estos momentos cinco mujeres y cuatro menores se encuentran varados en la sede de la asociación civil.

Dos de ellas llegaron desde otro estado para realizar trámites de un proceso de custodia; una joven oriunda de un municipio yucateco arribó en busca de trabajo; una mujer de otra comunidad llegó con sus cuatro hijos para interponer una denuncia; y una más acudió al recinto para recibir asesoría tras ser víctima de violencia. Ninguna pudo regresar a casa por las restricciones impuestas para evitar el riesgo de contagios del virus.

“No pueden regresar a sus hogares por la contingencia, en algunos casos sus pueblos de origen cerraron accesos. El Observatorio no es un refugio, solo estaba equipado para mantener personas por un máximo de tres días, pero sacarlas no es una opción y como asociación tenemos que ponernos a la  altura y seguir con la defensa de las mujeres en cualquier circunstancia”, aseguró la presidenta de la asociación.

Pero los recursos con que cuentan las mujeres resguardadas son muy limitados, además de que no pueden salir a trabajar para buscar el sustento a causa de las medidas de aislamiento social. Por esa razón, el Observatorio ha organizado una colecta de víveres e insumos básicos para que estas mujeres y menores puedan pasar la contingencia sin problema.

Están recaudando alimentos como frijol, arroz, aceite, galletas, pan, café y leche; y productos de higiene como toallas femeninas, papel de baño, jabón, pasta de dientes, detergente, entre otros. La asociación no recibirá donativos en efectivo. Para la entrega de los productos, se puede contactar a los teléfonos 9991 750802 y 9996 494937.

Voz de la Península

Se acerca el fin de la Ley Seca en Yucatán

Lilia Balam

Publicado

en

A partir del 1° de junio se permitirá la venta de bebidas alcohólicas a través de modalidades de entrega a domicilio.

Pronto se acabará la Ley Seca en Yucatán: tras siete semanas de prohibir la venta de bebidas alcohólicas, el Gobierno del Estado informó que a partir de este lunes 1° de junio se autorizará la comercialización de esos insumos, pero únicamente en la modalidad de entrega a domicilio.

Dicho esquema será implementado para evitar aglomeraciones, y con ello prevenir contagios de COVID-19 (coronavirus). Será vigente hasta el 10 de junio, indicó el Ejecutivo a través de un comunicado, en el cual también detalló una serie de disposiciones para la comercialización de bebidas embriagantes:

–       La modalidad de servicio a domicilio será prestada por personal contratado provisionalmente por los establecimientos para este propósito, o bien, mediante plataformas digitales debidamente registradas ante el Instituto de Movilidad y Desarrollo Urbano Territorial (IMDUT).

–       Al momento de recoger las bebidas alcohólicas en los negocios, las o los diligencieros, plenamente identificados, recibirán el producto de manos del personal del expendio y en los lugares determinados por el propio establecimiento, siempre y cuando no sea en su interior, garantizando que esta acción se realice de manera ordenada, sin aglomeraciones y siempre cumpliendo con las medidas sanitarias dispuestas por las autoridades de salud.

–       Para la prestación de este servicio, las  y los repartidores deberán portar un documento de identificación personal, en el cual se señale su relación con el establecimiento, nombre, dirección y teléfono, así como el nombre de la  persona responsable del negocio. En el caso de trabajadores o trabajadoras de plataformas digitales, deberán contar con los elementos distintivos de la empresa y con la información que permita acreditar que laborana para alguna de esas firmas.

–       La venta de bebidas alcohólicas se realizará dentro del horario acostumbrado, pero habrá un límite en las cantidades: solo podrán venderse máximo 24 piezas de la presentación en lata de cualquier bebida alcohólica; 24 en el caso de “cuartitas” o “medias”; nueve en el caso de “caguamas”; siete en el caso de “misiles”; y botellas de hasta mil 250 mililitros en el caso de vinos y licores.

–       Quien reciba el producto deberá presentar una identificación oficial para verificar su mayoría de edad. Asimismo, estará prohibido los mencionados insumos a personas en visible estado de ebriedad.

El Gobierno del Estado exhortó a la población a no realizar reuniones sociales, pues el Semáforo en Yucatán está en rojo, por lo cual la ciudadanía debe permanecer en casa y cumplir con las medidas marcadas por las autoridades de salud estatal y federal.

Eso sí, por medio del comunicado reiteró que si la ciudadanía no es “responsable” ni tiene “un comportamiento ejemplar”, y en caso de “presentarse reportes de reuniones o fiestas, podría volver a implementarse la Ley Seca en Yucatán”.

Como se ha detallado puntualmente en Informe Fracto, la medida fue decretada el pasado 9 de abril bajo el argumento de que con ella se incidiría en las estadísticas de violencia familiar y de género ante las medidas de aislamiento social impuestas por la pandemia de COVID-19. En dos ocasiones se ha aplazado su conclusión.

Sin embargo, durante las siete semanas que ha durado la prohibición, se perpetró un feminicidio: el de Y.C., de 22 años, asesinada a manos de quien era su pareja.

De igual forma, se han registrado al menos 15 fallecimientos por el consumo de alcohol adulterado en la entidad: el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), confirmó cuatro en Acaceh, posteriormente medios de comunicación locales reportaron nueve en la Colonia Maya, al norte de Mérida, y otros dos más en Progreso.

También te puede interesar: Aplicarán ley seca en Yucatán ante aumento de casos de violencia

Continuar Leyendo

Voz de la Península

Imparable el COVID-19 en Yucatán

Lilia Balam

Publicado

en

Por segundo día consecutivo, la SSY reportó once decesos a causa del virus. Las personas fallecidas eran de Mérida, Maxcanú, Chapab, Ticul, Oxkutzcab, Tixkokob y Chicxulub Pueblo.

Por segundo día consecutivo y por tercera ocasión en lo que va de la contingencia, la Secretaría de Salud de Yucatán (SSY), reportó once decesos a causa del COVID-19 (coronavirus), en la entidad. Las personas fallecidas eran de Mérida, Maxcanú, Chapab, Ticul, Oxkutzcab, Tixkokob y Chicxulub Pueblo.

Fueron cuatro mujeres y siete hombres los que perdieron la batalla contra el virus: una meridana de 57 años, con obesidad; una mujer de 70 años de Ticul, con el mismo padecimiento; una de 71 años originaria de Oxkutzcab, con obesidad, insuficiencia renal crónica (IRC), enfermedad cardiovascular y tabaquismo; y una de 73 años de Tixkokob, con diabetes e hipertensión.

Un varón de 26 años de Maxcanú, con antecedentes de diabetes y obesidad; uno de 45 años oriundo de Chapab, quien padecía diabetes; uno de  79 años de Chicxulub Pueblo, con obesidad; así como cuatro meridanos, uno de 54 años con antecedentes de diabetes, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), asma, tabaquismo y enfermedad cardíaca; uno de 58 años, quien tenía diabetes, hipertensión y obesidad; uno de 63 años, con obesidad; y uno de 67 años, con IRC; también figuran entre los decesos registrados hoy.

A la fecha 192 personas han fallecido por la enfermedad, 11.22 por ciento del total de casos confirmados, los cuales ya ascienden a mil 710.

En las últimas 24 horas también se detectaron 35 nuevos contagios de COVID-19: 22 en Mérida; tres en Ticul; dos en Tecoh y Umán; y uno en Acanceh, Hunucmá, Maxcanú Oxkutzcab, Temozón y Valladolid.

142 personas se encuentran hospitalizadas por la gravedad de sus síntomas, pero 180 presentan cuadros leves y mil 196 ya se recuperaron.

La SSY solicitó a la población mantenerse en su casa y seguir al pie de la letra las medidas de salud e higiene establecidas por las autoridades sanitarias.

Cabe recordar que actualmente se puede consultar información sobre el COVID-19 en la página http://www.coronavirus.yucatan.gob.mx. También se puede emplear la línea telefónica (800 982 2826), y los chats de Whatsapp en español (999 200 8489) y en maya (9991 40 6622), para obtener diagnóstico automatizado; y se encuentra disponible la aplicación “Meditoc”, disponible para su descarga en Apple Store y en Play Store. 

Continuar Leyendo

Crónicas de La Colonia Yucatán

Recorrido de Francisco de Montejo por el oriente de Yucatán y Sinsimato

José Antonio Ruiz Silva

Publicado

en

En estos días que hemos tenido suficiente tiempo para leer y repasar antiguos libros de Historia de Yucatán, encontramos uno que es considerado como fuente primaria para conocer algunos aspectos de la Conquista de México, particularmente la de Yucatán, dispuesta por la Corona española a Francisco de Montejo, el Adelantado.

Hicimos un resumen del libro, Historia General y Natural  de las Indias,  Islas y Tierra Firme del Mar Océano, escrito por Gonzalo Fernández de Ovideo y Valdéz. A partir de esa recapitulación es dar a conocer-o recordar- a quienes siguen las Crónicas de Colonia Yucatán, la existencia de uno o varios documentos que mencionan el antiguo pueblo de Cincimato, como antecedente del lugar escogido por las empresas madereras del ingeniero Alfredo Medina Vidiella para asentar sus fábricas en los años 40.

El Capítulo III del mencionado libro narra lo siguiente: “De lo que sucedió al Adelantado, don Francisco de Montejo, desde que salió con los españoles, que le quedaban, del pueblo de Conil, y de la república y justicia del pueblo llamado Cachí, y de los árboles de incienso y su contratación, y de la grandísima población llamada Chuacá.”

“De cómo llegaron a Conil-hoy Chiquilá– donde encontraron un pueblo de alrededor de  5 mil casas y de cómo salieron los indios a recibirlos  quienes les trajeron más de 3 mil cántaros de agua. Como desde Conil guiaron los indios a los cristianos después de dos meses de permanecer allí, a un poblado llamado Cachí- hoy Solferino-que estaba 3 leguas adelante. Este era un lugar con un tianguis o plaza muy grande donde había muchos tratantes o comerciantes, mercadería, bastimentos y comidas, siendo un importante sitio para la compra, venta y trueque de mercancías.

Después de estar dos días completos en Cachí, se dirigieron al pueblo de Cincimato que se encuentra a dos leguas de distancia. En este recorrido, encontraron los campos llenos de árboles de Poom donde se extraía el copal o resina que servía para elaborar el incienso. El Poom(Protium copal o Elaphrum copal) es una especie maderable de donde se extrae una resina de la corteza, que se destila, se espesa y al cuajar forma el poom o copal que servía en esa época para perfumar sus adoratorios y ceremonias religiosas. Y de estos árboles Ovideo decía que había muchísimos frescos y grandes y que no existen en toda la provincia.

En Cincimato sólo estuvieron una noche y cuando amaneció, salieron del pueblo  y caminando otras 2 o 3 leguas al norte llegaron a otro pueblo muy grande, llamado Chuacá, donde todas las casas eran de cantería, y sus oratorios muy bien hechos. Concluyeron su recorrido conociendo  el pueblo de Aqu ( ¿Aké?) , y de ahí se fueron a Cicia , distante 4 leguas que era un pueblo muy grande y después a Loché, poblado del actual municipio de Panabá.

Sobre el sitio de Cincimato o Sinsimato, donde siglos más tarde se fundó la Colonia Yucatán, el arqueólogo Ángel Góngora Salas, en un estudio denominado, Proyecto Noreste de Yucatán: Prospección arqueológica de la esquina noreste de Yucatán, México señala: “Durante el desarrollo de la industria maderera, al construir casas para conformar el asentamiento actual de Colonia Yucatán- de acuerdo a testimonios de sus habitantes- una pirámide prehispánica de alrededor de 7 metros de altura tuvo que destruirse para ocupar su lugar el cine y el área de bolos en la plaza del pueblo. Otras dos estructuras de similares dimensiones fueron derruidas para la construcción del local de la Comisaría y de la escuela de madera respectivamente. Al parecer estas tres estructuras conformaron una plaza grande en la época prehispánica. No se sabe de sus características arquitectónicas, ya que solamente se veían como promontorios en forma piramidal.”

Hasta hace algunos años, podíamos distinguir a un costado de la carretera Colonia Yucatán-La Sierra, un letrero donde se leía: “A las ruinas “, un lugar muy visitado por los jóvenes de aquella época y que llenó de ideas sobre el origen de esta población yucateca.

Asociación de Cronistas e Historiadores de Yucatán A.C.

También te puede interesar: Frente a la Selva, órgano de difusión de las Empresas Madereras

Continuar Leyendo

RECOMENDAMOS