Conecta con nosotros

Voz de la Península

En el barrio de Santiago

Carlos Bojórquez Urzaiz

Publicado

en

Es casi glorioso despertar con el rumor de los loros que emigraron de algún monte para quedarse a vivir en el barrio de Santiago, seguidos de diferentes aves que aletean entre los árboles que en esta temporada de lluvias e intenso calor, llegan a sentirse como las mismas pausas que obsequia el viento. Hay arboledas en los patios que pueden considerarse las huellas vegetales de este suburbio, solares tupidos de ramones, mangos, tamarindos, mameyes, palmares y las solemnes ceibas, cuyos cuidados, a cargo de los vecinos, les ha permitido sobrevivir y refrescar sin regateo, ante el exceso del asfalto y las aceras de cemento mal atendidas.

        Pero si los vecinos de Santiago parecen negarse a liquidar su entorno ambiental, sus quehaceres relacionados con tradiciones que pueden observarse a través de los gremios religiosos que recorren sus calles reventando voladores, durante los días que antaño suscribía la popular feria de este barrio, del 28 de julio al 6 de agosto, el patrimonio se ha visto severamente degradado debido al avasallador crecimiento urbano. El mercado, agitado y vivaz al amanecer, alma antigua de este barrio, junto con la iglesia y el parque, decae después de vivir sus mejores épocas hace apenas quince o veinte años, más o menos. Los antiguos tablajeros apellidados Molina o Monje, por mencionar algunos con los que traté, abandonaron sus mesas de azulejos en plena quiebra, y quienes intentan reanimar la venta de carnes, aves y demás marchantes, enfrentan la competencia desleal de los supermercados que con sus baratijas atraen a los clientes que desde temprano recorren el rumbo, sabucán en mano, en busca de alguna oferta asequible a su bolsillo.

Tratando de compensar estos contrastes, al despertar corté la cáscara de un mamey de Santo Domingo, refinado y apetitoso como pocos, y de un mordisco derroché la alegría de haber cuidado todo el año los árboles de mi solar, para no depender sino de mi gusto por la fruticultura. De todas maneras, el tema principal no parece residir en los árboles vigilados por los vecinos de Santiago, que suministran fresco a gran parte de la ciudad, sino entre estas tupidas arboledas de inspiración familiar y la falta de interés del Ayuntamiento por preservar uno de los rincones más acogedores de Mérida. Alguien que deseaba abrir un centro cultural en este barrio, explicó que es más fácil obtener permisos para fundar una cantina que concluir la restauración de una antigua casona para los nobles fines del arte. Entre tanto, un pujante mercado de bienes raíces atrae a los extranjeros retirados que van restaurando casas realmente bellas, frente a la ausencia de una política de conservación destinada a los yucatecos. En cuanto a mí, mirando tal desidia municipal, no me resta más que despertar con el rumor de los loros que emigraron a Santiago y escribir estas líneas que acaso llamen la atención de algún organismo o persona que tome cartas en el asunto.

Crónicas de Ixil

Una obra de Ermilo Vera Grados

Miguel Ángel Orilla

Publicado

en

Esta histórica pintura fue realizada hace muchos años por el maestro Emilio Vera, destacado grabador y artista del pincel, quien así visualizó el Templo Parroquial de San Bernabé Apóstol de Ixil y su entorno.

Con el paso de los años, agradecemos más al maestro Emilio Vera, este hermoso regalo que me hizo allá por el año de 1970. ¡Que lo disfruten como yo!

En la foto de esta inigualable obra del maestro Vera, se observa lo siguiente: la espesa zona verde, la fachada del templo, las típicas chozas de palma y embarro donde vivía la mayoría de la gente, y por último, los escalones del cerro conocido como kanpepen (mariposa amarilla) bajo cuyos cimientos se edificó el templo católico.

No hay duda, el paisaje que atrapó el maestro Ermilo Vera Granados eternizó un momento de la historia de Ixil y este hermoso cuadro representa un aporte a de su invaluable contribución a las artes plásticas de Yucatán, que se conserva con cariño y admiración en este municipio al que consagró su alma y pinceles.

Continuar Leyendo

Voz de la Península

Buscan salvaguardar a las serpientes en Yucatán

Avatar

Publicado

en

Las serpientes son de las especies cuya presencia ocasiona más reacciones negativas en los humanos. El desconocimiento de las personas, junto con el miedo y el pánico, suelen llevar a estos animales hasta la muerte. Ante este comportamiento común, es oportuno tener en cuenta que estos reptiles juegan un papel importante en la salud del medio ambiente.

En el estado de Yucatán es muy común que las personas maten a las serpientes catalogadas como “peligrosas”, como la “coralillo”. Aunque también hay quienes optan por avisar a las autoridades, siendo ésta la práctica que busca promoverse entre la ciudadanía.

Con este propósito, varias asociaciones pro-animales emprenden esfuerzos para concientizar a la sociedad sobre la protección de estos seres vivos. Recientemente, Pasto MaHa y Rescate Zarigüeyal convocaron al público en general al encuentro denominado “Las serpientes de Yucatán, una mirada a la cultura y educación”, que se realizó el pasado domingo, con el objetivo principal de dar a conocer la importancia de estos animales y el panorama epidemiológico. Igualmente, brindaron información para identificar a las serpientes de Yucatán y qué hacer al encontrarse con una.

En su artículo publicado en la revista Ciencia, “Las serpientes no son como las pintan”,José Luis Aguilar López señalaque éstos son organismos vitales para el adecuado funcionamiento de los ecosistemas que habitan. Alcanzan cantidades abundantes en comparación con otros vertebrados, son destacados depredadores de una gran variedad de organismos, como insectos, anfibios, roedores y aves, y constituyen una parte importante de la dieta de ciertas aves y mamíferos. Además, hay especies que son sensibles a ciertas modificaciones del ecosistema, por lo que pueden ser indicadoras de la calidad del hábitat.

Entre las recomendaciones para salvaguardar a las serpientes, está informarse sobre ellas y divulgar los conocimientos adquiridos, acercarse a agrupaciones cuya prioridad es su protección o cuidado y, por último, comprender que también tienen derecho a habitar este planeta.

Continuar Leyendo

Voz de la Península

El cómic en la cultura

Avatar

Publicado

en

Del 18 al 20 de octubre se celebró el 9o Coloquio del Cómic en la Cultura, con sede en la Cineteca Nacional del Teatro Armando Manzanero”, organizado por la Sedeculta como parte del Festival Otoño Cultural 2019.

Este año, el invitado especial del coloquio fue Ricardo Peláez Goycochea, destacado ilustrador y comiquero de Ciudad de México.

El viernes, además de la presentación de “Proyectos Comiqueros Locales”, se ofrecieron algunas conferencias como: “Superman y sus maldiciones”, por el Dr. Manuel Soberanis, de la Universidad del Sur; y “Batman: La cara psicológica del caballero nocturno y su mundo”, por Víctor Hugo Sierra (UADY). Los asistentes también participaron en mesas panel, como: “El cómic en la cultura nacional” y “Del coleccionismo y otros demonios”.

En este coloquio, los lectores y amantes del cómic pudieron presentar propuestas alternativas de arte, interactuar y compartir conocimientos acerca de la influencia social y cultural que ha tenido el cómic en nuestra sociedad.

El coloquio tuvo como objetivo divulgar el trabajo narrativo del cómic y su impacto en la cultura, así como ofrecer un evento de gran nivel e interés. Vaya que sí lo lograron.

Continuar Leyendo

BOLETÍN FRACTO

RECOMENDAMOS