Conecta con nosotros

Arte y ciencia

ACOSO SEXUAL EN LA CIENCIA: INVESTIGADORAS DAN SU TESTIMONIO EN EL #11F

Lilia Balam

Publicado

en

Además del eterno dilema entre la familia y la carrera profesional, científicas compartieron en la mesa panel “11 mujeres por la conservación del planeta”, realizada en el CICY en el marco del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, los retos que han atravesado para desempeñarse profesionalmente. Algunas incluso admitieron haber sido víctimas de acoso sexual por parte de profesores o colegas. 

“Cuando era estudiante de maestría me acosó un profesor. En ese momento te paralizas y no sabes qué hacer. Nunca supe qué hacer. Ahora sí lo digo. He platicado con muchas mujeres y solo dos de cada diez dicen que no [han sido víctimas de acoso sexual]”, expresó Silvia Salas Márquez, investigadora del Centro de Estudios de Investigación y Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional (CINVESTAV), durante la mesa panel “11 mujeres por la conservación del planeta”, organizada por el Centro de Investigación Científica de Yucatán (CICY), en el marco del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia (#11F).

Al igual que Salas Márquez, otras científicas admitieron haber sido víctimas de acoso sexual por parte de profesores o colegas a lo largo de su carrera. Tal fue el caso de Ana Luisa Ramos Díaz, del Centro de Investigación y Asistencia en Tecnología y Diseño del Estado de Jalisco (CIATEJ), quien relató que cuando cursaba la licenciatura, un docente trató de tocarla sin su consentimiento. 

“Intentó abrazarme, yo lo rechacé y él me dijo que no me pusiera así, que era un abrazo fraternal. Pero era una niña de 18 años y él un señor de 40. Dijo que en mi casa no me dieron cariño y que yo estaba mal, y por mucho tiempo pensé eso: que yo estaba mal”, detalló. 

A su vez, la investigadora de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), Luisa Fernanda Novelo Rincón, contó cómo al estudiar el doctorado y embarazarse, su tutor comenzó a crear rumores “para que no le achacaran la paternidad”. Preocupada, expuso la situación a su pareja, quien solo la cuestionó. “Me preguntó si [el profesor] tenía motivos para hacerlo. Entonces, por una parte el tutor estaba dispersando rumores y por otra, mi pareja no me apoyó”, dijo. 

Las científicas coincidieron en que la violencia y la discriminación “vienen de la persona que una menos espera”, por lo cual se debe aprender a detectar esas situaciones para frenarlas. 

Ramos Díaz señaló que todos tienen derecho a decir no a cualquier situación, incluso cuando se trate de un “abrazo fraternal”. Salas Márquez insistió en que las mujeres víctimas de algún tipo de violencia deben tener la fortaleza para denunciar y buscar apoyo. “Cuando alguien te cree, eso te salva”, recalcó.

EL ETERNO DILEMA PARA LAS CIENTÍFICAS: FAMILIA O CARRERA

Por otro lado, en la mesa panel también se abordó el eterno dilema entre la familia y la carrera profesional que enfrentan las mujeres en la ciencia. Emma Carrillo Sánchez, del CICY, explicó que uno de los principales retos para las investigadoras es la doble jornada que tienen que cumplir: una en casa y otra en el trabajo, así como la nula empatía que persiste en ambos espacios para que la mujer pueda realizar sus labores adecuadamente.  

“Pareciera que el hecho de ser madre fuera un problema en mi trabajo, y que el hecho de laborar fuera de casa se convirtiera en un problema para ser madre. La gente del entorno no te apoya. Cuando me acuerdo me enojo”, aseveró. 

Ramos Díaz comentó que cuando comenzó a trabajar su bebé tenía un mes, y para compensar los permisos que solicitaba para llevarla a la guardería o asistir a reuniones, tomaba cargas extra de trabajo con tal de “demostrar que era una buena profesionista”. “Hoy entiendo que no por ser madre eres mala profesionista, eso no te resta ni como mujer ni como profesional”, apuntó.

La investigadora Laura Meneses Carrillo, de la UADY, recordó que postergó la elaboración de su tesis cuando se embarazó por recomendación de su ginecólogo. “Me dijo que tenía dos trabajos: daba clases y gestaba un bebé, por lo que no podía escribir una tesis. Dejar la tesis sin culpa a seis meses de terminarla fue una de las cosas más difíciles dentro del proceso del doctorado. Sin embargo, aquí estoy”, sostuvo. 

“LAS MUJERES TIENEN QUE TRABAJAR EL DOBLE PARA HACERSE UN LUGAR”

Otro obstáculo para las panelistas durante su trayectoria profesional fueron los constantes comentarios hacia sus capacidades por el hecho de ser mujeres. 

Por ejemplo, la profesora de la UADY, Celia Selem Salas mencionó que cuando cursaba la licenciatura era la única mujer de su grupo y tenía que trabajar “doblemente” para “que le dieran un lugar”, mientras que Salas Márquez describió cómo al iniciar su trabajo en el ámbito de la pesca, sus colegas de las plantas procesadoras no le dejaban realizar su trabajo. “Pateaban los peces que tenía en la mano y me mandaban a lavar platos. Hasta que un pescador me dijo que me iba a ayudar porque fui persistente”, apuntó. 

“El principal reto es hacer oídos sordos a las voces que dicen que por ser mujer no puedes estudiar, viajar o ir a un centro de investigación fuera de tu casa, que cómo vas a estar embarazada si estás en un doctorado, que cómo vas a hacer una tesis con un bebé. Con el tiempo una aprende que esas voces hay que silenciarlas y hacer a un lado a las personas que no están para apoyarnos”, precisó Novelo Rincón. 

Aunque la mayoría de las participantes en la mesa panel coincidieron en que la sociedad ha cambiado y cada vez se abren más oportunidades para las mujeres en la ciencia, reconocieron que persisten conductas machistas en algunos espacios de la academia. Para combatirlas, es necesario incrementar la matrícula y fomentar e incentivar la participación de las mujeres en el ámbito científico, concluyeron.

Continuar Leyendo
Clic para comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Arte y ciencia

CULTURA, CONCIENCIA Y COLECTIVIDAD: LA NUEVA APUESTA DE “LA68”, CENTRO CULTURAL

Lilia Balam

Publicado

en

Tras cinco años, las puertas del recinto volvieron a abrirse al público ayer. La nueva administración busca generar la reflexión de la cultura en colectivo, de manera consciente y generando colectividad.

Cultura, conciencia y colectividad: esos son los tres pilares del nuevo concepto de “La68”, popular centro cultural localizado en el Centro Histórico de la capital yucateca que, tras permanecer cerrado cinco años, volvió a abrir sus puertas al público.

La idea de retomar el proyecto surgió alrededor del 2017 y fue idea de Daniela Camacho, la nueva propietaria. “Al llegar a Mérida tenía muchas  ganas de armar un proyecto que sirviera para crear en comunidad y pensar la cultura en colectivo. La casa cultural de la 68 ya había cerrado y pensé que era un buen espacio para revivir el entusiasmo por tener manifestaciones artísticas emergentes, experimentales, y vincular otras preocupaciones, como el consumo consciente. Además mucha gente le tenía mucho cariño al proyecto y esa nostalgia merecía una segunda vida,”, describió.

Durante varios meses de arduo trabajo, el sitio fue renovado y desde ayer el acceso está abierto. Ahora La68 brinda espacio a dos proyectos alternativos: “La retorno – Ropería” y “Plants of wonder”. El primero apuesta por la reutilización de ropa vintage y de segunda mano, para evitar generar residuos sólidos y a la vez, disminuir el consumo de la industria textil, la segunda más contaminante del mundo. El otro es una opción de alimentación consciente, que ofrece comida elaborada artesanalmente con productos locales y libres de crueldad animal.

A partir del 6 de marzo, en el recinto se realizará el Seminario de Cine Contemporáneo del Centro Iberoamericano de Estudios de Foto y Cine. También se llevarán a cabo proyecciones de cine, presentaciones de libros y programas de fomento a la lectura para la niñez, pequeños conciertos, entre otras actividades.

“Buscamos que las personas sientan este lugar como su casa, como un lugar de encuentro. Queremos representar una idea de otras maneras de estar en el mundo, más amables, conscientes, cerca del arte”, sostuvo Camacho.

Al preguntarle si teme que vuelva a repetirse la historia y La68 deba cerrar por no ser un proyecto rentable –motivo por el cual el sitio fue clausurado en el 2015-, la propietaria indicó que aunque el arte y la cultura “no son los mejores negocios”, la verdadera preocupación es fomentar un espacio sostenible.

“Confiamos en la comunidad, en este entusiasmo que sentimos en las personas. Todos y todas podemos mantener el lugar vivo, si las personas se interesan en nuestras actividades y asisten no veo mayor problema”, concluyó. Para revisar las actividades y programas que se realizarán en La68, los y las interesadas pueden revisar sus cuentas de redes sociales.

Continuar Leyendo

Arte y ciencia

Los científicos ya han alertado; ahora le toca a los poderosos actuar para disminuir el ritmo del cambio climático

Héctor Hernández Pardo

Publicado

en

Afirma Jean-Pierre Sauvage, Premio Nobel de Química. Reiteró que la situación de emergencia climática en nuestro planeta es un hecho real. Criticó a gobernantes de países desarrollados y grandes magnates de la industria por su inacción y falta de sensibilidad. Interesante propuesta para desarrollar un movimiento encaminado a popularizar el conocimiento científico. Le causan “miedo” los negacionistas de la crisis climática

En los últimos tiempos es cada vez mayor el número de importantes científicos en el mundo que levantan la voz para alertar sobre el cambio climático  y sus consecuencias para la Humanidad  y la vida en la Tierra. Recientemente el francés Jean-Pierre Sauvage, Premio Nobel de Química (2016) lo ha hecho de manera rotunda.

Sauvage  ha reiterado en una reciente entrevista publicada por la agencia de noticias española EFE que la situación de emergencia climática de nuestro planeta es un hecho real sobre lo cual los científicos han dicho todo lo que tenían que decir.

En una contundente denuncia, que “parar el cambio climático a estas alturas es muy difícil, pero que está en manos de los poderosos hacer todo lo posible para al menos detener su acelerado ritmo”. Explicó que “los científicos han hecho ya su trabajo, ya han alertado y han demostrado fehacientemente las causas de ese proceso, y ahora corresponde el siguiente paso a los poderosos, que son los que tienen que hacer algo

El investigador galo, ganador del Nobel de Química hace tres años junto al británico Fraser Stoddart y al holandés Bernard Feringa por el “diseño y síntesis de máquinas moleculares” y su contribución a la nanotecnología, criticó claramente a los gobernantes de países desarrollados y a grandes magnates de la industria por su inacción y falta de sensibilidad ante el fenómeno que afecta a la Tierra y a sus habitantes.

En lo que constituyó una interesante propuesta, que ojalá prenda en los círculos científicos de todo el mundo, se pronunció por hacer cada vez más popular el acceso a la ciencia, para que la opinión pública presione a los decisores de políticas  y obliguen a estos a tomar radicales para detener el ritmo acelerado del calentamiento global  y consecuentemente defender el medio ambiente.

Al abundar sobre esa sugerencia, el Nobel de Química trasladó su convicción de que “la ciencia es muy importante y por lo tanto hay que hacerla accesible al público en general, para tener una sociedad más educada científicamente y lo que propongo es muy simple: salir a hablar con la gente, visitar institutos, celebrar encuentros con jóvenes”.

Se quejó que “en las noticias ya no se habla mucho de ciencia; antes se hacía más y ahora apenas se menciona. Creo que hay que reaccionar ante este problema”. “Los periodistas también tienen un papel muy importante en esta reconquista científica”, precisó.

Sin mencionar al presidente norteamericano Donald Trump, atacó a los negacionistas de la crisis climática que, según dijo, le causan “miedo” por sus mensajes en las redes sociales, donde “todos los días encuentras un millón de noticias falsas” y “la mayoría de la gente no tiene ni idea de lo que está hablando“.

También te puede interesar: LA SALIDA DE INGLATERRA DE LA UNIÓN EUROPEA REANIMA EL MOVIMIENTO INDEPENDENTISTA EN ESCOCIA

Continuar Leyendo

Arte y ciencia

Inauguran en Perú el primer acuario hecho con material reciclado

Avatar

Publicado

en

Al menos mil 145 kilos de residuos reciclados, entre plástico, madera, llantas, latas y vidrio, fueron utilizados para elaborar este acuario.

Tiburones hechos con latas, medusas creadas de bolsas plásticas, lobos de mar confeccionados con discos y tortugas hechas con plástico, son algunos de los atractivos visuales que conforman el primer acuario ecológico de Perú, el cual fue inaugurado este viernes por la viceministra de Gestión Ambiental del Ministerio del Ambiente (MINAM), Lies Linares.

“Este acuario es una representación del arte y del conocimiento en términos de biodiversidad marina. Así mismo resalta cómo apostamos en la valorización de residuos a favor de nuestro ecosistema”, destacó la funcionaria.

Esta iniciativa que busca visibilizar la contaminación de los mares y concientizar sobre la importancia del cuidado ambiental, fue desarrollada por Cencosud (Wong y Metro), aliado de la estrategia multisectorial y descentralizada “Perú Limpio”, impulsada por MINAM, e implementada con el apoyo de las organizaciones Ciudad Saludable y el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés).

En la elaboración del acuario, ubicado en el Centro Comercial Boulevard de Asia, se utilizaron más de mil 145 kilos de residuos reciclados, entre plástico, madera, llantas, latas y vidrio, que fueron proporcionados por Ciudad Saludable.

Otra característica significativa del lugar es que los visitantes contarán con la asistencia de biólogos marinos, quienes les explicarán las consecuencias de la contaminación de los mares y responderán preguntas relacionadas con los animales expuestos en el acuario.

“Como país tenemos el reto de disminuir la generación de residuos y fomentar el reciclaje. Este acuario es una manera de educar ambientalmente a la ciudadanía, en especial a los niños y niñas”, declaró Linares.

De manera gratuita, el acuario estará disponible al público hasta el 12 de abril en el Boulevard de Asia, a las afueras del supermercado Wong.

También te puede interesar: Artista transforma chicles tirados en insólitas obras de arte en Londres

Continuar Leyendo

RECOMENDAMOS