Conecta con nosotros

Arte y ciencia

Aprender a tocar un instrumento como experiencia de vida

Gigio Ortiz

Publicado

en

¿Hablando de música YouTube puede ser un buen maestro? En las redes hay de todo, malos y buenos proyectos de enseñanza de algún instrumento, pero es una buena opción explorar este medio

Hace unas semanas, en esta misma sección de Informe Fracto escribí una breve reflexión que incluía algunos consejos con respecto a lo que se debe de tener en cuenta en el momento de aprender a tocar un instrumento musical.

También te puede interesar: Aprender a tocar un instrumento como experiencia de vida

Tomar clases particulares es una inversión monetaria, que además se convierte en un compromiso de tiempos y disposición para acudir a las clases y estudiar las lecciones que nos dejen nuestros maestros. Todo esto con la finalidad de ir progresando en el aprendizaje y mejorar en la ejecución musical.

Pero desgraciadamente, en muchas ocasiones no contamos con los recursos económicos para pagarnos las clases; hicimos una inversión para comprar nuestro instrumento, y ya no nos alcanza para pagarnos asesorías particulares para aprender.

El día de hoy contamos con una gran herramienta en YouTube, ya que hay infinidad de canales que se especializan en el aprendizaje de diversos instrumentos, siendo los más populares, guitarra, bajo, piano y batería. Hay canales que se hacen especial hincapié en el aprendizaje paso por paso, desde los rudimentos hasta técnicas más avanzadas, explicando con lujo de detalle los puntos a seguir para mejorar la técnica musical. Incluso, hay canales que ofrecen suscripciones a comunidades de aprendizaje en línea donde  las lecciones son más especializadas y de más duración.

Todo esto me parece una maravilla. Cuando yo comencé a tocar, era un aprendizaje completamente empírico y me nutría de nuevos conocimientos por medio de amigos y familiares que ya tenían más experiencia y conocimientos. Me hubiera encantado contar con una herramienta como YouTube para poder avanzar en mi aprendizaje, pero hoy en día, constantemente recurro a lecciones en línea para aprender nuevas cosas y reforzar conocimientos pasados.

Como todo en la vida, hay una segunda cara a la opción de aprender en línea y probablemente es el obstáculo más grande a vencer cuando se trata de generar un aprendizaje nuevo y sobretodo en algo que puede llegar a ser tan complejo como la música, me refiero a dos palabras mágicas; disciplina y compromiso.

Si tomamos la decisión de llevar las riendas de nuestro aprendizaje por medio de lecciones en línea, hay que contar con mucho compromiso para ser constantes y no engañarnos a nosotros mismos; porque como no contamos con un maestro que nos esté corrigiendo o alentando de manera más directa a esforzarnos más, toda esa responsabilidad cae en la disciplina que nosotros adquiramos para practicar todos los días aunque sea por unos cuantos minutos. Hay que recordar que al momento de querer adquirir cualquier tipo de conocimiento nuevo, la práctica y la constancia son lo más importante.

Si quieres aprender un instrumento pero no tienes la facilidad de pagar clases particulares, acudir a Youtube es siempre una buena opción, sólo hay que tener en cuenta que el esfuerzo es al doble porque estamos en una competencia contra nosotros mismos y nuestras cualidades. Y claro, una vez que aprendamos las lecciones en casa, lo siguiente más importante es dialogar musicalmente con otros músicos. Tocar con diferentes personas siempre es una experiencia que nutre nuestro aprendizaje y nos hace crecer como músicos y personas.

¡Anímense a aprender un instrumento y adentrarse al hermoso mundo de la música!

LA VISIÓN DE CARONTE

Lo “mágico” de una infamia

Miguel II Hernández Madero

Publicado

en

 A mediados de septiembre se confirmó el hallazgo de los restos del primer barco de vapor usado “para el tráfico de esclavos” en Yucatán durante el siglo XIX y la Secretaria de Turismo Michele Friedman lo consideró como algo “mágico”; pero ni es “mágico”, ni es tan simple hablar de ese pasado.

Oficialmente no eran esclavos, porque la esclavitud no existía en México y, por ende, en la Península. Los indios mayas desterrados como consecuencia de la Guerra de Castas eran llevados a Cuba, bajo la forma de Contratas de trabajo, de cuyo contenido ellos no entendían, pues no sabían leer ni escribir, sólo ponían un trazo a tinta y ya era válido.

Reitero, es algo complejo. ¿Eran esclavos? Legalmente no, ¿tenían trato de esclavos? Tampoco, a veces era mucho peor, porque al no ser propiedad eran algo casi desechable. Las propiedades se cuidan. ¿Eran vendidos? Sí.

En marzo de este año se cumplieron 161 años de la salida legal de los primeros mayas rumbo a Cuba. Se desconoce la cifra exacta de cuantos mayas fueron vendidos en el lapso comprendido entre 1849 y 1861. La mayoría murió lejos de la tierra donde nacieron, arrancados de raíz del Mayab, sin que importara a las autoridades su extraordinario apego por la tierra natal.

Y aunque oficialmente se prohibió en 1861, existen los datos de que aún seguía realizándose esa actividad, y todavía en 1872 se tienen registros en Cuba de mayas y mestizos en esas condiciones.

Quizás el número de total de nativos yucatecos llevados a Cuba contra su voluntad no sea tan extraordinario como el que sería de los esclavos africanos o sus descendientes, o de los migrantes chinos hacia la isla, pero si mueve a indignación y vergüenza saber las condiciones en las que fueron llevados, la manera en que fueron tratados y, lo más alarmante, que hayan sido vendidos por las mismas autoridades a quienes apoyaron años atrás durante las revueltas internas.

Es un pasado que no se puede negar, aunque es parte de nuestra historia que no se difunde, que se pretende ignorar, e incluso muchos yucatecos niegan que haya existido o bien, algunos lo llegan a considerar “fascinante o mágico”. Eso es romantizar el sufrimiento humano.

Hablamos de algo que se disparó a consecuencia de la Guerra de Castas, iniciada en 1847, pero cuya práctica ya ocurría. Existen registros en el Archivo General del Estado, donde se señala la salida de familias rumbo a Cuba, llevando sirvientes mayas, pero regresaban sin ellos, presumiblemente vendidos o “cedidos para trabajar”,

La represión desatada por el régimen peninsular durante la Guerra de Castas avivó el fuego y llevó a una lucha de exterminio por ambas partes. Toda esa furia desatada tendió un velo que ha ocultado los alcances de la venta de yucatecos como esclavos, bajo el disfraz de contratos de trabajo.

La venta de mayas y mestizos se mantiene ignorada por la mayoría de los yucatecos y de los mexicanos en general. Las dimensiones de este comercio son incalculables pues no solamente se trató de aquellos que salieron por el puerto de Sisal con pasaporte y contratas temporales, sino que también hubo envíos desde otros puntos de la costa yucateca.

Además, había un comercio formal y otro informal que escapa de todo cálculo preciso. A tal grado que se persiguió por las autoridades yucatecas y cubanas, pero castigándolo como contrabando, por no pagarse los derechos respectivos. Al no perder de vista este detalle se puede estructurar la situación: el hombre maya y su familia era considerado un objeto, algo que existía peor que no era igual, no tenía derechos, solamente vivía para servir al “blanco”, y en este sentido lo mismo daba que fuera un indio o un mestizo. Ambos estaban obligados por igual a servir a los miembros de la sociedad decimonónica.

Pensar en ese panorama, cuando abiertamente se llegaba a ponerle precio a las personas, hombre, mujeres y, posteriormente, niños (al principio eran incluidos con sus padres), cuando podían ser secuestrados en las calles, e incluso hubo acusaciones de que se llegó a vender a soldados mexicanos enviados para apoyar al gobierno yucateco, sólo nos muestra rapiña, bajeza humana y no, de ninguna manera, puede considerarse como algo “mágico”.

Pero el tema da más. Hasta la próxima…

Continuar Leyendo

Arte y ciencia

Rusia suministrará medicamento Avifavir a más países de América Latina para tratar coronavirus

Avatar

Publicado

en

Foto: https://saludconlupa.com/comprueba/avifavir-la-medicina-rusa-que-compra-america-latina-pese-su-baja-evidencia-para-covid-19/

Avifavir, el primer medicamento de Rusia aprobado para el tratamiento de Covid-19.

El Fondo de Inversión Directa de Rusia (RDIF, por sus siglas en inglés) y su socio ChemRar, acordaron suministrar el fármaco Avifavir para tratar el Covid-19 a otros 17 países, entre ellos, 10 de América Latina.

Según un comunicado emitido por el RDIF, el fármaco se proveerá a Argentina, Bulgaria, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, El Salvador, Honduras, Kuwait, Panamá, Paraguay, Arabia Saudita, Serbia, Eslovaquia, Sudáfrica, Emiratos Árabes Unidos y Uruguay.  

El RDIF subraya que Avifavir es el primer fármaco registrado en el mundo elaborado con base en la sustancia favipiravir contra el coronavirus y el primero de Rusia aprobado para el tratamiento de Covid-19. El favipiravir es un fármaco desarrollado en Japón y ampliamente utilizado para tratamientos virales.

Los ensayos clínicos en Japón y Rusia han confirmado la eficacia de los dos medicamentos, sostuvo el RDIF en el comunicado.

“Avifavir es ahora el principal fármaco anticovid de Rusia en términos de exportaciones. En particular, el 21 de septiembre se anunció el inicio de las entregas a Bolivia y otros países de América Latina como parte del acuerdo para entregar 150 mil paquetes. Avifavir también ha sido aprobado por reguladores en Europa, Oriente Medio y Asia”, se apunta en el boletín.

“Cuando registramos el primer medicamento contra el coronavirus del mundo basado en favipiravir, hubo mucho escepticismo ya que la gente se preguntaba cómo podíamos registrarlo cuando Japón aún no lo había registrado”, declaró Kirill Dmitriev, director ejecutivo del Fondo de Inversión Directa de Rusia.

“Ahora, cinco meses después de nuestros ensayos clínicos, vemos que Japón ha confirmado la eficacia clínica de favipiravir. Avifavir se ha probado en más de mil 300 pacientes, incluidos 408 pacientes en ensayos clínicos y 940 pacientes durante el ensayo clínico observacional posterior al registro”, agregó.

Finalmente, Dmitriev precisó que Avifavir es de tres a cuatro veces más barato que Remdesivir, el medicamento aprobado por Estados Unidos para el tratamiento de Covid-19.

Recientemente, Rusia aprobó el medicamento Coronavir para tratar a pacientes ambulatorios con síntomas leves a moderados de Covid-19 y será el primero en venderse en las farmacias del país posiblemente a partir de la próxima semana.

Continuar Leyendo

Arte y ciencia

Pedro Tec, presencia de un yucateco en Ghana

Ariel Avilés Marín

Publicado

en

Foto de Pedro Tec

La Embajada de México en Ghana llevará a cabo en fecha próxima una exposición digital de arte mexicano en la ciudad de Accra, capital de ese país africano. El encargado de negocios de la sede diplomática, Dr. Felipe González Lugo, ha extendido invitación a un artista yucateco para incorporar su obra a esta importante exposición. Pedro Tec, el fotógrafo del pueblo maya, es el invitado especial para este evento internacional. Es un privilegio que, un artista local, lleve la imagen de nuestro pueblo maya, a latitudes tan lejanas, como lo es una república del África Occidental. Ghana, es una república situada en la costa atlántica del gran Continente Negro; tiene una población de casi treinta millones de habitantes, sus costas están ubicadas en la importante Bahía de Guinea. Tiene una fauna de las más ricas de ese continente. En el pasado, esta nación sufrió un brutal saqueo de oro, que era muy abundante en su territorio, por parte de países europeos, lo cual motivo que en el pasado se le llamara Costa de Oro. Entre sus culturas madre destacan las etnias Akan y Ewé, las más numerosas. Penosamente, por el dominio extranjero, el idioma más usado en el país es el inglés, aunque perviven algunas lenguas originarias, como el asante akánico y el ewé. Pues hasta estas lejanas latitudes, viajará la imagen del pueblo maya, capturada por la sensible lente del yucateco Pedro Tec.

Foto de Pedro Tec

Pedo Tec, es un artista originario del pueblo de Ixil, tiene formación universitaria en la Facultad de Ciencias Antropológicas, pero su camino en el arte es el que ha ido definiendo su senda en la vida. Él mismo relata cómo, sus caminatas por el monte yucateco, fue despertando su sensibilidad, va sintiendo la voz de la naturaleza que le toca las fibras más sensibles, y también, la vida de la gente de su pueblo, le va moviendo los más profundos sentimientos, en especial los más vulnerables, los niños y los ancianos. Un día, cae entre sus manos un mecanismo que ha de cambiar el rumbo de su vida, una cámara fotográfica se vuelve el arma maravillosa que le permite empezar a librar las más fecundas batallas por su gente, su pueblo, sus semejantes. La gran decisión en su vida, es tomar el camino del arte, e ir transitando hacia un leguaje que, desde el papel y la imagen, lleve el grito desgarrador de su mensaje, lleve la voz de los que no la tienen. Y ese su lenguaje del arte, es ocupado fecundamente por la imagen ancestral del pueblo maya. En septiembre de 2017, Pedro Tec salta a la palestra en una exposición colectiva de seis fotógrafos, pero sólo él dedica su lente y su mirada al pueblo maya. Ya entonces nos dijo: “Los personajes me los encuentro en la vida diaria, y me permiten entrar en ella, captarla y con ello, enaltecer nuestras raíces. La fotografía, convertida en arte, es penetrar la identidad y pertenencia del pueblo maya”. En ese entonces, definiría su camino en el arte.

El arte fotográfico de Pedro Tec, se ha ido abriendo camino dentro y fuera de la patria. En diciembre de ese mismo año, su serie de obras “Los Dueños del Monte” participa en una importante exposición en Benevento, Italia, donde obtiene la mención honorífica del evento. En junio de 2018, en la Galería del Teatro Peón Conteras, la maravillosa serie expuesta en Italia, engalana los muros de nuestro principal coliseo cultural. Veintisiete impactantes fotografías integran la exposición “Los Dueños del Monte”, ahora en un evento individual del artista. En esa memorable exposición, Pedro nos revela que también tiene alma de poeta, pues reflexiona con profundidad: “Una noche, cuando caí dormido, después de la milpa, en mi hamaca, mire a la señora de la luna, vestida de luz, como un cadáver vivo… <Tú no agradeces de dónde tu Dios te ha sacado> Me dijo, me tomó de la mano y me guio hacia los árboles obscuros de mi vida… como un libro viejo”. En esta exposición, sus personajes son tomados de la vida diaria del pueblo. En ella están presentes mayas de Yucatán y de Chiapas; niños y ancianos son de nuevo el punto central de su arte. Su trayectoria en el arte se va consolidando. En esta colección destacamos entonces algunas fotografías: “El Señor del Monte”, tomada en los Altos de Chiapas; y “Paktení”, en la que la fuerza de la mirada de un niño, no pide, sino exige nuestra atención.

Ahora, seis fotografías de Pedro Tec, con el título de “Los Mayas Eternos”, viajarán por vía digital hasta la lejana república de Ghana; en ellas de nuevo, el punto toral de la lente son niños y ancianos. En esta serie encontramos dos niños, ambos en el marco de la que fuera la riqueza de nuestra tierra, el henequén; y también están presentes cinco ancianos, dos viejas y tres viejos, en situaciones cotidianas todos ellos, en pobreza todos ellos, en su dura realidad todos ellos. La fuerza del pueblo maya se hará presente en África, no sabemos qué impresión dejará en los Akan y en los Ewé que entren en contacto con ellos, pero es innegable que, Pedro Tec, el fotógrafo del pueblo maya, está llevando su voz, su imagen, su fuerza, a estas latitudes nunca soñadas por nuestro pueblo. Pedro Tec, es la presencia de un yucateco en Ghana, y con él lleva la presencia esencial del pueblo maya.

Continuar Leyendo

BOLETÍN FRACTO

RECOMENDAMOS