Conecta con nosotros

Arte y ciencia

Cuatro librerías Meridanas en 1912

Edgar A. Santiago Pacheco

Publicado

en

En el acucioso folleto de Víctor Suárez Molina, Los libreros de Mérida en el siglo XIX y algunos más del siglo XX, editado por la Universidad de Yucatán en 1977, nos encontramos una valiosa guía para ir espulgando el mundo de la circulación de los libros en Yucatán. Libreros, imprentas, editores, librerías aparecen en sus 30 páginas en afable diálogo con variados títulos de obras que se posicionaban bajo la mirada de inquietos lectores, buscadores de nuevos conocimientos, de aventuras en selvas y mares, de guerras lejanas, de historias del pasado o de apasionados romances.

No queremos ir tan lejos como el historiador/comerciante, quien expuso sus ideas sobre el tema en la Semana de la Literatura Yucateca el 2 de marzo de 1977. Nuestra intención es más simple: mostrar la existencia a partir de cierto momento de la historia comercial del libro, de entidades cuya labor principal era el comercio de este producto y que hicieron de esa labor durante muchos años el centro de su interés.

Pues a nuestro ver llegaron a ser referentes del desarrollo cultural de una sociedad, base del crecimiento intelectual de ciertos grupos, vía de entrada de ideas de vanguardia a una colectividad y en general motores que impulsaron la economía, pero también el avance de las sociedades. Las librerías eran-tengo mis dudas de qué tanto lo son ahora- marcadores culturales para conocer las características del consumo de información.

Si aceptamos que el consumo de letras es una actividad que requiere de un lector, pero también de un lugar que haga accesible el producto, veremos la importancia de estas notas orientadas a visibilizar ciertos establecimientos que convirtieron la venta de libros en la primera década del siglo XX en su actividad comercial primordial, sólo posible por la alta demanda de este objeto cultural entre la sociedad lectora de Yucatán.

Impresores, editores, tipógrafos, y vendedores eran figuras que se superponían en los primeros siglos de la vida independiente, las empresas dedicadas a la venta de libros como actividad principal bajo el modelo comercial librería/editorial empezaría a dominar el mercado hasta la segunda década del siglo XX. A finales del XIX la edición de textos mostraba la dinámica de editores libreros y empresarios editoriales, que podemos ver extendida hasta la primera década del XX.

El comercio del libro siguió diversas rutas de acuerdo a momentos y circunstancias particulares, desde los mostradores de las tiendas que lo vendían como uno más de sus productos, junto con telas, perfumes, semillas, herramientas, medicinas, refacciones, muebles, equipo de cocina; como parte de una labor donde la impresión era la parte central y no su venta al público; como una actividad laboral personal que llevaba al vendedor a recorrer casa por casa acercando ese objeto cultural a sus potenciales lectores, hasta el establecimiento especializado en su comercio.

En el mes de enero de 1912, en plena lucha revolucionaria, podemos ver en el número 1 del Órgano del Instituto Literario del Estado la poco conocida revista mensual de pedagogía y letras, titulada La Educación, cuatro anuncios –los únicos- que ocupan un lugar privilegiado en la revista, primera y segunda página y pasta trasera. Publicación que no está de más decir, concentraba a un grupo de personajes dominantes en la educación de gran peso en el panorama intelectual y con estrechas relaciones con el poder político, por lo que entendemos que anunciarse en sus páginas insinuaba visibilidad, prestigio, capacidad económica y relaciones.

En sus hojas encontramos el anuncio, en primer lugar, de la Librería Yucateca, que se presentaba como La más antigua y acreditada Librería Yucateca y encuadernación de Gustavo Díaz, promocionando ampliamente la venta de papelería y artículos de oficina. En relación a la venta de libros expresaba que: “Esta Casa se hace cargo de toda clase de pedidos a México, al precio que marquen los Catálogos” y su ubicación en ese lejano 1912 era contigua al Instituto Literario del Estado –hoy UADY-Calle 60 o de Progreso, núm.493.

Esta librería –haciendo eco a Suárez Molina- se había establecido en 1881, en los bajos de la casa de don José Rendón en la Plaza Grande y cuatro años más tarde se instaló en el lugar que cita su propaganda, ofreciendo en su momento de mayor apogeo numerosas obras históricas y de literatura. En sus últimos años se especializó en libros de texto y material escolar para sus vecinos estudiantes del Instituto Literario y de otros colegios.

Toca turno a la Librería Espinosa, casa fundada en 1829, que para los albores del siglo XX todavía conservaba fuerte empuje comercial, en su publicidad informaba que “este antiguo establecimiento se encuentra constantemente el surtido más completo en Libros de texto, Libros de religión católica, Libros de lectura amena, además de un inmenso surtido de tarjetas postales todas morales y de fantasía”. Signaba su dirección en la Calle del Comercio o sea 65 entre la 56 y 58.

Fue esta librería la que editó desde 1828 el afamado Calendario Espinosa de amplia circulación en el sureste, y con el tiempo, al entrar en decadencia la actividad libreril, en palabras de Suárez Molina, ya entrado el siglo XX, buscando su sobrevivencia, se dedicó también al ramo de “papelería, perfumería, novedades para obsequio, remedios y píldoras, tónicos y depurativos y tuvo además durante un tiempo, un departamento de semillas de hortaliza.” 

La otra gran anunciante era la Librería Peninsular de Piña hermanos, que se promocionaba como sucesores de Galo Fernández, señalaba la calle 60, bajos del Gran Hotel como su dirección, y anunciaba la “existencia en gran escala, de: Libros de texto, libros para premios, libros de religión (…)” y demás artículos de oficina, además especificaba su “especialidad en obras de consulta para los señores profesores” haciendo gala de su capacidad de proveedor internacional, pues concluía el anuncio señalando que “nos encargamos de pedir cualquier libro que se desee, a cualquier casa editorial del mundo”.

La ultima librería que se anunciaba en la revista mencionada, era La Literaria, con cinco años de establecida en 1912, que sobrevivió hasta mediados de la década de los noventa del siglo XX, anunciada como librería y papelería y que uno años después incursionó con éxito en el rubro de juguetería y novedades. Era la única de las anunciantes que junto con su dirección c.63 no. 492ª, hacía público su teléfono de tan sólo dos dígitos, el 79. En el texto promocional detallaba que vendía un “Constante y variado surtido de obras notables de Pedagogía, Historia, Geografía, Ciencias, Literatura, Derecho, Medicina, Novelas, &&. [así como un] Inmenso surtido de obras escolares adoptadas por el H. Consejo de Instrucción y material escolar en general”.

Ratificaba su capacidad de mantener actualizados a sus clientes y responder a sus demandas, pues cerraba su oferta haciendo público que “Esta casa es la más importante del Estado y la que recibe las últimas novedades, tanto del país como las editadas en el Extranjero. Vendemos al por mayor y menor”, garantizándolo su dueño don Francisco Fontboté Guinjoán.

Suárez Molina escribe de ella que, “por el año de 1921 trajo don Francisco Fontboté a su sobrino Ramón Massó Fontboté, lo asoció a su empresa y quedó este último al frente de ella en 1925 al fallecer el fundador”. En 1977 estaba al frente su hijo Ramón Massó Rodríguez, que incorporó el giro de agencia de viajes, la conocida “Cubamex”.

Sin duda hay mucho más que escribir sobre estas librerías y otras que poblaron el panorama mercantil del libro en Yucatán, pero sirva este acercamiento para comprender su importancia en la formación de generaciones de lectores durante la mayor parte del siglo XX.

También te puede interesar: Una nopalera en el centro de Mérida, breve historia de un espacio

Arte y ciencia

Por una cultura de la ciberseguridad

Avatar

Publicado

en

UADY suma esfuerzos el Día Internacional de la Seguridad de la Información  

Mérida, Yucatán, a 28 de noviembre 2020.- Conferencias sobre privacidad y protección de datos, medidas de prevención y delitos informáticos, forman parte de las actividades que ofrecerá la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), en el marco del Día Internacional de la Seguridad de la Información que se conmemora el próximo lunes 30 de noviembre.  

El responsable del departamento de Seguridad Informática de la UADY, Wilberth Pérez Segura, explicó que desde 1988 se eligió esa fecha con el objetivo de realizar acciones conjuntas a nivel institucional, educativo y en las empresas, para difundir la importancia de proteger la información a través de una serie de medidas de seguridad en los sistemas.  

Comentó que en esta ocasión, la UADY organizará el Primer Foro del Día Internacional de Seguridad de la información UADY 2020, que incluirá un ciclo de conferencias gratuitas para el fomento de la cultura de ciberseguridad.  

“El derecho a hacer un uso seguro y fiable del ciberespacio es una responsabilidad compartida, por lo que se necesita una mayor implicación de toda la sociedad”, advirtió.  

Indicó que los ponentes son personas especializadas en temas de seguridad, entre los que se cuentan la responsable de respuesta a incidentes de seguridad informática Sophos México, Daniela Arroyo Barocio, y el jefe de la Unidad Especializada en Atención a Delitos Cibernéticos de la Fiscalía General del Estado de Yucatán, Moctezuma Peraza Chuc.  

“Este evento impactará a la comunidad universitaria a través de una jornada de prevención, en la cual, conferencistas profesionales de asociaciones públicas, civiles y corporaciones, compartirán conocimientos y experiencias en materia de ciberseguridad”, agregó.  

En ese sentido, Pérez Segura recordó que día se celebra desde hace más de 30 años por iniciativa de la Association for Computing Machinery (ACM), la cual tiene como finalidad fundamental, el desarrollo de una cultura que permita el fortalecimiento de la Seguridad Cibernética en el país, iniciando por los dispositivos, sistemas y redes de uso cotidiano para adoptar buenas prácticas que favorezcan la protección de la información.  

El evento es totalmente gratuito y abierto al público en general, y para acceder deberá ingresarse a la siguiente liga: https://bit.ly/2V0KdnI  

Continuar Leyendo

Arte y ciencia

OMS pide no frenar pruebas de Covid-19 con inicio de aplicación de vacunas

Avatar

Publicado

en

GETTY IMAGES

Todos los países que han logrado un control efectivo del coronavirus han tenido en común el énfasis que han puesto en las pruebas, afirmó el director general de la OMS.

Aun cuando comiencen las primeras vacunaciones contra el Covid-19, tal vez a principios de 2021, la enfermedad seguirá teniendo un amplio margen para transmitirse, advirtió este viernes el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus.

El funcionario hizo estas declaraciones cuando los contagios de coronavirus en el mundo ya rebasan la cifra de 60 millones.

“En un principio la vacuna será prioritariamente para trabajadores sanitarios, personas mayores y grupos de riesgo, lo que dará al virus aún mucho espacio para moverse, por lo que seguir haciendo tests debe seguir siendo una herramienta vital para controlar la pandemia”, señaló Tedros en rueda de prensa.

Hizo énfasis en que aun frente a los alentadores resultados de cada vez más ensayos clínicos de las vacunas en desarrollo, una de las armas más importantes para combatir la pandemia seguirán siendo los análisis de diagnóstico, incluidas las pruebas rápidas.

“Si no sabemos dónde está el virus, no podemos pararlo; no podemos aislar a los que lo tienen, tratarlos, o rastrear sus contactos”, recordó el director general de la OMS.

Tedros insistió en la importancia estratégica de los análisis; subrayó que todos los países del planeta tienen ya capacidad para hacerlos, y afirmó que “todo el que necesite hacerse una prueba debe poder hacerlo”.

De igual forma, recalcó que todos los países que han logrado un control efectivo de la enfermedad han tenido en común el énfasis que han puesto en las pruebas.

“Continuamos necesitando más tests, mejores, más fáciles de usar, baratos, seguros y rápidos “, concluyó.

Continuar Leyendo

Arte y ciencia

Historia de la Virgen de Izamal

José Iván Borges Castillo

Publicado

en

Detalle del rostro de serpiente y el fruto que sostiene mordiendo. Fotografía de Carlos Pereira.

Venciendo a la serpiente altiva

La Virgen de Izamal está parada sobre medio mundo y pisa, con el pie derecho, la cabeza de la serpiente negra infernal. La serpiente es un simbolo usado en la iconografia de la Purísima Concepción de María. Enseña la doctrina católica que el mal comenzó con la desobediencia de nuestros primeros padres Adan y Eva, tentados por la serpiente altiva y astuta que los instó a comer del fruto prohibido del arbol de la vida, y si una mujer habia de causar la ruina de la humanidad, otra mujer excelsa y llena de virtudes, como de Gracia Santificante, habia de vencer el mal de nuevo. La profesia venia a caer sobre una prefiguración temprana de la Virgen María, cuando en el genecis encontramos: “Pondré eterna enemistad entre tú y su linaje. Ella te pisará la cabeza y tu trataras de morderle el talón.” Aunque este versiculo esté llamado el protoevangelio, debemos destacar que la misma iglesia en siglos anteriores lo modificó y en epocas recientes, cambio el Ella por el linaje, y se desconfiguró todo este concierto. El humo protestante que impera en Roma desde el Vaticano II, no ha logrado del todo su objetivos,pero  siempre da golpes certeros.

Las tempranas referencias del culto a la Virgen de Izamal, señalan su fiesta principal de Pura Concepción para 1581, a tan sólo dos decadas de haberse entronizado la imagen en la iglesia. No sabemos si la primera imagen de la Virgen, obra de Fray Juan de Aguirre, haya tenido una serpiente a sus pies.

En la obra de Historia de Yucatán y devocionario de Nuestra Señora de Izamal, obra de Fray Bernardo de Lizana, publicada en Valladolid, España en 1633, contiene un discurso barroco en torno a la Señora de Izamal, sobresaliendo entre las primera figuras presisamente la cita del genesis: “el mismo Dios dijo a la serpiente que engañó a nuestra madre Eva: Esta te quebrantará la cabeza… pues otra mujer te quebrantara la cabeza, y castigara tu astucia. Y se ve claro, pues la Virgen Sacrosanta y su imagen santisima, que dichosamente posee este santo convento y pueblos…” En el largo discurso de Lizana esa serpiente no sólo era el mal tentando a Adan y Eva, sino remite a la antigua religio maya.

Es probable que dado que la escultura de la Virgen de Izamal no fue realizada persiguiendo una advocación tal cual- Fray Diego de Landa la menciona en su Relación de las cosas de Yucatán como “La Madre de Dios”- se buscó colocarle ese detalle, nada que el cincel y buena voluntad no pudieran solucionar.

Es muy probable, además, que en los cambios realizados en la imagen original de la Virgen de Izamal, como para colocarla en unas peanas y otros objetos devocionales de moda, a mediados del siglo XVII, se haya realizado alguna serpiente de material precioso para colocarle. La doctora Bertha Pascacio Guillén en su obra, Mama linda : reina y patrona de Yucatán : la Virgen de Izamal, análisis histórico de una imagen de culto” ofrece un valioso dato rescatado de los informes realizados tras el penoso incendio del camarín en 1829, que entre sus pérdidas se encontraba: “Una serpiente esmaltada con dos esmeraldas de oro y cuatro perlas.

Por la mencion queda manifiesto que la serpiente fue un agregada. El unico caso similar que conocemos, de serpientes postizas la tenemos en la Virgen de la Concepción de la hacienda San Antonio Chel, en el municipio de Hunucmá, con una serpiente de plata a sus pies.

Detalle de la serpiente a los pies de la Virgen de Izamal
Diciembre de 2014, fotografía de José Iván Borges Castillo

En un grabado de la Virgen de Izamal con un leyenda inferior fechado el 4 de diciembre de 1860, ya la segunda imagen, la serpiente aparece sobre el medio mundo con la cabeza pisada por la Virgen que se yergue triunfante. El reptil tiene una fruta, semeja una manzana, que sostiene mordida, en referencia al asunto del protoevangelio. La actual serpiente que porta la Virgen es igual a lo descrito en el grabado 1860, de color negro con detalles cafés y fruta de color morado.

La serpiente no marca advocación de la Virgen María en el caso de Yucatán. Esto quizás porque varias de sus imágenes llegaron para ocupar puestos  sin que fueran expresamente creadas para ocupar tal advocacion requerida en el patrocinio de los pueblos necesitados. Por ejemplo, varias imágenes veneradas como Inmaculada Concepción no portan serpiente. En la geografia yucateca podemos encontrar imágenes como Asunción, Candelaria o Natividad que portan la serpiente, que marcan el merito de su concepcion sin mancha de pecado original.

La presencia de la serpiente deja entre ver dos enfoques distintos: primero el de la Iglesia y segundo la de los mayas.

Algo de la antigua religion maya se deja entrever en el significado del uso de la serpierte. La diosa maya Ixchel, aquella mujer que habita en la luna, madre de los mayas antiguos, creadora del hilado y “diosa de hacer las criaturas” como la refiere Landa, aparece en los codices con una serpiente en la cabeza o enroyada en su cuerpo, sostenida en las manos, objeto sagrado símbolo de poder y sabiduria. Otra serpiente altiva es aquella que llegó de los montes del Anahuac al Mayab, se llamaba Quetzalcoatl pero en maya comenzo a llamarse Kukulcán, serpiente emplumada.

Fray Bernardo de Lizana deja ver en su discurso que la serpiente sometida a los pies de la Virgen de Izamal, procedía de la antigua religion maya cuyas imágenes más representantivas eran serpientes que ostentaban las fachadas de los grandes centros ceremoniales y cuya sombra de piedras a los rayos del sol marcaban su ininterumbido andar por plazas y templos arastrandose y sonando su cascabel.

Serpiente, imagen y tributo de poder, ya no era una constante mirarla en las imágenes de Ixchel, al eclipsarse su representaciones. Ahora la serpiente estaba a los pies de la Virgen María, de otra mujer, pero no sometida y dominada, sino como atributo filiar, es como quizás entiendieron los antiguos mayas yucatecos al encontrar a la sierpe antigua como parte de la iconografia mariana. El poder femenino no estaba perdido, sino más bien habia sido traspasado.

María Santisima venia siendo la Xki´ichpam Ko´olebil de los mayas, la mujer divina y señora de poder, continuiedad de un muy antiguo culto femenino. Y los versos de la naciente intelectualidad yucatanense lo habia de cantar en versos a mediados del siglo XVIII, cuando se publica la novena a la Vrgen de Ytzmal y dice:

¡Si en tu pura Concepción! Iris te muestras y oliva,

venciendo a la sierpe altiva, en su mayor inchazón.

La de Ytzmal es bien sabido que es oliva victoriosa,

que trajo la paz dichosa, al Yucatán combatido.

Continuar Leyendo

RECOMENDAMOS