Conecta con nosotros

Estilo de vida

Bar de cereales en Mérida

Avatar

Publicado

en

El plato de cereal es una de las comidas favoritas de muchas personas, debido a su fácil elaboración, su sabor, sus propiedades nutritivas y forma divertida. Aunque la mayoría de los cereales que se conocen son los nacionales, en la ciudad de Mérida hay un bar exclusivo con una gran variedad de cereales a elegir, este se llama Korn Toons.

Este concepto de bar de cereales, nació en Europa y poco a poco fue implementándose en México hasta llegar a Yucatán. Actualmente, existen tres establecimientos en la ciudad que han adoptado esta tendencia como un proyecto innovador para los jóvenes.  

En este bar puedes encontrar cereales provenientes de diferentes partes del mundo, en su mayoría son de Estados Unidos, aunque también se traen de otros países como España. Entre las marcas favoritas de las personas, están los Oreo o’s, Chips Ahoy!, French Toast Crunch, Lucky Charms, Rice Krispies y otras de edición limitada.

El bar ofrece tres tamaños de tazón: chico, mediano y grande, todos incluyen el cereal a elegir, la leche y un topping, también ofrece leche vegetal para los vegetarianos o intolerantes a la lactosa y toppings especiales. Los precios varían dependiendo del cereal que se vaya a elegir, ya sea nacional o internacional, en este caso el costo sería alrededor de los 50 y 100 pesos dependiendo del tamaño que se escoja y los toppings que se agreguen.

Asimismo, ofrecen otros productos como bolis de cereal, aguas frescas, malteadas, chips combinadas y un jardín de fiestas para perros. Básicamente el objetivo del bar es dar a conocer otros cereales que no son comunes en México, creando espacios de convivencia e integración para las personas, en donde no sólo disfruten de su cereal favorito, sino que también pueden reunirse con amigos para divertirse con juegos de mesa y encontrar alternativas nutritivas.

Estilo de vida

Victoria y Adhara, infancia que da la cara por México

Avatar

Publicado

en

En las últimas horas, dos niñas mexicanas han enorgullecido al país entero y dejado en alto el nombre de sus estados (Veracruz y Yucatán).

Adhara Pérez, originaria de Veracruz y con tan sólo 8 años de edad, es una niña prodigio con un IQ de 162, un poco más que Albert Einstein y Stephen Hawking.

Elegida entre las 100 mujeres más poderosas en México por la revista Forbes, Adhara es una niña con Síndrome de Asperger. A los 5 años terminó la primaria, a los 6 y medio la secundaria y se graduó del bachillerato en tiempo récord. Actualmente estudia dos carreras: Ingeniería Industrial en Matemáticas e Ingeniería en Sistemas, y su más grande sueño es ser científica y convertirse en una astronauta para trabajar en la NASA.

Por su parte, la yucateca Victoria Candila Pérez de 10 años, participó en el XXII Congreso Panamericano del Niño, la Niña y Adolescentes que se realizó en Cartagena, Colombia, donde presentó una propuesta para la prevención de los diferentes tipos de violencia a los que se enfrenta este sector de la población en México.

Durante su estancia en el foro, convivió con sus pares de 18 países y pudo conocer las condiciones en las que viven. “Aprendí que, en muchos países, los derechos de la niñez están apagados. Están sólo en un papel y no se hacen realidad. Por eso queremos que nuestra voz se escuche y que nos den la oportunidad de tener una vida feliz”, señaló Victoria que junto a otros infantes forman parte de la Red de DIFusores de los Derechos.

Agregó que a pesar de que ella y sus dos hermanitos tienen la oportunidad de ir a la escuela, hacer deportes, convivir en familia e ir al médico cuando se enferman, en otros sitios del planeta las niñas y niños no tienen acceso a estas condiciones.

Sin duda, Victoria y Adhara, cuyos casos han recibido cientos de elogios en los medios de comunicación y en las redes sociales, son dos ejemplos dignos de admirar de los muchos que nutren la infancia de nuestro país.

Continuar Leyendo

Estilo de vida

Invitan a incluir en la sociedad a los adultos mayores

Avatar

Publicado

en

Los expertos coinciden que es importante cuidar la salud del adulto mayor, ya que es una etapa en la que las personas pasan por cambios en su organismo, y de ahí que se invite a no dejarlos solos y hacer que sientan útiles.

Según explica la psicoterapeuta y tanatóloga Reyna Gómora, esta etapa es de cambios debido a que se reducen las capacidades motrices que pueden impedir que las personas puedan realizar las actividades que comúnmente hacían cuando eran más jóvenes, por lo que invitó a hablar del tema a temprana edad.

“Ciertamente con el avance de la tecnología y la medicina vivimos más que antes, entonces si antes morían a los 65 años, hoy a los 65 años es cuando se inicia la edad de adultos mayores. También es cierto que las capacidades físicas se van mermando. Entonces, por un lado apuesto mucho a que hablemos de  cómo van sucediendo estos cambios físicos. Invito mucho que no sea hasta que seamos adultos mayores. Hablar mucho antes, pero mucho antes”, asevera.

La experta aconseja incluir a los adultos mayores a la vida activa, y  así poder “hacer una mezcla entre la experiencia de los adultos mayores con la juventud que se está integrando a la vida social y creo que si pudiéramos hacer estas conexiones generacionales, todos podríamos aprender”.

Reyna Gómora señala que es importante creer en los adultos mayores y no sobreprotegerlos, porque eso les ocasionaría tristeza y cierto enojo al sentirse disminuidos en sus capacidades.

“Que no sobreprotejamos, que preguntemos “qué sí puedes hacer” y creerles, es importante creerles. Si una persona adulta mayor te dice “es que yo puedo caminar de aquí a la puerta”, dale la oportunidad de que lo haga. No lo sobreprotejas porque eso mismo permite que ellos pierdan su autonomía, y ya no solo es el depender si no la tristeza o el enojo profundo que causa el que no lo dejen también en su espacio”.

“El punto es no aislarlos y no dejarlos en este sedentarismo. Entre el sendetarismo y aislamiento, eso es llevarlos a la muerte, y mucho más rápido”, agrega la tanatóloga.

También comenta que es importante que ellos realicen diferentes actividades que los mantengan activos, ya sea física y psicológicamente.

“Hay algunas escuelas que invitan a los adultos mayores a contar cuentos, tienen actividades con los niños, entonces que los adultos mayores sean los que les cuenten cuenten cuentos a los niños es una actividad maravillosa para ambos lados, porque por un lado, los pequeños integran el respeto al que está al frente leyéndoles, y por el otro lado, el adulto mayor se siente útil”, asevera.

Por su parte, la psicóloga y directora general de Casa Romero, Georgina Romero, explica que es importante mantener a los adultos mayores en actividad y cambiar el imaginario sobre las casas de retiro.

“Los principal es identificar en qué condiciones se encuentra ese adulto mayor  para saber de qué forma poderle brindar la atención adecuada. Si es una persona que ya empieza a presentar ciertos síntomas de enfermedades, pues obviamente llevarlo al médico para que tenga un buen diagnóstico. Si es una persona que todavía es funcional, a lo mejor ofrecerle una diversa gama de actividades que pueda realizar, porque si queremos que nuestros adultos mayores en casa tengan  una buena calidad de vida o estén bien hay que estar activos en la parte física, cognitiva y social”, explica.

La experta reitera que la importancia de cambiar los estereotipos sobre el concepto de los asilos y casas de retiro, “por ejemplo en Casa Romero, el plus es que ofrecemos este sentido de pertenencia a una familia. Entonces, el hecho que ellos vengan aquí, no se sienten abandonados, al contrario, nosotros hacemos esta vinculación con la comunidad a través de diversas actividades”.

La directora de este centro explica que en la actualidad “hay algunos lugares que sí implementan algunas actividades y justamente tratan de ver por el bienestar del adulto mayor. Sin embargo, todavía existen algunos espacios donde no tienen ningún tipo de actividad para que el adulto mayor siga activo y esto los ven como estacionamientos de adultos mayores, pues los dejan ahí mirando la tele, sin ninguna actividad, a lo mejor esperando a morir”.

Al reflexionar cómo se visualizan en esa edad, ambas expertas manifestaron que se preparan para tener una buena vejez.

En el caso de Reyna Gómora,  explica que mantendría su salud cognitiva leyendo y escribiendo, además de que dejaría sus cicatrices de la vida, como son las arrugas.

“Seguir cuidándome. Estoy muy consciente de cuál es mi estado de salud, qué si puedo hacer, qué no puedo hacer. Soy una persona que ahora que me veo en las fotos de 10 años atrás, (veo) y ya hay cosas que han cambiado, mis arrugas, y ahí están. Y estoy muy clara que no me las quiero quitar y en cuanto a unos cinco años, cuando ya mi pelo esté blanco, lo quiero corto, lo voy a dejar blanco. Y no me quiero quitar esas cicatrices de la vida que son las arrugas”, comentó.

Por su parte, la psicóloga Georgina Romero opina que se ve activa y moviendo gente: “Yo me veo, pues, abuelita a lo mejor, no lo sé, en este sentido me veo activa, me veo una persona que estaría dando lata a varias personas, haciendo muchas cosas, moviéndome. Me considero un líder, y aún como adulto mayor, me veo movilizando a gente aún de viejita, no sé, vamos a salirnos del asilo, algo así me considero, voy a ser rebelde en mi vejez”.

En su experiencia, la encargada de Casa Romero considera que en 2050 habrá el doble de adultos mayores, por lo que “la demanda de servicios va a ser muy alta, y a lo mejor a nivel institucional el gobierno o instituciones privadas no nos daríamos abasto a eso, si es un panorama poquito desolador”.

“La verdad, el panorama no se ve nada bueno, porque que de verdad vamos a ser muchos adultos mayores para eso. Y ahorita como jóvenes presentamos altos índices de diabetes, de hipertensión, incluso de depresión. ¿Entonces cómo va a ser esta generación cuando llegue a (ser) adulta mayor? Esa es la parte que me preocupaba, o sea, físicamente y emocionalmente, en las condiciones vamos a estar mal. Entonces ahorita es el momento de cambiar esos hábitos para que cuando lleguemos estemos lo más saludable posible y que utilicemos la cuestión de salud. Uno tiene que cuidarse para llegar bien”.

Entrevista con Reyna Gómora, psicoterapeuta y tanatóloga, sobre el adulto mayor (versión estenográfica)

-Cómo se trabaja para que los adultos mayores tengan una buena vejez

Hay un fenómeno muy interesante, a propósito de los adultos mayores, ciertamente con el avance de la tecnología y la medicina vivimos más que antes, entonces si antes morían a los 65 años, hoy a los 65 años es cuando se inicia la edad de adultos mayores. También es cierto que las capacidades físicas se van mermando. Entonces, por un lado apuesto mucho a que hablemos de  cómo van sucediendo estos cambios físicos. Invito mucho que no sea hasta que seamos adultos mayores. Hablar mucho antes, pero mucho antes.

Incluso apuesto a la educación tanatológica, que todos nos vayamos ubicando en nuestra finitud, y que día a día nuestro cuerpo va cambiando. Y que no cuando lleguemos a la vejez, digamos, qué pasó si yo no era así, sino al contrario, que vayamos “entendiendo” que nuestro cuerpo ya no es igual, nuestras piernas se mueven diferente, que nos salieron canas, que las arrugas, todas estas cosas que son parte de la vida.

También una parte de nosotros o de las personas que ya son adultos mayores evidentemente saben que su cuerpo ha cambiado. Una persona con la que trabajaba me decía que “ahora entiendo muy bien cuando las personas dicen, ‘estoy listo para morirme’. (Entonces ellos) van sintiendo, esos cambios, van viendo la imposibilidad a veces de bajarse de la cama y demás. Sin embargo, con este avance de la tecnología, también es cierto que no todos los adultos mayores llegan con capacidades mermadas. También es cierto que hay adultos mayores que tienen mucha vitalidad, mucha energía, pero como sociedad no estamos preparados para saber qué hacer con ellos.

Cuando ellos son parte de la sociedad, no están separados, son parte de nosotros. Yo apuesto a que los pudiéramos incluir a la vida activa, y pudiéramos hacer una mezcla entre la experiencia de los adultos mayores con la juventud que se está integrando a la vida social y creo que si pudiéramos hacer estas conexiones generacionales, todos podríamos aprender.

Entonces, por un lado, cómo acompañarlos, poder no separarlos de la sociedad, sino mantenerlos integrados. Quizá de una manera diferente, con lo que saben, con su experiencia de vida, que nos puedan compartir. Por el otro, no mantenerlos aislados, ni detenidos, sino que puedan seguirse moviendo. Algunos podrán tener la movilidad de seguir yendo a algún lugar, como el parque, y pueden hacerlo con su independencia. Pero una de las mayores pérdidas que tenemos los seres humanos es la pérdida de nuestra autonomía, de nuestra independencia, como poderse bajar de la cama o bañarse solo, son esas cosas que para la generalidad de quienes no están en un asunto de salud pudieran sonar normales, para muchas personas ya no lo son.

Entonces darles la posibilidad de su independencia, su movilidad, su actividad siga sucediendo es importante. Que no sobreprotejamos, que preguntemos “qué sí puedes hacer” y creerles, es importante creerles. Si una persona adulta mayor te dice “es que yo puedo caminar de aquí a la puerta”, dale la oportunidad de que lo haga. No lo sobreprotejas porque eso mismo permite que ellos pierdan su autonomía, y ya no solo es el depender si no la tristeza o el enojo profundo que causa el que no lo dejen también en su espacio.

-Qué tipo de actividades recomendaría si hay en casa un adulto mayor

Yo les podría decir que observen y pregunten, dependiendo  de las capacidades, qué cosas les gusta. A algunos les gusta platicar, ni siquiera tiene que ser un oficio, por eso se me ocurre esto de platicar, porque son súper platicadores. Bueno, hay algunos lugares, pueden ser gratuitos o no, donde platiquen con sus iguales, es importante. No sólo con sus iguales, pero es una opción que acompañarlos, llevarlos o permitirles que ellos vayan solos, en el caso de que tengan la movilidad para hacerlo y la capacidad para ello, y que tengan una actividad en donde puedan compartir con otras personas, que están en circunstancias parecidas.

Hay algunas escuelas que invitan a los adultos mayores a contar cuentos, tienen actividades con los niños, entonces que los adultos mayores sean los que les cuenten cuenten cuentos a los niños es una actividad maravillosa para ambos lados, porque por un lado, los pequeños integran el respeto al que está al frente leyéndoles, y por el otro lado, el adulto mayor se siente útil.

La utilidad es una de las palabras claves en la edad adulta. Lo he oído de muchas voces (de dicen) “necesito sentirme útil”, “necesito sentir que todavía puedo hacer algo”. Y este ejercicio de contar un cuento y que los niños lo puedan escuchar, es muy beneficioso para ambos lados.

En esta sociedad, los niños han perdido ese respeto a los adultos mayores, porque vivimos con más prisa, entonces ellos hacen más despacio muchas cosas. Entonces nosotros debemos enseñarnos a ir al paso de ellos, ir más despacio y respetar esa diferencia.

Habrá a otras personas que eso no les gusta. Algunos adultos mayores se sienten muy bien en casa, leyendo, con la familia, y a lo mejor no están tan activos como una persona que haga deporte, como un adulto mayor que esté haciendo deporte, sin embargo será una actividad. A lo mejor una actividad psíquica, como leer, hacer rompecabezas, compartir con la familia, el punto es no aislarlos y no dejarlos en este sedentarismo. Entre el sendetarismo y aislamiento, eso es llevarlos a la muerte, y mucho más rápido.

-Cuál es el término correcto para referirnos a ellos, ancianos o adultos mayores.

El término anciano es adecuado, el término viejo o vieja es adecuado, lo que pasa es que hay sociedades como la nuestra que (hay que decirles) más suavecito y se oye feo. Sin embargo, no es una ofensa. De hecho les han puesto de todo, adultos mayores, de la tercera edad, pero en términos generales no es tercera edad, sino somos un continuo de una sola vida.

Entonces, legalmente, adulto mayor, una persona adulta mayor, ese es el término así correcto. (Aunque) los términos adecuados son estos, creo que podemos hacer algo en lo individual, y poder preguntarle cómo te gustaría que te dijera. Creo que también se vale preguntar, porque hay quienes consideran que las personas adultas vuelven a ser niños, y no es cierto, son adultos, no vuelven a ser niños. Lo que sí sucede, es que algunas capacidades se van mermando, entonces hay que ayudarles, pero eso no significa que regresen a ser niños. Siguen siendo la autoridad en casa, siguen siendo los sabios, como se decía en antaño.

Son personas individuales, son personas con respuesta sexual también, no porque sean adultos mayores ya no tienen nada que ver con el sexo. Claro que sí, es parte de la vida, y ellos también lo requieren, son cuerpos vivos y mientras existan los cuerpos vivos habrá respuesta sexual. Eso también se les tiene que respetar, porque a veces se les ve como inadecuados, (sin embargo) es una respuesta absolutamente natural.

-Cómo se prepara para una vejez saludable

Seguir cuidándome, en términos físicos, seguir leyendo. Hice un libro que tenía que ver con el tema de las pérdidas, a propósito de las personas de la tercera edad, cuando uno escribe, uno puede reconocer muchas cosas, a menos así me sucede. También leo, pero especialmente cuando las personas adultas mayores se comparten conmigo y me permiten ver estos movimientos corporales.

Hace muy poco en un taller de autoestima preguntaba cómo te miras tú dentro de 20 años, y todos no pueden responder. Entonces, qué me toca a mi, Reyna Góngora, estoy muy consciente de cuál es mi estado de salud, qué si puedo hacer, qué no puedo hacer. Soy una persona que ahora que me veo en las fotos de 10 años atrás, (veo) y ya hay cosas que han cambiado, mis arrugas, y ahí están. Y estoy muy clara que no me las quiero quitar y en cuanto a unos cinco años, cuando ya mi pelo esté blanco, lo quiero corto, lo voy a dejar blanco. Y no me quiero quitar esas cicatrices de la vida que son las arrugas. Entonces sí, no sí como “wow ya viene la vejez”, no la celebro del todo, porque uno quisiera seguir teniendo la capacidad que hoy tengo, sin embargo, en esta conciencia me doy cuenta que mi cuerpo está cambiando, y que las cosas no están necesariamente como yo quisiera que estuvieran.

Entrevista con Georgina Romero, directora general de Casa Romero, licenciada en psicología, maestría en administración de recursos humanos, con estudios y diplomados en gerontología. (versión estenográfica)

-Qué recomendaciones daría para el cuidado de un adulto mayor

Los principal es identificar en qué condiciones se encuentra ese adulto mayor  para saber de qué forma poderle brindar la atención adecuada. Si es una persona que ya empieza a presentar ciertos síntomas de enfermedades, pues obviamente llevarlo al médico para que tenga un buen diagnóstico. Si es una persona que todavía es funcional, a lo mejor ofrecerle una diversa gama de actividades que pueda realizar, porque si queremos que nuestros adultos mayores en casa tengan  una buena calidad de vida o estén bien hay que estar activos en la parte física, cognitiva y social.

“Es importante diagnosticar, canalizar, ver con el geriarta o el médico especialista, y pues buscar lugares de asistencia donde los adultos mayores puedan estar activos”.

-Qué estrategias emplean para que la persona se sienta cómodo en un asilo

Primero hay que cambiar un poquito el estereotipo de los espacios que se brindan para el cuidado del adulto mayor. (Actualmente) hay asilos, centros de día, casas de retiro, los conceptos han estado cambiando y hoy en día tratamos de promover un concepto que es innovador, que es brindarles un servicio de un club. Nosotros como residencia de adultos mayores, tratamos de ofrecer este espacio donde van a estar en constantes actividades.

Ellos en Casa Romero tienen cinco clases diarias, tres clases por la mañana y dos clases por la tarde. La intención es que ellos tengan una dinámica como si estuvieran en la escuela. Tienen actividades desde física, desde manualidades, de huertos, son diferentes cuestiones para que ellos puedan trabajar en todas las esferas que te acabo de mencionar, biológica, psicológica y social.

Entonces, la idea es cambiar esos estereotipos, y por ejemplo en Casa Romero, el plus es que ofrecemos este sentido de pertenencia a una familia. Entonces, el hecho que ellos vengan aquí, no se sienten abandonados, al contrario, nosotros hacemos esta vinculación con la comunidad a través de diversas actividades. Por ejemplo nos vamos a museos, nos vamos al cine, nos vamos al béisbol, entonces como estamos en constante actividad externa, el adulto mayor no siente que está abandonado o está aislado de la sociedad, está en constante comunicación con la parte de la comunidad.

-Cuál es la realidad de los centros de retiro.

Hay muchos lugares que ya han surgido a raíz de que obviamente la población mayor está incrementando y cada vez hay más lugares y espacios que están ofreciendo servicio y cuidado hacia el adulto mayor. Hay algunos lugares que sí implementan algunas actividades y justamente tratan de ver por el bienestar del adulto mayor. Sin embargo, todavía existen algunos espacios donde no tienen ningún tipo de actividad para que el adulto mayor siga activo y esto los ven como estacionamientos de adultos mayores, pues los dejan ahí mirando la tele, sin ninguna actividad, a lo mejor esperando a morir.

Hay que cambiar justamente esa mentalidad, porque pues el adulto mayor no quiere decir que ya está al borde de la muerte. Al contrario, los adultos mayores hoy en día que tienen mucho más calidad de vida y viven mucho más es justamente porque tienen una buena calidad de vida y a lo mejor desde jóvenes implementar buenos hábitos para llegar a donde están. Entonces no sería justo que ellos acaben en espacios donde halla cero actividad o inactividad, (porque) justamente eso les afecta en la parte emocional, los deprime, y tienden a morirse. No se mueren porque a lo mejor surja una enfermedad, se mueren por esta falta de inactividad que en muchos espacios no consideran como parte de sus servicios para brindarle al adulto mayor.

-cómo se visualizan cuando lleguen a hacer adulto mayor

De hecho es algo que platico mucho con mis alumnos, sabiendo que en el 2050 esta cantidad de adultos mayores va a duplicarse, y la demanda de servicios va a ser muy alta, y a lo mejor a nivel institucional el gobierno o instituciones privadas no nos daríamos abasto a eso, si es un panorama poquito desolador. Pero platicaba con mis alumnos que está en nosotros en  fomentar y crear esos hábitos para que cuando llegues a adulto mayor, pues seas una persona activa, puedas brindar ayuda a los demás.

La verdad, el panorama no se ve nada bueno, porque que de verdad vamos a ser muchos adultos mayores para eso. Y ahorita como jóvenes presentamos altos índices de diabetes, de hipertensión, incluso de depresión. ¿Entonces cómo va a ser esta generación cuando llegue a (ser) adulta mayor? Esa es la parte que me preocupaba, o sea, físicamente y emocionalmente, en las condiciones vamos a estar mal. Entonces ahorita es el momento de cambiar esos hábitos para que cuando lleguemos estemos lo más saludable posible y que utilicemos la cuestión de salud. Uno tiene que cuidarse para llegar bien.

Yo me veo, pues, abuelita a lo mejor, no lo sé, en este sentido me veo activa, me veo una persona que estaría dando lata a varias personas, haciendo muchas cosas, moviéndome. Me considero un líder, y aún como adulto mayor, me veo movilizando a gente aún de viejita, no sé, vamos a salirnos del asilo, algo así me considero, voy a ser rebelde en mi vejez.

-Qué tipo de actividades implementar para personas con actividad motriz limitada

Hace poquito nosotros como personal en Casa Romero tomamos un curso de cómo ser “dementia friends” y algo muy importante que promueve la cuestión de “dementia friends” es que hay un lenguaje que es universal, podrá la otra persona a lo mejor no tener conciencia, de lo que esté pasando en el momento, a lo mejor está en cama o está postrada, pasando diversas dificultades, pero hay un lenguaje que sobrepasa a todo ello y es el lenguaje del amor. Entonces yo creo que a través de brindarle amor y cariño y el cuidado oportuno a las personas, podríamos que estas personas sufran algún tipo de depresión.

Actividades físicas todavía las pueden hacer, inclusive hay personas como los fisioterapeutas o los chicos de rehabilitación, que pueden trabajar ejercicios con ellos para que sigan con esa movilidad porque una vez que estén en cama, pues empiezan a sufrir un montón de enfermedades como las escaras, el endormecimiento del intestino y muchas otras consecuencias que a la larga pueden afectar a su salud pero con ejercicios, actividades y sobre todo, amor, creo que la persona aún postrada puede tener y mejorar su calidad de vida.

Continuar Leyendo

Estilo de vida

A propósito del 5 de noviembre y la noche de Guy Fawkes

César Benítez

Publicado

en

El 5 de noviembre trascurre como una fecha sin mayor relevancia para la gran mayoría de la población americana y quizás del resto del mundo, sin embargo, existe un acontecimiento que marca este día de manera histórica y relevante para la población inglesa, se trata de la “Bonfire night” o “Noche de Guy Fawkes”.

Comencemos por identificar a este personaje: Guy Fawkes. Fue un militante católico que se unió a las fuerzas que buscaban derrocar al rey Jacobo I en la famosa “Conspiración de la Pólvora” del año 1605, sin embargo, dicha conspiración fue descubierta y tras esto, Fawkes fue arrestado, encarcelado y sometido a toda una serie de torturas e injurias que lo llevaron a su muerte.

La fallida “Conspiración de la pólvora” fue un movimiento integrado por católicos, quienes luchaban por destituir a la aristocracia anglicana-protestante, encabezaba por el mencionado rey Jacobo I. La intención original era la de hacer explotar el edificio de la Casa del Parlamento para, con ello acabar, con los grupos mencionados que sin duda marco una importante lucha entre sistemas políticos y religiosos de Europa del siglo XVII. A raíz de descubrimiento y cancelación de la conjura, se comenzó a llevar a cabo una serie de celebraciones, por parte de los protestantes, en los cuales, los días 5 de noviembre de cada año, se quemaban en hogueras figuras y representaciones de Guy Fawkes y se daba gracias a Dios por haber protegido al “pueblo elegido” de la envidia y del odio de los católicos. Con el paso del tiempo, y ya bien avanzado el siglo XIX, las celebraciones del 5 de noviembre tomaron una nueva dirección, pues ahora se celebraba el movimiento de Fawkes y de los otros, como un acto de rebeldía y de emancipación contra el sistema, es decir, que se seculariza la actividad y se convierte en un evento del pueblo en el cual convierten a Fawkes en una especie de héroe nacional, totalmente contraria a la idea que los protestantes tenían de él y su grupo.

Éste hecho histórico trascendió fronteras, tiempos y sobretodo contexto, pues a principios de la década de los años 80’s, se comienzan a editar una serie de comics bajo el título de “V for Vendetta” (que posteriormente se integrarían en un novela gráfica) creados por las mentes de Alan Moore y David Lloyd. En dicha novela se retrata un futuro distópico en una Inglaterra posterior a ciertos acontecimientos, guerras y demás conflictos sociales, en los cuales logra posicionarse un grupo neo fascista, el cual comienza a reprimir todo movimiento subversivo a su régimen. El personaje principal es un antihéroe denominado simplemente “V”, quien usa una máscara de Guy Fawkes y el cual representa todas las aspiraciones sociales de acabar con las desigualdades, las injusticias, el sistema en general y en sí, de acabar con todo aquello que coarte la libertad humana.

En el año 2006 se estrenó una adaptación cinematográfica de la novela, protagonizada por la actriz Natallie Portman y Hugo Weaving. Fue a partir de esta versión que la figura de Guy Fawkes se popularizo y masifico, así como del movimiento insurrecto de la “Conspiración de la pólvora. Al día de hoy, “V for Vendetta” y Guy Fawkes son referencia popular de insurrección de ser contestatarios, de ser transgresores al sistema y por supuesto, son referencia de utopía y revolución.

Mientras en Inglaterra, algunas localidades de Australia y Canadá se sigue celebrando el 5 de noviembre como “la noche de las luces” o la noche de “Guy Fawkes” incendiando el cielo de noche con una gran cantidad de fuegos artificiales que representan la explosión que hubiere ocurrido en el Parlamente aquel día de 1605, todo un espectáculo visto que rinde homenaje a la lucha de un grupo en contra de la hegemonía represiva.  Curiosamente, la imagen de Fawkes se ha utilizado por el grupo grupo de “hacktivistas” conocidos como “Anonymous”, quienes siempre trabajan y pugnan por la libertad y el derecho a la información y la contra censura, llevándose en su historial ataques y movimientos de protesta de entre los que destacan: el apoyo a Julian Assange y las wikileaks, el ataque a las páginas de Sony, Youtube, Genne Simmons así como de la iglesia Cienciologísta de los Estados Unidos, ataque a las páginas del gobierno egipcio apoyando la decisión popular del pueblo de destituir a su presidente, entre otras muchas más.

Sin duda el 5 de noviembre es una fecha que guarda mucho significado, para algunos con valor histórico, para otros más con calor de lucha social, para algunos cuantos es un día para recordar dentro de la cultura “pop”, pero en sí, esta fecha guarda una estrecha vinculación entre diferentes grupos sociales de perspectivas e intereses diversos y variados. De Guy Fawkes a Anonymous, un viaje temporal bastante largo y cargado de mucha transversalidad que nos recuerda que la lucha de “un solo hombre” puede ser capaz de durar por varios siglos, si bien ya no con pólvora, si con ideas y convicciones de igualdad y justicia.

Continuar Leyendo

BOLETÍN FRACTO

RECOMENDAMOS