Conecta con nosotros

La Nación y el Mundo

COMUNICADO DE PRENSA

Avatar

Publicado

en

PRESIDENTE
Arch. Emilio Lambiase
335 6421227

24 luglio 2020 –

por Emilio Lambiase

La empresa farmacéutica CeMon en Nápoles, para la Doctora Serena D’Alterio y a través de la Asociación Italia-Cuba-Salerno, hace la donación de 790 kilogramos de medicamentos al Gobierno Provincial de Santiago de Cuba. Se une a las gracias por el trabajo realizado por la Brigada médica cubana en el norte de Italia

Por un lado tenemos a Cuba, un pequeño país, y por el otro lado tenemos un país extendido, Estados Unidos, y lo que el gran país los tira para matar al pequeño, lo bloquea. Y cuando llega la Covid 19 arrecia todavía más las sanciones, le niega hasta ventiladores para salvar a sus enfermos y resulta que el pequeño país vence la pandemia, mientras que el gran país atraviesa una situación en extremo difícil por culpa del presidente que quiere desaparecer a Cuba.

Para colmo, el pequeño país, tiene médicos para salvar vidas en el mundo.

En el reino animal, los humanos, son la excepción que confía su futuro a los menos adecuados como lo hacen los EE. UU., Brasil, Ecuador, Bolivia, Perú, etc. Esta es la verdadera pandemia que pone en peligro la permanencia de los humanos en el planeta.

El 20 de julio, la Brigada regresará a Cuba, compuesta por 38 médicos que trabajaban en el norte de Italia en Turín durante todo el período de emergencia, salvando vidas. Incluso el Sur de Italia está asociado con las celebraciones de agradecimiento con un simple gesto con la donación de 390 kilogramos de medicamentos. La valiosa oferta nos llega de la compañía CeMon en Nápoles, en contacto con la Dra. Serena D’Alterio, y se pone en la disponibilidad del gobierno de Santiago de Cuba.

                                 Presidente Emilio Lambiase

El 20 de julio, la Brigada regresará a Cuba, compuesta por 38 médicos que trabajaban en el norte de Italia en Turín durante todo el período de emergencia, salvando vidas. Incluso el Sur de Italia está asociado con las celebraciones de agradecimiento con un simple gesto con la donación de 390 kilogramos de medicamentos. La valiosa oferta nos llega de la compañía CeMon en Nápoles, en contacto con la Dra. Serena D’Alterio, y se pone en la disponibilidad del gobierno de Santiago de Cuba.

                                 Presidente Emilio Lambiase

Madre América

Alemanes en la conquista de América

Sergio Guerra Vilaboy

Publicado

en

La presencia alemana en la conquista de América es poco conocida y se remonta a 1520, cuando Carlos I, nieto de los Reyes Católicos, obtuvo el título de Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico. Para conseguirlo, tuvo que hacer erogaciones a los príncipes electores, endeudándose con los banqueros Welser y Fugger, a quienes ofreció concesiones en sus nuevos dominios americanos. A diferencia de los Fugger, que nunca se interesaron por la Nueva Toledo (Chile), los Welser se dejaron tentar por el lejano territorio asignado, llamado Venezuela por los primeros navegantes europeos, sorprendidos por los palafitos aborígenes del litoral que compararon con los canales de Venecia.

En Alemania se le conocería como Welserland, o sea, la tierra de los Welser, pues los derechos de estos banqueros de Augsburgo sobre esa región sudamericana habían sido plasmados en la capitulación de 1528, negociada por el suizo Heinrich Ehinger y Hieronymus Sailer, y firmada por el propio Carlos V. La colonización alemana tuvo su centro en el golfo de Coro, donde existía desde 1527 un fortín levantado por el capitán español Juan de Ampíes. El primer contingente enviado por los Welser, que salió de Sevilla el 7 de octubre de 1528 con más de doscientas personas, encabezado por Ambrosio Talfinger, llegó a Coro, tras escala en Santo Domingo, el 24 de febrero de 1529.  A Talfinger, que después fundó Maracaibo y se dedicó a expoliar cruelmente a los indígenas, le sucedieron como gobernadores Juan Seissenhofer, Nicolás de FedermannGeorg von Speyer y Philipp von Hutten.

Bajo la dirección de colonos como von Hutten o Horge Horhemut, los primeros habitantes de Nueva Augsburgo (Coro) intentaron fomentar una de las primeras economías de plantación del continente americano, trayendo cientos de esclavos africanos para al cultivo de la caña de azúcar; aunque los alemanes se sentían más atraídos por las riquezas y productos que arrebataban a los pueblos originarios. Las enfermedades tropicales y la obstinada resistencia de los indígenas, con los que chocaban en sus constantes incursiones en busca de oro por Maracaibo, Cumaná y los llanos del Apure y Casanare, hicieron estragos entre los ávidos conquistadores al servicio de los Welser.

De esas voraces exploraciones por el interior de Venezuela conocemos el pormenorizado relato de la efectuada a fines de 1530 y principios de 1531 por Nicolás Federmann. En 1555, trece años después de su muerte, el texto fue publicado por su cuñado Hans Kiefhaber como Historia Indiana. Una preciosa y amena historia del primer viaje de Nicolás Federman, el joven natural de Ulm, emprendido desde España y Andalucía a las Indias del mar Océano, y de lo que allí le sucedió hasta su retorno a España. Escrito brevemente y de amena lectura. De gran valor etnográfico, la obra describe los diferentes pueblos indígenas que conoció en el interior de Venezuela. 

Federmann también estuvo al frente de la más increíble de todas las expediciones alemanes, de la que no dejó testimonio. Nos referimos a la que condujo por los Andes, entre 1536 y 1539, en busca del mítico El Dorado y que culminó en el territorio de los muiscas o chibchas. La leyenda de un cacique que se espolvoreaba oro en una laguna y ofrecía piedras preciosas a sus dioses, despertó también la codicia de dos partidas de españoles procedentes de Quito y Santa Marta, dirigidas respectivamente por Sebastián de Benalcázar y Gonzalo Jiménez de Quesada. En los alrededores de la actual ciudad de Bogotá, fundada el 6 de agosto de 1538, tuvo lugar el triple encuentro fortuito, que obligó a un compromiso entre las tres expediciones, cada una con más de cien personas, para repartirse el botín.

Las riquezas arrebatadas a los chibchas por Federmann y sus hombres no pudo salvar de la crisis a la única colonia alemana en América, fracasada en su intento de imitar a las exitosas factorías portuguesas. En 1546, Carlos V le asestó el golpe final al cancelar la concesión a los banqueros de Augsburgo. El último gobernador de Welserland, von Hutten, seguido por Bartholomeus Welser y unos cuantos sobrevivientes, se refugiaron entonces en un valle al sur de Quibor, en el actual estado Lara, donde surgiría en 1554 el poblado de Cuara. Todavía hoy algunos de sus habitantes llevan apellidos alemanes y conservan características fenotípicas y costumbres de sus ambiciosos ancestros.

Continuar Leyendo

La Nación y el Mundo

Se pronostican el ingreso de 54 frentes fríos a México, durante la temporada otoño-invierno

Avatar

Publicado

en

Foto: https://wradio.com.mx/radio/2017/11/09/nacional/1510230375_502938.html

Se desarrolla una zona de baja presión en el suroeste del Golfo de México, con 90% de probabilidad de desarrollarse a ciclón en el pronóstico a 48 horas.

Para la temporada otoño-invierno, se pronostica el ingreso a México de 54 frentes fríos, cifra mayor al promedio, que es de 44. Así lo informaron la directora general de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Blanca Jiménez Cisneros; la titular de la Coordinación Nacional de Protección Civil (CNPC), Laura Velázquez Alzúa, y el coordinador general del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), Jorge Zavala Hidalgo.

El titular del SMN detalló que, estadísticamente, la temporada de frentes fríos inicia en septiembre y concluye en mayo, aunque algunos sistemas pueden desarrollarse fuera de estos meses. Precisó que en la primera quincena de septiembre ya ocurrieron 3 frentes y para la segunda quincena se prevén entre 2 y 3.

Detalló que en septiembre los sistemas invernales comienzan a ingresar por la frontera norte y que de noviembre a abril los sistemas invernales son de intensidades de moderadas a fuertes y generan temperaturas bajas. Cuando un sistema frontal es muy intenso y se desplaza sobre el Golfo de México, la Península de Yucatán, Tabasco, Tamaulipas y Veracruz, genera el “evento de Norte”, con oleaje muy elevado e incremento del nivel del mar en el Golfo de México.

Indicó que en esta temporada también se registran las tormentas invernales, principalmente durante los últimos y primeros meses del año, así como los ríos atmosféricos, fenómenos que ingresan una gran cantidad de nubosidad desde la zona del Océano Pacífico, provocando lluvias de intensas a torrenciales.

Las consecuencias de los fenómenos invernales son, en general, temperaturas bajas, lluvias de intensas a puntualmente torrenciales, vientos fuertes y oleaje elevado, efectos que dependen de las características de cada sistema.

Por otro lado, informó que actualmente se desarrolla una zona de baja presión en el suroeste del Golfo de México, cuya probabilidad de desarrollarse a ciclón es de 90% en el pronóstico a 48 horas. Se localiza aproximadamente a 195 kilómetros al este-noreste de Tuxpan, Veracruz, con desplazamiento lento hacia el norte. Se pronostica que hoy continúe organizándose y que mañana evolucione a depresión tropical, fortaleciéndose rápidamente a tormenta tropical.

Su circulación favorecerá, durante los próximos días, nublados y lluvias de intensas a torrenciales en zonas de Chiapas, Hidalgo, Nuevo León, Oaxaca, Puebla, Querétaro, San Luis Potosí, Tabasco, Tamaulipas y Veracruz, así como vientos con rachas muy fuertes y oleaje elevado en costas del Golfo de México.

Blanca Jiménez Cisneros subrayó que, en la temporada, de manera especial, se vigilarán las presas y ríos de Chiapas, Sinaloa, Sonora, Tabasco y Veracruz, debido a que se ubican dentro de la zona con más efectos de los sistemas invernales.

Puntualizó que para mantener protegida a la población y los bienes de la sociedad y de la Federación, Conagua cuenta con 21 Centros Regionales de Atención de Emergencias (CRAES), distribuidos estratégicamente en el territorio nacional y dotados de personal capacitado y equipo especializado para atender a la población y reaccionar de manera inmediata ante emergencias hidrometeorológicas.

Por su parte, Laura Velázquez Alzúa, anunció que el Gobierno Federal realiza acciones centradas en prevención y apoyo a la población más vulnerable con un protocolo de monitoreo, comunicación, alertamiento, difusión y prevención, así como preparación, atención a emergencias y recuperación.

Exhortó a la población a seguir medidas de autoprotección como vestir ropa gruesa o varias prendas; consumir alimentos ricos en vitaminas A y C; cubrir nariz y boca al salir a exteriores; evitar calentadores que produzcan monóxido de carbono; y prestar atención particular a las personas de la tercera edad y niños.

Finalmente, los tres funcionarios coincidieron en que se trabaja de manera permanente con otras dependencias, como SEDENA, SEMAR, CFE, así como con instancias de los tres órdenes de gobierno para mantener protegida a la población y a su patrimonio, ante cualquier emergencia.

Continuar Leyendo

Madre América

Reformas y Milicias en siglo XVIII hispanoamericano

René Villaboy

Publicado

en

La Guerra de los Siete Años (1756-1763) que enfrentó inicialmente a Inglaterra y sus aliados contra Francia y otro conjunto de reinos europeos, fue la evidencia más reveladora de que la fortaleza militar de España era cosa de un pasado remoto. Consciente de sus debilidades la monarquía española se mantuvo neutral en el conflicto hasta 1761. Después de la firma del tercer pacto de familia entre los Borbones, Madrid le declaró la guerra a Londres ese mismo año. La entrada a la contienda bélica, aun en sus últimos tiempos, demostró al monarca español, Carlos III, el débil estado de las capacidades ofensivas de sus ejércitos. Sin duda, la desastrosa defensa de La Habana, que cayó con facilidad en manos inglesas en 1762 fue una de las mayores pruebas.

Inglaterra también dominó con desenvoltura varias islas y territorios en el Caribe, que antes eran ocupadas por Francia o por la propia España. A la vez, atacaron puntos de la América continental, entre ellos Cartagena de Indias. De esa manera la guerra finalizó con la victoria británica en 1763.  El oneroso Tratado de París firmado ese mismo año devolvió La Habana a España pero a cambio, tuvo que ceder La Florida a la potencia vencedora. De este modo la corona de Londres afianzó su presencia en Las Antillas y ratificó su hegemonía en la parte norte de América. 

La catástrofe militar de 1762 y sus consecuencias precipitaron al rey Carlos III y a sus asesores-entre los que descolló Pedro Pablo Abarca, Conde de Aranda-a profundizar en los cambios que demandaba la estrategia de defensa del mundo colonial. Bajo la premisa de implicar mucho más en él a las pujantes sociedades de las tierras de ultramar.

En 1763 llegaron a La Habana dos de los hombres designados por la corona para planificar y ejecutar las necesarias reformas al sistema defensivo americano. Ambrosio de Funes y Villalpando, Conde de Ricla-investido al frente de la Capitanía General de Cuba-se hizo acompañar del Mariscal de Campo, Alejandro O´Reilly, como subinspector general de Milicias, del Ejército de América y su sustituto en caso de ausencia. Ambos militares de carrera formaban parte del grupo ilustrado que reunió el Conde de Aranda, y eran portadores de ideas modernizadoras aplicadas a la administración pública y por supuesto a las fuerzas armadas. A partir de 1764 O’Reilly puso en práctica su detallado y extenso “Reglamento para las Milicias de Infantería y Caballería de la isla de Cuba”, que recibió la aprobación del Rey en enero de 1769. Estas instrucciones se constituyeron en la directriz para fundar las Milicias Disciplinadas en casi todo el continente. Sucesivamente las transformaciones del modelo cubano de milicias disciplinadas se instrumentaron en la Nueva España en 1765; en Venezuela, Cartagena, Panamá, Yucatán y Campeche en la década de 1770; en el Perú y el Nuevo Reino de Granada a principios de la década de 1790, y en Buenos Aires en 1802.

 El reglamento de O’Reilly se dividió en 11 capítulos, donde se detallaron la estructura, funciones, disciplina, uniformes, armas, derechos y obligaciones para el funcionamiento interno de tales cuerpos. Los requisitos esenciales para integrar las milicias fueron ser hombre y libre, que cumpliera la condición de vecino, tener entre 15 años y 45 años, no ejercer como abogado, escribano, médico, boticario, procurador de número, cirujano, administrador de rentas  u otras ocupaciones que por su función social impedían estar disponible en caso necesario.

O’Reilly incorporó un rasgo muy peculiar de su concepción al Reglamento. La idea de convertir a las Milicias Disciplinadas en un órgano corporativo, donde su reclutamiento y sentido de pertenencia se basara en el honor, la distinción y el orgullo de participar activamente en la defensa del Rey y sus dominios. Por ello las armas, los estandartes y los uniformes tuvieron un valor simbólico extraordinario; enfocado hacia el reconocimiento individual y social de los milicianos como militares de hecho y de derecho.

Uno de los recursos más atractivos de la nueva condición de miliciano fue el disfrute del llamado fuero militar. A pesar del conjunto de amplias prerrogativas que incluía esta disposición jurídica para los hombres de armas era muy especial el derecho de llevar las causas ante los tribunales militares en lugar de los reales y ordinarios. Tal prebenda colocó a los miembros de las milicias americanas en una ventajosa posición al sustraer a sus miembros de la autoridad de la justicia civil e incluso de la jurisdicción de los cabildos y de los gobiernos locales. De ese modo con el fuero las milicias surgidas desde la segunda década del siglo XVIII devinieron en importantes espacios para la subversión del orden estamental implantado por el reino en Hispanoamérica.

Continuar Leyendo

RECOMENDAMOS