Conecta con nosotros

Crónicas de Ixil

El orgullo de ser cebollero

Miguel Ángel Orilla

Publicado

en

Visité en su parcela de “San Rafael” a mi amigo José Carlos Cen Rubio, conocido por todos como “Patito”, uno de los mejores productores de las conocidas cebollitas de Ixil.

Amable como siempre, nos recibió y conversó que desde niño se inició en esta actividad y que también cultiva cilantro y chile habanero, apoyado por sus familiares. José Carlos dice que se siente orgulloso de ser cebollero y continuar con esta ancestral tradición que corre el peligro de perderse por que pocas personas se dedican a ello.

Agregó que está poniendo en práctica nuevas técnicas de cultivo para fomentar la producción y que ya se inició la cosecha con buenos augurios.

Durante nuestro recorrido, llamó poderosamente nuestra atención la floración de este cultivo, por el albo y atractivo panorama que presenta y que pocos conocen.

Ojalá que pronto las personas que a pesar de la sequía y el sol abrazador, se dedican a esta actividad, reciban apoyo de quienes tienen el deber y pueden ayudarlos.

Felicitamos a hombres y mujeres ixileños, que se dedican a cultivar y hacer producir la tierra.

Crónicas de Ixil

Antiguo retrato

Miguel Ángel Orilla

Publicado

en

Esta foto nos dice mucho a los ixileños. ¿Cómo era nuestro pueblo hace 77 años? Por lo pronto podemos distinguir que nuestro Palacio Municipal era un poco diferente: la fachada principal era de madera tallada y los  techos de láminas de zinc. Además, en el costado izquierdo, la casa que fue de los esposos Pedro Zapata y Carmen Baquedano, era de concreto y el techo de tejas rojas. A lado del mismo predio, está una tradicional casita de paja.

También se observa la plaza principal donde apenas se distingue a tres mestizas, que cargan sus palanganas de nixtamal, rumbo al molino de granos. ¿Qué les parece amables lectores? Disfruten de esta imagen como lo  hago yo, vale la pena.

También te puede interesar: Las últimas mestizas

Continuar Leyendo

Crónicas de Ixil

Estampas de Yucatán

Miguel Ángel Orilla

Publicado

en

Por estas épocas, se inicia la cosecha de ciruelas (abal, en maya) que hacen del paladar una delicia, con chile molido y sal. Hay diversas clases de estos deliciosos frutos: tuxpana, campechana, chíabal, etc.

Recuerdo que cuando viajaba por el sur de Mérida en la ruta a Timucuy, Tekik, y sobre todo en San Pedro Chimay, era bonito ver en los patios de las casas florecer los sembradíos de ciruelas.

 Aún hoy, las humildes campesinas abordaban el autobús llevando palanganas y cubetas de ese fruto para su venta en el mercado de San Benito, y con ello ayudan su modesta economía familiar. Bueno ¡a comer ciruelas¡ he dicho.

Continuar Leyendo

Crónicas de Ixil

Las últimas mestizas

Miguel Ángel Orilla

Publicado

en

Poco a poco, como le entra el agua al coco, las mestizas de mi pueblo, van desapareciendo del panorama campirano por la modernidad y otros motivos.

Pero qué bello es admirar a estas risueñas señoras, luciendo el colorido hipil o el terno regional. Por esta razón, me he dado a la tarea de dejar registrados sus rostros y su elegante vestimenta en este breve recuento de belleza.

Ixil, Yucatán. Mayo 2019.

Continuar Leyendo

RECOMENDAMOS