Conecta con nosotros

Voz de la Península

Santiago, el color de la fe de un barrio (Segundo movimiento)

Indalecio Cardeña Vázquez

Publicado

en

El convulso siglo XIX

Entre el fin del período colonial; el inicio de la vida independiente mexicana y los remotos pasos de una emperatriz por sus calles, Carlota cuando llegó a Mérida en 1865, el barrio de Santiago ha visto transcurrir el tiempo, ha presenciado la furia iconoclasta de principios del siglo XX, que en 1916 dinamitara la capilla lateral sur de la iglesia, oratorio que fue construido de nuevo en 1952, donde hoy se encuentra la capilla del Santo Cristo de la Transfiguración.

Mucha es la historia que conserva este barrio, historia de la que el Pbro. Manuel Ceballos García se ha ocupado de registrar en parte, a través de su texto “La parroquia de Santiago” (Mérida, Yuc., 2010). En ese libro, el Padre Ceballos García indica que este suburbio ha sido hogar de ilustres personajes de Yucatán, como Manuel Cepeda Peraza, quien nació en este sector de la ciudad, pero del que desafortunadamente se desconoce la ubicación exacta de esa histórica vivienda.

Sin embargo, de quien sí se conoce la dirección donde vivió un tiempo de su infancia y que era oriundo de Izamal, es de Crescencio Carrillo y Ancona (19 de abril de 1837, Izamal, Yuc., – 19 de marzo de 1897)  quien fuera Obispo de Yucatán desde 1887 hasta su fallecimiento (aparentemente el número 7 tuvo singular presencia en la vida del Obispo Carrillo). La casa donde el futuro prelado residió algún tiempo de su niñez en Santiago, era una casa de paja nos dice el Pbro. Ceballos García, y se encontraba en el cruce de las calles 72 y 55, sin que se pueda precisar en cuál de las cuatro esquinas estuvo su hogar.

Otro personaje célebre, nato de este rumbo de la ciudad fue Arturo García Rodríguez, mejor conocido como Arturo de Córdova, el actor y galán de cine, en la llamada época de oro del cine mexicano, señala en su obra el Padre Manuel Ceballos, quien nos dice que Arturo de Córdova nació en 1908, en la casa número 474 de la calle 70.

En este histórico rumbo meridano estuvo el Circo Teatro Yucateco, construido en terrenos de la calle 57 entre 68 y 70. Ahí se efectuaban corridas de toros, funciones de box, obras de teatro y muchos espectáculos más. Funcionó durante 61 años, del 15 de octubre de 1900 al 7 de julio de 1961.

La feria y los gremios

El barrio de Santiago ha visto surgir la tradición entre la fe, ha visto congregarse la devoción en gremios desde hace más de 115 años, en torno al Santo Cristo de la Transfiguración.

Los orígenes de estas agrupaciones se pierden en el tiempo, y hoy en día 14 gremios veneran cada año esta sagrada imagen y son, empezando desde el más antiguo: “Cristo Rey”, “Señoras y señoritas”, “Unión y trabajo”, “Fraternidad y concordia”, “Gremio de la bajada” llamado anteriormente “Gremio de devotas”, “La esperanza católica obrera”, “La bienaventuranza”, “León XIII”, “La perseverancia”, “La caridad cristiana”, “La constancia”, “Unión de católicos”, “La transfiguración” y “La paz cristiana”.

Estos gremios se encargan de mantener viva la llama de la fe entre todos, guardando así la práctica de la devoción al Santo Cristo de la Transfiguración”.

Hoy en día, uno de los recuerdos más característicos de este barrio, es el de su feria en agosto, por esta festividad del Santo Cristo de la Transfiguración precisamente. Una feria que durante años fue el referente santiaguero más vistoso y colorido, donde los juegos mecánicos con sus sonidos, su música, las voces o gritos de quienes subían a ellos y, el aroma de los puestos de comida, con su olor de fritangas, de dulces, llenaban los rostros, los ojos, la memoria de todos los que ahí acudían, eran días donde lo sagrado y lo profano se conjugaban en una sola experiencia, en una sola vivencia que cada año congregaba a los vecinos y a los visitantes de este histórico barrio.

También te puede interesar: Santiago, un barrio meridano con mucha historia (Primer movimiento)

Continuar Leyendo
Clic para comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Voz de la Península

En Yucatán se han registrado más de 11 mil casos de COVID-19

Lilia Balam

Publicado

en

Foto: https://bit.ly/3fEGGDd

Los municipios con mayor número de personas contagiadas son Mérida, Valladolid, Ticul, Umán y Kanasín.

Durante la contingencia, 11 mil 337 personas han dado positivo a la prueba de la COVID-19 en la entidad. Los municipios con mayor número de personas contagiadas son Mérida, con 6 mil 252 casos; Valladolid, con 822; Ticul, con 503; Umán, con 390; y Kanasín con 349, informó la Secretaría de Salud de Yucatán (SSY).

De acuerdo con la dependencia, en las últimas 24 horas se confirmaron 167 nuevos diagnósticos: 72 en Mérida; 19 en Valladolid; 13 en Tizimín, 11 en Ticul; nueve en Progreso; ocho en Tekax; cinco en Peto; cuatro en Oxkutzcab; tres en Temozón y Umán; dos en Conkal, Dzan, Kanasín y Motul; uno en Chapab, Homún, Huhí, Maxcanú Sacalum, San Felipe, Tetiz, Tinum, Tixkokob y Tzucacab; y dos foráneos.

También se reportaron 35 decesos. Fallecieron siete mujeres y 14 hombres de la capital yucateca, una mujer y un varón de Umán,  dos mujeres de Motul, una de Umán, una de Ticul, un hombre de Ucú, uno de Hunucmá, uno de Tizimín, uno de Suma, uno de Huhí, uno de Oxkutzcab, uno de Seyé, uno de Valladolid y uno de Tekantó. Tenían entre 37 y 88 años, y la mayoría padecían enfermedades crónico degenerativas como diabetes mellitus e hipertensión arterial sistémica.

En total, han perdido la vida mil 375 personas a causa del coronavirus. Los municipios con mayor número de defunciones son Mérida, con 507; Umán, con 53; Kanasín, con 36; Acanceh, con 24; y Motul, con 22.

Actualmente 598 pacientes se encuentran en hospitalización por presentar síntomas  graves y hay más en espera de diagnóstico. 528 tienen cuadros leves y 8 mil 836 ya se recuperaron.

Como se recordarán, se puede consultar información sobre la COVID-19 en la página http://www.coronavirus.yucatan.gob.mx. También se encuentran a disposición la línea telefónica (800 982 2826), y los chats de Whatsapp en español (999 200 8489) y en maya (9991 40 6622), para obtener diagnóstico automatizado; y la aplicación “Meditoc”, tanto en Apple Store como en Play Store. 

Continuar Leyendo

Voz de la Península

Una colección de la Revista Luz, órgano de la Liga de Profesores del Estado de Yucatán

Edgar A. Santiago Pacheco

Publicado

en

Una colección de los primeros números de Luz Órgano de la Liga de Profesores del Estado de Yucatán, cuyo primer ejemplar se publicó el 29 de mayo de 1928, bajo la dirección del profesor Augusto Molina Ramos, ofrecida en venta en esos complejos caminos de las redes sociales, hizo girar mi atención hacia las revistas sobre educación publicadas en nuestra entidad. Me llevó a pensar en la gran tradición editorial de Yucatán, pero sobre todo en la trascendental labor educativa de los profesores, expresada no solamente en el aula, sino en diversas palestras a lo largo de la historia, siendo una de ellas la publicación de libros, folletos y revistas. Los listados serían colosales, pero nuestra atención se centra en estos momentos, a manera de ejercicio memorístico, en las revistas de tema educativo que antecedieron a Luz.

Pues sostengo la idea de que fueron órganos con diversas intenciones de acuerdo a los contextos en que se editaron, ya que expresaron concepciones y prácticas educativas del momento de su publicación, difundieron noticias y avisos, defendieron derechos, pero también sirvieron como herramientas políticas para posicionar ideas sobre el desarrollo de la sociedad, moldear las acciones de gobierno sobre temas diversos (educación, cultura, sociedad, política, salud) e incluso como órgano de expresión de grupos políticos en busca de representación social para negociar espacios o promocionar proyectos.

Un registro rápido de las antecesoras de Luz sería: La Escuela Primaria, revista en principio quincenal, después mensual, editada y dirigida por Rodolfo Menéndez de la Peña, 375 números pasaron por la imprenta, su subtítulo habla de sus intenciones: “periódico destinado exclusivamente a propagar la instrucción pública en el estado y a defender los intereses del magisterio”, y fue publicada de septiembre de 1886 a marzo de 1907. Sin duda la más longeva y todo un paradigma en cuanto a contenido y duración. El 1º de enero de 1887 se empezó a dar crédito por su impresión a las prensas de la Imprenta Mercantil de José Gamboa Guzmán.

En orden cronológico aparece después, La Educación Integral, revista mensual de pedagogía, dirigida por Manuel Alcalá Martín que inicio su publicación el 15 de enero de 1910. Encontramos un año completo de la revista en la Biblioteca Virtual de Yucatán. Acompañaron en la responsabilidad de la edición al profesor Alcalá, los profesores David Vivas Romero y Antonio Gamboa Ricalde, y entre los numerosos colaboradores encontramos las plumas femeninas de las profesoras Dominga Canto Pastrana y Otilia López. 

Expresaba sin ocultamientos el Prof. Alcalá Martín, en la presentación de la revista el 15 de enero de 1910: “No consideramos fuera de este lugar advertir que ninguna cuestión política ni religiosa será tratada en las columnas de la Educación Integral. Consecuentes con nuestros principios liberales, guardaremos el más profundo respeto a las creencias de los demás.

Un par de años después tenemos la revista La Educación: revista mensual de pedagogía y letras, órgano del Instituto Literario del Estado, dirigida por el Lic. Fernando Patrón Correa. Podemos asegurar que el Tomo I número 1 salió de las prensas de la Imprenta de la Escuela Correccional el 1º de enero de 1912 y siguiendo los datos de Rodolfo Ruz Menéndez en la Enciclopedia Yucatanense, afirmar que su última edición correspondió a los números 1, 2 y 3 del tomo II, de 15 de marzo de 1913. Este autor, lista algunos de sus distinguidos colaboradores como Artemio Alpizar Ruz, Agustín Aragón, Mauro López Sosa, José de la Luz Mena, Rodolfo Menéndez de la Peña, José Inés Novelo, Graciano y Antonio Ricalde Gamboa, Manuel Sales Cepeda y David Vivas Romero.    

Toca turno a El Paladín Escolar publicada de febrero de 1913 a marzo de 1918. No conocemos ejemplares de los años 1916-1917, anunciada como revista mensual del Órgano de la Unión de Profesores de Yucatán “Patria y Escuela”. Dirigida por el profesor Albino Lope, con una larga de lista de colaboradores que la historia ha registrado como destacadísimas figuras de la historia educativa de Yucatán, referimos sólo cuatro para referenciar su calidad, Rodolfo Menéndez de la Peña, Eduardo Urzaiz, Ricardo Mimenza Castillo y Santiago Pacheco Cruz.

La Escuela Racionalista, como corriente pedagógica, también tuvo una revista que contribuyó a la adquisición de conocimientos y ejemplificó aprendizajes. Se trata de La revista Oriente que apareció por vez primera el sábado 15 de septiembre de 1917, y fue impresa y elaborada totalmente por alumnos bajo la guía de José de la Luz Mena. Rápidamente se convirtió en su principal órgano de difusión.

Por último, tenemos en nuestras manos el número 1 del 1º de abril de 1925 del Boletín de Educación Primaria, cuyo director fue el profesor y laureado poeta Ricardo Mimenza Castillo y el administrador Víctor M. Martínez. Voz del Departamento de Educación de Yucatán, donde se proponía desarrollar “los temas más importantes relativos a educación pública”.

Así llegamos a Luz, Órgano de la liga de profesores del Estado de Yucatán, el volumen encuadernado del que escribimos llega hasta el número 13 correspondiente a mayo de 1929, con encuadernación a la Cartoné que muestra rasgos de haber estado expuesta al agua en algún momento. Es una revista que mucho puede decir del papel político de los profesores, pues es notoria su afinidad al grupo nacional sonorense. Un análisis histórico de esta revista sería altamente interesante.

De amplia circulación, con pastas a colores, su formato deja una idea de modernidad, reforzada con una activa campaña de promoción. De una de sus páginas rescatamos un curioso promocional, que algo nos dice del interés de sus editores por mantener su publicación: “Sr. Comerciante. Gaste bien su dinero Luz circula en todo el estado. Todos los profesores la reciben anunciar en ella es vender”.

No obstante, parece ser que esta aventura finalizó en 1929, pues en febrero de 1930 salía el número 1 de LUX Magazine del Maestro, que la sustituía. Esta era una publicación mensual de la Sección Editorial de la Liga de Profesores del Estado, bajo la dirección de Mario Negrón P. Al mismo tiempo que asumía el cargo de gobernador el Prof. Bartolomé García Correa ¿mera casualidad? Como cada una de las revistas registradas, lleva detrás de sí una historia por escribirse.

También te puede interesar: Una ficha del Night Club Saratoga, objeto con historia

Continuar Leyendo

Voz de la Península

Más casos de COVID-19 entre servidores públicos de Yucatán

Lilia Balam

Publicado

en

Foto: https://bit.ly/3fD5LhS

La diputada panista Rosa Adriana Díaz Lizama admitió que tuvo la enfermedad a mediados de julio. Ahora, el delegado del Gobierno Federal en la entidad, Joaquín “Huacho” Díaz Mena, confirmó tener COVID-19.

Mérida, Yucatán, 7 de agosto de 2020.- Se reportan más casos de COVID-19 entre funcionarios(as) del estado. La diputada panista Rosa Adriana Díaz Lizama y el coordinador de Programas Federales en la entidad, Joaquín “Huacho” Díaz Mena, confirmaron haberse contagiado.

La legisladora admitió haber contraído el virus, a través de un mensaje en su cuenta de Facebook: “El 4 de julio di positivo a covid19, me mantuve en aislamiento y con los cuidados necesarios. Hoy estoy recuperada y desarrolle [sic] anticuerpos. Si alguien requiere plasma con gusto donaré y apoyare [sic] siempre al sector salud que hoy realiza labor tiránica [sic]”.

JoaquínDíaz Mena hizo lo propio esta mañana. En redes sociales publicó el siguiente mensaje: “Nuestro trabajo de campo ha sido permanente. Hoy fui notificado por ISSSTE que soy positivo a COVID19. Me mantendré en aislamiento para cumplir protocolos médicos. Tengo fe en Dios y optimismo que todo saldrá bien. Un abrazo y cuídense. Quédate en Casa”.

Díaz Mena aseguró que se mantendrá atento a los pendientes de la delegación a su cargo por la vía del home office y reiteró: “Cuídense mucho porque es horrible esta enfermedad, si no tienes porqué salir, ¡¡¡Quédate en casa!!!

Como se recordará, a finales del mes pasado se confirmó que ocho integrantes del personal del Congreso del Estado dieron positivo a COVID-19. El diputado Manuel Díaz Suárez y la diputada Kathia Bolio Pinelo, ambos del blanquiazul, se contagiaron. También se anunció que el diputado priísta Enrique Castillo Ruz fue puesto en cuarentena porque un pariente suyo tenía síntomas  de la enfermedad.

Igualmente, el legislador panista del distrito federal IV de Mérida, Elías Lixa Abimerhi, la diputada panista Cecilia Patrón Laviada, el senador priísta Jorge Carlos Ramírez Marín y la alcaldesa de Bokobá, Ruby Alejandrina Sosa Pérez, contrajeron el virus.

Hasta ahora, dos funcionarios han fallecido a causa del COVID-19: el alcalde de Samahil, Rigoberto Javier Tun Salas, y la presidenta municipal de Maxcanú, Reyna Marlene Catzín Cih.  

También te puede interesar: Fallece alcalde de Samahil, tenía síntomas de COVID-19

Continuar Leyendo

RECOMENDAMOS