Conecta con nosotros

Apuntes librescos

Orhan Pamuk: Nights of Plague

Rolando Bello Paredes

Publicado

en

Foto de Julián Durán Bojórquez

El escritor turco, Orhan Pamuk, fue distinguido con el Premio Nobel de Literatura 2006, “quien en la búsqueda del alma melancólica de su ciudad natal, ha descubierto nuevos símbolos para el choque y el entrelazamiento de culturas”, según calificó la Academia Sueca.

En su artículo, “Una plaga entre dos mundos”, anuncia una excelente noticia a sus lectores: “Desde hace cuatro años estoy escribiendo una novela histórica situada en 1901, durante lo que se conoce como la tercera pandemia de peste, un brote de peste bubónica que mató a millones de personas en Asia pero no tanto en Europa” (El País, 30 abril 2020). El título de la novela, Nights of Plague (en traducción libre, Noches de peste).

La última publicación de Pamuk fue en 2018 con la novela La mujer de pelo rojo: “Hoy por hoy, después de tantos años, los celos me impelen a no revelar su nombre, ni siquiera a mis lectores. Pero debo contar fielmente lo que ocurrió a continuación”.

En las afueras del Estambul de 1985, un maestro pocero y su joven aprendiz son contratados para encontrar agua en una llanura estéril. Mientras excavan sin suerte metro a metro, nace entre ellos un vínculo casi paterno-filial, una dependencia mutua que se verá alterada cuando el adolescente se enamore perdidamente de una misteriosa mujer de pelo rojo: un primer amor que marcará el resto de sus días. El viaje de este joven hacia la edad adulta se acompasa al de una Turquía que ha ido transformándose de forma irreversible, y le sirve a Orhan Pamuk para regresar a los temas que han dominado una buena parte de su obra. En esta mezcla de fábula, relato mitológico y tragedia contemporánea, el autor vuelve a poner frente a frente las culturas de Occidente y Oriente explorando dos de sus mitos fundacionales: el Edipo Rey de Sófocles y la historia de Rostam y Sohrab, inmortalizada por el poeta persa Ferdousí en la epopeya del Shahname o Libro de los Reyes. Ambas tragedias discurren por debajo de una trama absorbente, en una novela de ideas que profundiza, entre otros temas, en la familia y la figura paterna, reafirmando al premio Nobel como uno de los grandes escritores de nuestra época” (promoción publicitaria de la novela de Pamuk, editada por Literatura Random House).

Las reacciones ante las pandemias, en opinión de Pamuk. Primero, es negarlas. Otra “ha consistido siempre en crear rumores y difundir falsas informaciones”. En su artículo periodístico, Pamuk concluye: “Para que de esta pandemia surja un mundo mejor, debemos abrazar y cultivar los sentimientos de humildad y solidaridad engendrados por el momento que vivimos”.

No encontré noticias, de acuerdo a una somera revisión periodística, vía Internet, de nuevas novelas de los recientes últimos cinco Nobel de Literatura, Peter Handke (2019), Olga Tokarczuk (2018), Kazuo Ishiguro (2017), Svetlana Aleksiévich (2015), Patrick Modiano (2014). Las últimas publicadas son las siguientes, respectivamente: La ladrona de frutas (2019), Relatos bizarros (2018), El gigante enterrado (2016), El fin del Homo sovieticus (2013), Recuerdos durmientes (2017).     

Nights of Plague, la nueva novela anunciada de Orhan Pamuk, es una excelente noticia en estos días de encierro por la crisis sanitaria del Coronavirus-Covid 19.

Maj Sjöwall. Otra, es sumamente triste. El fallecimiento de la escritora sueca Maj Sjöwall, el pasado miércoles 29 de abril. “La novela negra tal y como se ha entendido en las últimas décadas, tal y como se ha convertido en fenómeno de masas con aliento nórdico, la novela negra que no se olvida de su perspectiva social, del crimen dentro del sistema, no sería lo mismo sin Maj Sjöwall”, opinó el escritor Juan Carlo Galindo, en “Muere Maj Sjöwall, pionera de la novela negra contemporánea” (El País, 29 abril 2020).

Escribió, junto con su esposo Per Wahlöö, diez novelas durante diez años (1965-1975): Roseanna, El hombre que se esfumó, El hombre del balcón, El policía que ríe, El coche de bomberos que desapareció, Asesinato en el Savoy, El abominable hombre de Säffle, La habitación cerrada, El asesino de policías, y Los terroristas.

Todas las novelas negras son protagonizadas por el comisario Martin Beck: “Alto, de apariencia siniestra, rostro demacrado, frente ancha, mandíbula poderosa y ojos tristes, de un color azul grisáceo. No se cuida, fuma constantemente cigarrillos Florida, bebé café, come mal. Casi siempre está enfermo, ya sea resfriado o con dolores estomacales. Esos dolores lo convierten en un hombre malhumorado” (Folleto de la editorial RBA, “Maj Sjöwall. Per Wahlöö. La historia de un crimen”).

Algunas opiniones de otros autores de novela negra: “Maj Sjöwall y Per Wahlöö cambiaron la novela negra”: Henning Mankell; “La novela negra escandinava ha llegado a tener mucha calidad porque empezó con Maj Sjöwall y Per Wahlöö, quienes ya pusieron el listón muy alto”: Camilla Lackberg; “Maj Sjöwall y Per Wahlöö merecen ser colocados entre los padres fundadores de la novela negra contemporánea”: Andrea Camilleri.

Filey. Junto con el nombramiento del nuevo director de la Feria Internacional de la Lectura Yucatán (Filey), Enrique Martín Briceño, editor (con Faulo Sánchez Novelo) de la actualización de la Enciclopedia Yucatanense, en seis tomos (Gobierno del estado de Yucatán, 2017-2018), se informó que la Filey, organizada por la UADY, no se llevará a cabo en este 2020, sino hasta marzo del siguiente año, “cuando se realice con un trabajo que buscará consolidar los proyectos establecidos y poner mayor énfasis en el fomento y promoción de la lectura” (Por Esto! 3 mayo 2020).

Catedral. En las “benditas redes”, circuló una fake news, que señalaba que el gobierno del estado había dispuesto que en las nuevas placas de vehículos yucatecos, aparecería la Catedral de Mérida, y que sin embargo por diversa razón, en realidad la que apareció en la muestra de las placas, era la Catedral de Campeche. Resultó una absoluta falsedad, como se comprobó al momento de expedirse las primeras el pasado 2 de marzo. La expedición de las placas se interrumpió por el Coronavirus-Covid 19.

Jocosidades aparte, en 1987 el escritor Roldán Peniche Barrera publicó una nota periodística titulada “La Catedral: juicios y prejuicios de ilustres peregrinos”, que incluyó en su libro Historia de un lunes (edición del Instituto de Cultura de Yucatán, 1993). Reproduzco a continuación algunos juicios, investigados por Peniche Barrera:

“Posee la masiva apariencia de un monumentos de imponentes proporciones”, escribe Alice D. Le Plongeon por 1873.

– “El insufrible Barón de Waldeck, hacia 1834, no le encuentra nada notable”.

– “Stephens, seis años después, proclama que interior es majestuoso e imponente, pero termina confesando que el gran atractivo consistía en las damas arrodilladas ante los altares”.

– “Los arqueólogos ingleses Channing Arnold y Frederick J. Tabor Frost, que visitan Yucatán el año de 1906, la registran en su injurioso libro The American Egyp (1909) como una desvaída construcción denotada por su mediocre emplastamiento y añaden que en su interior no hay mucho que admirar salvo las doce columnas que soportan el techo. Con rematada saña británica resuelven que los cortinajes y la tapicería son de pésimo gusto, y que para acceder al púlpito, empolvado, sucio y viejo, hay que transitar por unas escaleras de madera literalmente podridas y con agujeros”.

“Medio siglo después, un yucateco, el arquitecto Leopoldo Tommasi López perfecciona esa sucesión de veredictos sobre ese patriarcal edificio calificándola de hibridismo arquitectónico, un error de estilo y de uniformidad. Su conclusión es, en síntesis que el aspecto general de la Catedral es pesado, demasiado rígido y monótono”.

Librerías. En México permanecen cerradas por la cuarentena impuesta por la enfermedad del Covid 19. En España se anunció que a partir del lunes 4 de mayo, algunas madrileñas podrían volver a abrir, “en las que trabajan tres personas de media”, no así las grandes cadenas de librerías.

La apertura de las librerías, y la vuelta a la normalidad cotidiana, es algo que se espera casi con ansiedad. No sé, usted, lector de Informe Fracto, qué hará una vez que salga del actual encierro casero, pero el autor de estos Apuntes librescos, acudirá a una librería y a tomar un espresso doble, no necesariamente en ese orden.

Traspunte. “Cuento”, de Ambrose Bierce, en El Cuento, Revista de Imaginación, Premio Nacional de Periodismo 1981, número 143, abril-diciembre 1999, ejemplar de aniversario número de 35:

“Se cuenta de Voltaire que una noche se alojó, con algunos compañeros de viaje, en una posada del camino. Después de cenar, empezaron a contar historias de ladrones. Cuando le llegó el turno a Voltaire, dijo:

Hubo una vez un Recaudador general de Impuesto –y se calló.

Como los demás lo alentaron a proseguir, añadió:

– Ese es el cuento”.

También te puede interesar: “Le haré una oferta que no podrá rechazar”: Vito Corleone

Apuntes librescos

Fumar es un placer…

Rolando Bello Paredes

Publicado

en

El turno hoy es del tabaco. Los datos son alarmantes, según la Organización Mundial de la Salud (OMS): “El tabaco mata cada año a más de 8 millones de personas, de las que más de 7 millones son consumidores del producto”. No se detiene ahí el mal, dado que también mueren “alrededor de 1.2 millones que son no fumadores expuestos al humo de tabaco ajeno”. Sin embargo, el consumo persiste.

De acuerdo con información de El Financiero (29 junio 2017), es un gran negocio: “De las seis compañías tabacaleras más importantes del mundo, cuatro son de EU y en conjunto tienen un valor de 661 mil millones de dólares”. En México, la venta de cigarrillos, en 2016, alcanzó la suma de 2.6 millones de cajetillas, y los ingresos anuales por esa venta acumuló 16.21 miles de millones de pesos.

La afamada Wikipedia informa del origen del tabaco:

– “La planta Nicotiana tabacum es originaria de la zona del altiplano andino y se extendió por todo el continente alcanzando el Caribe entre 2500 y 3000 años antes de Cristo. Las poblaciones indígenas ya habían tenido contactos con el tabaco antes de la llegada de Colón. Existen esculturas y pinturas precolombinas que representan personajes en alguna acción relacionada con el tabaco”.

Agrega: Bartolomé de las Casas en su Historia de las Indias lo definió como “ciertas hojas secas envueltas en otras hojas, también secas, parecidas a los petardos… Se encienden por un extremo y se chupan por el otro… para introducir en los pulmones ese humo con el que adormecen el cuerpo y así se embriagan”.

El nombre tabaco, para denominar a la misma planta, es explicado por uno de los primeros cronistas   americanos, el padre Gonzalo Fernández de Oviedo y Valdez, quien en su obra Historia general de las Indias (Sevilla 1535) relata: “entre otras costumbres reprobables los indios tienen una que es especialmente nociva y que consiste en la absorción de una cierta clase de humo a lo que llaman “tabaco” para producir un estado de estupor… ”algunos absorben el humo por medio de una caña hueca, eso es lo que los indios llaman “tabaco” y no a la hierba”.

Fueron grandes fumadores, por ejemplo: El físico Albert Einstein, el psicoanalista Sigmund Freud, el político Winston Churchill, el escritor Thomas Mann, el poeta Friedrich Schiller, el escritor Gabriel García Márquez, los actores Humphrey Bogart y Lauren Bacall, el expresidente norteamericano Ronald Reagan (cuando menos, años anteriores participó en la publicidad de unos cigarrillos: My cigarrete is the MILD cigarrete… that´s why Chesterfield is my favorite).

Churchill fue uno de los “fumadores por excelencia de la marca Romero y Julieta. Desde su visita a La Habana en 1946 su nombre fue utilizado en algunas anillas y dio nombre a la vitola más conocida de la marca: Churchills, de Romeo y Julieta” (Portal habanosnews.habanos.com, 27 febrero 2018).

El actor norteamericano Michael Douglas en declaraciones al diario español El País (3 junio 2013), precisó: “El sexo oral me causó el cáncer. El actor reveló que el tabaco no fue el responsable de su enfermedad de garganta, sino el virus del papiloma humano, que viene en realidad del cunnilingus”.

Renglón especial es para el líder cubano Fidel Castro (1926-2016), que fumaba, se presumía, el habano de marca “Cohiba”, especialmente “Cohiba Espléndidos”, producto de la fábrica El Laguito, de la Habana, Cuba. Dejó de fumar en 1985, por “problemas de salud”.

En estos menesteres, no existe la paridad de género, según información de la OMS: “De los 1000 millones de fumadores que hay en el mundo, aproximadamente 200 millones son mujeres”, y éstas prefieren fumar cigarrillos de tipo “light” que los hombres, “porque creen erróneamente que esto significa más seguro”.

La OMS advierte a las mujeres: “La industria tabacalera dirige campañas de publicidad muy costosas hacia las mujeres mediante anuncios que explotan estereotipos de género y vinculan falsamente el consumo de tabaco con conceptos de belleza, prestigio y libertad”.

En 2014, el portal de Yahoo! (2 marzo 2014) publicó que “la XVI edición del Festival del Habano en Cuba cerró con su tradicional subasta de puros y humidores (cajas de lujo) por un valor de 1,1 millones de dólares”.

Se entiende que disfrutar de un buen habano requiere de un ambiente tranquilo y agradable para disfrutar de su aroma de forma adecuada. Elegir un puro, la forma de cortarlo, de encenderlo, de fumarlo, de saborearlo, son claves para poder disfrutar del habano.

Además, tiene otros deliciosos usos, como el que se dice nos enseñó un presidente norteamericano con una linda becaria, clasificada como “lunática y narcisista”. Fumarlo así otorga doble placer para los sentidos.

Los gobernadores yucatecos, en las últimas cinco décadas, que recuerdo fumaron en algún momento de su actividad política, fueron Víctor Cervera Pacheco y Víctor Manzanilla Schaffer; no así, hasta donde se entiende, Mauricio Vila Dosal, Rolando Zapata Bello, Ivonne Ortega Pacheco, Patricio Patrón Laviada, Federico Granja Ricalde, Dulce María Sauri Riancho, Graciliano Alpuche Pinzón, Francisco Luna Kan, y Carlos Loret de Mola Mediz.

Un recuerdo de hace ocho años, a propósito de la toma de posesión de Zapata Bello como titular del Ejecutivo estatal 2012-2018:

– “Cuando el gobernador del estado anunció en octubre de 2012 que combatiría la corrupción, algunos quisieron oír que “metería al bote” a la exgobernadora que dirigió la entidad entre 2007 y 2012, preguntándole, acaso, “¿qué cigarros fumas?”, pero el Ejecutivo no dijo eso precisamente”.

En la memoria permanecen dos distinguido yucatecos, grandes fumadores: D. Juan Duch y Lic. Jaime Orosa Díaz. Éste, autor de Breve historia de Yucatán y Porfirismo y Revolución en Yucatán, entre otros, acudía a tomar café en ya desaparecido Café Sevilla (en la esquina de las calles 62 y 65), en donde, entre pitillo y pitillo, conversaba con amenidad.

D. Juan, autor de Por el mar, De poemas de Cuba sí y otros de Yanquis, no!,  Canto a Gustavo Río, entre otros, es memorable con un cigarrillo en una mano y un coñac en la otra, en el taller del inolvidable escultor Enrique Gottdiener Soto.

Algunas marcas de cigarrillos ya desparecidas, según especialistas: Raleigh, Boots, Broadway, L&M, Delicados sin filtro, Alas, Faros, Fiesta, Bohemios, Uxul.

Es irresistible, salvo por razones de salud, aunque parezca extraño, combinar el cigarrillo con un café, preferentemente un espresso doble, mientras se conversa o se lee. Armoniza también con una cerveza fría o con un whisky o ron o vodka o cualquier otra bebida alcohólica.

No sé si alternaría con una cerveza sin refrigerar, como los diputados de Morena sugirieron hace algún tiempo se venda en la Ciudad de México, “para disminuir su consumo”.

No sucedería esto, al menos en Yucatán, con temperaturas de más de 40 grados, durante largos meses del año.

Nobel de Literatura 2020.Por su inconfundible voz poética que con austera belleza hace universal la existencia individual”, la Academia Sueca otorgó el Premio Nobel de Literatura 2020, a la poeta norteamericana, Louise Glück.

Su poema, Campanillas de invierno, fue publicado por el diario español ABC (8 octubre 2020):

¿Sabes lo que yo era entonces, cómo vivía? Conoces

la desesperación; de este modo

el invierno debería significar algo para ti.

No esperaba sobrevivir

a la opresión de la tierra. No esperaba

despertar otra vez, sentir

mi cuerpo sobre tierra húmeda,

capaz de responder de nuevo, recordando,

tras tanto tiempo, cómo volver a abrirme

en la fría luz

de la más temprana primavera—

asustada, sí, mas de vuelta contigo

llorando sí riesgo felicidad

en mitad del crudo viento del nuevo mundo.

Otro poema, El deseo, fue publicado por el suplemento dominical Puntos y comas del portal SinEmbargo, el pasado sábado 10:

¿Te acuerdas de cuando pediste un deseo?

Yo pido muchos deseos.

Cuando te mentí

sobre lo de la mariposa. Siempre me pregunté

qué pediste.

¿Qué crees que pedí yo?

No sé. Que volvería,

que al final de alguna manera estaríamos juntos.

Pedí lo que siempre pido.

Pedí otro poema.

Como se recuerda, el Nobel de Literatura se ha otorgado sólo a 16 mujeres, incluyendo a Glück. Las otras quince son: 

– Selma Lagerlof (1909, sueca), Grazia Deledda (1926, italiana), Sigrid Undset (1928, danesa), Pearl S. Buck (1938, norteamericana), Gabriela Mistral (1945, chilena), Nelly Sachs (1966, alemana), Nadine Gordimer (1991, sudafricana).

– Chloe Anthony Wofford (Toni Morrison, 1993, norteamericana), Wisla Szymborska (1996, polaca), Elfriede Jelinek (2004, austriaca), Doris Lessing (2007, británica), Herta Müller (2009, rumana), Alice Munro (2013, canadiense), Svetlana Aleksiévich (2015, rusa), y Olga Tokarczuk (2018, polaca).

Traspunte. El Premio Nobel de Literatura 1925, en revista Mercurio (número 139, marzo 2012):

“Si un libro es bueno, lo mejor es que uno pueda conseguirlo lo más barato posible”.

Continuar Leyendo

Apuntes librescos

“Ay mamá Inés, todo los negros tomamo café…”

Rolando Bello Paredes

Publicado

en

El café no podía ser menos que cualquiera otra bebida. Por eso, el 1 de octubre es el Día Internacional del Café, “establecido por la Organización Internacional del Café en el año 2015, con el fin  de unir en un solo día a todos los productores de café de todos los países”.

Existen, por lo visto, cientos o miles de historias relativas al café. En el portal de International Cofee Organization, se lee lo siguiente, respecto de su origen:

        – “La historia de cómo se extendió por todo el mundo el cultivo y el consumo de café es una de las más atractivas y románticas que pueda haber.  Esa historia empieza en el Cuerno de África, en Etiopía, donde el cafeto tuvo su origen probablemente en la provincia de Kaffa.  Hay varios relatos, imaginativos pero poco probables, acerca de cómo se descubrieron los atributos del grano tostado de café.  Cuenta uno de ellos que a un pastor de cabras etíope le asombró el animado comportamiento que tenían las cabras después de haber mascado cerezas rojas de café.  Lo que se sabe con más certeza es que los esclavos a los que se llevaba de lo que es hoy el Sudán a Yemen y Arabia a través del gran puerto de aquel entonces, Moca, sinónimo ahora con el café, comían la suculenta parte carnosa de la cereza del café.  De lo que no cabe duda es de que el café se cultivaba en el Yemen ya en el siglo XV y es probable que mucho antes también”.

Yo bebo café espresso. Preferentemente espresso doble (aunque no me lo sirvan en tazas de porcelana china, de las dinastías de Shang y Zhou). Además, y para envidia del editor Carlos Bojórquez Urzaiz, lo consumo acompañado con un cigarrillo, a veces con dos (todavía no llego a fumar unos Cohiba Espléndidos, que, se presume, prefería el líder cubano Fidel Castro).

Guardo en mis registros, diversas notas sobre el café y su consumo, que comparto con los lectores de Informe Fracto:

1. El café, dice Oliver Potzsch, en su novela La hija del verdugo, es un “brebaje diabólico”.

2. “El café me enardece y alegra, fuego suave, sin llama y sin ardor, aviva y acelera toda la ágil sangre  de mis venas”: José Martí (Revista Espresso Journal, número 14, octubre 2011).

        3. “Una investigación de la Universidad de Lund, Suecia, descubrió que hay una relación entre la reducción de los senos y el consumo excesivo de café. El resultado fue que las mujeres que bebían más café, tenían senos más pequeños”.

4. Café en exceso, potencial asesino. Investigadores señalan que beber cuatro tazas por día afecta negativamente al metabolismo. El diario británico The Guardian informó que el exceso de café puede ser un asesino potencial.

        5. The Wall Street Journal comunicó que “El Manual de Diagnóstico y Estadística de Desórdenes Mentales de la Asociación Estadounidense de Psiquiatría, incluye tanto la intoxicación por cafeína como la abstinencia de cafeína. Estas enfermedades se consideran desórdenes mentales cuando impiden la capacidad de una persona de funcionar en la vida cotidiana”.

        6. El Café, publicó El Universal, “disminuye la somnolencia, la cafeína tiene beneficios como el mejorar la memoria y capacidad de concentración, aliviar dolores musculares, mitigar los efectos de la depresión y, de acuerdo con un reciente estudio, los hombres que beben entre dos y tres tazas de cafeína al día son menos propensos a sufrir disfunción eréctil”.

        7. En la revista Espresso Journal (número 14, octubre 2011):

a). “El rey Gustavo III de Suecia estaba convencido de que el café era un veneno. Para demostrarlo, ordenó a un reo tomar café todos los días y a otro tomar té.  El experimento, que fue seguido por una comisión médica, fue un fracaso: los primeros en morir fueron los médicos, después el rey, muchos años más tarde el condenado a beber té y por último el bebedor de café“.

        b). Cafeinómanos Anónimos:

        – “El creyente: Todos el mundo debería creer en algo… Yo creo que me haré otro café”.

        – El daltónico: ¿Que si me gusta el café negro? ¿Qué hay de otros colores?

        – El despierto: La gente dice que no toma café porque luego no puede dormir, en cambio yo dormido no puedo tomar café“.

        – El impaciente: La eternidad es el periodo que tarda en estar lista la primera cafetera de la mañana“. 

        c). “Nadie puede comprender la verdad hasta que bebe las espumosas bondades del café”: Flash Rosenberg.

8. En la novela de Fernando del Paso, Noticias del imperio: “El Canciller austriaco Clemens Lothas Metternich, apodado el Gran Inquisidor de Europa, afirmaba que el café debía ser caliente como el amor, dulce como el pecado y negro como el infierno”.

        9. En el diario La Verdad Yucatán (6 octubre 2012):

 “Por 80 dólares tome un café y a una mujer. Un café en Tokio ofrece a sus clientes dormir una siesta abrazados a una bella señorita a cambio de una módica suma de dinero. Entre los servicios se puede escoger: a. Dormir en brazos de la señorita. b. Recibir un masaje en los pies. c. Reposar la cabeza en la falda de la señorita. d. Descansar mirando a los ojos a la dama. e. Recibir mimos en la espalda. La siesta es de 40 minutos en una cómoda cama”.

        10. “La primera máquina de café expreso fue inventada en 1901 por Luigi Bezzera en Italia” (Revista Espresso Journal, número 17, mayo de 2012).

        11. Un estudio realizado hace dos décadas, en 1997, señala que “cuando los adultos ingieren 200 mg de cafeína (2 tazas de café aproximadamente) y luego toman una siesta muestran un mejor desempeño”.

        12. En Madrid funciona una cafetería “Siesta and Go”, que sirve café, dispone del periódico del día y conexión a Internet, además de la posibilidad de descansar y dormir cómodamente en una litera o habitación privada.

        13. En el artículo de Javier Reverte, “La vuelta a los mundos de los cafés”, en la revista El País Semanal, número 2032:

        – “A un amigo, hace unos años, después de un largo y minucioso chequeo que duró días, los médicos le prohibieron para siempre el café, por problemas renales y de tensión. Y él se lamentaba: “Ya no hago el amor como antes…”, decía. “¿Y qué tiene que ver el sexo con el café?”, le preguntábamos extrañados. Y él respondía:

– “Es que yo hacía el amor por el placer del cafecito de después”.

14. “Un estudio sugiere que tres cafés al día reducen la mortalidad prematura un 18% en hombres y un 8% en mujeres, según análisis de científicos de la Organización Mundial de la Salud”.

15. “El consumo de café no ayuda a protegerse del coronavirus ni tampoco a curarse”, aclaración en el portal Cafés de México de la Asociación Mexicana de la Cadena Productiva del Café, AC (12 mayo 2020).

16. En la novela de Héctor Zagal, El inquisidor:

– El café es “bebida de los filósofos franceses”.

“El café mantiene despierto, agudiza la inteligencia, afila el ingenio, excita la mente”.

– “El médico me dio de beber una taza de café con leche muy azucarado. Dijo que era un remedio turco para el dolor de cabeza”.

17. La primera cafetería como tal nació en el Reino Unido, concretamente en la capital de Londres en el año 1652. A ésta le siguió la ciudad de Oxford (Portal español El auténtico café, 27 noviembre 2018).

18. “Hakam y Shams, los comerciantes que abrieron la primera cafetería en Europa, la abrieron en Estambul, en 1555” (La Jornada Maya, 1 octubre 2020).

19. En la novela de Antonio Cavanillas de Blas, El médico de Flandes, dice su protagonista, el médico Andrés Vesalio (1514-1564), autor del tratado De Humanis Corpore Fabrica:

– “(El rey español Felipe II) Me invitó a café, la nueva infusión que, procedente de Turquía, se hace cada vez más popular y causa furor en toda Europa. Tuve ocasión de probarlo hace dos años en Viena, en un lugar próximo a la catedral de San Esteban especialmente dedicado a servir esta deliciosa bebida, cuyo consumo público se inició, al parecer, en Constantinopla”.

20. Música para tomar café: “Ay mamá Inés, ay mamá Inés, todo los negros tomamo café…”.

Traspunte. Refrán popular en revista Algarabía (número 76, enero de 2011):

– “Si los ombligos embonan, lo demás sale sobrando”.

Continuar Leyendo

Apuntes librescos

Libros en otoño

Rolando Bello Paredes

Publicado

en

Los Apuntes Librescos se enriquecieron en días pasados con los anuncios de próximas novedades editoriales, según publicaciones en diversos medios de comunicación y en las redes sociales. No hay un orden de preferencia:

        1. El académico español Arturo Pérez-Reverte, Línea de fuego, que aborda “por primera vez la guerra civil española, y evoca desde la ficción la Batalla del Ebro”. El año anterior publicó la novela Sidi. “Hay muchos Cid en la tradición española, y éste es el mío”, dijo Pérez-Reverte.

2. Ken Follett, Las tinieblas y el alba, “precuela de la saga de Los pilares de la tierra”. En esta nueva novela –señaló el portal Zenda“Follett se traslada al momento en el que termina la Edad Oscura y comienza la Edad Media, durante el final del primer milenio. Es el ocaso de una época violenta y brutal y el comienzo de un nuevo tiempo”.

3. Pierre Lemaitre, El espejo de nuestras penas, que cierra la trilogía denominada Los hijos del desastre. La primera fue Nos vemos allá arriba, y luego Los colores del incendio. Lemaitre sostiene: “La historia me parece, igual que la sociología, cada vez más una excelente vía para descifrar nuestro mundo actual y la literatura nos puede permitir dar a conocer y divulgar de forma masiva y amena todo esto”.

4. Andrea Camilleri, El rey campesino. La promoción libresca apunta: “He aquí la historia de Michele Zosimo, un joven campesino siciliano que, a principios del siglo XVIII, se convirtió en el efímero rey de Girgenti, la actual ciudad de Agrigento, tras desarmar al ejército piamontés destacado en la zona”.

Camilleri es el creador del comisario Salvo Montalbano, protagonista de veintisiete novelas, varias de ellas han sido llevadas a la cinematografía, que pueden disfrutarse hoy en alguna de las redes sociales. La primera fue La forma del agua (1994), y la última, será Riccardino, novela póstuma que dará fin a la saga de Montalbano.

        5. Carlos Ruiz Zafón, La ciudad de vapor, una “colección de relatos, algunos de ellos inéditos, con la que la editorial Planeta quiere rendir homenaje al autor de La sombra del viento”. Bajo el título de El cementerio de los libros olvidados, Ruiz Zafón publicó una tetralogía: La sombra del viento, El juego del ángel, El prisionero del cielo, El laberinto de los espíritus.

        6. John Connolly, La mujer del bosque, protagonizada por su afamado detective Charlie Parker. De la novela, dice la editorial Tusquets: “Y en una casa cercana a los bosques, un teléfono de juguete empieza a sonar. Suena para un niño que está a punto de recibir una llamada de una mujer muerta. Pero, cuando los muertos llaman, sólo Charlie Parker se atreve a contestar”.

        7. Daniel Silva, La chica nueva. “En un exclusivo colegio privado suizo, el misterio envuelve la identidad de una niña de cabello negro que llega cada mañana acompañada por una escolta digna de un jefe de estado. Dicen que es hija de un empresario muy rico”. El personaje central de la novelas de espías de Silva, es Gabriel Allon, jefe del servicio de inteligencia israelí.

        8. Jo Nesbø, Sol de sangre. “A las tierras más al norte de Noruega, donde nunca se pone el sol, ha llegado un sicario rebelde. Huye de su pasado y es un hombre sin futuro. Pongamos que se llama Jon y acaba de traicionar a uno de los reyes del crimen organizado de Oslo, El Pescador”.

        9. Leonardo Padura, Como polvo en el viento. El portal de Radio Cadena Habana pregunta: “¿De qué trata la obra?”, y responde: “De un asunto recurrente en las escrituras del Premio Princesa de Asturias de las Letras 2015: la existencia humana, la complejidad de las relaciones sociales, sus abigarrados entornos. Al margen de los argumentos específicos de sus novelas —sean temas policiales, como la saga de Mario Conde, o indagaciones históricas del linaje de El hombre que amaba a los perros—  el escritor reflexiona de y desde su  contemporaneidad”.

        10. Registro también la nueva obra del escritor yucateco Carlos Martín Briceño, Toda felicidad nos cuenta muertos. Un libro de cuentos negros, basados en hechos reales. “Son negros -dice su prologuista, Mauricio Carrera- por sus ámbitos donde el crimen prevalece en lo cotidiano, crímenes en lo oscurito, en esa zona donde la hipocresía esconde el abuso, donde el poder político es sinónimo de delincuencia”.

        Salman Rushdie. En el libro Memorias. Joseph Anton, Rushdie cuenta sus años de persecución provocada por una condena de muerte hecha por el por ayatolá Ruhollah Jomeiní, líder religioso de Irán, por la publicación de la novela Versos satánicos. Fue prohibida la venta del libro en India, Sudáfrica, Pakistán, Arabia Saudita, Egipto, Somalia, Bangladés, Sudán, Malasia, Indonesia y Qatar.

La fatwa: “Comunico al orgulloso pueblo musulmán del mundo que el autor del libro Los versos satánicos –libro contra el islam, el Profeta y el Corán- y todos los que hayan participado en su publicación conociendo su contenido están condenados a muerte. Pido a todos los musulmanes que los ejecuten allí donde los encuentren”.

        En las Memorias registré las siguientes expresiones:

        – Secreto. “Un secreto, una vez contado, no pertenecía ya a quien lo había contado sino a aquel que lo recibía. Si uno no quería que un secreto se propagara, debía atenerse a una única regla: No contárselo a nadie”.

– Fe. “La mente irracional, impulsada por los absolutos de la fe exentos de duda, no podía ser persuadida por la razón”.

– Computadora. “El último suspiro del moro sería su primera novela escrita con ordenador”.

        Proverbios italianos del Siglo XV (finales de 1488). En la novela de Orazio Bagnasco, El banquete (España, Plaza Janés, 1998):

1. Las campanas jamás suenan por nada.

2. Con los superiores siempre hay que bajar la cabeza.

3. Cuando se trate de dinero y de pureza, siempre es mejor calcular la mitad de la mitad.

4. La paja cerca del fuego arde.

5. En la hostería y en la cama, nunca se es viejo.

6. Una mujer que menea la cadera si no es puta, poco le falta.

Curiosidades papales. En 2005 se anunció que el Papa Benedicto XVI se fue de vacaciones a los Alpes, ya no a Castelgandolfo.

El Palacio de Castel Gandolfo (en italiano, Palazzo Pontificio di Castel Gandolfo o Palazzo Apostolico di Castel Gandolfo) es un museo que pertenece a la iglesia católica y antiguamente era una residencia papal suburbana. Las villas pontificias eran frecuentadas por los papas durante las vacaciones desde la época de Urbano VIII. Los pontífices solían trasladarse a Castel Gandolfo al menos una vez al año, en verano” (Wikipedia).

A propósito del descanso papal, el semanario La Crónica, número 509 de 17 de julio de 2005, editado por el periódico español El Mundo, publicó un reportaje de José Manuel Vidal, “De vacaciones a los Alpes con deberes”, que incluía lo siguiente:

“Varios Papas fueron al encuentro del Señor en sus vacaciones de verano”.

– “Pablo VI murió el 6 de agosto de 1978 en Castelgandolfo, tras recibir la visita de Sandro Pertini”.

– “Pío XII, que dormía sólo cuatro horas diarias, también murió en la residencia estival de los Papas el 9 de octubre de 1958, víctima de un ataque de hipo, tras recibir un tratamiento a base de hormonas de simio, patentado por el médico suizo Paul Niehans.  Pocos días antes de su muerte dijo que había visto a Jesucristo”.

– “Gregorio XIV (1590-1591) fue víctima de sus médicos, que le administraron oro molido”.

– “A Inocencio X (1644-1655) le llevó prematuramente a la sepultura el agotamiento y el excesivo calor del verano”.

– “Juan XXI (1276-1277) murió en Viterbo aplastado por la biblioteca que se desplomó sobre él”.

Traspunte. En la novela de Paloma Sánchez Garnica, La sospecha de Sofía:

        – “La gente que lee puede ser muy peligrosa para aquellos que pretenden el pensamiento único. La Lectura es el germen de toda revolución”.

Continuar Leyendo

RECOMENDAMOS