Conecta con nosotros

Arte y ciencia

El hombre en el castillo de Philip K. Dick

Aracelly Guerrero Maldonado

Publicado

en

El hombre en el castillo (The man in the high castle) de Philip K. Dick, escrita en 1962, es una de las más famosas escritas ucronías sobre la segunda guerra mundial hasta ahora, nos relata dentro de la propia trama de la novela los diferentes resultados globales que pudo tener que Alemania. La segunda guerra, es un tema de por sí ampliamente explotado y se encuentra vívidamente presente en nuestro imaginario colectivo posmoderno, aun cuando nuestra nación, y menos nuestra generación, se hallan visto directamente involucradas en ella.  Esto último es lo que creo que mantiene no sólo vigente la novela, sino también la ha popularizado y repopularizado a lo largo del tiempo, tanto que hasta hay una serie de televisión (que no sabía que existía hasta que terminé el libro y que aún no veo).

Sin embargo, el libro en sí no es de corte muy tradicional, desde el punto de la ciencia ficción, ni tampoco es para todo público, estoy seguro que los historiadores de carrera y los entusiastas, lo amarán porque les proporcionará interminables puntos, enfoques y temas para discutir, volver a discutir y comentar.  Estrictamente hablando tampoco es del género común de ciencia ficción, es decir, los avances tecnológicos no son la base del relato, ni del universo creado por el autor, además su escritura es muy interior, nos muestra los pensamientos de los personajes, sus reflexiones, los eventos se van deslizando en los intervalos de estos monólogos internos, lo cual hace a los personajes muy cercanos, muy reales, Philip K. Dick es uno de los pocos escritores de ciencia ficción que profundiza tanto en la psique de los personajes.

Debo admitir que en un principio no me gustó, sentí que este libro no podía ser del mismo autor que había leído antes (a Philip K Dick, se le conoce sobre todo por sus novelas de género de ciencia ficción dura o de cyber punk, donde los elementos tecnológicos son la base de los argumentos, y es que yo ya había leído “Sueñan los androides con ovejas eléctricas” de corte cyber punk),  no hay adelantos tecnológicos, no hay androides, luego está el final, no es que no sea un recurso muy utilizado ya, el dejar las cosas sin un final contundente, pero creo que se vuelve cada vez más común esa tendencia, y a la cual me he ido acostumbrado con algo de recelo, en realidad lo que me confundió fue la revelación final, ¿Me pregunté? ¿Entendí bien?, y después, ¿Acaso importaba saberlo?  Creo que ese fue el punto, en realidad, no necesitaba saberlo, así como el personaje de Abedsen, no desea vivir una vida que no es una vida, ocultándose y viviendo en una fortaleza, dejando que las cosas pasen si tienen que pasar, a veces tampoco hay que resolver todas las dudas, como la vida misma, continúa y continua, así es también con el libro.  Supongo que fue la intención del autor de decirnos que si el mundo que imaginó fuera real, entonces todo lo que nos presente debe serlo también, así como las novelas de Dickens, de Conan Doyle, Dumas, nos presentaron una parte de sus mundos y costumbres mientras nos narraban una historia, del mismo modo en la novela se nos va presentando este mundo mientras se nos va contando una historia.  Mi conclusión como siempre es que lean y juzguen, el libro es sumamente atrapante, y además no es largo, por lo que se termina rápido, 100% recomendable, pero no para los amantes de la ciencia ficción tradicional, quedarían decepcionados, si son amantes de los temas sobre la segunda guerra mundial, de los nazis o si les encanta elucubrar acerca de qué hubiera pasado si…lean, les gustará, en lo personal siempre me encanta conocer las diferentes caras de la ciencia ficción.

“Vivían en un mundo psicótico.  Los locos estaban en el poder. ¿Desde cuándo? ¿Y cuántos se daban cuenta? No Lotze.  Si uno tenía conciencia de estar loco ya no estaba loco, quizá.  O empezaba a volverse cuerdo, y despertaba al fin.  Le parecía a Baynes que sólo unos pocos lo entendían así.  Gente solitaria, aquí y allá.  Pero ¿y que pensaban las masas?  Todos esos cientos de miles que vivían en esa ciudad, por ejemplo, ¿Imaginaban que vivían en un mundo cuerdo? ¿O vislumbraban, sospechando la verdad?”

También te puede interesar: El miedo a los animales de Enrique Serna

Arte y ciencia

La lucha de los mapuches, un conflicto de larga data, revive en la actualidad

Héctor Hernández Pardo

Publicado

en

La noticia no ocupa cintillos en la mayoría de los grandes medios de comunicación del mundo, sin embargo es otro hecho más de un largo conflicto en Nuestra América y que expresa claramente la deuda histórica con las comunidades indígenas del hemisferio. Me refiero a la violenta represión de que es objeto el pueblo mapuche en La Araucanía, región sureña de Chile.

Según recientes informaciones procedentes de la capital chilena, integrantes de la comunidades indígenas de esa zona tomaron dependencias de la municipalidad de Traiguen, para exigir la liberación de presos mapuches en huelga de hambre desde hace días, protestar contra el Gobierno central y empresas agrícolas que invaden sus territorios.

De acuerdo con fuentes periodísticas alternativas otras acciones como esa ocurrieron en las comunas de Victoria, Curacautín y Galvarino, en tanto en la ciudad de Angol las autoridades cerraron las puertas del edificio de la Alcaldía para evitar que fuera ocupado por los manifestantes.

Entre los mapuches en huelga de hambre se encuentra el líder espiritual Celestino Córdova, quien a causa del largo ayuno está en un delicado estado de salud, lo que ha sido denunciado por sus allegados y diputados de oposición que lo visitaron durante el fin de semana. Córdoba y sus compañeros reclaman que el gobierno cumpla con lo establecido en resoluciones de la Organización Internacional del trabajo referentes a derechos de los pueblos originarios al respeto a su cultura, costumbres y religiones.

Testigos de estas acciones informan que los carabineros reprimieron violentamente las manifestaciones mapuches. Como resultado se reportan varios detenidos, heridos, incendios, destrozos y, en general,  daños de consideración. El ministro del Interior de Chile, Víctor Pérez, quien viajó a la zona para evaluar la situación, admitió  que el “conflicto mapuche es un tema político que hay que resolver” pero que la violencia es un “gran obstáculo para encontrar soluciones”.

El abuso y despojo contra el mapuche, si bien se ha incrementado,  no es una cuestión de nuestros días, sino que se remonta a mucho más atrás. De acuerdo con estudiosos del tema,  el Estado chileno arrebató la tierra al pueblo mapuche, creó 3 000 reducciones –en realidad, 3 000 campos de concentración– y entregó sus tierras a colonos chilenos y extranjeros. La dictadura de Pinochet, con la imposición del modelo neoliberal y la penetración y expansión de la industria forestal, hidroeléctrica y minera, intensificó la depredación  del habitat mapuche y de su vida, lo que prosigue en la actualidad.

Los Mapuches, uno de los pueblos autóctonos y más antiguos de Nuestra América, ha sido tradicionalmente víctima de una cruel marginación y represión, por lo que desde hace años lleva a cabo una firme lucha por sus derechos. Cifras oficiales indican que en Chile la población mapuche sobrepasa el millón de personas, siendo la comunidad indígena mayoritaria en ese país. Otras comunidades se localizan en Argentina.

También llamados araucanos, los mapuches llegaron a ocupar en tiempos de la colonia todo el territorio pampeano y el norte de la Patagonia, hasta parte de Santa Cruz, en la actual Bolivia. Su tradición de rebeldía es muy conocida no sólo por sus protestas y manifestaciones recientes para reclamar sus derechos. Así, por ejemplo, la denominada Guerra de Arauco, narrada por diferentes cronistas durante en siglos pasados,  refleja una constante guerra de resistencia a muerte, de 300 años, frente al dominio colonial.

También te puede interesar: Ponen al descubierto brecha cada vez mayor entre figuras republicanas y el presidente Trump

Continuar Leyendo

Arte y ciencia

¿Por qué se denominó “Sputnik V” a la vacuna rusa?

Avatar

Publicado

en

Foto: https://bit.ly/3gNYMEr

Desde este martes el mundo entero ha puesto la mirada en la vacuna rusa contra la Covid-19.

Rusia bautizó su nueva vacuna con el nombre de Sputnik V (V de vacuna), que este martes fue anunciada por el presidente Vladimir Putin. “Esta mañana, por primera vez en el mundo, se ha registrado una vacuna contra el nuevo coronavirus”, dijo Putin durante una videoconferencia retransmitida por televisión.

Se denominó a la vacuna Sputnik V, en homenaje al satélite Sputnik 1 lanzado por la entonces Unión Soviética en 1957, siendo el primero en la historia en ser enviado al espacio, lo que representó una gran victoria para la URSS en su carrera espacial frente a Estados Unidos.

Lanzado el 4 de octubre de 1957, el Sputnik 1 tardó en su primer viaje 98 minutos en orbitar la Tierra y su misión era recabar información de las capas altas de la atmósfera y el campo electromagnético de nuestro planeta. Su estructura se componía de una esfera de aluminio del tamaño de una pelota de laya —apenas 58 centímetros de diámetro— de poco más de 80 kilos, con cuatro largas y finas antenas.

Pero más allá de la hazaña en sí, el lanzamiento del Sputnik 1 catapultó fuertemente la carrera espacial rusa y estadounidense.

Ahora la vacuna rusa Sputnik V tiene la misión de vencer al nuevo coronavirus: ¿Podrá lograrlo? Si bien Vladimir Putin asegura que la nueva vacuna Sputnik V es “eficaz”, pues ha superado todas las pruebas necesarias y permite lograr una “inmunidad estable”, la Organización Mundial de la Salud (OMS) modera la euforia y considera que la eficacia de esta vacuna aún debe ser revisada.

También te puede interesar: Trabajan 18 mexicanos en la vacuna contra el Covid-19

Continuar Leyendo

Arte y ciencia

OMS reacciona al anuncio de la vacuna rusa

Avatar

Publicado

en

Foto: https://bit.ly/3gNYZHJ

Luego de que este martes el presidente ruso Vladimir Putin anunciara que su país desarrolló la primera vacuna contra el nuevo coronavirus, a la que se bautizó Sputnik V, la Organización Mundial de la Salud (OMS) se mostró cauta y recordó que la “precalificación” y la homologación de una vacuna pasan por “procedimientos rigurosos”.

“Estamos en contacto estrecho con los rusos y las discusiones continúan. La precalificación de toda vacuna pasa por procedimientos rigurosos”, advirtió Tarik Jasarevic, portavoz de la OMS, durante una videoconferencia de prensa.

“La precalificación comprende el examen y la evacuación de todos los elementos de seguridad y de eficacia requeridos recopilados durante los ensayos clínicos”, recordó.

Este martes, Vladimir Putin anunció que su país desarrolló la primera vacuna contra el nuevo coronavirus. “Sé que es bastante eficaz, que otorga una “inmunidad duradera”, afirmó Putin y agregó que incluso una de sus dos hijas fue inoculada con la vacuna y que “se siente bien”.

Sin embargo, Rusia no ha publicado ningún estudio o dato científico sobre las pruebas que realizó ni se conocen detalles sobre las fases del proceso que generalmente deben cumplirse antes de aprobar y lanzarse al mercado una vacuna.

Apenas hace una semana, la OMS se mostró dubitativa cuando Rusia aseguró que su vacuna rusa estaba casi lista, y recordó que todo producto farmacéutico debe “ser sometido a todas las distintas pruebas y testeos antes de ser homologado para su uso”.

Por el momento, “resulta vital aplicar medidas de salud pública que funcionen. Debemos continuar invirtiendo en el desarrollo de vacunas y tratamientos que nos ayuden a reducir la transmisión en el futuro”, señaló Tarik Jasarevic.

Dijo también estar motivado por la rapidez con la cual se desarrollan algunas vacunas candidatas. “Esperamos que algunas de ellas resulten eficaces”, estimó.

Según la OMS, hay 26 vacunas candidatas en etapa de ensayos clínicos (probadas en seres humanos) en todo el mundo y otras 139 se encuentran en estado de evaluación preclínica.

Entre las 26, seis habían alcanzado a finales de julio la Fase 3 de su desarrollo. La elaborada en Rusia por el Instituto Gamalei de Epidemiología y Microbiología se encontraba clasificada en la Fase 1.

El ministro de Salud ruso Mijaíl Murashko aseguró que “van a seguir haciéndose ensayos clínicos sobre varios miles de personas”.

También te puede interesar: Anuncio ruso de que tiene lista una vacuna contra el Covid-19 rompe con los pronósticos de los expertos

Continuar Leyendo

RECOMENDAMOS