Conecta con nosotros

Arte y ciencia

Hallan moléculas que podrían tratar el cáncer y enfermedades de la retina

Avatar

Publicado

en

• Frenan el crecimiento de los vasos sanguíneos, son potentes, de fácil producción y de bajo costo

• Están formadas por tan solo tres aminoácidos de los 199 que forman a la prolactina, hormona relacionada con la producción de leche en mamíferos, descubrieron científicos del INB-UNAM, quienes colaboran con grupos en Alemania y Sudáfrica

Un grupo de científicos del Instituto de Neurobiología (INB) de la UNAM obtuvo pequeñas moléculas a partir de la prolactina –hormona con numerosas funciones, entre ellas la producción de leche en los mamíferos– que podrían ser útiles para el tratamiento de cáncer y enfermedades de la retina (retinopatías vasoproliferativas).

Se les conoce como análogos de la vasoinhibina; son moléculas formadas por tres aminoácidos aislados de la vasoinhibina (un fragmento de la prolactina), y frenan el desarrollo de vasos sanguíneos.

Estos análogos podrían servir como tratamiento contra la artritis rehumaotide, una de las enfermedades más discapacitantes de la edad adulta, inhibiendo la vascularización patológica de las articulaciones.

Este hallazgo tiene también implicaciones clínicas en la diabetes y podría representar una aportación importante a la salud de la población, en especial a la de nuestro país, la cual ocupa uno de los primeros lugares en incidencia de esa enfermedad; 7 de cada 10 diabéticos llega a presentar algún grado de retinopatía diabética, principal causa de ceguera en México, explicó la líder del proyecto, María del Carmen Clapp Jiménez L.

Los análogos de la vasoinhibina desarrollados en este proyecto, son fáciles y baratos de producir, y mantienen la potencia completa de la vasoinhibina, pero tienen mayor estabilidad. Asimismo, estos análogos cuentan con el respaldo de diversos estudios pre-clínicos y clínicos en modelos de laboratorio y pruebas con pacientes, en los que se demostró la eficacia de la vasoinhibina. Estos análogos se encuentran en el proceso de obtención de patente nacional e internacional.

Collar de perlas

El descubrimiento, explicó la científica, culmina una investigación que se desarrolló por más de 30 años. “Trabajamos con la prolactina que se asocia a la biología de la reproducción, porque uno de los primeros efectos que se le conocieron es la producción de leche. Sin embargo, el nombre le queda chico, porque es una hormona que tiene una gran diversidad de funciones en los vertebrados. Se considera que tiene una vida en la naturaleza de alrededor de 400 millones de años, mucho antes de que surgieran los mamíferos”.

Previamente, Clapp Jiménez L. y sus colaboradores descubrieron un nuevo efecto de la prolactina: algunos de sus fragmentos, de diferentes tamaños (vasoinhibina), inhiben la formación de vasos sanguíneos, denominada angiogénesis. Este hecho tiene perspectivas clínicas relevantes porque hay una gran cantidad de padecimientos de alto impacto que depende de una sobreproducción de vasos sanguíneos, como el cáncer. “Para que un tumor crezca y la enfermedad se disemine se requiere vascularización”.

Sin embargo, “encontramos una limitación muy importante: la producción de vasoinhibinas es difícil. Intentamos producirlas por DNA recombinante y tuvimos éxito, pero había variabilidad en la producción y su eficacia era muy baja. También ‘cortamos’ con enzimas una preparación pura de prolactina. Pero escalar su uso, pensando en una potencial aplicación terapéutica, requería de grandes cantidades”, abundó.

Entonces se emplearon terapias génicas con vectores virales recombinantes, en los cuales se insertó el gen que codifica para las vasoinhibinas y con eso “logramos frenar el desarrollo de la retinopatía diabética en el ojo de ratas”.

La investigación, de la cual también forma parte la estudiante de doctorado María Magdalena Zamora Corona, continuó hasta llegar al desarrollo actual. Juan Pablo Robles Álvarez, también investigador del INB, detalló que las proteínas son estructuras sumamente complejas; imaginemos, por ejemplo, que la prolactina es un collar de 200 perlas –es decir, aminoácidos– que está hecho “nudo”. Cuando se remueven algunas y sólo quedan 123, una parte de la estructura previa del “collar” se mantiene, pero sus efectos cambian: se vuelve anti-angiogénico, o sea, inhibe el crecimiento de los vasos sanguíneos. Se convierte en una vasoinhibina.

Es intrigante cómo dos moléculas que se parecen tanto tienen efectos diferentes, y cómo de una “nace” la otra. Para responder a sus preguntas, los científicos realizaron algunos de estos experimentos con ayuda de simulaciones de dinámica molecular en supercómputo.

El joven investigador refirió que “es como tener una mandarina, quitarle un gajo y volver a cerrar la cáscara. Prácticamente eso es lo que está sucediendo en la prolactina: cuando quitamos un ‘gajo’, la molécula se cierra otra vez y justo ahí es donde se presentan los cambios”. Queda una cicatriz.

Lo anterior nos hizo pensar que ahí podría haber algo que tuviera la actividad de la molécula “nueva”, la vasoinhibina. Después, con otras técnicas y con base en diversos reportes, diseccionamos aún más y en lugar de trabajar con 123 aminoácidos, analizamos “pedazos” de menor tamaño, es decir, de siete a 14 “perlas”, añadió.

Los seguimos estudiando hasta entender que de los 123 aminoácidos solamente tres le dan la actividad a la vasoinhibina, y “lo más impresionante de todo es que si sacas esas tres perlas del collar, siguen funcionando”.

Así se produjo el doble hallazgo del oligopéptido y sus ventajas: mantiene su “potencia”, es de fácil producción, barato, potente, estable y se puede aplicar en modelos animales para estudiar enfermedades o hacer experimentos en células.

La patente

Carmen Clapp señaló que debido a los buenos resultados que se obtuvieron y a la potencialidad de los oligopéptidos se decidió solicitar la patente nacional. La cual llevó a la obtención del tercer lugar del Programa para el Fomento al Patentamiento y la Innovación 2019, de la UNAM.

Nuestro deseo, recalcó, es que se conviertan en un tratamiento que llegue a la población; “esa sería nuestra mayor satisfacción”. Para ello se requieren más estudios, que una empresa farmacéutica se interese en adquirir la tecnología y apoyar la continuación de la investigación en su fase de pruebas clínicas.

Como parte de los hallazgos -recientemente publicados en la revista de la especialidad, Angiogénesis- los científicos modificaron el oligopéptido para hacerlo resistente a la digestión, y “eso es muy llamativo porque podría permitir que en vez de inyectarlo se pueda administrar por vía oral”, detalló Robles Álvarez.

Lo anterior debido a que los tratamientos actuales son invasivos. “En este caso podría ser de administración oral y liberación prolongada, para que los oligopéptidos permanezcan más tiempo en la circulación. Todavía queda mucho qué hacer”, acotó.

Clapp Jiménez destacó que este proyecto es resultado de un esfuerzo conjunto de científicos y estudiantes de la UNAM, quienes colaboran con grupos en Alemania y Sudáfrica, en diversas fases de la investigación. El esfuerzo colaborativo es la única manera de desarrollar un “trabajo de alta calidad en el menor tiempo posible”.

También te puede interesar: Llegó a México sustancia activa para envasar vacuna Sputnik V

Arte y ciencia

Tratamiento experimental anti-Alzheimer arroja resultados esperanzadores en pacientes en etapa avanzada

Avatar

Publicado

en

Foto: https://www.eluniverso.com/resizer/YF53bKFr-L9Pzl7YWP045N8wXdQ=/800x450/smart/filters:quality(70)/cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/eluniverso/GHJUJVMLVJDMHBQFTHEH7X5ZIA.jpg

Justamente este martes 21 de septiembre se conmemora el Día Internacional del Alzhéimer, una fecha para recordar la amplia repercusión que tiene este tipo de demencia en el mundo.

Un proyecto de medicamento contra la enfermedad de Alzheimer, a partir de una pista aún poco explorada, origina unas tímidas esperanzas de tratamiento, tras veinte años de escasos avances en este difícil campo.

“Estos resultados (…) son particularmente alentadores y representan una novedad desde varios puntos de vista”, explicó Andrea Pfeifer, jefa de la empresa emergente AC Immune, que está desarrollando, junto a una filial del gigante farmacéutico suizo Roche, un tratamiento contra la demencia senil.

En agosto, ambas empresas anunciaron unos resultados preliminares favorables, aunque todavía prosiguen las pruebas para determinar la eficacia del medicamento. Los resultados deben ser aún publicados y examinados de manera independiente.

Lo interesante es el hecho de que la molécula que está siendo utilizada, el semorinemab, ha sido poco explorada para buscar un tratamiento anti-Alzheimer, un campo en el que los fracasos se multiplican desde hace dos décadas.

Este anticuerpo monoclonal parece concentrarse en la destrucción de placas formadas por algunas proteínas, conocidas como “beta-amiloides”, en el cerebro de los pacientes. Al comprimir las neuronas, estas placas son uno de los grandes factores de la enfermedad de Alzheimer.

Esta pista había dado hasta ahora pocos resultados, con excepción de un tratamiento de Biogen autorizado este año por las autoridades sanitarias estadounidenses, aunque su interés terapéutico no suscita unanimidad.

En los últimos años hay otra dirección que los laboratorios están explorando: el comportamiento anormal de otra categoría de proteínas, las denominadas tau, también presentes en las neuronas.

En los enfermos de Alzheimer, esas proteínas se concentran como racimos y acaban por provocar la muerte de la célula. Es ese aspecto el que interesa a AC Immune y Roche.

Se trata de crear un anticuerpo de síntesis que reconozca esos racimos para destruirlos.

Este tratamiento fue administrado durante cerca de un año a pacientes en un estado relativamente avanzado de la enfermedad.

El declive de sus capacidades cognitivas, evaluado mediante el mismo tipo de test, disminuyó casi a la mitad, respecto a los que no recibieron el tratamiento, refirieron ambos laboratorios.

Es la primera vez que se anuncia un resultado positivo para un proyecto de tratamiento contra la proteína tau, tras una serie de fracasos, entre ellos, otro proyecto de Biogen este mismo año.

“Yo sería muy prudente: hay claramente un lado de marketing, aunque es cierto que puede haber algo ahí”, consideró el neurobiologista Luc Buée, especialista de las enfermedades relacionadas con tau.

Es sólo un ensayo clínico precoz, de fase dos, con un número limitado de pacientes. Para confirmar el impacto del tratamiento habrá que pasar a la fase siguiente, potencialmente con miles de pacientes.

El especialista trajo a la memoria que numerosos proyectos que habían explorado la pista de los beta-amiloides habían dado buenos resultados en fase dos, para luego fracasar en la etapa siguiente.

Los resultados del semorinebab son ambivalentes. Los tests cognitivos fueron sustancialmente mejores en los pacientes que recibieron la molécula. Pero en su comportamiento día a día, en lo que se conoce como el declive funcional, los pacientes no mostraron mejora.

“Es prometedor y francamente positivo, pero aún no cura”, aseguró, por su parte, la neurobiologista Florence Clavaguera.

Clavaguera, así como AC Immune, tienen una hipótesis que podría explicar esas diferencias en los resultados: el declive funcional es más difícil de tratar y podría presentar mejoría dentro de varios meses, a medida que el ensayo clínico prosigue.

Sin embargo, el semorinemab es solo una pista para enfrentarse al Alzheimer, advierten los especialistas.

“A largo plazo habrá que combinar ambos tratamientos, un tratamiento antitau y un tratamiento antibeta(amiloides)”, indicó Clavaguera. “En todos los casos de Alzheimer, ambas proteínas son patológicas.”

También te puede interesar: ¿Cómo prevenir contagios de COVID-19 en personas con Alzheimer?

Continuar Leyendo

Arte y ciencia

Se amplía un día más la aplicación de segundas dosis a personas de 30 a 39 años en Mérida

Avatar

Publicado

en

Foto: https://www.paho.org/sites/default/files/styles/max_1500x1500/public/2021-05/gtm-vacunacion-covid-19-mujer-1500x907.jpg?itok=dhu6Y75A

Mañana miércoles 22 se realizará la aplicación de la vacuna solamente en los Macrocentros ubicados en Centro de Convenciones “Siglo XXI” y el Multigimnasio “Socorro Cerón” de la Unidad Deportiva “Kukulcán” y en el módulo de vacunación de la Unidad Deportiva “Inalámbrica”.

Mérida, Yucatán, 21 de septiembre de 2021.- La aplicación de la segunda dosis de la vacuna contra el Coronavirus a las personas de entre 30 y 39 años en Mérida se amplía hasta mañana miércoles 22 de septiembre, proceso que desarrollarán de manera coordinada el Gobierno del Estado, el Ayuntamiento de Mérida y la Secretaría de Bienestar.

Las autoridades estatales, federales y municipales dieron a conocer que, en esta jornada, se estarán aplicando únicamente segundas dosis a personas pertenecientes a ese grupo de edad, por lo que se invita a no acudir a las personas que no hayan recibido vacuna alguna porque no serán vacunadas y para evitar aglomeraciones. Hay que señalar que las segundas dosis que se estarán aplicando a ese grupo de edad son de la farmacéutica AstraZeneca.

Este proceso, que realizan en coordinación el Gobierno del Estado, el Ayuntamiento de Mérida y la Secretaría del Bienestar, se realizará con atención de 8:00 de la mañana a 6:00 de la tarde en los Macrocentros ubicados en Centro de Convenciones “Siglo XXI” y el Multigimnasio “Socorro Cerón” de la Unidad Deportiva “Kukulcán” y en el módulo de vacunación de la Unidad Deportiva “Inalámbrica”.

Se recomienda a la población lo siguiente:

-Identificar el día y el lugar donde le corresponde vacunarse.

-Si te llega un mensaje de texto, respeta las indicaciones.

-No es necesario llegar con horas de anticipación.

-Tomar los medicamentos como de costumbre.

-Tomar alimentos antes de acudir a la cita.

-Usar ropa cómoda y de manga corta.

También te puede interesar: La OMS pide retrasar refuerzo de vacunas contra Covid-19 hasta diciembre

Continuar Leyendo

Arte y ciencia

Patrimonio cultural de México en venta

Carlos E. Gómez Sosa

Publicado

en

(Puja de piezas arqueológicas mayas, olmecas y teotihuacanas)

El tráfico ilícito de bienes culturales, artísticos y arqueológicos arrebatados de su lugar de origen, actúa contra la identidad y la memoria colectiva de las naciones, al tiempo que limita el conocimiento histórico de la humanidad en su conjunto.

Sin embargo en nuestros días existe un claro aumento del tráfico ilícito internacional de tales bienes y, derivado de ello, una excesiva reproducción de ganancias delincuenciales que estimulan la expoliación y el despojo de la identidad cultural de los países de donde fueron sustraídos. Ciertamente la destrucción, el saqueo y el comercio ilícito de ese tipo de bienes provocan graves secuelas en todo el patrimonio cultural de los países afectados, ya que por lo general dichos bienes están directamente relacionados con la historia y los procesos formativos de los pueblos y civilizaciones que los produjeron y su pérdida, insistimos, afecta la identidad nacional, por señalar al menos un impacto negativo.  

Este 21 de septiembre del presente año, la empresa Alemania Gerhard Hirsch Nachofolger, cuya propietaria es Francisca Bernheim, pondrá a la venta 67 lotes con vestigios de las culturas maya, olmeca y teotihuacana, culturas prehispánicas que se ubican el actual territorio mexicano. Por esta razón la Secretaria de Relaciones Exteriores, el INAH y la Secretaria de Cultura Federal, intentan de manera conjunta detener la subasta de las piezas que fueron robadas en territorio mexicano.

Es importante señalar que desde 1934 la legislación mexicana prohíbe la exportación de piezas arqueológicas o artísticas, y por lo visto dicha ley no ha sido respetada por los sustractores, presumiblemente coludidos con los organizadores de la subasta germana. Por otra parte, el INAH ha señalado que del total de piezas en puja, se identificaron 74 objetos arqueológicos que son propiedad de la nación mexicana. Y  aunque el propio Instituto de Antropología ha manifestado tener evidencias de que en el pasado sí operaban bandas dedicadas al saqueo de zonas arqueológicas,  también indica que actualmente “… las comunidades son mucho más conscientes de su patrimonio, y por ello mismo para nosotros ya no es tan fácil llegar… a hacer una excavación sin tener un escrutinio y vigilancia de los mismos pobladores”. No obstante, de acuerdo con el periódico de la capital mexicana El Universal, de 2 de septiembre del 2019, durante la década comprendida entre 2008 y 2018, se han robado cerca de 634 piezas arqueológicas, llevadas ilegalmente a los Estados Unidos, España, Alemania e Italia.

 Los bienes artísticos y culturales producido por la civilización humana, como resultado de su desarrollo histórico, han sido fortalecidas por el neoliberalismo como objetos mercantiles en la medida que se incrementa su valor monetario, sin haber puesto freno a la manera en que se apoderaran de ellos las  bandas de traficantes, ante la inexistencia de condiciones para su resguardo o al existir conflictos armados, inestabilidad política o desinterés de las autoridades establecidas en garantizar el cuidado de su patrimonio histórico y cultural. Asimismo, si las condiciones sociales prevalecientes en una zona con vestigios culturales o históricos no favorecen la participación de la ciudadanía en la preservación de dichos bienes, será inminente la degradación y el saqueo de las obras culturales heredades por nuestros antepasados.

Por lo anterior, es importante la defensa y cuidado de los bienes patrimoniales de México, que por desgracia se han sido descuidados, por lo que urge el diseño de las políticas públicas actualizadas que permitan impulsar acciones que establezcan su cuidado y protección.  La codicia originada por el creciente valor monetario de estos bienes y la existencia de condiciones sociales de pobreza, han estimulado el robo del patrimonio en las regiones y culturas en nuestro país, donde vemos eclipsarse el legado heredado por las culturas precolombinas.

Por lo demás, a nivel internacional se deben promover acciones de carácter multilateral entre las naciones para buscar mecanismos o reformar las leyes establecidas que permitan recuperar los diversos objetos robados para ser devueltos a sus lugares de origen. A nivel nacional urge establecer políticas públicas para otorgar mayores recursos para la restauración y cuidado de las zonas arqueológicas  y generar reformas de carácter legislativo que permitan proteger la riqueza cultural en nuestro país, con el acompañamiento de una creciente participación ciudadana.

Posiblemente nunca llegaremos a conocerse el número de bienes paleontológicos, arqueológicos, históricos o artísticos que han sido objeto de robo-tanto en México como a nivel internacional-y seguramente muchos de esas piezas no serán repatriadas a sus naciones de origen. Sin embargo se debe recalcar la esencial importancia que el resguardo y la preservación de los bienes culturales tienen en la identidad de los pueblos y en la supervivencia de su memoria como parte de la civilización humana.

Continuar Leyendo

RECOMENDAMOS