Conecta con nosotros

Estilo de vida

Cuidado y amor a los adultos mayores durante el confinamiento

Reyna Gómora

Publicado

en

Mucho se ha dicho y se ha escrito a propósito de la vulnerabilidad de los adultos mayores en estos tiempos de pandemia, y ciertamente, son un grupo con alto riesgo no sólo de cara al contagio, sino por su propensión a  morir como resultado de la invasión del virus a su sistema vital. 

Son cuerpos que se ha desgastado naturalmente con el paso de los años, algunos más o menos cuidados que otros. Sin embargo, es importante puntualizar que no es únicamente la edad lo que los pone en riesgo, es el estado de salud en el que se encuentren, y los cuidados o falta de ellos, por lo tanto, resulta importante tomar medidas significativas para su atención y sobre todo, que sean reflexionadas y con compromiso, más allá del miedo o de la obediencia, por amor. Es tiempo de cuidar desde el amor al prójimo o al familiar.

Apoyándome en aportaciones del Dr. Diego Bernardetti, médico especialista en el cuidado de adultos mayores, es importante mencionar que existen tres panoramas diferentes necesarios de considerar:

1. Personas mayores que viven solas: Son personas independientes con salud relativamente estable, autónomas, y son justamente aquellos que se pueden valer por sí mismos y cuidan de su salud.

2. Personas mayores que viven en los hogares intergeneracionales: Son personas quienes viven con sus familiares, hij@s, niet@s etc.  Este tipo de convivencia e interrelación invita a tener cuidados diferentes, más específicos, donde la participación de los otros integrantes de la familia, contribuya de manera consciente, responsable y amorosa, a llevar a cabo las medidas precautorias de higiene y distancia social, dentro del hogar.

3. Personas mayores que viven en Instituciones de cuidados de larga estancia (hospitales, residencias geriátricas, asilos) Se trata de adultos que están al cuidado de otras personas y, se rigen por la reglas y medidas sanitarias que exige el lugar en el que habitan, y sus decisiones son ajenas a ellos. 

En todos los casos hay tres pautas importantes a considerar para su cuidado: Precaución, higiene y por sobre todo distanciamiento social, porque se ha comprobado que es lo que más ayuda a minimizar el riesgo de contagio.

Generalmente, las personas mayores no expresan sus necesidades o miedos. Y en estos momentos de crisis, no será la excepción, por ello es importante en este tiempo de confinamiento tener en cuenta dos medidas que pueden apoyar a su bienestar emocional y físico:

1. Que efectúen algún tipo de actividad física. Quizá ya tienen alguna rutina de ejercicios propuestos por su médico, o fisioterapeuta, o caminar un poco dentro del espacio en casa. También, existen algunas rutinas de ejercicios específicos para ellos que se pueden preguntar, ya sea que las realicen individualmente, o tengan que ser ayudados para realizarlos, por un cuidador o familiar.  El objetivo es que su movilidad y tono muscular se vean lo menos afectados posible.

2. Escucharlos es importante. Acaso nos cuenten la misma historia en varias ocasiones y es sano volverlas a oír, sin subrayar que ya escucharon esa historia anteriormente, y poner atención a sus palabras, ya que ahí puede expresar entre líneas o directamente, sus miedos o sus necesidades.  Esta actividad puede contribuir en gran medida a que el miedo sea menor y con ello también su ansiedad.

En cualquier caso las palabras claves son: cuidar, amar, escuchar y paciencia.

Con estas palabras podemos llevar a cabo las medias precautorias correspondientes, y la repetición de la acción para hacer crecer nuestra paciencia. También contribuirá con nosotros, a ser mejores seres humanos a través del cuidado y respeto de la persona adulta mayor.

También te puede interesar: Invitan a incluir en la sociedad a los adultos mayores

La visión de Caronte

Esencia del Mayab en la cocina de Yucatán

Miguel II Hernández Madero

Publicado

en

La cocina yucateca es única y resume la esencia de esta región. Esta afirmación no es provocada únicamente por el profundo amor al terruño, sino por las características culinarias de la zona. Mientras en otras partes del mundo la cocina se vuelve práctica echando mano de lo que se encuentra, en Yucatán la cocina tradicional transforma y adapta para lograr una  combinación de sabores, color y aromas.

¿Quién puede negar el impacto visual de un plato de cochinita aderezado con cebolla roja curtida, cilantro y chile en polvo? ¿Acaso el frijol con puerco no es más rico con su guarnición de hortaliza cortada finamente? ¿Y qué decir de los huevos motuleños, el relleno negro o los salbutes? Para un visitante los salbutes no son más que una tortilla gorda, llena de grasa, con carne, cebolla y tomate. Sin embargo, al probarlos el platillo pasa de ser esa tortilla frita y suave a convertirse en un verdadero manjar, que con poca carne es capaz de satisfacer el hambre- y el gusto por los sabores exquisitos-de varias personas, al combinársele con el maíz, alimento emanado de dioses olvidados

De esta manera vemos cómo la cocina de Yucatán transmite el espíritu ancestral al tomar lo que se tiene en el entorno para convertirlo en algo extraordinario.  En este caso, la comida no solamente cumple con fusión de nutrir, sino de brindar placeres a la vista, al paladar y al olfato, tanto de  vivos como de muertos, pues en el tradicional Hanal Pixán las ánimas llegan para disfrutar de los alimentos a través del aroma.

Por toda la extensión del suelo yucateco encontramos lugares que ofrecen platillos que primero entran por el olfato y la vista, preparando al comensal para los  sabores que jamás se olvidan.

Y sería vano hablar de un sólo estilo de cocina yucateca, pues nadie encontrará recetarios absolutos, al estilo de los compendios gastronómicos convencionales. Para conocer la comida en Yucatán hay que recorrer los municipios, ir a los lugares donde se come bien y que forman parte de ese mosaico de olores y sabores, con variantes según sea el municipio, pero con rasgos comunes. Lo importante es ir a los  lugares donde se come bien y que forman el mapa de la rica comida yucateca.

Los sitios emblemáticos yucatecos, también tienen sus propios guisos, sea en comunidades grandes o pequeñas, pero que en conjunto forman ese Yucatán maravilloso que conquista a través del  paladar. Pero además queda el celo con que se defiende hasta el nombre de la comida yucateca, frente a la oleada de migrantes quienes han dado por llamar “salbute”, al salbut, “pozol” al tradicional pozole ancestral que beben los hombres del campo y que cada vez es más raro encontrar en la ciudad, o escuchar “cayumitos”, cuando se refieren al dulce caimito, o escuchar que al frijol kabax, algunos despistados le dieron en llamar “frijol con puerco sin puerco”, eufemismo para de bautizar su “descubrimiento”.

En fin los guisos abundan y aunque haya quienes inventen platillos, que quieran hacer pasar como “tradicionales”, es indudable que siempre se anhelará un buen plato de frijol con puerco, un relleno negro, unos salbutes o unos panuchos, o ya de plano sentarse a comer un buen pocchuc, su cebolla morada curtida en naranja agria.

Esa es la riqueza gastronómica de un pueblo que se niega a perder sus raíces. Hasta la próxima…

También te puede interesar: Píib en la cocina yucateca

Continuar Leyendo

Estilo de vida

Ofrecen apoyo emocional durante confinamiento

Avatar

Publicado

en

Iniciativa ciudadana para atender temas de salud mental

El confinamiento que se vive por la emergencia sanitaria del Covid-19, ha provocado que los adolescentes y las personas mayores de 50 años sufran con más facilidad episodios de ansiedad y angustia, entre otros problemas asociados con la salud mental, advirtió la psicóloga Diana Gutman Gorodovsky, integrante del colectivo Apoyo Mutuo Mérida (AMM).

A través de un grupo de profesionales, que forman parte del comité de Apoyo Psicológico y Emocional de AMM, se brinda atención gratuita a las personas que requieran de este tipo de ayuda debido a la situación extraordinaria que se vive actualmente por el confinamiento en el hogar, informó Gutman Gorodovsky.

La iniciativa del colectivo AMM, dijo, surgió como parte del interés ciudadano por hacer un trabajo solidario a favor de quienes están en una situación desfavorable, de tal modo que brindan acompañamiento psicológico, ayuda de víveres para cubrir las necesidades básicas o realizando diligencias para personas mayores.

Hasta la fecha, se han sumado más de 600 personas voluntarias distribuidas en distintas zonas de la ciudad de Mérida, y su forma de organización es totalmente horizontal, ciudadana y apartidista.

En el caso del apoyo psicológico y emocional, abundó Diana Gutman, establecieron una serie de protocolos y procedimientos éticos para atender las solicitudes recibidas, a fin de que se cumplan los estándares de protección de datos personales y se garantice la absoluta discreción, así como la fijación de un límite claro sobre el alcance de este tipo de apoyo.

Durante este periodo, han detectado que existe alta vulnerabilidad emocional entre adolescentes, quienes requieren del contacto personal con sus amistades y compañeros, más allá de las redes sociales virtuales, apuntó la especialista.

Asimismo, señaló que otro grupo vulnerable es el de personas mayores de 50 años que experimentan episodios de ansiedad y angustia ante la incertidumbre, además de un temor manifiesto a las posibilidades del contagio del coronavirus.

Añadió que ante casos de violencia contra la mujer o personas que presentan algún abuso de sustancias, ofrecen información de contacto sobre organizaciones e instituciones especializadas en la atención de estos problemas, a fin de que acudan a estas para recibir la ayuda requerida.

Otras vertientes que trabajan con profesionales de diferentes disciplinas, consisten en una serie de programas y transmisiones en vivo a través de plataformas digitales con actividades para aprender yoga, meditación o compartir experiencias culturales en círculos de lectura, que también ayudan a la contención emocional, comentó.

Las personas que requieran este apoyo psicológico y emocional, o quienes deseen aportar su tiempo como profesionales, pueden encontrar mayores detalles en la página de Facebook @ApoyoPsicologicoEmocionalAMM o en el sitio web www.apoyomutuomerida.ong.mx

También te puede interesar: Anuncian servicio especial de orientación y apoyo psicológico durante contingencia por COVID-19

Continuar Leyendo

Estilo de vida

Mexicanos, cerca de los más altos niveles de estrés: UAM

Avatar

Publicado

en

En las últimas décadas, el estrés se ha convertido en un serio problema de salud en el mundo. Se trata de una condición que, de no atenderse, puede causar incluso algunos trastornos y enfermedades.

Según parámetros mundiales, los mexicanos se encuentran cercanos a los niveles más altos de estrés, apuntó Carlos Contreras-Ibáñez, investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

A través de un comunicado, el investigador de la UAM explicó que este dato se pudo obtener mediante una encuesta aplicada del 30 de marzo al 27 de abril del presente año a 6,424 mexicanos.

Los mexicanos refirieron más tensión por el siguiente orden de asuntos:

  1. La economía nacional
  2. El riesgo de infección
  3. El peligro de hospitalización
  4. La situación de amigos y parientes que viven lejos
  5. La educación de los hijos

Contreras-Ibáñez señaló que según la versión utilizada de diez reactivos de la Escala de Estrés Percibido, “México está por arriba de la media internacional en estrés y más bien cercano a los puntajes altos”.

Esto, debido a que –en cálculos previos en los ámbitos poblacional y de estudios epidemiológicos amplios oficiales– ya acusaban índices altos de violencia e inseguridad, a los que se añadió el Covid-19.

Los resultados mostraron que las mujeres experimentaron más tensión física o emocional que los hombres y quienes se identificaron en forma no binaria registraron categorías aún más altas, en relación con los grupos anteriores.

Además, en el contexto del confinamiento, las mujeres enfrentaron una doble jornada y la presión de llevarla a cabo en condiciones muy complejas. Esto no significa “que los varones no se estresen”, sino que la carga es distinta para cada sector.

Por último, la encuesta arrojó “una correlación negativa” entre estrés y edad, ya que los jóvenes de alrededor de 20 años mostraron un estrés mayor que los adultos mayores de 65 años.

También te puede interesar: Psicovid-19, plataforma de ayuda para atender estrés y ansiedad

Continuar Leyendo

RECOMENDAMOS