Conecta con nosotros

Madre América: Cuba

Atajar la mentira con pensamiento y verdad

Raciel Guanche Ledesma

Publicado

en

Las redes sociales vuelven a ser por estos días un escenario propenso a la tergiversación para esparcir odio,  rencores y opulentas falsedades. Ciertamente parecen escenas belicistas que conducen por medio del enfoque digital hacia la confrontación. Y sí que lo es porque acaso se necesitan armas para subvertir lo más preciado de una sociedad: sus valores e ideas.

En plena modernidad quien piense que dentro de ese entramado de conexiones, videos, textos y supuestas verdades “absolutas” no se dirime una fuerte contienda, se engaña. Y es que en un mundo polarizado por las nuevas tecnologías pareciera como si los destinos o la suerte de millones viajase entre las redes con una única verdad posible, con la más retorcida e inverosímil de las realidades.

Por supuesto que para Cuba este panorama es siempre retador. Desde el triunfo revolucionario de enero en 1959, la guerra mediática contra el proceso social socialista, sus dirigentes y el pueblo todo ha sido un hecho constante que sólo varía en métodos, pero con directrices muy bien definidas que apuestan a socavar ese pensamiento que mantiene unido a su pueblo durante tanto tiempo.

Sin embargo, en la Cuba actual, que transita por la plena efervescencia informática, gracias a la decidida voluntad del Estado por desarrollar plataformas y espacios digitales, existe como en ningún otro momento histórico una ofensiva que es ya declarada dentro del ciberespacio.

Se trata de una red manipuladora de discursos vanidosos en redes sociales que persigue a través de las minorías internas y del consuelo paternalista del norte, procurar el caos para conducir a otro tipo de revoluciones edulcoradas con matiz neoliberal dentro de la verdadera y única Revolución social vigente en Cuba.

Quizás todavía haya quien piense que es imposible manipular al unísono a cientos de personas con apenas trastocar una palabra o imagen. No obstante, la realidad de los últimos tiempos demuestra que en este mundo tan frontal y de primicias en redes, donde emergen además no muy casuísticamente periodistas “independientes” y relatores aficionados, existe una intención mayor detrás de algunas noticias sensacionalistas.

La maquinaria que funciona paralela a estos hechos, en ocasiones muy bien camuflada y en otras no tanto, es tan potente que puede incluso crear la escena o propiciar con una chispa “audaz” la acción indicada para dar el zarpazo que anhelan y luego arremeter con total desparpajo dentro de medios y redes sociales.

En tiempos en que la moda de las selfis, las directas con los móviles y las filmaciones forman parte ya de nuestra cultura cotidiana, pudiera parecer que todo en el ciberespacio es casual. Pero lo aparentemente fortuito llega a tener en distintos casos, desde un financiamiento hasta el objetivo directo de provocar. Y todo, por supuesto, con el inequívoco fin de manipular en primera instancia una realidad y a los sujetos que se desenvuelven en ella.

Pero los personajes que andan prestos a ese juego mediático con segundas intenciones, se escudan esencialmente en un derecho de “libertad” que es finito y del cual abusan sin reconocer sus deberes. Para todo existen límites de privacidad a los que debemos atenernos con respeto constitucional. Sin embargo, ciertos individuos violan ese espacio, orquestan un show hasta de lo intrascendente e intentan después sacar provecho del acto. Así funciona una parte de la poderosa industria digital que genera sus propios espectáculos y a la vez los sirve en bandeja a quienes mejores pagan. Lo cierto es que la verdad navega hoy incoherente entre esos discursos hostiles que, en apariencia no tienen partidos políticos, pero sí una intención bárbara de fragmentar y desunir.

La modernidad sigue demostrando cuán vulnerables podemos ser ante este tipo de hechos que crecen a diario. En estos tiempos retadores, no queda otra alternativa que andar convencidos bajo esa luz martiana que  alerta: “De pensamiento es la guerra mayor que se nos hace: ganémosla a pensamiento”.

Madre América: Cuba

Cuba se propone fabricar cien millones de dosis de su candidato vacunal contra la covid-19 Soberana 02

Marieta Cabrera

Publicado

en

Cien millones de dosis de la vacuna cubana contra el nuevo coronavirus Soberana 02 serán producidas este año en la Mayor de las Antillas para responder a la demanda de la población cubana y las de otros países, dijo a un grupo de periodistas el Doctor en Ciencias Vicente Vérez, director del Instituto Finlay de Vacunas (IFV).

El investigador afirmó que reorganizan sus capacidades productivas porque “realmente tenemos mucha demanda de la vacuna y tenemos que prepararnos”, refiere la agencia The Associated Press.

Soberana 02 y Soberana 01 (ésta última en una fase de investigación menos avanzada) son proyectos liderados por el mencionado instituto. De acuerdo con el reporte de AP, Vérez precisó que las cien millones de dosis previstas serían sólo de la Soberana 02 y ya hay países interesados en adquirirla, como Vietnam, Irán y Venezuela, entre otros y con los cuales la isla cuenta con convenios de colaboración, incluidos Pakistán y la India.

El 18 de enero Cuba comenzó el ensayo clínico Fase II b de Soberana 02, cuyo objetivo es evaluar la inmunogenicidad, seguridad y reactogenicidad del candidato vacunal, e incluye la vacunación durante tres semanas de hasta 900 sujetos en dos sitios clínicos ubicados en igual número de municipios habaneros.

La Doctora en Ciencias Médicas María Eugenia Toledo Romaní, epidemióloga del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí, investigadora principal de los ensayos clínicos de Soberana 02, explicó al sitio digital Cubadebate que este ensayo incluye a adultos entre los 19 y 80 años, de nacionalidad cubana y que otorguen su consentimiento de participación. Se realiza de forma aleatoria y totalmente a ciegas, comparando los resultados del candidato vacunal con la administración de placebo.

Quienes forman parte del estudio reciben dos dosis del preparado y serán posteriormente valorados para monitorear su respuesta inmune. Según comentó la especialista al mencionado sitio “este es uno de los ensayos más importantes conducidos en términos de rigor científico, en tanto se demostrará la respuesta inmune del candidato vacunal comparado con los sujetos que reciben placebo”. Estos últimos, aclaró, también se beneficiarán porque, una vez abiertos los códigos, serán vacunados con el inmunógeno.

Si todo transcurre como está previsto, el próximo paso será iniciar la fase III, en la cual serán vacunados aproximadamente 150,000 personas, y se evaluará la eficacia clínica de este candidato.

De acuerdo con información ofrecida por el Instituto Finlay de Vacunas, precisa Cubadebate, las fases preclínicas y clínicas (Fase I) de Soberana 02 han demostrado seguridad y efectividad en los sujetos vacunados. En la fase I participaron 40 sujetos de 19 a 80 años de edad, mientras que en la fase II ya fueron vacunados 100 sujetos, también de 19 a 80 años de edad. En ninguno de los casos se han registrado efectos adversos graves.

A la par, científicos del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB), prestigiosa institución de la ciencia cubana, laboran en otros dos candidatos vacunales: Mambisa y Abdala, los cuales se aplican por vía nasal e intramuscular, respectivamente. El Doctor en Ciencias Biológicas Gerardo Guillén Nieto, director de Investigaciones Biomédicas del CIGB, señaló a la Agencia Cubana de Noticias que ambos candidatos tienen como ventaja que son muy seguros, al obtenerse a partir de proteínas recombinantes mediante ingeniería genética y no utilizar el virus vivo.

Mambisa y Abdala concluyeron en días recientes uno de los primeros pasos en los ensayos clínicos fase I, y los resultados preliminares demostraron la eficacia e idoneidad de estos preparados, los que no presentaron efectos adversos graves, aseguró Guillén.

Cuando Cuba enfrenta un rebrote de la covid-19, luego de mantener la enfermedad bajo control durante varios meses, los científicos y el personal sanitario que participa en los ensayos clínicos trabajan sin descanso para obtener la tan ansiada vacuna, a fin de inmunizar a la población cubana y a la de otras naciones.

Sobre la estrategia de Cuba de comercializar la vacuna  –reseña la agencia AP– el doctor Vicente Vérez expresó que “tiene una combinación de humanidad y de impacto en salud y la necesidad que tiene nuestro sistema de sostener (financieramente) la producción de vacuna y medicamentos para el país.

Nosotros no somos una multinacional donde el retorno (financiero) es la razón número uno”, agregó el director del Instituto Finlay. “Funcionamos al revés, crear más salud y el retorno es una consecuencia, nunca va a ser la prioridad”.

Continuar Leyendo

Madre América: Cuba

Madden y la abolición de la esclavitud

José Antonio Quintana García

Publicado

en

Por sus aportes a la cultura cubana e influencia en el movimiento antiesclavista del siglo XIX sobresale el escritor, periodista, y médico Richard Robert Madden (1798-1886). Natural de Dublín era hijo de Edward Madden, comerciante de seda, y de su segunda esposa, Elizabeth Forde. Estudió la carrera de medicina enParís, Nápoles y Londres. Ya en aquella época había demostrado su inclinación por las letras, pues colaboró con el Morning Herald.

 Ejerció su profesión durante cinco años en Mayfair, Londres.En 1833 fue designado magistrado especial para Jamaica. Allí permaneció dos años y realizó una encomiable labor a favor de la emancipación de los esclavos. El gobierno inglés reconoció su trabajo y lo envió a Cuba en 1836 como juez en la Comisión Mixta de La Habana. Tenía la misión de supervisar el tratamiento que daban las autoridades españolas a los libertos negros. “Aunque católico poseía Madden la elocuencia fría de los puritanos y un sentido estrecho, pero apasionado de la justicia; estaba penetrado de que su misión era la de luchar no sólo contra la trata y la esclavitud en general, sino también por el bienestar moral y material de todos los africanos residentes en Cuba, y en particular de los emancipados…”, señala Juan Pérez de la Riva en su obra Correspondencia reservada del capitán general Don Miguel de Tacón.1834-1836.  

Madden gozaba de prestigio como literato y abolicionista cuando arribó a La Habana. Los éxitos logrados en los pleitos contra los esclavistas jamaicanos eran conocidos por la intelectualidad habanera. En Cuba desplegó una intensa actividad  más allá de los espacios burocráticos asignados. La economía de la Isla se sostenía en el trabajo esclavo, se ha calculado que entre 1790 y 1865 entraron en la Isla 467 288 africanos, a pesar de que, desde el año 1820, la trata era un comercio ilegal. 

Madden visitó ingenios azucareros, plantaciones, barracones para constatar in situ  cómo vivían los esclavos. Los horrores que observó los plasmó en informes que constituyen denuncias del oprobioso régimen y al mismo tiempo valiosos documentos históricos: “Ejemplos suficientes de  crueldad, han llegado a mi conocimiento, de la muerte de negros perpetrada con la impunidad, de hombres literalmente azotados hasta morir, de mujeres arrancadas a sus hijos y separadas de ellos, de haciendas donde no puede verse ni un negro anciano y donde las hembras no forman una tercera parte de la población esclava; más aún de haciendas donde no hay una sola hembra; de ingenios en que durante la época del corte de caña y la molienda la jornada de trabajo dura veinte horas seguidas y eso, frecuentemente, por espacio de más de seis meses al año, y raras veces o nunca durante menos de cinco meses, pues la opinión que prevalece a este respecto y que es generalmente practicada por los amos, es de que cuatro horas de sueño son suficientes para un esclavo”.

Pronto surgieron relaciones de amistad entre el irlandés y los intelectuales Domingo del Monte (1804-1853), Félix Manuel Tanco (1796-1871) y José de la Luz y Caballero (1804-1853). Los lazos con este último, notable filósofo y educador, fueron de tal magnitud que aquel fue padrino de su hijo, a quien bautizaron con el sugestivo nombre de Thomas Moro.

Cuando el médico irlandés se estableció en La Habana, Del Monte también inauguraba sus tertulias en la capital de la Isla. El cubano,  expone Urbano Martínez en Domingo del Monte y su tiempo: “…le prestó libros y documentos sobre la trata de esclavos y le contestó un extenso cuestionario, útil y rico en respuestas cargadas de estadísticas y datos históricos sobre el tráfico de negros y acerca de la vida de los esclavos en la Isla”.

A Del Monte le solicitó Madden que encargara a los participantes en las tertulias escribir obras literarias que denunciaran al régimen esclavista e ilustraran cómo pensaba la joven intelectualidad cubana. Anselmo Suárez y Romero acogió entusiasmado la idea. Con el ímpetu de sus 20 años comenzó a redactar en 1838, Francisco, primera novela cubana de costumbres antiesclavista. Madden la llevó entre su papelería, pero no pudo publicarla. Vio la luz en 1880, en Estados Unidos, cuando ya Anselmo había fallecido.

De aquella petición surgió un libro conmovedor escrito porJuan Francisco Manzano (1797-1854). Él, por su condición de esclavo, sufrió maltratos físicos y morales. Fue un caso excepcional, pues estaba dotado de un talento artístico y literario poco común en los de su clase. Aunque no asistió a la escuela estudió de manera autodidacta. Escribió algunas obras literarias, sin embargo su Autobiografía, en la que narra sus sufrimientos, le ganó un lugar privilegiado en la literatura cubana.

 Madden leyó el texto facilitado por Del Monte, comprendió que era un testimonio excepcional: la visión de la víctima. Llevó el manuscrito en su baúl, lo tradujo al inglés y publicó en Liverpool en 1840, bajo el título de Poems by a slave in the island of Cuba.Manzano obtuvo su libertad, hecho en el que también influyó el irlandés, pues se interesó con Del Monte, Alfonso y Aldama para que ellos reunieran los 850 pesos que la marquesa de Jústiz de Santa Ana pedía por el esclavo.

El Caso Amistad

El secuestro de barco La Amistad, por un grupo de esclavos, constituyó un hecho espectacular que ha despertado la inspiración de narradores y cineastas. La participación de Madden en el juicio a los secuestradores fue decisiva. Veamos, en síntesis, cómo sucedieron los acontecimientos: El 28 de junio 1839 un cargamento de 53 esclavos partió de La Habana en el barco La Amistad  rumbo a Puerto Príncipe. Durante la travesía, los esclavos bajo el liderazgo del joven Sengbe Pieh, conocido popularmente en la historia estadounidense como Joseph Cinque, se amotinaron, al capitán y al cocinero los mataron. Se hicieron cargo de la nave y trataron de navegar hacia África, pero terminaron en la costa norte de Long Island, de Nueva York, donde fueron detenidos.

Encarcelados, a los africanos se les acusó de asesinato y piratería. Comenzó el amañado proceso judicial. En la causa se presentaron varios demandantes que reivindicaron la posesión de la mercancía del barco: la Corona española, la Secretaría de Estado norteamericana, los traficantes cubanos y un grupo de abolicionistas.

En el mes de agosto la prensa norteamericana reflejaba en grandes espacios la historia de los secuestradores del Amistad y el juicio a que eran sometidos. Madden organizaba entonces su regreso a Inglaterra. Sin embargo, su amor a la libertad de los esclavos hizo que pospusiera el viaje. Embarcó de inmediato a Nueva York. Sus declaraciones en el proceso resultaron decisivas. Denunció que los acusados habían sido comprados en mercados ilegales y los documentos del negocio eran falsos. También reveló la complicidad del gobierno español, el cual recibía diez dólares por cada esclavo introducido en Cuba.  Finalmente, los amotinados fueron liberados y llevados a África.

Madden, en 1840, fue prácticamente expulsado de la Isla, sin embargo su quehacer ya había contribuido a plantar las semillas que germinaron el 10 de octubre de 1868, fecha que marca el comienzo de la primera guerra  independentista de los cubanos.

Continuar Leyendo

Madre América: Cuba

La asombrosa vida del patriota cubano Joaquín Infante

Sergio Guerra Vilaboy

Publicado

en

En la Feria del Libro de La Habana 2020, la Asociación de Historiadores Latinoamericanos y del Caribe (ADHILAC) organizó una mesa panel sobre las repercusiones de las revoluciones liberales de España y Portugal en nuestro continente, a propósito de su bicentenario. En el debate un nombre salió a relucir, el del cubano Joaquín Infante, una figura olvidada de la historia, a quien dedicamos nuestra nota en Madre América.

Nacido en Bayamo (Cuba) en 1775 y doctorado en Derecho en la Universidad de La Habana, Joaquín Infante se encontraba en España al estallar la revuelta española contra los ocupantes franceses, retornando a la isla desde Cádiz en 1810. En la capital cubana se involucró en la conspiración, dirigida porRomán de la Luz y Juan Francisco Bassave, que agrupó algunos hacendados y miembros de las milicias de pardos y morenos, como el artesano José Antonio Aponte. El propósito era formar una Junta de Gobierno defensora de los derechos de Fernando VII, semejante a las del resto de Hispanoamérica. Abortado el movimiento juntista en octubre de ese año, Infante escapó a Estados Unidos y luego a Venezuela.

En Caracas revalidó su título de abogado y apoyó a la I República. Aquí elaboró el Proyecto de Constitución para la Isla de Cuba, publicado en la capital venezolana a principios de 1812. De marcado acento americanista, la primera propuesta de carta magna para su tierra natal, preservaba la esclavitud y la religión católica e incluía la abolición de diezmos, estancos, alcabalas, capellanías y mayorazgos, así como el reparto de tierras incultas. Entre mayo y junio de ese año, Infante fue Auditor de Guerra y Marina en Puerto Cabello, por recomendación del propio Francisco de Miranda, y estuvo a las órdenes del entonces coronel Simón Bolívar. Por su implacable persecución a los realistas, a los que encarcelaba en la mayor fortaleza venezolana, fue llamado “Segundo Robespierre”. Perdida la plaza por una traición, tuvo que huir en un bote junto a Bolívar, aunque tras la caída de la I República en julio de 1812 fue hecho prisionero y deportado a La Habana. Arribó a Cuba en agosto de 1813, donde fue juzgado como enemigo de la Corona y partidario, según las acusaciones en su contra, de ideas “sediciosas a las que llamaba Derechos del Hombre”.

Pese a estar encarcelado, pudo sacar en la prensa habanera sus experiencias en Venezuela. No se sabe cuándo escapó a Cartagena, donde entre 1814 y 1815 ejerció su profesión y restableció sus contactos con Bolívar. Después de la reconquista de Morillo, se refugió con patriotas neogranadinos y venezolanos en varias islas del Caribe. En 1816 se encontraba en Estados Unidos, enrolándose como Auditor de Guerra en la expedición del liberal español Francisco Javier Mina. En abril de 1817, tras breve escala en Haití, desembarcó en México, como muestra la película de Antonio Eceiza Mina, viento de libertad (1977), donde Infante es representado por el desaparecido actor cubano Sergio Corrieri. Capturado en junio por los realistas en el fuerte de Soto La Marina, donde editaba el Boletín de la División Auxiliar de la República y compuso su Canción Patriótica, sufrió prisión, con sus compañeros José Sarda, Francisco Millares y Rafael Castillo, en San Juan de Ulúa, La Habana, Cádiz y, por último, en Ceuta.

A partir de entonces la información sobre su extraordinaria actividad revolucionaria se hace más confusa. Liberado por la revolución de Riego (1820), publicó en Cádiz Solución a la cuestión de derecho sobre la emancipación de América, alegato a favor del reconocimiento de España a la independencia, reeditado en 1821 en Caracas. Durante el trienio liberal (1820- 1823) intentó volver a Cuba, pero las autoridades españolas se lo impidieron, hasta que en 1825 lo hizo en forma clandestina. Algunos historiadores lo sitúan ese mismo año en Nueva Orleans y en diciembre de 1825 en Cartagena, desde donde envió una carta a Bolívar, que el Libertador contestó en marzo de 1826. De la etapa final de la asombrosa vida de Joaquín Infante no se sabe casi nada, ni siquiera la fecha y el lugar donde murió este singular patriota de Nuestra América, que fuera considerado por las autoridades coloniales “el mayor revolucionario que puede pisar el territorio cubano”.

Continuar Leyendo

RECOMENDAMOS