Conecta con nosotros

Arte y ciencia

La historia interminable de Michael Ende

Aracelly Guerrero Maldonado

Publicado

en

Mi generación vio con emoción infantil-éramos apenas niños-la película La historia interminable, que jamás dejará de ser bella. Pero el libro, que leí siendo adulta por primera vez hace unos 10 años, y que he vuelto a leer con más detenimiento, es infinitamente más bello. Y ahora que mi deslumbramiento inicial pasó, puedo mirarlo con ojos de adulto, con ojos de crítica. Para mí las segundas lecturas siempre me llevan a la reflexión y a la búsqueda de nuevos matices, esas agradables sorpresas que solemos pasarnos por alto la primera vez que leemos, sea porque nos enfocamos en la historia que nos atrapa o por qué nos pasa inadvertido. Así todos los libros (los buenos) siempre se convertirán en historias interminables.

Si es que ustedes son de mi generación, seguramente habrán llorado como yo, en las escenas más dramáticas y recordarán con mucho afecto a Bastián y a Atreyu, e indiscutiblemente para ustedes estarán las imágenes mentales de la versión cinematográfica, que no es mala per se, pero increíblemente resulta mal adaptada y bastante corta.

El libro es muy largo, recuerdo que una amiga solía decirme que se le había vuelto de verdad interminable, aunque lo disfrutaba mucho, así que adaptar un libro tan largo en hora y media necesariamente implica algunos cortes. El libro, a diferencia de la película, no cuenta una sóla historia, si no muchas: el personaje de Bastián que por cierto, no es guapo, ni delgado, sino más bien gordo, torpe y hasta poco inteligente, por lo cual sufre acoso escolar, sí que tiene un talento, y  se expresa en su gran imaginación. Bastián sabe cómo ninguna otra persona crear historias, y a lo largo de todo el libro nos contaran estas historias, algo que tendrá un gran peso a lo largo de la obra, hasta convertirse en la parte central del mismo.

Podríamos decir que de todos los eventos que suceden en el libro, la película cuando mucho nos cuenta un 20%, y para mí, el mensaje principal no es el mismo, o bueno, no existe un único mensaje. Sin convertirse en una fábula, la historia interminable habla de los grandes temas de la historia de la humanidad, de los grandes temas que cualquier persona podría llegar a cuestionarse en algún momento de su vida: ¿Quién soy? ¿Qué es lo importante en la vida? ¿En qué consiste la felicidad? ¿Me amo a mí mismo? Y en un modo tal, que cualquier persona lo pueda entender. Tal vez por los elementos de fantasía que apela o por el lenguaje accesible de Michael Ende, no se necesita mucho para adentrarnos en Fantasía y dejarse llevar, al fin de cuentas mientras los seres humanos tengamos imaginación la Fantasía será eterna.

Hace ya 41 años de la publicación del libro y Michael Ende ya nos hablaba del acoso escolar, de la soledad, del duelo, de la enfermedad del alma que supone “la nada” y que no es otra cosa que la ausencia de creatividad en nuestras vidas, del vacío que alimentamos en la indiferencia y la apatía, la importancia de lo fantástico, sean libros, películas o cualquier forma de arte, la importancia de la amistad y del amor, el amor a lo que hacemos, a nuestros seres queridos y a todo lo que nos rodea, y que a veces hay que perderse a uno mismo para poder encontrarse.

Este libro de apariencia infantil, está hecho para todo público, para mí es uno de los imprescindibles y nunca dejaría de recomendarlo, apto para todo los lectores, y como siempre, espero que lo lean y juzguen por ustedes mismos.

“En aquel último segundo, en que ya no tenía ninguno de los dones fantásticos pero no había recuperado aún el recuerdo de su mundo y de sí mismo, Bastián pasó por una situación de inseguridad total, en la que no sabía ya a qué mundo pertenecía ni sí él mismo existía de verdad.  Pero luego saltó sencillamente al agua cristalina, se sumergió en ella, resopló, salpicó y dejó que una lluvia de gotas centelleantes le corriera por la boca.  Bebió y bebió hasta calmar su sed.  Y la alegría lo llenó de la cabeza a los pies, alegría de vivir y alegría de ser él mismo.  Porque ahora sabía otra vez quién era y de dónde era.  Había nacido de nuevo.  Y lo mejor era que quería ser precisamente quien era.  Si hubiera tenido que elegir una posibilidad entre todas, no hubiera elegido ninguna otra.  Porque ahora sabía: en el mundo hay miles y miles de formas de alegría, pero en el fondo todos son una sola: la alegría de poder amar.  Eran aspectos de una misma cosa.  Tampoco más tarde cuando hacía ya mucho tiempo que Bastián había vuelto a su mundo, cuando se hizo adulto y finalmente viejo, lo abandonó nunca del todo esa alegría.  Hasta en los tiempos más difíciles de su vida le quedó una alegría que lo hacía sonreír y que consolaba a otros seres humanos”.

Arte y ciencia

Festejan 50 años de la Facultad de Ciencias Antropológicas

Avatar

Publicado

en

Actividades abiertas al público en la plataforma Teams  

Mérida, Yucatán, a 22 de octubre de 2020.- Los festejos por el 50 aniversario de la fundación de la Facultad de Ciencias Antropológicas de las Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), iniciaron con una serie de actividades que serán accesibles para todo público a través de aulas virtuales en la plataforma Microsoft Teams.  

Durante el acto protocolario, el rector José de Jesús Williams subrayó que la pandemia de Covid-19 aceleró cambios en las ciencias sociales, toda vez que la conducta humana se ha tenido que adaptar a estas circunstancias y se han modificado las formas de comunicación e interacción entre personas.  

Todo lo anterior, dijo Williams, ha permitido detectar áreas de oportunidad que ayuden a que se actualicen las metodologías, para mantenerlas pertinentes y atender los problemas sociales.  

La directora de la Facultad, Roció Cortés Campos, recordó que desde que su fundación en 1970 se adoptó como emblema a la tortuga, por sus implicaciones y significado en la cosmovisión maya.  

Asimismo, recordó que el director fundador fue el antropólogo Alfredo Barrera Vázquez, y la primera sede de la Facultad estuvo en el Palacio Cantón.   

A 50 años de su creación, este plantel está ubicado en el Campus de Ciencias Sociales, Económico-Administrativas y Humanidades, cuenta con más de mil estudiantes, seis programas de licenciatura, un doctorado en Ciencias Antropológicas y un doctorado Institucional en Ciencias Sociales. 

El Consejero Maestro de la Facultad, Gabriel Ortiz Alatriste, dijo que los festejos de la Facultad son una oportunidad para demostrar el trabajo de la comunidad universitaria, mismo que le ha conseguido reconocimientos en diferentes ámbitos y la ha colocado como destino preferido para estudiantes de movilidad nacional e internacional.     

Las celebraciones por medio siglo de la Facultad se llevarán a cabo del 21 al 25 de octubre, y el calendario de actividades se puede consultar en la página de Facebook @antropologicasuady.    

Los eventos serán trasmitidos por la plataforma Microsoft Teams, en tres aulas virtules que llevan por nombre: Salvador Rodríguez Losa https://bit.ly/3nwxVAi, Alfredo Barrera Vásquez https://bit.ly/3nDRHKk, y Carlos Bojórquez Urzaiz https://bit.ly/34Fei0c.     

Continuar Leyendo

Arte y ciencia

Aprobado el remdesivir en Estados Unidos para tratar Covid-19

Avatar

Publicado

en

Imagen: www.sport.es

Había sido autorizado para su uso en casos de emergencia, pero ahora se ha convertido en el primer fármaco en obtener la aprobación completa en Estados Unidos para tratar el Covid-19.

La efectividad que demostraron los estudios recientes, indujeron a la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) a aprobar el antiviral remdesivir para ser usado como tratamiento contra el Covid-19 en Estados Unidos.   

El medicamento, fabricado por la compañía Gilead Science Inc., es el primer y único fármaco totalmente aprobado por la FDA para tratar a pacientes con coronavirus.

“Desde el comienzo de la pandemia de COVID-19, Gilead ha trabajado sin descanso para ayudar a encontrar soluciones a esta crisis de salud global”, señaló en un comunicado Daniel O’Day, director ejecutivo de Gilead.

Fue autorizado en dos formas: cinco miligramos (mg) por mililitros vía gotas y 100 mil miligramos por frasco.

¿Qué es el remdesivir?

Es un antiviral concebido originalmente para tratar el virus de ébola en 2013. Aunque no surtió efecto para esa enfermedad, ha mostrado ser prometedor en el tratamiento de pacientes contagiados por el coronavirus en China, según médicos, y también se ha utilizado para ayudar a curar a algunos pacientes en Estados Unidos y en Francia.    

Gilead Sciences ha lanzado la última fase de los ensayos clínicos en Asia y en Estados Unidos conocida como la fase 3, en la que los resultados han sido positivos, pues pacientes con Covid-19 tratados con este fármaco se recuperaron 31% más rápido que otros que recibieron un placebo. 

El presidente Donald Trump fue tratado precisamente con remdesivir cuando fue hospitalizado tras contraer Covid-19 a principios de este mes. Y también recibió un cóctel de anticuerpos monoclonales experimentales y el esteroide dexametasona.

Continuar Leyendo

Arte y ciencia

Las playas, el Covid-19 y las prohibiciones ¿incongruencias?

Delfín Quezada Domínguez

Publicado

en

Hoy por hoy vemos a diario como los visitantes a las playas yucatecas acuden con incertidumbre por la situación que prevalece en ellas: vigilancia policiaca, poca información por la prohibición al adentrarse al mar, limitado servicio en los restaurantes, etc. No culpamos a las autoridades locales por prohibir algo que no tiene justificación de ser, es decir, no existe hasta este momento un argumento científico que indique que estar en la playa o ingresar al mar sea un riesgo de contagio de Covid-19. O si existe el argumento, valdría la pena que se haga público para no arriesgar a las personas que ingresan a la playa y al mar en los descuidos de la inspección policiaca. Progreso es el ejemplo claro de esta situación –complicada- y recurrente en la zona costera de Yucatán, y creo de otros estados ribereños de México.

Al respecto me propongo reflexionar por la contradicción que existe en nuestro estado de Yucatán en dos aspectos. Primero, se ha liberado la apertura de cines, centros religiosos, plazas comerciales, restaurantes y otros espacios donde concurren familias enteras, la mayoría de ellas obedeciendo las medidas sanitarias y de respeto social, recomendadas por las autoridades correspondientes. Segundo, hay en este momento una circulación de personas en autobuses urbanos y foráneos, donde el riesgo es mil por ciento mayor que estar en un espacio abierto y al aire libre como es la costa y el mar. ¿Se comprende la total incongruencia de la prohibición de estar en la playa y “bañarse” en el mar?

Pero mi punto de vista no corresponde al de aquellos críticos que solamente ven la parte mala de la situación, o de los que critican sin fundamento las acciones de las autoridades locales. Quisiera aportar algunas recomendaciones de cómo ir a una playa en tiempos de coronavirus, pues durante estos meses de 2020 hay que tomar toda una serie de precauciones a la hora de ir a la costa para evitar los contagios por COVID-19. Aquí te describimos cómo ir a una playa en tiempos de coronavirus.

Tras una primavera y comienzo de verano bajo las circunstancias excepcionales del estado de alarma y el confinamiento, llegó a nuestras vidas la “nueva normalidad“. Una de las actividades que tratamos de recuperar es la de ir a la playa, en tanto que nadie quiere perderse las playas más bonitas de nuestra Estado. En las playas se debe de establecer una guía de uso de playas de todas las comunidades costeras de Yucatán, pues hasta ahora no existen datos de la persistencia del SARS-CoV-2 en agua de mar, y que en el futuro se debería hacer un estudio con el tiempo de planificación suficiente. Sin embargo, si queremos realizar esta actividad, tenemos que tener en cuenta que ya no se puede hacer igual que antes y por eso, aquí te sugerimos cómo ir a una playa en tiempos de coronavirus.

1. Llevar mascarilla

Las prohibiciones LEGAL Y CONSTITUCIONALMENTE NO han llegado a las playas, pero llevar mascarilla es la primera medida que necesitamos tener en cuenta a la hora de ir a una playa. Tenemos que recordar que la principal vía de transmisión del virus es a través de secreciones respiratorias que se generan con la tos y los estornudos y el contacto de persona a persona, por lo que deben mantenerse las recomendaciones generales relativas a cualquier otro lugar. Esto quiere decir que a la hora de ir a la playa tenemos que mantener la distancia de seguridad y llevar la mascarilla puesta. Si bien es cierto que anteriormente el uso de la mascarilla no era obligatorio, recientemente se ha implantado como necesaria en todos los espacios públicos.

En cualquier caso, no olvidemos cómo debemos llevar la mascarilla (que cubra boca y nariz) y que ésta tiene una vida efímera. No sirve de nada acudir a la playa con una mascarilla que llevamos utilizando quince días. Lo responsable sería llevar una nueva y de poder ser, una quirúrgica desechable. Recordamos que la OMS ha establecido que las mascarillas de algodón pueden ser una fuente potencial de infección, ya que no son resistentes a los fluidos y pueden retener la humedad y contaminarse. 

2. Lavarse o desinfectarse las manos

En segundo lugar, sería necesario lavarse o desinfectarse las manos en la medida de lo posible. Las autoridades deben tener en cuenta la complejidad existente con respecto al lavado de manos estando en la playa, puesto que el lugar no suele disponer de zonas habilitadas para esto. Sin embargo, si tenemos a nuestro alcance una ducha o una fuente, sería necesario lavarse las manos frecuentemente. De la misma forma, debemos llevar con nosotros un gel hidro-alcohólico y usarlo también varias veces a lo largo de la jornada en la playa. 

3. Mantener la distancia de seguridad

La Secretaría de Salud en Yucatán recuerda que además de la mascarilla, la recomendación general es la de mantener la distancia de seguridad. Los trabajos científicos establecen que la infección por SARS-CoV-2 por contacto con el agua de condiciones estándar para el baño, es muy poco probable, aunque advierte que estas actividades generalmente implican una pérdida de las medidas recomendadas de distanciamiento social. En consecuencia, habría que tener aún más precaución con la distancia social y tratar de dispersarse a lo largo de la playa con una distancia de más de dos metros entre grupo y grupo.

Las playas de España son en este momento ejemplo mundial de cómo comportarse social y responsablemente ante al problema del Covid-19, pues se puede ver que en las playas existe una línea de sombrillas y toallas separadas con la distancia de seguridad necesaria. Además, la gente que pasea por la playa lo hace junto al mar respetando las normas de prevención. Todo un ejemplo de cómo hay que mantener la distancia social. En consecuencia, se anima a la ciudadanía a participar del turismo nacional, pero siempre de una forma responsable.

Por otro lado, también se aconseja y se viene impulsando en los últimos años la prohibición de fumar en las playas como medida para prevenir el contagio del coronavirus, ya que se ha explicado que la limitación del tabaco en la costa tiene un doble objetivo, centrado, por un lado, en la mejora de los hábitos saludables y en evitar que los fumadores pasivos estén sometidos al humo. Por otro lado, en mejorar la calidad de la arena y del agua. Por ejemplo, cada colilla perdida en la playa puede contaminar hasta 50 litros de agua y que hasta el 14% de los residuos localizados en los arenales proceden de las colillas de cigarro. Un resto del tabaco puede tardar hasta 10 años en degradarse completamente. En adición, el humo de tabaco es perjudicial y contiene más de 7.000 sustancias tóxicas. Digamos  no es el humo en sí mismo el que supone un peligro para la transmisión del virus, sino la exhalación forzada que expulsa gotitas y aerosoles capaces de transmitir el virus. Se puede comparar la exhalación con la que se produce cuando se canta o se grita, todas ellas conductas que aumentan las gotitas respiratorias desprendidas, que pueden contener el virus si la persona está infectada, aunque no muestre síntomas, así como la distancia que alcanzan.

Por este motivo, en algunas playas de España se ha justificado la ampliación a cuatro metros de la distancia de seguridad en el caso de fumar en la proximidad de niños, mayores de 65 años, personas con discapacidad y cualquier población vulnerable al virus.  Finalmente, podemos recalcar que los lugares que visitamos para nadar, jugar y relajarnos en el agua (incluyen playas, áreas con acceso a océanos, lagos y otros espacios acuáticos) y piscinas, parques de agua y bañeras de hidromasaje, no existe evidencia de que el SARS-CoV-2, que es el virus que causa el COVID-19, pueda propagarse entre las personas a través del agua en estos lugares.

Continuar Leyendo

RECOMENDAMOS